Entradas etiquetadas como ‘intelecto’

Sapiosexual, cuando la inteligencia se convierte en el mayor atractivo sexual de una persona

En el arte de la seducción muchos son los factores determinantes para hacer que alguien sucumba a los encantos de otra persona y quede atrapada por un irresistible atractivo sexual. Uno de los elementos que más atrae a la otra parte es la presencia física. En un primer contacto visual el ver a alguien de facciones agradables, buen tipo y bien arreglado abre muchas puertas.

Sapiosexual, cuando la inteligencia se convierte en el mayor atractivo sexual de una persona

Claro que esto no deja de ser un topicazo, porque, a pesar de la buena presencia, si a la hora de entablar una conversación no hay donde rascar suele acabar ese intento de seducción en algo fallido. Evidentemente sin tener en cuenta aquellos que lo que quieren en un momento dado es tener simplemente sexo con alguien que les atraiga enormemente y no les interese lo más mínimo mantener charla alguna.

Pero cada vez es mayor el número de personas que buscan más allá de una buena apariencia y lo que más valoran del interlocutor es que sea una persona culta y con una conversación interesante. Estas personas que se sienten atraídas por el intelecto son conocidas como ‘sapiosexuales’ y se caracterizan por estar abiertas a nuevos estímulos intelectuales, a personas que les hacen pensar, reflexionar y plantearse cuestiones.

Buscan conversaciones que abran sus mentes y les aporte algo nuevo, provocando que empiecen a sentirse atraídas por el intelecto de quien tienen frente a ellos para acabar sintiendo una irrefrenable atracción física, emocional y sexual.

Sapiosexuales ha habido siempre y muchos son los hombres y mujeres que con su inteligencia han logrado ser grandes seductores, a pesar de que en algunos casos el físico no les acompañaba demasiado.

Esto confirma lo que llevan muchos años defendiendo los expertos en sexología quienes aseguran que el principal órgano sexual de los seres humanos es el cerebro, el cual con una buena estimulación (intelectual) puede llegar a proporcionar grandes momentos de placer por encima de la estimulación de las zonas erógenas o genitales.

 

Lee en este blog otras curiosidades relacionadas con el sexo

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

¿Te ha gustado esta curiosidad relacionada con el sexo? Pues esta es una de las 240 que podrás encontrar en mi nuevo libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

 

Fuente de la imagen: devcentre (Flickr)

¿De dónde proviene el término ‘talento’ para referirnos a tener aptitud para una actividad?

¿De dónde proviene el término ‘talento’ para referirnos a tener aptitud para una actividad?

Muchos son los programas de televisión que se han puesto de moda en el que acuden personas con alguna aptitud a la hora de cantar, bailar, cocinar o realizar cualquier otra actividad y que son conocidos genéricamente como ‘Talents show’.

Pero el término talento no fue originalmente acuñado para referirse a la capacidad (ya sea artística como intelectual) que posee una persona, sino que en la antigüedad se conocía con ese término (talentum en latín y tálanton en griego) al plato de la balanza con la que se pesaba las mercancías y productos en los mercados.

Por aquel entonces tanto griegos como romanos calculaban el precio a pagar por una mercancía en base al peso de esta. Tanto pesaba, tanto costaba.

Esto llevó a que comenzara a utilizarse el término talento (referido a la medida de peso) también para llamar a una unidad monetaria (moneda) que además tenía gran valor. Por ejemplo en la Antigua Grecia un  talento equivalía aproximadamente a 20 kilos de plata.

Para encontrar el origen del término talento, como sinónimo de inteligencia, capacidad y aptitud de una persona para realizar una actividad (ya sea artística, intelectual, deportiva, empresarial…), debemos acudir al Nuevo Testamento donde a través de un par de parábolas contenidas en los Evangelios de Lucas y Mateo podemos encontrar el relato en el que un hombre, antes de partir de viaje, reparte unos talentos (monedas) entre sus sirvientes y a su regreso cada uno le explica qué hizo con aquel dinero y cuál fue el resultado. Dos de ellos lo invirtieron y sacaron buenos beneficios, doblando la cantidad inicial, pero un tercero prefirió guardarlo, temeroso de ser castigado por su patrón si perdía el dinero. El amo premió y elogió la actitud de los dos primeros y censuró al cobarde.

A partir de estas parábolas (y numerosas versiones que surgieron de ellas), comenzó a utilizarse el término talento para destacar el intelecto y perspicacia de las personas de cara a desempeñar un cometido, quedando estrechamente vinculado a la aptitud que se posee por encima de otras personas en alguna disciplina.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuentes de consulta: RAE / etimologias.dechile / unaparolaalgiorno / etimo.it
Fuente  de la imagen: afcent.af.mil