Capeando la crisis Capeando la crisis

De cómo vivir sin dinero o con muy poco

Entradas etiquetadas como ‘turismo colaborativo’

Kangapp, una red de viajeros que facilita moverse con niños

Kangapp es una plataforma digital que promueve el turismo en familia y facilita las cosas para poder viajar con niños. Es una comunidad de amantes de los viajes y del turismo de proximidad que trata de animar a las personas a que participen, se interesen y trabajen en el turismo colaborativo, tratando de motivarles para que se muevan y viajen en familia.

Sus promotores son también padres con niños de corta edad y amantes de los viajes y de hacerlos con la familia, y convencidos de que viajar forma parte de la educación de los hijos y de que la situación personal no debe ser un impedimento para acometer cualquier aventura viajera.

Además, ayuda a buscar, publicitar o alquilar artículos para bebés y niños. Toda familia que esté de viaje y necesite una cama de viaje para un fin de semana, un carrito de bebé para todo un verano o una silla para el coche para un viaje por carretera, lo puede encontrar en esta red social.

Kangapp1

Uno de los aspectos que caracterizan a Kangapp es la confianza. En todo los alquileres que se realizan, el arrendatario debe dejar una pequeña cantidad -calculada y sugerida por kangapp-. Los pagos se realizan mediante la plataforma de MangoPay y para la confirmación de la entrega/recogida del artículo alquilado se utiliza un sistema de códigos alfanuméricos.

La plataforma nació como una herramienta para fomentar el turismo colaborativo y P2P, una forma de viajar sin intermediarios, de particular a particular que permite que un local pueda alojarnos en una habitación de su casa, alquilarnos su coche -o compartirlo- o dejarnos su casa a cambio de que cuidemos de sus mascotas y reguemos sus plantas.

El turismo colaborativo no sólo es más barato y flexible sino que, además, permite obtener unos ingresos extra y hacer que el viaje sea algo más que una experiencia turística para convertirse en una grata experiencia personal.

Trueque de noches entre particulares sin que medie el dinero

NightSwapping es una aplicación colaborativa de alojamiento turístico, una comunidad de 150.000 miembros, que intercambian noches en su casa para viajar, sin que medie dinero entre ellos.

Cuando uno hospeda en su casa a otros, gana “noches”,  que puede utilizar después para viajar gratis a casa de otros miembros de la plataforma. En el caso de no poder hospedar a otros viajeros, se puede comprar noches directamente a NightSwapping.

nightswapping-una-nueva-app-colaborativa-de-alojamiento-turistico

Con la aplicación,  sólo hay que indicar la ciudad desde donde se viaja y la distancia máxima elegida, al momento, salen todas las estancias posibles de las que se puede disfrutar. Si estás interesado, desliza a la derecha y espera a “hacer un match” con el anfitrión para después conversar con él.

Gracias a la moneda virtual “la noche”, los promotores de NightSwapping consideran que han revolucionado el alojamiento entre particulares, proponiendo mayor flexibilidad que el tradicional intercambio de casas, más comodidad que el couchsurfing y sin riesgo legal respecto al alquiler entre particulares.

Además de una verificación exhaustiva del perfil, comentarios y opiniones; los miembros cuentan de forma gratuita y en todo el mundo, con un seguro con cobertura total de 450.000 euros frente a posibles daños corporales y materiales.

 

 

Turismo colaborativo: el turista 3.0

Turismo colaborativo: El turista 3.0 es el tema de una interesante jornada que se celebra este vienes en Córdoba, organizada por empresas del sector e instituciones y en la que van a participar plataformas de Internet que se dedican al turismo y empresas de economía digital.

El espacio jurídico y legal del turismo colaborativo, la experiencia de las diferentes plataformas que operan en este sector o  el turismo y comercio minorista colaborativo ¿Amenaza, oportunidad o nuevas formas y canales de distribución? son los asuntos que se tratarán en esta puesta en común, en la que participan responsables de compañías digitales como Diacamma, SocialCarGreeters MadridLaComunity.com Compartetren.com y de empresas tradicionales del sector turístico.Diacamma.jpgA este viajero, el turista 3.0, se le conoce como un consumidor colaborativo, que además de querer tener el control de todos los detalles de su viaje, está inmerso en una cultura de interacción. Toma y ejecuta sus decisiones con base en herramientas digitales, además de que comparte al instante cada uno de sus pasos a través de blogs o redes sociales, según define la revista Forbes.

