BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘festejo taurino’

¿De dónde proviene la expresión ‘Meterse en un embolado’?

¿De dónde proviene la expresión ‘Meterse en un embolado’?

Suele utilizarse la expresión ‘Meterse en un embolado’ para referirse a los problemas o situación incómoda que puede encontrarse alguna persona tras tomar una mala decisión.

Como otras tantísimas locuciones, esta expresión proviene del mundo de la tauromaquia y se refiere a un antiquísimo tipo de festejo que todavía sigue celebrándose y que es conocido como ‘el toro embolado’ y que consiste en poner dos bolas de alquitrán en los cuernos del toro y prenderles fuego. Esto provoca que el animal se ponga nervioso e intente embestir a todo aquel que se cruza o corre frente a él.

Es precisamente este hecho (que puede causar graves problemas y daños si es alcanzado por el toro) el que dio origen a la expresión meterse en un embolado como sinónimo de situación complicada e inconvenientes.

Sin embargo, cabe destacar que hay quien indica que la locución ‘meterse en un embolado’ proviene del acto de mentir, ya que (como bien sabréis) las mentidas también son conocidas como ‘bolas’ (contar una bola a alguien).

No quiero acabar el post sin citar un tercer posible origen (al que apenas doy fiabilidad) y que señala que proviene del hecho de tener que trasladar a un preso, quien llevaba atada una bola al pie y, según explican, los guardias que debían custodiarlo decían que les habían metido un embolado, haciendo referencia a la incomodidad del servicio que les tocaba realizar.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

 

Nota importante:
Tanto este blog,  su autor, como la web en la que se encuentra alojado (20minutos.es) mantienen por convicción propia y como línea editorial el no fomentar ni apoyar la tauromaquia. Ello no exime, al mal llamado ‘arte’, de haber proporcionado un sinfín de interesantes anécdotas y/o curiosidades a lo largo de la historia siendo dignas de su publicación en esta página, sin que esto pueda representar un cambio de actitud hacia la misma.

Cuando un torero muere durante una corrida ¿es sacrificada la madre y familia del toro?

¿Sabías que cuando un torero muere durante una corrida es sacrificada la madre y familia del toro?

Durante este pasado fin de semana en los diarios, telediarios y redes sociales se ha hablado hasta la saciedad de la noticia del trágico fallecimiento del joven torero Víctor Barrio tras recibir una fatal cornada en el pecho durante un festejo taurino en Teruel.

Aunque no se ha realizado en todas la ocasiones en las que ha habido el fallecimiento de un torero, existe una tradición taurina que estipula que, tras la muerte de un matador, el ganadero responsable del astado que ha acabado con la vida del torero debe sacrificar a la madre del animal y toda su casta o familia (reata como es llamada en el argot taurino).

Cabe destacar que los toros de lidia se obtienen tras una selección exhaustiva tanto del toro semental (padre) como de la vaca brava (madre) y el hecho de sacrificar la reata supone un grave perjuicio para el ganadero por varios motivos: la pérdida económica que supone deshacerse de la familia del astado (del que podría haber grandes ejemplares que ya no podrán ser vendidos para ser toreados en ningún festejo) y el descredito que un incidente de este tipo proporciona, y más teniendo en cuenta el grado de superstición existente alrededor del mundo de la tauromaquia.

Debe tenerse en cuenta que el fallecimiento del torero Víctor Barrio es el primero que ocurre en las últimas tres décadas (el anterior fue José Cubero, ‘Yiyo’, en 1985 y la vaca madre del toro Burlero sí que se sabe que fue sacrificada, al igual que la vaca madre del toro ‘Avispado’ que acabó con el diestro Paquirri en Pozoblanco o, por poner un tercer ejemplo, el museo sevillano que exhibe la cabeza de ‘Islera’ madre del toro ‘Islero’ que mató a Manolete en la Plaza de Linares en 1947 ). Más de una cincuentena, desde el siglo XVIII hasta la actualidad, son los toreros fallecidos a consecuencia de lesiones y cornadas producidas por un toro.

 

ACTUALIZACIÓN: Tal y como me hacen saber un par de lectores, en el caso del toro ‘Lorenzo’ que mató a Víctor Barrio, la vaca madre (llamada Lorenza) ya habría sido sacrificada por los responsables de la ganadería hace unos días, pero fue por cuestión de edad del animal. La propia Ganadería Los Maños ha publicado en su perfil de Facebook la siguiente nota:

‘En contestación a tantas preguntas que nos llegan en estos días, sobre el sacrificio de la madre y toda su familia del Toro Lorenzo, queremos aclarar que sus hermanos serán lidiados, sus hermanas seguirán dando productos en la ganadería y sus padres ya fueron sacrificados por su avanzada edad, antes de que pasará el fatal desenlace.
Muchas gracias a tod@s por el apoyo de estos días.’

