Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘atencion’

Todavía hay personas que ayudan a los demás

Por Enrique Jiménez Martín

Tren de Renfe (Archivo).

Tren de Renfe (Archivo).

Soy un trabajador de Renfe que el pasado 5 de mayo a mediodía tuvo un pequeño/gran incidente en la vía 9 de la estación de Atocha Cercanías, y que sólo sé por referencia de lo que he oído y me han contado que durante más o menos cinco minutos de mi vida me quedé inconsciente.

Estas letras son de agradecimiento a esas personas anónimas que sin temer por su seguridad, bajaron a la vía a rescatarme. Esto demuestra que en estos tiempos de egoísmos, todavía hay personas que ayudan al prójimo sin importar qué tipo de razones.

Así mismo, hago extensiva esta misiva al personal sanitario, vigilantes de Renfe y miembros de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que se volcaron en todo momento por atenderme.

Gracias de todo corazón.

¿Atención o desatención al cliente?

Por Manuel Nogueras Tamargo

No es la primera vez que tengo que esperar una inmensa cola en una gran superficie para ser atendido en atención al cliente, ni tampoco pasar un filtro y esperar por teléfono mucho tiempo para realizar una gestión, si no es para contratar un nuevo servicio. Es más, cuando necesito ser atendido por algún vendedor dentro de la superficie, no suelo encontrarlo.

(GTRES)

Operadoras en un centro de atención. (GTRES)

Imagino que no debo ser el único que desesperado y harto de seguir esperando, desista para ser atendido u opte por hacer una reclamación.

Cuando pasan estas cosas, el comentario del resto de los clientes es el mismo de siempre: “En todos los sitios pasa igual, falta gente”.

En el chaleco de los trabajadores de estas grandes superficies suele poner: “Estoy para ayudarle”. El marketing funciona, pero lo que verdaderamente se siente, es enfado y cabreo. Esto conduce a su vez a una baja calidad y puntuación de la atención al cliente y quizás su prestigio.

30 años cotizando en Muface y no me va a servir de nada

Por Ignacio Molina Romero

Declara el ministro Montoro y el director general de Muface que los funcionarios que estamos en es esta entidad seguimos teniendo una sanidad plenamente garantizada y de calidad. Desde el primero de enero de 2015 se nos ha expulsado de los hospitales donde hasta ahora se nos venía tratando a los enfermos oncológicos, lo que nos está generando una gran inquietud y una gran dosis de estrés y ansiedad.

Ahora debemos buscar otros médicos para que nos atiendan, ya que en los que nosotros confiamos para que nos curen de nuestra enfermedad ya no nos pueden atender a raíz de la firma del nuevo convenio con las entidades ASISA, ADESLAS, etc.. Nos han expulsado de la noche a la mañana de los hospitales donde hasta ahora se nos venía atendiendo. Algunos hemos intentado contratar una póliza privada y no ha sido posible a consecuencia de la gravedad de nuestra enfermedad y del costo que según estas entidades conlleva este tipo de enfermos.

Sede de Muface en Madrid. (WIKIMEDIA/Cvbr)

Sede de Muface en Madrid. (WIKIMEDIA/Cvbr)

Nuestros dirigentes del PP solo ven números e ignoran que antes de estos, estamos las personas. En una ocasión le escuché decir al sr. Ministro que el dormía bien. Pues bien, yo y otros muchos enfermos oncológicos llevamos desde comienzo de año sin poder hacerlo. Sea valiente y diga a la opinión pública lo que en realidad pretenden, que no es otra cosa que liquidar Muface. Otro nuevo recorte hecho de una forma muy canalla, sin hacer ruido y poco a poco año tras año. Llevo treinta años cotizando en Muface y, por lo que veo, no me va a servir de nada.

La optimización de recursos en los hospitales

Por Alberto Cano Ángel

El Hospital Infanta Elena de Valdemoro (Madrid) ha cambiado su forma de asignar horarios para pruebas y atención médica. Ha pasado de una ventanilla en la que el usuario pedía hora y le asignaban una a sus necesidades a asignar aleatoriamente las citas sin contar con los problemas o circunstancias del enfermo. En mi caso concreto se me indicó que me llamarían por teléfono ya que no era necesario acercarse a la ventanilla. Ufano de mí, me creí la patraña y esperé durante 2 semanas la dichosa llamada.

Vista general del Hospital Infanta Elena (Valdemoro). (HOSPITALINFANTAELENA.ES)

Vista general del Hospital Infanta Elena (Valdemoro). (HOSPITALINFANTAELENA.ES)

Cuando me cansé me acerqué a dicho hospital y cuál fue mi sorpresa de encontrarme no con una sino con dos citas asignadas al libre albedrío y, según me contaba la señorita de turno, enviada por correo. No se contó con mis necesidades o impedimentos, simplemente con la “optimización” de los recursos sanitarios.

