Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘atentado’

El terrorismo de la incertidumbre

Por Chantal Pallarés

El nuevo gobernador

Flores por las víctimas de Mánchester (Andy Rain/EFE).

El miedo se apodera del mundo. Todos vivimos con miedo. Un colectivo infunde el miedo en cada uno de los siete millones de habitantes que somos del planeta Tierra.

Filósofos, historiadores, maestros… todos ellos tratan una posible tercera guerra mundial. ¿Acaso no aprendemos? El mundo es una batalla continua y parece ser que esta no termina.

Cada x tiempo, nos despertamos y vemos en las últimas noticias: atentado terrorista. Estas dos palabras son las más usadas en todas las cadenas a todas horas, como si viviéramos una y otra vez lo mismo.

Cuando uno ve las imágenes, se pregunta ¿cuándo terminará esto? Posiblemente nunca. La respuesta real es incierta. El tiempo es incierto. Este colectivo que reina en el mundo del terror es incierto.

 Hay que asumir que vivimos en una etapa de la historia de inquietud constante. Un día le toca a Londres, otro a París, otro a Egipto. El lugar siempre el menos esperado y, sobre todo, gente inocente: jóvenes, familias rotas, y la moral de un territorio por los suelos. Dolor.

 ¿Acaso es esta situación sostenible? Solo ellos lo saben, y ¡qué incertidumbre!

El injusto trato de los medios hacia las víctimas de atentados ocurridos en Pakistán, Turquía, Irak…

Por Fani Bello Selles

Atentado en Pakistán.

Imagen de un atentado ocurrido en Pakistán en enero. (EFE)

Todos los días vemos en los informativos noticias sobre el atentado en Bruselas. Sin embargo, el resto de atentados en Irak, Yemen, Afganistán, el Congo, Malí, Gaza, etc., ocupan un corto espacio. Parece como si esas horribles noticias se mostraran solo “para cumplir”.

Recientemente en Pakistán ha habido 75 muertos, y en Turquía tampoco están mejor. También en África: Boko Haram realiza verdaderas masacres a sus anchas. Todo este horror tiene una larga historia en la que tendríamos en indagar desde el colonialismo europeo. La desestabilización de Oriente Próximo, la invasión de Irak y todas las políticas por intereses económicos que han llevado a que ciertos estamentos se empoderen y se armen, con armas que les han vendido países que se enriquecen con este mercado, o se inmolen en un terrible desprecio por su propia vida y la ajena.

Pero lo más terrible es el trato que los medios dan a las víctimas; ya hay suficiente islamofobia, suficiente racismo y suficientes grupos neonazis, como para que encima ninguneemos a las víctimas que no son del primer mundo.

Monumento del 11-M: Por favor, derriben tal monstruosidad y erijan uno que dé un toque de cariño al recuerdo de las víctimas

Por Emilio Sancho Lozano

11 de marzo de 2016. 12 años ya desde aquella tremebunda tragedia que nos sigue encogiendo a todos el corazón al recordarla, y donde nuestro pensamiento se eleva hacia aquellos que se quedaron en aquella fecha en el camino, así como enviamos nuestro cariño y ánimo a todos sus familiares y a aquellos que lograron sobrevivir a aquella masacre.

12275-563-355

Interior del monumento. (JORGE PARÍS)

Aprovechando la conmemoración de tan luctuoso hecho, sólo un pensamiento y un ruego a quien corresponda: ¿por qué, cuando se están intentando acometer reformas faraónicas en Madrid -y entiendo que nada urgentes e incluso innecesarias en muchos casos-, no se aprovecha la ocasión para, con carácter de urgencia, proceder a la reforma del monumento a las víctimas de tan execrable crimen erigido en su momento en la Plaza de Atocha de nuestra capital?

¡Ya está bien de mantener en pie una estructura que más que un homenaje a alguien resulta atentatoria al buen gusto y a la sensibilidad, y que ni tan siquiera valdría como peana para sostener un auténtico monumento, pues la estructura se está viniendo abajo casi desde su inauguración, y que a uno le da vergüenza ajena tener que andar explicando a la gente que viene a visitar nuestra ciudad que qué es eso!

Por favor, a quien corresponda, por respeto y cariño a las víctimas del 11-M y sus familiares: ¡derriben tal monstruosidad arquitectónico-artística (por supuesto dicho con todo respeto hacia sus creadores) y en el mismo lugar, sobre una zona de césped adecuada (eliminando el horroroso suelo negro actual), incluso surgiendo de una fuente “ad hoc”, erijan un verdadero monumento que dé el toque de cariño, respeto y belleza al recuerdo de tantas personas tan vilmente asesinadas.

