Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘victimas’

Religiosidad inhumana en la India

Por Diego Mas

Un vídeo de Nueva Delhi muestra el atropello de un trabajador, que muere desangrado tras pasar indiferentes por su lado centenares de peatones, ciclistas y automóviles. El Gobierno proyecta ahora incentivar a quienes ayuden a las víctimas.

Pero hay que ir también a la raíz del problema. Porque, según la mentalidad aún predominante en la India, no sólo se puede, sino que se debe dejar morir de hambre, enfermedad o accidente a una persona, porque no sólo se lo merece por sus pecados anteriores, sino que remediar sus males impediría que se reencarnara después en una vida mejor.

Circulación en Nueva Delhi (EFE)

Circulación en Nueva Delhi (EFE)

¿Cabe mayor perversión, mentes más depravadas, lugar más tétrico y peligroso, como prueban los centenares de millones de víctimas de esa ideología?

¿Los sin casta, muchos de los cuales se han unido estos días, exigen que se cumpla la igualdad democrática que promete su Constitución?

¿Hay país que necesite mayor presión y colaboración mundial para ayudar a quienes desde dentro se esfuercen de verdad por eliminar por fin esa milenaria monstruosidad?

El injusto trato de los medios hacia las víctimas de atentados ocurridos en Pakistán, Turquía, Irak…

Por Fani Bello Selles

Atentado en Pakistán.

Imagen de un atentado ocurrido en Pakistán en enero. (EFE)

Todos los días vemos en los informativos noticias sobre el atentado en Bruselas. Sin embargo, el resto de atentados en Irak, Yemen, Afganistán, el Congo, Malí, Gaza, etc., ocupan un corto espacio. Parece como si esas horribles noticias se mostraran solo “para cumplir”.

Recientemente en Pakistán ha habido 75 muertos, y en Turquía tampoco están mejor. También en África: Boko Haram realiza verdaderas masacres a sus anchas. Todo este horror tiene una larga historia en la que tendríamos en indagar desde el colonialismo europeo. La desestabilización de Oriente Próximo, la invasión de Irak y todas las políticas por intereses económicos que han llevado a que ciertos estamentos se empoderen y se armen, con armas que les han vendido países que se enriquecen con este mercado, o se inmolen en un terrible desprecio por su propia vida y la ajena.

Pero lo más terrible es el trato que los medios dan a las víctimas; ya hay suficiente islamofobia, suficiente racismo y suficientes grupos neonazis, como para que encima ninguneemos a las víctimas que no son del primer mundo.

Monumento del 11-M: Por favor, derriben tal monstruosidad y erijan uno que dé un toque de cariño al recuerdo de las víctimas

Por Emilio Sancho Lozano

11 de marzo de 2016. 12 años ya desde aquella tremebunda tragedia que nos sigue encogiendo a todos el corazón al recordarla, y donde nuestro pensamiento se eleva hacia aquellos que se quedaron en aquella fecha en el camino, así como enviamos nuestro cariño y ánimo a todos sus familiares y a aquellos que lograron sobrevivir a aquella masacre.

12275-563-355

Interior del monumento. (JORGE PARÍS)

Aprovechando la conmemoración de tan luctuoso hecho, sólo un pensamiento y un ruego a quien corresponda: ¿por qué, cuando se están intentando acometer reformas faraónicas en Madrid -y entiendo que nada urgentes e incluso innecesarias en muchos casos-, no se aprovecha la ocasión para, con carácter de urgencia, proceder a la reforma del monumento a las víctimas de tan execrable crimen erigido en su momento en la Plaza de Atocha de nuestra capital?

¡Ya está bien de mantener en pie una estructura que más que un homenaje a alguien resulta atentatoria al buen gusto y a la sensibilidad, y que ni tan siquiera valdría como peana para sostener un auténtico monumento, pues la estructura se está viniendo abajo casi desde su inauguración, y que a uno le da vergüenza ajena tener que andar explicando a la gente que viene a visitar nuestra ciudad que qué es eso!

Por favor, a quien corresponda, por respeto y cariño a las víctimas del 11-M y sus familiares: ¡derriben tal monstruosidad arquitectónico-artística (por supuesto dicho con todo respeto hacia sus creadores) y en el mismo lugar, sobre una zona de césped adecuada (eliminando el horroroso suelo negro actual), incluso surgiendo de una fuente “ad hoc”, erijan un verdadero monumento que dé el toque de cariño, respeto y belleza al recuerdo de tantas personas tan vilmente asesinadas.