Concretemos…si un paciente no puede asistir a la consulta, no asistirá y el médico tendrán un hueco sin cubrir. La “optimización” de este modo y manera no funciona. ¿O acaso eso es lo que ustedes quieren? ¿Desean que desaparezcamos de las listas de espera? ¿Quieren que nos vayamos a otros hospitales, a ser posible privados? ¿Desean que el político de turno se ponga una nueva medalla y se haga la foto por conseguir reducir las listas de espera? Me resultaría patético que la respuesta a mis preguntas fuera afirmativa. Buenos y cabreados días.

No a los ‘minijobs’ en la sanidad andaluza

Por Ruth Molina Fuillerat

Cuál ha sido mi sorpresa cuando me han llamado de la bolsa para un contrato en el hospital de Baza (Granada): 15 días y un tercio, pero para ponerle la guinda al contrato más aún debo de ir todos los días de 8 a 10 h. Para mi asombro no ha sido la única oferta de empleo de este tipo; a otra compañera el mismo contrato en el hospital de Antequera (Málaga) de 15 a 17 h todos los días. En el Carlos Haya (Málaga) un compañero médico igual, dos horas todos los días. ¿Quién da más? Sólo me queda decir que seguiré renunciando a esos contratos basura o minijobs del SAS, porque así no se avanza, nuestro sistema sanitario andaluz de salud precisa de profesionales con jornadas dignas para aportar calidad a nuestro quehacer diario y satisfacer a los pacientes.

Como bien promulga desde la Consejería María José Sánchez Rubio [consejera andaluza de Igualdad, Salud y Políticas Sociales], dar un buen servicio sanitario a la ciudadanía es prioritario para la Consejería de Salud a través de estrategias que mejoren la calidad en la atención, la seguridad de pacientes y la transparencia del sistema sanitario público de Andalucía. EnfermerasAsí no, señora consejera, siempre he apostado por nuestro sistema sanitario público, pionero en avanzadas técnicas y cuidados para la mejora, pero si se deciden por apostar por esas contrataciones he de decirle que muchos compañeros nos marcharemos, porque mi profesión lo vale y aquí no se valora.

Seguiré con esa ilusión de que esto se puede mejorar entre todos pero va por mal camino, ¿o usted podría trabajar en esas condiciones paupérrimas que nos están dando? No somos concursantes de un reality sobre quién aguanta más canalladas. En el siguiente contrato a ver si me sorprenden con… una horita. Ruth, vas todos los días, enciendes la luz y el ordenador de la consulta y…. finalizas, gracias por sus servicios, enfermera. No se mofe más de la Enfermería, porque es nuestro comer y vocación. Gracias y espero que de una vez por todas nos considere como profesionales de una salud pública y digna.

Los voluntarios de ambulancias, en riesgo

Por Arturo

Quería transmitirles la indignación de un voluntario de Protección Civil como yo, que dedica todo su tiempo a ayudar a la gente en una ambulancia de un pueblo cercano a Madrid, donde trasladamos a accidentados y a enfermos al hospital. El pasado agosto el Estado sacó una norma -presionado por las empresas de ambulancias privadas- para borrar a todo servicio de ambulancias llevado por voluntarios; en la norma ni se nos nombra y solo en Madrid hay más de 6.000 voluntarios. El asunto ha sido que todos lo que realizamos labor en una ambulancia a partir de agosto debemos de tener una formación profesional, cosa que veo bien. Pero antes de este decreto todas las personas que actuamos en ambulancias teníamos que pasar un curso de 120 horas y estar registrados en la Consejería de Sanidad, y ahora todo esto no vale para nada.Ambulancia

Se ha pedido a la Consejería que, al igual que [ocurre con] los profesionales, se cree un proceso de homologación de los conocimientos adquiridos y horas de dedicación para acceder a una certificación profesional con un examen de lo que nos falta, lo que nos valdría para seguir “echando una mano” a los demás y no dejar localidades sin ambulancias. La Consejería de Sanidad no responde y la de Trabajo tampoco; están esperando a que se hunda todo el voluntariado de ambulancias y se tenga que pagar por todo. Por favor, que alguien recuerde quién sacó a Madrid en el 11-M, los voluntarios de SAMUR y todas las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja, y así nos pagan. Y luego piden voluntarios para las Olimpiadas; no dejéis que hagan esto, por favor.

Revisiones de gas: ¿Quién protege a nuestros mayores?

Por Soledad Navas

El motivo de este artículo es el denunciar el abuso  que sufren  las personas mayores  e indefensas por parte de empresas supuestamente legales y pero sin escrúpulos. Concretamente,  le ha ocurrido a mi madre (88 años). Una empresa de mantenimiento y revisión de gas, sita en Parla (Madrid), cobró una cantidad abusiva incitando a realizar un servicio supuestamente obligatorio.

