Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘gaza’

El injusto trato de los medios hacia las víctimas de atentados ocurridos en Pakistán, Turquía, Irak…

Por Fani Bello Selles

Atentado en Pakistán.

Imagen de un atentado ocurrido en Pakistán en enero. (EFE)

Todos los días vemos en los informativos noticias sobre el atentado en Bruselas. Sin embargo, el resto de atentados en Irak, Yemen, Afganistán, el Congo, Malí, Gaza, etc., ocupan un corto espacio. Parece como si esas horribles noticias se mostraran solo “para cumplir”.

Recientemente en Pakistán ha habido 75 muertos, y en Turquía tampoco están mejor. También en África: Boko Haram realiza verdaderas masacres a sus anchas. Todo este horror tiene una larga historia en la que tendríamos en indagar desde el colonialismo europeo. La desestabilización de Oriente Próximo, la invasión de Irak y todas las políticas por intereses económicos que han llevado a que ciertos estamentos se empoderen y se armen, con armas que les han vendido países que se enriquecen con este mercado, o se inmolen en un terrible desprecio por su propia vida y la ajena.

Pero lo más terrible es el trato que los medios dan a las víctimas; ya hay suficiente islamofobia, suficiente racismo y suficientes grupos neonazis, como para que encima ninguneemos a las víctimas que no son del primer mundo.

Israel y Palestina: Lecciones de estrategia e incoherencia occidental

Por Santiago González Vallejo (*)

En los medios de comunicación el mismo día 1 de septiembre se informaba -o no- de dos cosas aparentemente contradictorias. En una se hablaba de poner sanciones a Rusia e incluso embargar el comercio de armas por su participación en el conflicto de Ucrania, acusándola de invadir dicho territorio, no asumido por la propia Rusia y otros miembros de la ONU, y la decisión del gobierno israelí de expropiar (enésimamente) territorio palestino para dárselo a colonos sionistas. Un evidente, sin discusión, reforzamiento de la invasión y de la expulsión de palestinos de su propia tierra desde hace décadas, sin que pasase nada de nada.

Dos niños junto a la destruida mezquita de Omar Ibn Abed Al-Aziz en el pueblo de Beit Hanun, en la Franja de Gaza. (EFE)

Dos niños junto a la destruida mezquita de Omar Ibn Abed Al-Aziz en el pueblo de Beit Hanun, en la Franja de Gaza. (EFE)

La estrategia israelí es clara. Está determinada por la ocupación sionista sobre Palestina, sea con ‘moderados’ o con ‘halcones’ , ya sea en abril cuando había ‘negociaciones’, tras la aprobación del gobierno de unidad palestino, en mayo, junio, julio, agosto y septiembre.

Es curioso el comportamiento agresivo de Estados Unidos, la Unión Europea y demás frente a uno y la complicidad con los crímenes del otro. Las dos varas de medir. Lo propio es que hechos catalogables en derecho internacional de la misma manera tengan respuestas semejantes. España ha suspendido temporalmente la venta de armas a Israel. Lo coherente es que el comercio de armas y las sanciones o la suspensión del acuerdo de Israel con la UE sea indefinido mientras se mantenga la ocupación israelí sobre Palestina.

(*) Comité de Solidaridad con la Causa Árabe

Sobre la ofensiva israelí en Gaza

Por María Olga Santisteban

Genocidio en Palestina

Cuando se cumplen 70 años del Holocausto nazi con 6 millones de judíos muertos (algo que nadie o casi nadie niega) se invierte la historia y son ahora los palestinos los que son perseguidos, masacrados, torturados y perseguidos por el Estado de Israel, amparándose en su “legitimo” derecho a defenderse como Estado.

Las imágenes sobrecogedoras que vemos estos días en los medios de comunicación en la Franja de Gaza nos horrorizan, nada se libra de los bombardeos por tierra y aire, nada se respeta, ni escuelas (amparadas bajo la bandera de la ONU), hospitales, centrales eléctricas, etc.

Todo esto ha convertido a la Franja de Gaza en un verdadero campo de concentración y exterminio. Las cifras hablan por sí solas desde que comenzó la ofensiva Israelí, cerca de 1.800 muertos, (entre ellos 300 niños) hasta la fecha, casi 1.900 heridos, 400.000 desplazados, según la agencia de refugiados de la ONU y todo ello ante la pasividad de la comunidad internacional que mira hacia otro lado, que se limita a tibias condenas, ya sea la Unión Europea o la hipocresía de Estados Unidos, fiel aliado del Estado de Israel.

