BLOGS
Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

“¡Pero, señorita, este libro no es de tapa dura!”

En plena era digital lo más confuso parece ser el negro impreso sobre blanco y sus vestidos. O al menos eso es lo que veo cada día en reginaexlibrislandia.

Atrás quedaron los años en que el formato de un libro era, básicamente y para los menos bibliófilos, de ‘tapa dura’ o ‘de bolsillo’, con alguna que otra variante ‘de lujo’, ‘en piel’ o similares.

Pero ahora la línea que separa ambas ediciones está definitivamente desdibujada, y hay tantas variantes flotando en el limbo formal que hay quienes se pierden en la búsqueda de su ejemplar, especialmente si es un encargo o un regalo.

¿Ejemplos? Mi conversación con una clienta:

– Clienta: Oiga, buenas tardes.- Buenas tardes, ¿qué desea?

– C.: Mire, yo quiero un ejemplar de El gaucho insufrible, de Roberto Bolaño.

– R.: Ah, muy bien, déme un segundo y se lo traigo. ¿Lo prefiere en bolsillo?

– C.: No, no, no. ¡Que no sea de bolsillo! Es un regalo para mi nieto, que vive en EEUU y me lo ha pedido en la ‘edición grande’.

– R.: Es curioso, leí que hay una auténtica fiebre por Bolaño ahora en Norteamérica…

– C.: Pues debe ser, porque me ha insistido mucho.

 

En ese impás mi pelucón y yo correteamos a la balda donde descansan las criaturas literarias de Bolaño, para regresar a mi escritorio ejemplar en mano…

 

– R.: Aquí lo tiene, parece que hemos tenido suerte…- C.: ¡Pero, señorita, este libro que me da no es de tapa dura!

– R.: Mucho me temo que sí, aunque realmente no… Verá, en España a Bolaño lo edita Anagrama, que tiene dos formatos, uno más económico que es ‘de bolsillo’, y otro que es de ‘tapa dura’ aunque no literalmente, porque como verá es blanda… Uno vale 12,50 euros y el otro, el rojo, 7 euros

– C: Ya, ya, pero el más caro es de tapa blanda, se parece mucho al que usted dice que es de bolsillo, y mi nieto me ha dicho que no quiere de este tipo.

– R.: Como usted vea, pero estos son las dos únicas ediciones de El gaucho insufrible de Bolaño en España.

– C.: Mire, ¿sabe lo que le digo? Que mejor se lo pregunto cuando hable con él por teléfono… ¡Adiós!

Y se fue sin el libro de Bolaño y ligeramente contrariada…

Y a vosotros, reginaexlibrislandianos de pro, ¿os ha pasado algo similar? En algunos títulos… ¿realmente hay tanta diferencia formal entre unas ediciones y otras? ¿Creeeis que las editoriales deberían unificar ediciones, como en el mercado anglosajón, donde son más homogéneas que aquí?

30 comentarios

  1. Dice ser Martín

    Creo que estamos todos de acuerdo que lo de tapa dura o tapa blanda es una cuestión de gustos de cada uno (por estética, comodidad, et.)El problema viene cuando las ediciones de “tapa dura” son como las del ejemplo que pone Regina, porque el precio es de tapa dura pero el libro no lo es. El que quiera la edición buena para que dure más en este caso no creo que se moleste.

    30 noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser trabajo

    es verdad..cada vez se ven menos esos libros sublimes con tapa dura y letras grabadas en oro o plata..se hechan de menos.

    11 enero 2009 | 18:14

  3. Dice ser r

    si se trata del 20mil leguas ilustrado por Doré, pués cómo va a dar igual una edición que otra?!!!en cuanto a libros traducuidos, pués sí puede haber diferencias, por los traductores.;y si es un libro normal, sin traducir, puedes estar pensando en su conservación a través de los años…

    11 enero 2009 | 19:17

  4. Dice ser maric

    No entiendo porqué ahora en mi reader me dice que has hecho unas 20 actualizaciones y resulta que me añade post de otros blogs de 20 minutos a los cuales no sigo…Esto si que es una contrariedad!! xD

    11 enero 2009 | 19:20

  5. Dice ser Steloide

    No hay diferencia en absoluto entre la tapa blanda que venden como edición grande y la de bolsillo, ni siquiera en letra, por lo que para adquirir muchos libros la solución óptima, para mí, pasa por adquirir la edición de bolsillo. Puede que sea un crimen, pero si lo pensamos bien no hay tampoco tanta diferencia con leer en formato digital, que en unos pocos años estará más extendido gracias a los Libros Electrónicos, y, cuando de verdad uno ama una obra comprar una buena edición.