Por lo que queda descartado que se vaya a sacrificar a la reata del toro Lorenzo. Esto no invalida la información facilitada en este post que se ha basado en lo publicado por otros medios (al pie podéis encontrar la relación de fuentes de consulta), aunque algunos de ellos (elpais y abc), con el paso de los días, han actualizado parte de su info y ya no aseguran con rotundidad lo que sí decían días atrás sobre la tradición taurina de sacrificar la reata o la madre de un toro que ha acabado con la vida de un torero durante el transcurso de un festejo taurino. En este caso no se lleva a cabo debido a que esta práctica se realiza a elección del ganadero.

Debido a las constantes actualizaciones y modificaciones de las fuentes consultadas (algunas incluso se han desdicho posteriormente de lo que habían publicado) este post ha sufrido sus correspondientes modificaciones y/o actualizaciones y, por consiguiente, las páginas a las que apuntan los enlaces de las fuentes de consulta puede que hayan sido modificadas e incluso desaparecido.

ACTUALIZACIÓN 2: A raíz del fallecimiento del torero Iván Fandiño en la plaza de toros de Aire-Sur-l’Adour (en el suroeste de Francia) el 17 de junio de 2017, se ha reabierto el debate y la polémica sobre si la madre del toro y su reata iban a ser sacrificadas, siendo múltiples los medios, webs y blogs que han publicado noticias con texto extraído de este post sin indicar la fuente de procedencia de tal información. También cabe destacar que la mayoría lo han hecho de una manera sesgada, omitiendo y/o tergiversando parte de la información con el fin de convertirla en una noticia sensacionalista y ganar fácilmente visitas a sus páginas. Evidentemente, me niego a mencionar el nombre ni enlazar a dichos medios para no proporcionales ni un solo clic.

 

 

Quizás te interese leer: El fake de la foto de un arrepentimiento torero que se convirtió en viral

 

 

 

Fuentes de consulta: Diccionario Taurino / cetnotorolidia / abc / elpais / curistoria / telegraph / abc (2) / elplural / PACMA / bejarfm / ganaderoslidia / Facebook Ganaderia Los Maños
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

 

Nota importante:
Tanto este blog,  su autor, como la web en la que se encuentra alojado (20minutos.es) mantienen por convicción propia y como línea editorial el no fomentar ni apoyar la tauromaquia. Ello no exime, al mal llamado ‘arte’, de haber proporcionado un sinfín de interesantes anécdotas y/o curiosidades a lo largo de la historia siendo dignas de su publicación en esta página, sin que esto pueda representar un cambio de actitud hacia la misma.

La curiosa anécdota tras el origen de la expresión ‘Picar muy alto’

La curiosa anécdota tras el origen de la expresión ‘Picar muy alto’Conocidas fueron las andanzas de Juan de Tassis Peralta, II Conde de Villamediana, célebre poeta y Correo Mayor del rey Felipe IV, quien llevaba una vida totalmente disoluta, saltando de cama en cama y sin hacerle ascos a ningún tipo de ‘partenaire’ a la hora de realizar sus encuentros sexuales.

Sus amantes (en su mayoría mujeres de alta alcurnia) se contaban por docenas y famosa era la cabezonería del señor conde por conseguir encamarse con quien a él se le encaprichaba.

Muchas son las leyendas e historias que circulan alrededor de la figura de este insigne caballero, algunas siendo de lo más descabelladas (*).

Pero hay una a la que la mayoría de expertos e historiadores le dan una fiabilidad casi al 100% y es la que explica el origen de la expresión ‘Picar muy alto’.

Resulta que Juan de Tassis se había encaprichado (algunos dicen que enamorado) de la joven reina de España, Isabel de Borbón, esposa de Felipe IV.

Por aquel entonces, el conde que doblaba en edad a la reina, se había convertido en uno de los personajes más populares de la corte, por lo que no había evento o festejo al que no fuese invitado.

Con motivo de las celebraciones del cumpleaños de Felipe IV, se organizó un festejo taurino en el que el conde rejoneó, haciendo una gran faena y por la que fue alabado por el público presente, muy especialmente por una entusiasmada reina que elogió lo bien que Juan de Tassis había picado al toro. Este comentario motivó que el rey le dijese a su esposa (y presentes) una frase que ha pasado a la historia: ‘Pica bien, pero pica muy alto’.

A partir de aquel momento la expresión ‘Picar muy alto’ se convirtió en sinónimo de tener mucha ambición o grandes pretensiones.

 

(*)Entre las descabelladas historias (o leyendas) que existen en torno al insigne Juan de Tassis está la que explica que en cierta ocasión el conde se encaprichó de una de las amantes del rey (de las muchas que éste tuvo) pero ésta era inaccesible, por lo que, con tal de tenerla entre sus brazos aunque solo fuera unos instantes, una noche que estaba en el teatro le prendió fuego al edificio y la salvó de entre las llamas portándola en volandas.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

 

Nota importante:
Tanto este blog,  su autor, como la web en la que se encuentra alojado (20minutos.es) mantienen por convicción propia y como línea editorial el no fomentar ni apoyar la tauromaquia. Ello no exime, al mal llamado ‘arte’, de haber proporcionado un sinfín de interesantes anécdotas y/o curiosidades a lo largo de la historia siendo dignas de su publicación en esta página, sin que esto pueda representar un cambio de actitud hacia la misma.