También en todo ello tendrá algo que ver la organización política Hamás, que controla todo lo que mueve en la Franja. Pero hacen falta más que palabras, porque pocos proponen medidas contundentes contra este genocidio, ¿cuántos más inocentes tendrán que morir para que finalice esta barbarie indiscriminada y salvaje?

——————————————————————————————————————————————————————–

Por P. Udó

Un dolor injustificado y desgarrador

El ser humano es el animal más testarudo y zoquete sobre la superficie de la tierra. Es increíble que tropecemos, una y mil veces con la misma piedra, y sabiendo el daño que causa seguimos golpeándola.

No salgo de mi asombro; sabiendo el dolor que causaron los nazis sobre el pueblo judío, ahora los judíos repiten el dolor una y otra vez sin tener en cuenta la barbarie que su pueblo vivió en campos de concentración, con todo tipo de aberraciones físicas y verbales.

Un joven palestino corre sobre los escombros. (EFE)

Un joven palestino corre sobre los escombros. (EFE)

Lloro amargamente y el corazón se me encoge de ver tanta muerte. De ver el desgarrador llanto de esas madres, de los padres, familiares y vecinos perdiendo a los suyos.

No es justo que mientras otros hacen la guerra en los despachos haya tantas personas humildes e inocentes viviendo esta terrible masacre.

Nada en este mundo puede tener una justificación para dar muerte a un ser humano. Somos despreciables, somos más que salvajes. No aprendemos ni de las guerras vividas. Tenemos que tener, en primera persona, las experiencias amargas pasadas para entender que son despreciables, que son intolerantes.

Por favor, si escucháramos más a nuestro corazón entenderíamos que todos somos iguales, independientemente de las diferentes creencias religiosas que uno pueda tener. Solo la música y el amor, que no necesita traductores, nos une y es el camino para limar asperezas, apartando el egoísmo, los intereses materiales y la codicia.

Nada, por lo que hoy luchamos, nos podremos llevar al viaje del que nunca se vuelve. ¿Merece la pena que estemos siempre en guerra? La tierra es prestada, y así como la cuidemos esa es la mejor herencia para nuestros descendientes.

Todos somos iguales. Mi corazón llora profundamente.

———————————————————————————————————————————————–

Por José Ignacio Calleja Sáenz de Navarrete

La guerra injusta de Gaza deriva en terrorismo

Una guerra en legítima defensa -como por ahí se pretende- tiene unos límites en la tradición moral de occidente -por imprecisos y odiosos que sean sus requisitos- y aquí, es evidente, que ni es el último recurso, ni proporcionado, ni con perspectivas de éxito, ni sin que provoque daños menores de los que evita, ni amparada en una causa tan justa como debiera, ni las víctimas inocentes son inevitables

No se tiene por ningún lado; es un desastre de lucha antiterrorista que se sitúa en el mismo plano del terrorismo que combate.

Y desde luego entrar en comparaciones con que más muertes de niños hay en otros sitios y por otras causas -y que sin embargo callamos-, no justifica nada.

Israel-Palestina: Límites al derecho a defenderse

Por Óscar Martín García

Defenderse de una agresión, ejerciendo el derecho a la legítima defensa, es una acción natural y lógica para garantizar tu integridad física. Pero como cualquier derecho, no puede ejercerse de manera absoluta. La legitimidad del derecho a defenderse se asienta en la proporcionalidad de la respuesta, imaginen lo demencial que sería reconocer legítima defensa si en respuesta a una bofetada le descerrajamos dos tiros en la cara al agresor. El gobierno israelí, alega su legítimo derecho a defenderse de los ataques de Hamás para ejecutar su “Operación Margen Protector”, una intervención militar que ha provocado y continúa provocando la muerte de decenas de niños y de personas culpables únicamente de ser palestinos y malvivir en Gaza y que convierte en objetivos militares a hospitales, ambulancias o centros de Naciones Unidas es, al menos es lo que nos dice la razón, una respuesta desproporcionada y por tanto debería reputarse como ilegítima.

Una mujer palestina huye del barrio de Al Shejaeiya, en el este de Gaza. (EFE)

Una mujer palestina huye del barrio de Al Shejaeiya, en el este de Gaza. (EFE)

La Comunidad Internacional debe presionar al Gobierno de Israel para que ordene el cese inmediato de los ataques sobre Gaza y obligar a Hamás a detener el lanzamiento de proyectiles sobre territorio israelí y no deteniéndose ahí, debe impulsar nuevas rondas de negociaciones multilaterales que permitan iniciar el camino hacia la paz definitiva para que dejen de morir inocentes en Israel y en Palestina. Los honestos y castigados pueblos judío y palestino se merecen vivir en su tierra libres y sin miedo. Ayudémosles.