    11 enero 2009 | 19:59

  6. Dice ser Francisco Gabriel Muñoz

    Lo que tiene auténtico delito es que Anagrama, Tusquets y otras editoriales te cobren veintitantos eurazos por un libro en “tapa blanda”.Creo que con esos precios lo menos que se le puede pedir a la editorial es una edición digna que tenga al menos una encuadernación en guaflex con sobrecubierta.Cierto es que lo importante es el contenido y no el continente; pero qué narices, por más de veinte euros el ejemplar creo que se debe ser exigente con el continente también.

    11 enero 2009 | 20:32

  7. Dice ser anarfabeto

    Pos ahora que lo pienso, pa mi que er librico ese que lei, la primera cartilla, pa mi que tampioco era de borsillo ni de tapa dura.

    11 enero 2009 | 20:40

  8. hola,pues yo prefiero los de tapa blanda (siempre que se trate de una buena edición, traducción…), me resultan más cómodos de leer, con los grandes de tapa dura, acaba doliéndome el cuello y los brazos.rarita que es una………..P.D. a mi tambien me ha actualizado blogs que no he leído en la vida

    11 enero 2009 | 21:44

  9. Dice ser Carmen

    Pues yo prefiero los libros de tapa blanda, que ocupan menos espacio en las estanterías y no tengo el peligro de sufrir una tendinitis en las muñecsa por sujetar tanto peso. 😀

    11 enero 2009 | 22:48

  10. Dice ser maldita web

    Pues yo los invito a leerse mi cibernovela con tapa “digital”, colgada gratis en internet:http://malditaweb.blogspot.com

    11 enero 2009 | 23:17

  11. Dice ser Homo libris

    Me ocurre igual que a Maric, que me sale en el Google Reader con un montón de blogs más de 20 Minutos. Imagino que habrá que actualizar la dirección del feed de las RSS, o algo así.Respecto a las ediciones de los libros, creo que debe haber de todo: a mí me gustan algunos en edición de bolsillo, más fácil de llevar, para libros más viajeros o “viajados”, y en edición “de lujo”, en tapa dura, para los que quiero conservar más tiempo (que todos quieres conservarlos, claro, pero hay que ser conscientes que las ediciones de bolsillo, aunque no todas, suelen tener peor encuadernación, ser de papel de peor calidad, etc.). De todas formas, preferir, lo que se dice preferir, prefiero los de toda la vida: tapa dura, buen papel y tinta, y una impresión de calidad, que no canse la vista.¡Saludos!

    12 enero 2009 | 1:12

  12. Dice ser mari

    Yo, como preferir, prefiero los de tapa dura, que suelen tener mejor calidad y se conservan mejor. Los de bolsillo despues de mucho manejo suelen acabar un poco rotos.Eso si, por económicos y por manejables los de bolsillo. Cualquiera se pasea por ahí con Un Mundo sin Fin en el bolso. Y como normalmente los llevo encima para leerlos en el metro u otras ocasiones en las que tenga un ratito, pues al final compro bolsillo.Pero lo que no me parece es que los libros que van saliendo nuevos solo se encuentran en tapa dura, además de demasiado caros, para que encima nos metan pasta blanda un poco más gruesa como pasta dura..Asique ahora algunos libros extranjeros prefiero comprarlos en inglés, a ser posible en el pais anglosajón, que son más económinos y tienen las dos ediciones disponibles.Con los libros españoles, a no ser que tenga mcuhas ganas de leerlo prefiero esperar..

