BLOGS Deportes
Tridente | Al contragolpe | Fútbol Tridente | Al contragolpe | Fútbol

"El fútbol no es una cosa de vida o muerte, es mucho más que eso". Bill Shankly

Torres, el mito contra el dato: un gol en 1.017 minutos de Champions con el Atleti

Fernando Torres, esta noche ante el Rostov (EFE).

Fernando Torres, esta noche ante el Rostov (EFE).

No conozco a ningún atlético que, en las Navidades de 2014, no se alegrara del regreso de Fernando Torres al Atleti. Desde que se fue en 2007, la afición colchonera ha pensado en él en todo momento. Conozco a muchos, muchísimos rojiblancos que simpatizan con el Liverpool por el fichaje del fuenlabreño. Cuando fichó por el Chelsea, el colchonero seguía mirando con atención si su Niño marcaba o no, aunque con menos simpatía.

El Niño, por su parte, no dejó de pensar en su Atleti. Cuando en 2008 España celebraba la Eurocopa, Torres metió ahí a su Atleti con una bandera. Era una historia de amor destinada a acabar bien, es decir, en reencuentro.

El Cholo Simeone, uno de los artífices del regreso de Torres, tiene una fe inquebrantable en el Niño. La afición lo adora. Es uno de los más aplaudidos. Es un ídolo. Es un mito.

Pero los datos son tozudos: en Champions, desde su regreso, Fernando Torres ha jugado más de 1.000 minutos. En concreto, 1.017. Sólo ha marcado un gol, la temporada pasada en cuartos, en el Camp Nou. Este bagaje sería una losa, a buen seguro, para cualquier otro jugador no salido de la cantera del Atleti. Aún así, la afición se lo perdona todo.

Por suerte para Fernando Torres, el Atleti no va de datos o estadísticas. Se mueve por sentimientos, sensaciones, afectos. Recordaba ayer el Cholo que Torres es el único jugador de la plantilla que sabe lo que es ganar la Champions: “Nos puede llevar a saber de qué se trata”. Eso, al argentino, le vale. Y si le vale a Simeone, nos vale a todos.

Por Edu Casado @EduCasado, que tiene fe.

1 comentario

  1. Dice ser Pichu

    Ah, los fríos datos numéricos. Luego claro, llegan entrenadores que saben de qué va el asunto como Simeone y normal que tengan fe en el Niño.

    Es curioso porque con Torres en la selección era igual, que si no metía goles que si paquetorres, que si blablabla. Su trabajo arrastrando defensas y abriendo espacios, cayendo a banda o el chorro de goles que metió al final de la temporada pasada siendo suplente son ejemplos de que la gente no tiene ni puñetera idea de fútbol y que lo que le interesa es si Messi o CR. Y ya

    02 noviembre 2016 | 11:44

Los comentarios están cerrados.