BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘susto’

El curioso, mitológico y sexual origen del término ‘pánico’

El curioso, mitológico y sexual origen del término ‘pánico’

Conocemos como ‘pánico’ al estado de miedo intenso y el cual, en ocasiones, se convierte en colectivo o contagioso.

Para encontrar su origen etimológico debemos acudir a la Mitología Griega en la que nos encontramos con Pan, Dios de la fertilidad y sexualidad masculina, quien estaba dotado de un insaciable apetito sexual y vigorosidad.

Según relatan las fábulas mitológicas, una de las mayores aficiones del Dios Pan era perseguir a las Ninfas de los bosques con el fin de poseerlas sexualmente. También disfrutaba asustando a todo aquel con el que se cruzaba y había perturbado el sueño de su siesta.

De ahí que surgiera el término ‘pánico’ para referirse al momento de terror intenso. Al castellano llegó a través del latín ‘panicus’ y a éste desde el griego ‘panikós’ (Πανικός) compuesto por ‘Pan’ (nombre del mencionado Dios) y el sufijo ‘iκός’ (relativo a).

Cabe destacar que, a partir de la Edad Media, la imagen de Pan se utilizó en los aquelarres y rituales de brujería, representándolo como un macho cabrío y asociándolo a menudo con el propio diablo.

 

Otros posts que te puede interesar leer:

 

 

Fuente de la imagen: pixabay

Destripando mitos: ¿Es peligroso despertar a un sonámbulo?

¿Es peligroso despertar a un sonámbulo?Este es uno más de los muchísimos mitos que han sido alimentados a través de la literatura y la cinematografía y en el que frecuentemente han retratado, erróneamente, escenas en las que un sonámbulo sufría un patatús tras ser despertado.

La practica mayoría de expertos relacionados con los trastornos del sueño señalan que una persona sonámbula, que es despertada durante uno de su paseos nocturnos, no debería sufrir ningún tipo de ataque cardiaco ni tampoco debería entrar en ningún estado de shock, siempre y cuando la forma de haber sido despertada se ha hecho de una manera brusca.

Evidentemente el sonámbulo se encuentra en ese momento dormido y al ser despertado puede llevarse un susto, pero del mismo modo que se lo llevaría cualquiera de nosotros si de repente alguien empieza a zarandearnos, cuando estamos dormidos plácidamente, con la intención de que nos despertemos.

Es más aconsejable que una persona que padece de sonambulismo se lleve un pequeño susto a no que pueda sufrir un daño mayor si tropieza, se cae o tocar algo que no debiera durante un paseo nocturno mientras dormita.

Muchos son los casos de personas que incluso han salido de sus casas sin ser conscientes y han llegado a caminar varias calles, con el peligro que ello conlleva, al tratarse de un momento en el que no hay una lucidez sobre lo que se está haciendo, algo que hace que sea mucho más peligroso no despertarlo que sí hacerlo.

El periodo en el que se puede padecer sonambulismo con más posibilidad es siendo pequeños y se calcula que alrededor del 20% de los niños se han levantado alguna vez durante la noche, mientras que en la edad adulta ese porcentaje suele ser de un escaso 0,4%.

Por cierto… la imagen que ilustra este post no se trata de ningún hombre sonámbulo, sino de una escultura realizada por el artista Tony Matelli y que colocó en el Campus del Wellesley College (Massachusetts).

 

Lee y descubre más historias como esta en el apartado ‘Destripando Mitos’

 

 

Fuentes de consulta: xatakaciencia / mentalfloss / maikelnai / theregister
Fuente de la imagen: Lorianne DiSabato (Flickr)