    12 enero 2009 | 8:41

  13. Dice ser Pakito

    Me jode un poco que los libros ya no sean de tapa dura, pero cuesten lo mismo que los que la tenían. ¿Por qué será que en España no se lee?

    12 enero 2009 | 9:25

  14. Dice ser Ana

    Mientras el contenido desde la primera a la última letra sea el mismo… como si lo quieren editar sin tapa.Los de tapa dura quedan muy bonitos en la estantería, los de tapa blanda quedan mejor en la economía diaria.Aunque ahora con el libro electrónico…

    12 enero 2009 | 9:29

  15. Dice ser Noemí

    Pues yo también prefiero las ediciones en tapa blanca, lo otro es un tostón para los que nos gusta leer en la cama. Se te queda la muñeca tonta. Pero del todo, vamos. Los otros los puedes llevar en el bolso sin problema, además tampoco llevan la guarda cubierta que es otro peñazo bastante importante. Sí que pienso que en cuanto a estética, como la tapa dura no hay nada. Yo, en mi casa tengo dos zonas de libros. La pública en el salón (tapa dura) y una gran estantería en un pasillo para los de bolsillo. Además, cuando un libro me gusta mucho lo leo y lo releo como cien veces, así que me acabo comprando las dos ediciones. Una para guardar siempre y otra para leer una y otra vez sin que me de pena al final que se quede el libro ajado (rarita que es una).

    12 enero 2009 | 10:17

  16. Dice ser Sergio

    Me importa más el contenido que el continente aunque en el caso de Anagrama, además, me gustan mucho sus ediciones. Mis lecturas de juventud eran las de sus económicos Nabokov o Bukowski de bolsillo. Hace tiempo que no les compro nada en bolsillo porque antes lo he leído ya en la versión de “tapa dura”. Espero que no se les vaya nunca el buen gusto de lo que publican.

    12 enero 2009 | 11:07

  17. Dice ser arch190

    Para uso cotidiano prefiero los libros con tapa blanda, la edición economiquísima no me gusta mucho porque no siempre es de buena calidad y el libro, después de algunos años, se desmorona en las manos.Para algún regalillo o libro especial, con cierto valor (no siempre monetario), me gustan esos de tapa dura, lujosos, importantes.

    12 enero 2009 | 11:42

  18. Dice ser antonio larrosa

    Nunca me habia parado a pensar si un libro tiene tapa dura o blandengue. Supongo que contra gustos no hay disputas, pero a mi lo que me atrae de un libro es su argumento , despues como esta escrito y por último su precio. Un saludo apresurado del peor escritor del mundo. Me voy raudo a comentar las noticias de 20 minutos que hoy estoy algo atrasadillo .

    12 enero 2009 | 17:11

  19. Dice ser flyn

    Me interesa màs el contenido y sobre todo el precio cuando soy yo las que me los compro pero tb es verdad que a veces , cuando se trata de ciertos libros voluminosos, al hacer la ediciòn de tapa dura tienen la letra màs pequeña. Eso me sucediò con La Fiesta del Chivo. Acabè pidièndoselo a una amiga que tenìa la primera de Alfaguara que ,de dura no tiene nada( como la de Anagrama.)En cuanto a lo de mostrarlos yo tengo a la vista todos . No me parecen ni màs guapos ni màs feos. Me da igual si lucen o no en las estanterìas. No es ese su cometido.

    12 enero 2009 | 18:15

  20. Dice ser asgard

    Y qué pasó con aquello de “no juzgar a un libro por sus tapas”? A mí nunca me ha preocupado si un libro tiene tapa dura, blanda o bañada en oro; en cuanto lo abro, el libro sigue siendo el mismo, contando las mismas cosas y llevandonos a los mismos lugares.