 

Evitemos la demonización de las instituciones educativas

Por Cristina de Montemar

Un grupo de niños, aprendiendo inglés en clase (Gtres).

Un grupo de niños, aprendiendo inglés en clase (Gtres).

A raíz de la denuncia del padre de un alumno sobre presuntos abusos de un pederasta en una escuela de Barcelona se han ido sucediendo otras de exalumnos del mismo centro, incluso de algún otro de la misma institución.

Después de muchos años ahora salen a la luz esas agresiones que en su momento las víctimas no se atrevieron a denunciar por razones obvias propias de la edad.

Ante el escándalo provocado conviene observar cierta prudencia en las informaciones para evitar la demonización de una institución docente de gran solvencia pedagógica, en la que profesores y monitores pueden ser cuestionados sistemáticamente por la extraviada actuación de alguno de ellos. Se deberá comprobar con el máximo rigor la veracidad de esa cadena de denuncias, pero sin alentar un linchamiento moral que se convierta en algo parecido a lo que Arthur Miller describe en su famosa obra Las brujas de Salem.

Solo que aquí la hoguera es la estigmatización de un equipo docente que se esfuerza en llevar a cabo una gran labor pedagógica, y para el que hay que reclamar el máximo respeto. Aunque también la mayor diligencia para actuar con la debida severidad contra esos malos hábitos… que no son precisamente los que le son propios a la institución.

 

Confiemos en los jóvenes para acabar con la violencia machista

Por Luis Fernando Crespo

Imagen de la primera marcha estatal contra la violencia machista (J. J. Guillén/EFE).

Marcha contra la violencia machista (EFE).

En enero de 2016 cinco mujeres han perdido la vida como víctimas de violencia de género. La urgencia de la noticia no puede hacer que nos olvidemos de las que cayeron antes.

El Ministerio de Justicia a través del Registro Central para la protección de víctimas de violencia doméstica y violencia de género, en el que se inscriben las víctimas con orden de protección o medidas cautelares, señala que en lo referente a este tema, en el año 2014, las víctimas (mujeres) fueron 27.087, los denunciados (hombres) 26.987, las 13 infracciones penales previstas sancionaron 29.374 delitos (87 homicidios) y 2.113 faltas, las 14 medidas cautelares penales y las 11 cautelares civiles se aplicaron en 62.555 y 20.601 ocasiones respectivamente.

Estas cifras nos aproximan a la complejidad del problema, pero no deben desanimarnos, pues también nos señalan que existe un esfuerzo continuado de la sociedad española para combatir esta lacra; entre 2011 y 2014 las mujeres víctimas han disminuido un 15,99%, los denunciados son un 16,04% menos, las infracciones penales han caído un 17,6% y las medidas cautelares penales lo han hecho en un 15,95%.

No voy a negar la trascendencia y el significado de cada víctima mortal, sin embargo, deberíamos darnos una oportunidad como sociedad, de analizar qué estamos haciendo bien y potenciarlo, sabiendo que las consecuencias de la alienación y el conflicto, entre personas individuales, no siempre pueden preverse por el grupo, sigo confiando en la educación de los jóvenes como la mejor política preventiva posible.

 

Historia sin memoria

Por María Olga Santisteban Otegui

92745-394-550

Ofensiva sobre Lleida, en abril de 1938. (GTRES)

Pronto se cumplirán 80 años  del  “alzamiento” golpista contra la legítima legalidad republicana en España por una parte de los generales  que se sublevaron contra el orden establecido.

La Segunda República supuso que por primera vez  se pusieran en marcha reformas que ya se habían realizado en Europa, pero que hasta aquí no habían llegado con una estructura de estado casi pseudofeudal, la cruenta Guerra Civil (1936-39) y la posterior dura posguerra que se traduciría en una larga lista de víctimas olvidadas del bando republicano y de los posteriores represaliados (víctimas del franquismo).

Las  aproximadamente 130.000  personas desaparecidas, según calculan las diferentes asociaciones de la memoria histórica, siguen a día de hoy sin el pleno reconocimiento de los diferentes gobiernos desde el fin de la dictadura. De poco sirvió  la llamada Ley de memoria histórica del año 2007, derogada casi de facto al carecer prácticamente de fondos para aplicarla.

Tenemos el dudoso “honor” de ser el segundo país del mundo, después de Camboya, que más víctimas desaparecidas tiene en montes y cunetas. Particularmente merece mencionar la represión que sufrieron las mujeres que el nuevo régimen  consideraba peligrosas. En la memoria de muchos estará la infame cárcel de Ventas donde se vejaba, humillaba, y se hacinaba a todas las presas mediante el terror y la vergüenza.

