Entradas etiquetadas como ‘masa’

¿Cuál es el origen del término ‘masaje’?

A través del perfil de este blog en Instagram (@yaestaellistoquetodolosabe2) Nieves Parral me consulta de dónde proviene el término ‘masaje’ y si éste, en su origen, tenía algo que ver con la acción de ‘amasar’.

¿Cuál es el origen del término ‘masaje’?

La respuesta a la segunda cuestión es afirmativa, debido a que, el vocablo que utilizamos para referirnos a la friega o frotación que se realiza, normalmente, con las manos sobre alguna parte del cuerpo, con intención de aliviar y/o relajar, proviene de la similitud de esos gestos con la acción de amasamiento (por ejemplo para hacer pan).

Al castellano llegó desde el francés ‘massage’, de idéntico significado, y éste provenía también del galo ‘masser’, que era el verbo utilizado para referirse a la acción de mezclar con las manos y dar forma a una masa (ya fuese para hornear un pan, hacer algún tipo de barro para moldear…). El término francés para referirse a esos tipos de masa era ‘masse’, provenía del vocablo latino ‘massa’ y al latín llegó desde el griego ‘mâza’ (μᾶζα) que hacía referencia al resultado de mezclar harina y agua para cocinar algún tipo de pastel.

¿Cuál es el origen del término ‘masaje’? (amasar)Como es bien sabido, para la consecución de una buena masa y para que ésta quede homogénea, es imprescindible dedicar un buen rato a manosear y mezclar bien los ingredientes. Los movimientos que se hacen con las manos, por ejemplo sobre la espalda, para dar un masaje recordaban a la acción de amasar y de ahí que recibiera ese mismo nombre.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de las imágenes: pixabay (1) / pixabay (2)

El curioso origen del término ‘bizcocho’

El curioso origen del término ‘bizcocho’

Conocemos como bizcocho a una masa esponjosa y dulce empleada en repostería y que sirve de base para la elaboración de pasteles o que también se suele comer solo.

El término bizcocho proviene del latín ‘bis coctus’ que literalmente significaba ‘cocido dos veces’ y se refería a una especie de torta que se cocinaba antiguamente y que tras un tiempo de horneado era retirada de su molde y vuelta a cocinar. Esta operación permitía que dicha torta durase más tiempo y tuviera mejor conservación, aunque en realidad no tenía nada que ver con la esponjosidad de los bizcochos actuales que tan solo necesitan de una sola cocción, pero éstos siguieron conservando su primitivo nombre.

De ese original ‘bis coctus’ también se derivó a la palabra ‘biscuit’, término que se utiliza para llamar a cierto tipos de bizcochitos y galletas (sobre todo en francés e inglés).

Pero curiosamente también encontramos que se le llama biscuit (e incluso bizcocho en algunos lugares de Hispanoamérica) a un tipo de porcelana blanca, mate y muy frágil.

 

 

Quizás también te interese leer:

 

 

 

Fuentes de consulta: RAE / cvc.cervantes / etimologias.dechile / sevresciteceramique
Fuente de la imagen: Wikimedia commons