 

Todos somos musulmanes

Por *Felipe Quintero Patiño

La mañana del día siguiente del atentado en París  me dio por pensar cómo se sentiría una de las personas musulmanas de nuestro centro escolar cuando el lunes comenzasen de nuevo las clases. Imaginé que se sentiría vigilada por todos los demás y que, tal vez, eso podría llevarlo al aislamiento social.

Creo que lo que le hacemos a estas personas no es justo porque ellos no tienen nada que ver con lo que hacen los yihadistas, aunque sé que no todos rechazamos a los musulmanes.

Lo que sí pido es que, justo ahora, les apoyemos porque son los que más están sufriendo en este momento.

*El autor es alumno del I.E.S. Juan Bosco

 

Un viaje en AVE desde París hasta Barcelona sin revisión de equipaje

Por María Camarero

Viajo regularmente a Madrid en el AVE. Cada vez mi equipaje es escaneado y mi billete controlado dos veces; una en la entrada, y otra antes de acceder al tren. El pasado mes de abril, al final de un viaje a París, también en el AVE, salí de mi hotel con la maleta hasta la Gare de Lyon; subí al vagón sin que nadie revisara el equipaje, y llegué a Barcelona, seis horas después, sin que nadie me pidiera el billete. Podría haber llevado cualquier objeto en mi equipaje como cualquier otro viajero, y nadie se habría percatado. Teniendo en cuenta estas medidas de seguridad en el país vecino, no es extraño el ataque sufrido recientemente en otro tren similar.

Foto de unos agentes franceses realizando controles ante uno de los trenes Thalys. (EFE)

Foto de unos agentes franceses realizando controles ante uno de los trenes Thalys. (EFE)

Ahora se habla de poner en marcha medidas de seguridad en los trenes, quizá antes habría que estar alineados con los países que sí las aplican. Me pregunto que de qué sirve controlar a los pasajeros que suben al AVE de Barcelona, si a los que ya viajan en este tren no se les ha siquiera pedido su billete.

 

 

11-M, cuando los recuerdos lloran

Por Beatriz Cabello

Todos, por desgracia, tenemos un 11-M grabado en nuestra memoria, unos lo recuerdan con más dolor que otros, pero a todos nos entristece este día, una fecha que acabó con la vida de 191 personas, y que destrozó la de muchas otras. Diez explosiones en cuatro trenes diferentes que terminaron apuntando como culpable al terrorismo islámico.

Diez años hace ya de aquella fatídica mañana en la que los relojes de un país entero se pararon cuando marcaban las 7.37 horas de la mañana. Cuatro trenes con 10 bombas, explosionaron en Atocha, El Pozo y Santa Eugenia, sembrando el caos y la incertidumbre en la ciudad de Madrid. Todos, sin nosotros quererlo y saberlo, fijaban sus miradas con asombro en nuestro país. 191 corazones dejaron de latir y casi 2.000 quedarían tocados para siempre, de fuera o de dentro de nuestras fronteras, daba igual, todos eran corazones nuestros, todos eran madrileños.

Dos vagones reventados en Atocha el 11-M.

Dos vagones reventados en Atocha el 11-M.

Un 11 de marzo soleado que no acompañaba a la tristeza en la que desde primera hora de la mañana se había sumergido España, un día en el que mirar al cielo se convertía en la única alternativa para preguntar el porqué de lo sucedido, respuestas que tardaron en llegar y que nunca se entenderán.

En aquellos días, los gestos humanos eran los únicos que hablaban por sí mismos, fueron estos los que nos hicieron darnos cuenta del valor y la grandeza de las personas que ayudaron en aquellos atentados. Madrid lloraba y España entera intentaba secar esas lágrimas, un sentimiento compartido que se demostró en las calles de todo el país, gestos como el dejar un móvil o dinero para llamar desde una cabina de teléfono a un familiar, el prestarse a llevar a cualquier punto de Madrid a alguien, o esas colas interminables que se hicieron en toda España para donar sangre a todos los heridos que lo necesitaban. Además de, por supuesto, todas las fuerzas de seguridad, médicos, psicólogos… y todos esos héroes civiles anónimos que ayudaron a muchas personas.

Madrid siempre ha destacado por su hospitalidad, ese día lo hizo mucho más, demostrando al mundo entero que un país como España o una ciudad como Madrid no paraliza a sus gentes, un país como España sale a la calle a ayudar y a buscar la verdad.

Un día horroroso que por desgracia tendremos que seguir recordando, pero sobre todo por ellas, por las víctimas. 191 familias que nunca tendrán su puzle completo, siempre les faltará una pieza que se marchó mucho antes de tiempo.