Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘personal’

Un mes sin saber nada de mi madre anciana ni siquiera por teléfono: ¿su vida pertenece a la residencia?

Por Ana Bravo

Todos somos conscientes de que el momento que estamos viviendo es el más difícil de las últimas décadas y que vamos campeando el temporal como podemos porque nadie nos ha preparado para esto.

Salimos a la ventana cada tarde para aplaudir la labor de todo el personal que tanto y tanto nos están dando, pero hoy y desde aquí quiero dar una sonora pitada a las residencias de ancianos, y por lo que me toca a la Adolfo Suárez de Madrid.

Entrada de la residencia de ancianos 'Adolfo Suárez' de Madrid

Entrada de la residencia de ancianos ‘Adolfo Suárez’ de Madrid (FOTO: JORGE PARIS)

Llevamos desde el 8 de marzo, cuando ya se nos impidió entrar a ver a mi madre, sin noticias. Todos los intentos de conseguir información son nulos. Nadie atiende, nadie da respuestas a nuestras preguntas: ¿en qué situación se encuentran los ancianos?, ¿cuánto personal está trabajando?, ¿cuántos casos hay de contagio?

Todo son incógnitas. El hermetismo es total y la sensibilidad del personal al cargo brilla por su ausencia. ¿Creéis que sus vidas os pertenecen? ¿No os creéis en la obligación de buscar algún canal de información para mantener a las familias lo más al día posible?

Nos sentimos completamente desamparados e impotentes ante esta situación, máxime cuando algunas informaciones hablan de cientos de fallecidos dentro de este tipo de instalaciones.

¿A quién acudir? ¿Qué hacer sino esperar en cualquier momento la temible llamada anunciando lo peor? ¿Qué está haciendo la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid para solucionar esta situación? El confinamiento es duro pero soportable, pero esta incertidumbre, lo siento pero no la acepto.

Todavía hay personas que ayudan a los demás

Por Enrique Jiménez Martín

Tren de Renfe (Archivo).

Tren de Renfe (Archivo).

Soy un trabajador de Renfe que el pasado 5 de mayo a mediodía tuvo un pequeño/gran incidente en la vía 9 de la estación de Atocha Cercanías, y que sólo sé por referencia de lo que he oído y me han contado que durante más o menos cinco minutos de mi vida me quedé inconsciente.

Estas letras son de agradecimiento a esas personas anónimas que sin temer por su seguridad, bajaron a la vía a rescatarme. Esto demuestra que en estos tiempos de egoísmos, todavía hay personas que ayudan al prójimo sin importar qué tipo de razones.

Así mismo, hago extensiva esta misiva al personal sanitario, vigilantes de Renfe y miembros de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que se volcaron en todo momento por atenderme.

Gracias de todo corazón.

Los ‘fusilamientos’ (de personal) en El Prado

Por Juan Martínez Alonso

Llegó febrero y con su venida mi adiós al Museo del Prado; he sido vigilante de salas durante seis años y medio (como empleado público); la experiencia, maravillosa a pesar de que algunos se hayan esforzado en fastidiarla a última hora.

Hace unos meses tuvo lugar el último proceso selectivo y resulta que de casi 300 integrantes de la Bolsa de Trabajo anterior sólo pasaron el corte 15 personas. Se inventaron un test para evaluar las “competencias profesionales” que no superó casi nadie. Por lo visto durante seis, ocho o diez años las obras maestras del museo estuvieron en manos de desalmados e incapaces (tres entrevistas personales pasé y más de 25 períodos de prueba, sin tacha).

La Galería Central del Museo del Prado (Leonardo Wen / EFE)

La galería central del Museo del Prado (Leonardo Wen / EFE)

La antigüedad (los trienios), la experiencia (muchos de nosotros por encima de los 45 años) y nuestro incipiente inconformismo (quejas ante las degradadas condiciones laborales de los últimos tiempos), nos condenó. Señor Zugaza Miranda, director de la Institución, es usted el responsable último, por acción u omisión de nuestro ajusticiamiento. ¿Por qué se ha atrincherado en su despacho y no ha dado la cara? ¿Por qué ha mandado al peonaje a hacer el trabajo “sucio”? ¿Era necesario ensañarse?

Se han negado a dar información sobre el proceso selectivo desde el primer minuto: ¿Por qué tanto oscurantismo? ¿Qué esconden? Quizás todo tenga una sencilla explicación: la patente de corso de la que algunos gozan por ser prebostes del Museo del Prado ¿o me equivoco? Y todo esto en la gran pinacoteca nacional, en la joya de la corona, en el “último bastión” de la cosa pública, otro chasco para la animosa muchachada de las mareas ciudadanas, el Prado es una empresa más, otra que trata a patadas a su personal. Perros tiempos estos en los que la dignidad de los trabajadores vale muy poco.

Jubilados sin más

Por Juana María Niño Ocaña

Cirujanos en el quirófanoMi marido es cirujano. Como cada día, nos despedimos temprano. Cuando vuelva no me dirá que ha hecho una intervención complicada. Es posible que me cuente cómo alguien, el paciente en su cama, un familiar, le han expresado su agradecimiento. El otro día, la víspera del puente en la Comunidad de Madrid, no fue así. Al volver me dio una carta que le acababan de entregar en mano en su hospital, en Móstoles. Hace cuatro meses, cuando cumplió la edad de jubilación, le dieron otro escrito aceptando la prórroga de su trabajo hasta 2017. Pero ahora le han dicho que se vaya, sin más.

No hay una palabra de agradecimiento por toda una vida de dedicación. No hay el consuelo de que vayan a contratar a un joven cirujano en su lugar. Ya no hay pacientes ni listas de espera. Es como si no hubiera un mañana para uno y otros. No creo que mi marido sea especial. Creo que las personas como él, plenamente satisfechas a cambio de esos agradecimientos y de un salario digno, no tienen cabida en una sanidad convertida en negocio. Afortunadamente mi marido tiene recursos, intelectuales y económicos, pero, ¿cuántas personas no?

Las ‘matemáticas’ del Puerta de Hierro

Por José Recio Rosa

Hospital Puerta de Hierro de MadridMe maravilla la capacidad para el engaño de esta derecha española, tan recalcitrante, que por lo visto nos hace ver hasta las matemáticas de un modo extraño muy distinto a como nos las enseñaron. Es como el falso dilema de que 2+2 = 5.

Esto lo digo porque este lunes 1 de abril nos informan de que en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid, van a despedir, o trasladar, o a anular, o rescindir el contrato a 220 trabajadores fijos y 180 interinos. Pero aseguran que “se mantendrá la misma calidad“. ¡Toma ya! Esto derriba mis creencias en las viejas matemáticas, así como en las reglas de tres. Sean 20 operarios, que realizan un trabajo en 6 días. Entonces ¿cuántos días tardarán 10 operarios en realizar el mismo trabajo? ¿De qué forma harán el mismo trabajo los 10 operarios en iguales 6 días? ¿O este ejemplo no sirve para comprobar la chapuza que van a realizar en el Puerta de Hierro de Madrid? Garantizando “la misma calidad“.