Durante varios días la llamaron y acosaron  por teléfono para que realizase una revisión del gas en su vivienda; ella se negaba argumentado que Gas natural ya la había realizado, pero  el comercial insistía en que era obligatoria; la amenazaron diciendo que si no la realizaba le cortarían el suministro del gas y que ella sería responsable de cualquier accidente. Temiendo las consecuencias, consintió en hacerla a un coste de 60 euros.

GasSe presentaron en su domicilio efectuando una  rápida revisión. Finalizada la misma le dijeron que tenía un coste de 267,05 euros. Ella se quejó del importe,  les dijo que era pensionista y no podía pagar tanto dinero, hicieron caso omiso indicando que reclamase a la empresa, pero que tenía que pagar en el momento y en efectivo. Amedrentada por la situación, una persona mayor sola en su domicilio con dos individuos, hizo frente al pago ya que acababa de cobrar la pensión de 600 euros, siendo consciente del perjuicio económico que le suponía. Me puse en contacto con la empresa y al pedir explicaciones la persona que me atendió intentó embaucarme  no sabiendo explicarme el servicio que habían prestado, y al carecer de argumentos terminó colgándome el teléfono de muy malas maneras.

He puesto una denuncia en el Ayuntamiento de Madrid, aunque con tanta corrupción ¿a quién le va importar el abuso de nuestros mayores? ¿Servirá pará algo? Ya no es cuestión de recuperar el dinero, sino de que no vuelvan a engañar y abusar de personas mayores e indefensas amparándose en la legalidad.

—————————————————————————————————————————

Por Diana [15-2-2013]

“No hay duda, es un timo”

Mi carta es en apoyo a la publicada el 13 de Febrero, escrita por Soledad Navas [sobre estas líneas]. Mi madre tiene 60 años, no vive sola. Recibió una llamada de un supuesto técnico de gas para realizar la revisión cuanto antes, en esa misma tarde, que costaría unos 60 euros y que era obligatoria… mi madre, desconfiada de esa llamada, les dijo que nadie la había avisado antes para hacer esa revisión y que no le venía bien en ese momento. Minutos después volvió a llamar, la misma persona, diciéndola que estaban ya cerca de su domicilio e insistiendo en que iban a proceder a realizar la revisión… Mi madre, más mosqueada aún todavía, les dijo que no fueran a su casa porque no les iba a abrir la puerta y les colgó el teléfono. Unos cinco minutos más tarde volvieron a llamar, insistiendo más aún en la urgencia de esa revisión; mi madre ya no les dejó hablar más y les dijo en un tono muy contundente que bajo ningún concepto se atrevieran a presentarse en su casa, y volvió a colgar el teléfono. No acudieron al domicilio.

En cuanto me lo contó recordé la carta que había leído de Soledad. No hay duda, es un timo y estoy casi segura de que buscan a personas a partir de cierta edad. Afortunadamente, a mi madre no lograron estafarla. Quiero poner así en aviso a todas las personas para que no se produzca ninguna estafa más.

Los familiares de enfermos de fibrosis quística estamos preocupados e indignados

Por Victoria Sevilla

Soy madre de una enferma de fibrosis quística, una enfermedad crónica que requiere muchas revisiones médicas y hospitalizaciones. Desde los 16 años la sigue la Dra. Girón en la unidad de Fibrosis Quística de la Princesa. Desde que la Comunidad de Madrid ha anunciado la reconversión de dicho hospital en un geriátrico estamos todos los familiares y fundamentalmente todos los enfermos que tratan en dicha unidad muy preocupados e indignados.

Para ellos la doctora es el apoyo más importante que tienen y no quieren que sea otra persona en otra unidad quien les trate, no saben qué hacer porque nadie les da opción de manifestar su malestar; esta doctora lleva muchos años estudiando la fibrosis quística, asistiendo a congresos, reuniéndose con ellos, animándoles, motivándoles, muchas veces a costa de su tiempo libre. Todo este bagaje se desperdiciará si como se prevé debe quedarse en el hospital de la Princesa a tratar a enfermos geriátricos. No creo que nadie a la hora de planificar estos cambios haya pensado en los pacientes y en sus repercusiones, la sanidad debiera trabajar siempre en función de ellos pero parece que en estos tiempos no es lo que prima.

Cuando abusa la aseguradora médica

Por Cristina Martínez

Llevo once años en la compañía Sanitas y recibiendo un trato excepcional hasta el momento. Este año me he visto obligada, por prescripción facultativa, a hacer uso de un servicio concreto durante 5 meses, el resultado ha sido incrementar en casi cien euros mensuales la prima para el año 2013. Frente a tal abuso y falta de consideración me veo obligada a darme de baja, haciéndoles un favor, porque según su punto de vista ya no debo ser un asegurado rentable. Es una lástima que a una compañía como Sanitas que suponía tenía un gran prestigio le interese más captar nuevos clientes con campañas que ofrecen primas a precios muy reducidos y deshacerse de clientes que durante años, haciendo poco uso del seguro, les han salido rentables y durante un año no. He llegado a la conclusión que tener un seguro médico significa pagarlo pero no usarlo.