Es duro escuchar declaraciones  de determinados políticos del PP que dicen que solo se acuerdan de sus muertos cuando hay subvenciones o  que ya no hay víctimas en las fosas comunes o demandas de exhumaciones.  Es un insulto para la memoria de todos los familiares de los desaparecidos. Dicen que un pueblo sin memoria es un pueblo sin historia. Verdad, justicia y reparación.

 

Víctimas del desvarío humano

Por Enrique Chicote Serna

Pelea ilegal de gallos. (Policía Nacional)

Pelea ilegal de gallos. (Policía Nacional)

Sostienen los taurinos que el toro bravo ha nacido para morir a estoque en la plaza. Los gallos de pelea vinieron al mundo a desollarse, dirán los que defienden este siniestro espectáculo, también sangriento.

Los gansos serán juguetes lícitos para quienes se divierten en las fiestas patronales colgándoles boca abajo de una cuerda antes de arrancarles la cabeza a cuajo. Los mercachifles ambulantes creerán firmemente que el hábitat natural de un pony es la feria de atracciones.

Los aficionados a la caza de elefantes estarán convencidos de que la razón de existir del elefante está en el marfil de sus colmillos

Toros, gallos, gansos, ponis, elefantes y otros muchos animales son víctimas del desvarío humano, que se sirve de trucos racionales de saldo para justificar lo injustificable desde el punto de vista ético y moral.

Sobre la ofensiva israelí en Gaza

Por María Olga Santisteban

Genocidio en Palestina

Cuando se cumplen 70 años del Holocausto nazi con 6 millones de judíos muertos (algo que nadie o casi nadie niega) se invierte la historia y son ahora los palestinos los que son perseguidos, masacrados, torturados y perseguidos por el Estado de Israel, amparándose en su “legitimo” derecho a defenderse como Estado.

Las imágenes sobrecogedoras que vemos estos días en los medios de comunicación en la Franja de Gaza nos horrorizan, nada se libra de los bombardeos por tierra y aire, nada se respeta, ni escuelas (amparadas bajo la bandera de la ONU), hospitales, centrales eléctricas, etc.

Todo esto ha convertido a la Franja de Gaza en un verdadero campo de concentración y exterminio. Las cifras hablan por sí solas desde que comenzó la ofensiva Israelí, cerca de 1.800 muertos, (entre ellos 300 niños) hasta la fecha, casi 1.900 heridos, 400.000 desplazados, según la agencia de refugiados de la ONU y todo ello ante la pasividad de la comunidad internacional que mira hacia otro lado, que se limita a tibias condenas, ya sea la Unión Europea o la hipocresía de Estados Unidos, fiel aliado del Estado de Israel.

También en todo ello tendrá algo que ver la organización política Hamás, que controla todo lo que mueve en la Franja. Pero hacen falta más que palabras, porque pocos proponen medidas contundentes contra este genocidio, ¿cuántos más inocentes tendrán que morir para que finalice esta barbarie indiscriminada y salvaje?

——————————————————————————————————————————————————————–

Por P. Udó

Un dolor injustificado y desgarrador

El ser humano es el animal más testarudo y zoquete sobre la superficie de la tierra. Es increíble que tropecemos, una y mil veces con la misma piedra, y sabiendo el daño que causa seguimos golpeándola.

No salgo de mi asombro; sabiendo el dolor que causaron los nazis sobre el pueblo judío, ahora los judíos repiten el dolor una y otra vez sin tener en cuenta la barbarie que su pueblo vivió en campos de concentración, con todo tipo de aberraciones físicas y verbales.

Un joven palestino corre sobre los escombros. (EFE)

Un joven palestino corre sobre los escombros. (EFE)

Lloro amargamente y el corazón se me encoge de ver tanta muerte. De ver el desgarrador llanto de esas madres, de los padres, familiares y vecinos perdiendo a los suyos.

No es justo que mientras otros hacen la guerra en los despachos haya tantas personas humildes e inocentes viviendo esta terrible masacre.

Nada en este mundo puede tener una justificación para dar muerte a un ser humano. Somos despreciables, somos más que salvajes. No aprendemos ni de las guerras vividas. Tenemos que tener, en primera persona, las experiencias amargas pasadas para entender que son despreciables, que son intolerantes.

