BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘acostarse’

¿Por qué hay personas que se despiertan justo antes de que suene el despertador?

¿Por qué hay personas que se despiertan justo antes de que suene el despertador?

A la mayoría de personas nos cuesta muchísimo despertar por la mañana y lo hacemos gracias a que el despertador nos avisa de que ha llegado la hora de ponerse en pie y comenzar la jornada, pero sin embargo hay quien tiene la facultad de despertarse y abrir los ojos justo un instante antes de la hora programada y sin que haga falta que suene el despertador.

Esto es debido a lo que se conoce como ‘ritmo circadiano’ o ‘reloj biológico/interno’, por el cual nuestro organismo (y el de los seres vivos en general) se sincroniza con nuestras necesidades y rutinas.

El cuerpo nos avisa cuándo es la hora de comer proporcionándonos la sensación de tener hambre (solemos escuchar el rugido de nuestro estómago y si nos pasamos de la hora incluso nos ponemos de mal humor), también nos indica que ha llegado el momento de acostarnos haciéndonos entrar sueño (y bostezos) ocurriéndonos lo mismo con el momento de levantarnos para empezar nuestra jornada: nos despertamos (en algunas ocasiones) antes de que suene el despertador.

Evidentemente esto último no le ocurre a todas las personas, siendo más frecuente que les pase a aquellas que llevan un modo de vida meticuloso y rutinario: se despiertan, comen y se acuestan siempre a la misma hora, ya sea día laborable, festivo o estén de vacaciones.

Pero también podemos encontrarnos con que, de forma excepcional, hay ocasiones puntuales en las que debemos levantarnos a una hora inhabitual a la nuestra (hemos de salir de viaje, acudir a una entrevista de trabajo, hacer un examen…) y sin que suene el despertador nos despertamos justo un instante antes de la hora que hemos programado el despertador. Ahí no solo ha intervenido nuestro reloj biológico, sino una serie de hormonas que son las encargadas de que nuestro cerebro esté ‘alerta’, ya que, sin ser conscientes, hemos dado instrucciones a éste de nuestra necesidad de levantarnos ese día a una hora que no es la habitual.

Cabe destacar que gracias al ritmo circadiano somos conscientes de en qué momento del día nos encontramos y el motivo por el que personas que pasan una temporada aisladas (y sin reloj) pueden saber cuándo les toca ir a dormir, comer o levantarse (evidentemente según pasa el tiempo de aislamiento se les va desajustando el reloj interno).

 

 

Te puede interesar leer:

 

 

Fuentes de consulta: sciencedaily / xatakaciencia / huffingtonpost / nature
Fuente de la imagen: barkbud (Flickr)

Clinofobia, el miedo irracional y patológico a meterse en la cama

Clinofobia, el miedo irracional y patológico a meterse en la cama

El cerebro humano es complejo y éste es el que determina qué cosas sentimos y por qué las sentimos (enamorarnos, tener miedo, reprimirnos, dejar soltar nuestra euforia, cólera o tristeza…, por poner unos poquísimos ejemplos)

También es el que se encarga de determinar si padecemos una fobia y qué es a lo que le tenemos esa aversión irracional e injustificada (en una gran mayoría de ocasiones) que se convierte en algo compulsivo.

De los centenares de fobias que existen, una de las más curiosas es la ‘clinofobia’, que es el miedo irracional y patológico que sienten algunas personas en el momento de tener que meterse en la cama.

Los clinofóbicos, a la hora de ir a dormir, comienzan a sentir una extraña ansiedad que les impide meterse en la cama, conciliar el sueño y descansar debidamente. Muchos son los motivos que pueden ocasionar esta fobia que no solo es miedo al acto de ir a la cama física, sino todo lo que representar que llegue la hora de acostarse.

Esa ansiedad, un gran número de veces injustificada, es debido en la mayoría de ocasiones al miedo que sientena que les ocurra algo mientras están durmiendo (morir, ser atacados, que entre alguien a robar, que haya algún tipo de monstruo o espíritu bajo la cama, orinarse encima…). A pesar de que nunca han vivido uno de estos episodios, los clinofóbicos sienten ese miedo irracional que les impide ir a dormir cuando llega la hora de acostarse. Muchas de estas personas acaban quedándose dormidas en el sofá, sin darse cuenta y rendidas por el sueño y el cansancio.

Seguramente muchos de los lectores rápidamente habréis identificado esta fobia con lo que sentían los protagonistas de la saga de películas ‘Pesadilla en Elm Street’.

 

Lee en este blog más posts sobre otras curiosas fobias

 

Fuente de la imagen: youthkiawaaz

¿Por qué se utiliza el término ‘acostarse’ cuando decimos que nos vamos a dormir?

¿Por qué se utiliza el término ‘acostarse’ cuando decimos que nos vamos a dormir?Cuando alguien se va a la cama a dormir suele decirse que va a acostarse. En el Diccionario de la RAE podemos encontrar que se define el término ‘acostar’ de la siguiente manera: ‘Echar o tender a alguien para que duerma o descanse, y con especialidad en la cama’.

Para descubrir el origen de la palabra acostar/acostarse debemos ir al latín, debido a que proviene de la palabra ‘costa’ cuyo significado es ‘costilla’ o ‘costado’, por tanto el acostarse es reposar sobre las costillas o, dicho de otro modo, sobre un lado de nuestro cuerpo (costado), que es la posición más habitual para descansar o dormir.

Con el paso del tiempo el uso de esta palabra se ha ido ampliando para otros usos, utilizándose también en el ámbito sexual: ‘acostarse con alguien’ cuyo objetivo (normalmente) nada suele tener que ver con el hecho de descansar o dormir.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas expresiones

 

Fuente de la imagen: hagiographic