Reserva sus viajes online, apenas lleva equipaje y cuenta con el móvil como su mejor y más fiel acompañante, pues ahí lleva toda la información que necesita: cámara, guías de viaje, amigos, transporte, previsiones, opiniones de otros viajeros, dice la revista IT Use

Se trata del “adprosumer”, una nueva generación de usuarios, nativos digitales, que van un paso más allá y se convierten en productores de contenidos y de tendencia, al compartir sus impresiones de viaje, sus opiniones sobre los lugares y sus recomendaciones sobre empresas, productos y servicios

El turista ha dejado de ser un consumidor pasivo para convertirse en activo y además de ser un cliente es un creador de contenido que, consciente o no, se dedica a generar datos y huellas que los próximos viajeros seguirán y complementarán.

El uso emergente de los smartphones, el GPS y la variedad de aplicaciones, multiplican las opciones no sólo para el turista. Cada vez es más importante también para los destinos y para las empresas turísticas proporcionar las herramientas necesarias, facilitar la experiencia al turista y por supuesto, interactuar con ellos.

Ganar un dinero alquilando habitaciones a turistas

El turismo colaborativo, tan en auge en estos tiempos de crisis, ha supuesto para unos poder viajar con menos gasto y en un ambiente de mayor confianza, y para otros, la oportunidad de poder ganar un dinero, alquilando habitaciones a los turistas.

El verano, en un país en crisis como el nuestro y por otro lado tan turístico, es una buena ocasión de contar con un complemento económico para muchos.

La revista Consumer publica una relación de plataformas en las que es posible poner en alquiler para gente de paso habitaciones de casa, explicando las condiciones, las prestaciones (si tiene baño exclusivo para el viajero o aire acondicionado, redes wifi …) y el precio.

habitaciones turismo

 Airbnb es un mercado comunitario de confianza en el que la gente publica, descubre y reserva alojamientos únicos en todo el mundo, ya sea desde su ordenador o desde un teléfono móvil. Hacer la inscripción es muy fácil y también publicar la oferta correspondiente: tipo de espacio, ciudad, características y fotografías. Permite fijar precios flexibles según la temporada y cubre con un seguro si hay desperfectos considerables.

Los pagos se gestionan desde la plataforma, que luego transfiere el dinero del alquiler menos un 3% que retiene como pago del servicio.

Roomorama tiene ofertas en todo el mundo y un funcionamiento y garantías similares.  A diferencia de Airbnb, sin embargo, el cargo por el servicio no se hace sobre el arrendador sino sobre el solicitante, que pagará un precio algo superior al que propone el que alquila.

9flats funciona de forma similar y es muy popular en todo el mundo. El servicio tiene su propio sistema de crédito, por el que recibimos el pago un día después de la llegada del viajero.

Apartments worldwide directory, un listado de las principales propiedades en oferta en el mundo. Basta con poner el enlace a nuestra oferta para que entre en el directorio.

Wimdu es otra gran plataforma de alquiler de habitaciones que tiene 150.000 ofertas en más de 100 países.

Holiday Lettings, con más de 60.000 de visitantes al mes y un grupo de 100 expertos que selecciona y da relevancia a las mejores ofertas.

Turismo colaborativo: El taxi también se comparte

Hay infinidad de recursos y aplicaciones que hacen los viajes más económicos, y de muchos ya he hablado aquí: intercambio de casas, alojarse en casas privadas en lugar de en hoteles, en granjas a cambio de trabajo, compartir una mesa en el AVE con otros viajeros… El turismo colaborativo se abre paso con fuerza y otras formas de viajar, también.

Otro de esos recursos en la aplicación JoinUpTaxi, por si alguna vez hay que coger un taxi camino del aeropuerto o del aeropuerto de regreso a casa. A través de esta plataforma, que he encontrado en Kangapp,  se puede buscar a otras personas con las que compartir un taxi y el coste del trayecto, y se puede reservar con una semana de antelación.

camb1

Está disponible en Madrid, Barcelona, Valencia, Palma, San Sebastián, Bilbao, Vitoria y Sabadell y desde la web o el móvil se puede pedir un taxi individual o para compartir con personas que tengan que hacer el mismo trayecto, de forma más barata y sostenible.

JoinUp Taxi trabaja directamente con asociaciones de taxistas, que tienen una flota de más de 1.000 taxis. También ofrece servicio a empresas, para reducir costes.

Cabmix es otra aplicación similar que te pone en contacto con gente con la que compartir el taxi desde los aeropuertos a los centros de las ciudades.

En Zaragoza existe Taxi Sostenible, que permite compartir taxi con varios pasajeros, reduciendo considerablemente el precio de la carrera e incrementando la demanda de servicios de taxi.