Por favor, si escucháramos más a nuestro corazón entenderíamos que todos somos iguales, independientemente de las diferentes creencias religiosas que uno pueda tener. Solo la música y el amor, que no necesita traductores, nos une y es el camino para limar asperezas, apartando el egoísmo, los intereses materiales y la codicia.

Nada, por lo que hoy luchamos, nos podremos llevar al viaje del que nunca se vuelve. ¿Merece la pena que estemos siempre en guerra? La tierra es prestada, y así como la cuidemos esa es la mejor herencia para nuestros descendientes.

Todos somos iguales. Mi corazón llora profundamente.

———————————————————————————————————————————————–

Por José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

La guerra injusta de Gaza deriva en terrorismo

Una guerra en legítima defensa -como por ahí se pretende- tiene unos límites en la tradición moral de occidente -por imprecisos y odiosos que sean sus requisitos- y aquí, es evidente, que ni es el último recurso, ni proporcionado, ni con perspectivas de éxito, ni sin que provoque daños menores de los que evita, ni amparada en una causa tan justa como debiera, ni las víctimas inocentes son inevitables

No se tiene por ningún lado; es un desastre de lucha antiterrorista que se sitúa en el mismo plano del terrorismo que combate.

Y desde luego entrar en comparaciones con que más muertes de niños hay en otros sitios y por otras causas -y que sin embargo callamos-, no justifica nada.

Doctrina Parot: Una justicia injusta

Por Carmen Teba

Necesito que alguien me aclare esta duda: el año 2013 pertenece al siglo XXI, ¿verdad?, porque hoy tengo la sensación de estar volviendo a la Edad Media. Señores políticos en general y gobernantes en particular, me sorprende ingratamente ver que son capaces de modificar, recortar y congelar educación, sanidad y sueldos a los ciudadanos pidiendo sacrificio y esfuerzo para solventar una situación a la que ustedes nos han llevado como fruto de una pésima gestión. Muchos de esos ciudadanos a los que ustedes piden sacrificio y esfuerzo son funcionarios cuyo trabajo consiste en defendernos y defenderles, ciudadanos a los que llevan asesinando en nuestro país, su país, varias décadas. Sin embargo ustedes, señores gobernantes, no son capaces de modificar unas leyes obsoletas que permiten ser aplicadas con subjetividad y que a todas luces hacen aguas por las cuatro esquinas de su formato libro. Estrasburgo

Para colmo esta semana nos desayunamos con la derogación de la Doctrina Parot por parte de un tribunal que defiende los derechos humanos; tribunal que acaba de humanizar a los asesinos y con ello ha vuelto a matar a sus víctimas. Esta decisión ha puesto en la calle a dos asesinos que han dejado 46 víctimas en el camino, y detrás de estos vendrán más. Siento rabia, indignación e impotencia. Señores jueces y señores políticos, me permito recordarles que los asesinos eligen serlo, eligen matar, sus víctimas no tienen opción, no pueden elegir. No entiendo qué es la justicia, ni en manos de quién está, pero me atrevo a asegurar que en este país nos hemos vuelto locos. Nos da igual el partido que nos “represente”, al final no encontramos el apoyo de ninguno de ellos. ¿Alguno de ustedes sabe lo que es la vergüenza? Sólo nos queda tener fe en que estos asesinos que ustedes ponen en la calle no vuelvan a matar, porque de lo contrario ustedes serán tan culpables como ellos. Carmen Teba. Víctima del terrorismo.

Derechos humanos de según quién

Por Pedro Blanquer

Creo en la reinserción social de muchas personas que fueron juzgadas por delitos y que merecen otra oportunidad tras cumplir su condena, pero pienso que esto solamente puede suceder cuando son personas. Decir “Buena noticia. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha reafirmado la condena a España por violar los derechos en la Doctrina Parot” queda muy bonito pero sólo cuando en una Estrasburgosociedad no exista el machismo, la homofobia, la servidumbre y exista igualdad de oportunidades para todos, igualdad de derechos, tener derecho a un nivel de vida adecuado y demás artículos de la tristemente utópica Declaración de los Derechos Humanos. Solo entonces se podría cuestionar la aplicación de los artículos 5.1 y 7 de tales derechos “universales” a personas que cometieron masacres. Lo que no se puede hacer es empezar la casa por el tejado y que el Tribunal de Estrasburgo proceda a legitimar unos derechos a personas que acabaron con las vidas de muchas otras porque deberíamos cuestionarnos dónde quedaron los derechos humanos de las personas a las que asesinaron.