    12 enero 2009 | 18:26

  21. Dice ser Einzelgänger

    Sabeis que? Pienso que lo importante es lo que va entre las dos tapas, es decir, entre la delantera y la trasera. La historia es lo verdaderamente importante, lo que el autor nos quiere transmitir.Y si nos ponemos a hablar de formatos…me quedo con el bolsillo. Ese que puedes llevar en la mochila y leer en cualquier banco al sol en verano o con un buen café o una cerveza en una cafeteria durante el frío invierno. Aquel que te puede acompañar en los viajes, esperando el metro o el autobús o mientras un avión se dispone a coger altura. Que otro formato si no el de bolsillo es lo suficientemente cómodo como para acompañarnos alla donde vayamos para contarnos toda su historia y hacernos ese viaje más entretenido?En cuestion de estilos no el más preparado es el mejor.rinconesdereflexion.blogspot.com

    13 enero 2009 | 12:11

  22. Dice ser pato

    Planeta, que siempre ha publicado en tapa dura, saca ahora algunos, los más literarios, en tapa blanda. Ha sacado así “El canalla sentimental” y “Los números del elefante”. Son más baratos y menos de adorno. A mí me dan buena sensación.

    13 enero 2009 | 12:12

  23. Dice ser isabel

    Que curioso encuentro, yo acabo de salirme de la piel de una librera para convertirme en rana. Pero no se me olvida que se siente al dar de leer…

    13 enero 2009 | 20:46

  24. Dice ser César

    Tapa dura para los que quieran libros de decoración y blanda para los que les guste leérselos… Por cierto, recomiendo encarecidamente “Los números del elefante” de Ed. Planeta.Aire fresco.

    14 enero 2009 | 10:28

  25. Dice ser Indt

    A mí me gusta la edición de tapa blanda y grande, es decir como Alfaguara o Anagrama… Asteroide, Impedimenta… creo que es lo que más se hace ahora, son (a veces) más baratos, no son tan cutres como algunas ediciones de bolsillo y se leen muy bien. Más ligero que el cartoné, claro… y si puede ser de formato más tirando a cuadrado que rectángulo.. como Barataria..

    14 enero 2009 | 11:28

  26. Dice ser Romerales

    Pues… al final los más cómodos de leer son los de edición de bolsillo. Los de tapa dura no me gustan nada, y los de tapa blanda que simulan ser de tapa dura menos… cuanto más gordo el libro más incómodo, así que si lo pueden hacer de bolsillo, mejor que mejor y hasta sale económico.

    17 enero 2009 | 4:09

  27. Dice ser vpll90

    Pues a mí lo que me parece precioso es un libro por el que se notan que han pasado no solo años, sino miradas y manos ávidas consumidoras de palabras y creadoras de infinidad de historias para un mismo libro.Y por otro lado… primero hay que leerse el libro(prestado, o en la edición económica) y luego ya se verá si se compra en edición de lujo, como haría cualquier coleccionista con algo digno de ser coleccionado.

    17 enero 2009 | 4:18

  28. Dice ser mygaitero

    Os he encontrado buscando la diferencia entre tapa blanda y bolsillo en google. Creo que más o menos habéis resuelto mis dudas, pero, ¿puede alguien concretar? Es que estoy buscando “Canción de Hielo y Fuego” de George R.R. Martin y preferiría que todos los libros fuesen del mismo estilo, no unos de bolsillo y otros en tapa rústica.Normalmente compro los libros en edición bolsillo porque, como decís algunos lo importante es la historia, no las tapas; pero me ha ocurrido con la triología “Elenium” de David Eddings editado por Timunmas, que la letra es muy pequeña, y aprovecha toda la hoja, sin dejar ningún margen, con lo que muchas veces tengo que abrir el libro de forma exagerada para no perderme nada; lo cual lo hace bastante incómodo según dónde estés leyendo.Resumiendo, son 5 libros, los 2 primeros los hay de bolsillo, tapa blanda, rústica, etc. El 3º y el 4º de tapa blanda en adelante, y el 5º aún no ha salido. ¿Qué me recomendáis? … Mejor los saco de la biblioteca, ¿no?

    22 marzo 2009 | 11:51

  29. Dice ser Alejandro

    ¿ Pregunto? la diferencia de libro de bolsillo y el de tapa dura, es solo la tapa o tambien, el tamaño.

    01 mayo 2009 | 21:13

  30. Dice ser samara

    hola

    26 diciembre 2009 | 16:02

Los comentarios están cerrados.