‘Gran Hermano’ es como cualquier buena serie, por eso engancha y lo necesitamos

Decía Mercedes Milá en una entrevista por los 20 años de Gran Hermano, que se cumplen hoy, que le preguntan mucho si Gran Hermano tiene guión. No, no lo tiene, los concursantes se comportan libremente (tiene guionistas que preparan pruebas, estructuran tramas y las escaletas, por ejemplo). Pero el hecho de que alguien pueda pensar que hay un guión es todo un piropo. Es TAN BUENO que la gente no se cree que pueda ser real. 

Gran Hermano es como cualquier buena serie: hay personajes con los que empatizar, hay buenos y malos, hay dramas, hay amor, sexo, tensión, enfrentamiento, tramas, traiciones… como en cualquier buena serie.

Y por eso es necesario que ese formato vuelta, que haya otro GH y, a poder ser, de anónimos. Como aquel GH 1, donde nadie sabía a qué iba ni lo que iba a pasar. Gente que quiera ser famosa y gente que no. Inocentes, pillos, bienintencionados y malévolos.

¿Cuántos hater han salido ya? ¡No tenéis cultura! ¡Los que ven eso son gilipollas! ¡Soy mejor que tú porque no veo Gran Hermano aunque no sé hacer la “o” con un canuto! Y así. Bah, prejuicios estúpidos. Como todos los prejuicios.

Si te gusta la tele, te gusta Gran Hermano, porque es uno de los mejores formatos que ha parido ese medio. De hecho, para bien (creo yo) o para mal, cambió la televisión y ha cambiado al ritmo que cambiaba la sociedad.

Nooooo, no es nuestra vida, es nuestro entretenimiento, aunque lo vivamos.

Ya corren rumores de que se prepara un nuevo Gran Hermano para otoño, con otro nombre quizá. No sería Gran Hermano, sería un reality de encierro. Bienvenido en cualquier caso.

Por no aburrir más… Felicidades Gran Hermano. Por otros 20 años. 

 

3 comentarios

  1. Dice ser juan

    Igualito Gus, igualito…

    23 abril 2020 | 11:09

  2. Dice ser Carlos

    No sé que es peor, si el posible comentario del hater de turno, o el tuyo propio, que das por sentado que todo comentario discordante será de un hater con prejuicios (¿qué sabes tu si la persona en cuestión que critique el programa lo ha visto o no? porque en caso de haberlo visto no se trataría de un juicio previo y por tanto, su opinión valdría tanto como la tuya). Tampoco habla bien de tí y tu artículo el hecho de que des por verdad absoluta algo que no deja de ser una opinión tuya (“Si te gusta la tele, te gusta Gran Hermano, porque es uno de los mejores formatos”). No creo que nadie espere rigor periodístico de este blog, pero dejas muy claro que tu punto de vista prima sobre el resto y que de auto-crítica, nada.

    Aunque se me tache de algo que no soy, creo que Gran Hermano (y por consiguiente, sus primos GH VIP y Supervivientes -aunque este en menor medida-, los he visto todos, así que ahorrate el comentario del prejuicio) es basura televisiva porque demuestra la falta total de escrúpulos de una cadena por generar contenido. No critico a los concursantes, que sean espontáneos o no -al final es gente que disfruta el formato y está intentando ganarse la vida en el medio-, critico al formato y lo que este tiene por detŕas. Independientemente de que haya o no haya un guion (OJO, VA SIN TILDE), lo que es verdaderamente vergonzoso es cómo la regiduría manipula el libre albedrío de sus concursantes, demostrando la bajeza moral a la que puede llegar la televisión: apela a sus emociones para hacer que generen contenido (aunque esto les rompa por dentro), potencia los conflictos y los aprovecha en su propio beneficio solo por generar audiencia y todo ello rodeado de un halo de oscurantismo flagrante. No olvidemos el caso de Carlota, que empezamos a tragar con ruedas de molino y damos por comprensibles cosas que deberían hacer que nos echáramos las manos a la cabeza. Puede que para tí u otra gente, todo sea parte de un chiste, pero no deja de haber personas detrás de las que una cadena y una productora se estan aprovechando abiertamente.

    Sinceramente, después del escándalo de Carlota espero que no vuelva a haber este formato nunca más.

    23 abril 2020 | 13:16

  3. Dice ser Carlos

    Sinceramente, espero que la gente aprenda a darle la espalda a esta clase de programas que generan indolencia en el espectador, que son tóxicos, que no construyen. Porque puede que tu creas que es como cualquier serie de televisión, pero la diferencia fundamental (que no se nos puede olvidar) es que aquí no hay actores interpretando, aquí hay personas que son reales y a las que, directa o veladamente, SE MANIPULA en pos de la audiencia (y cualquiera que haya visto el formato con un poquito de ojo crítico lo sabe).

    23 abril 2020 | 13:27

Los comentarios están cerrados.