Entradas etiquetadas como ‘‘Tesoro de la lengua castellana o española’ de Covarrubias’

¿Sabes en qué consiste el ‘ramoneo’?

Se conoce como ‘ramoneo’ a la acción de ‘ramonear’ y a su vez este término hace referencia al hecho de cortar las puntas de las ramas de los árboles y, también, al acto de pacer (comer) algunos animales las hojas y puntas de las ramas de las plantas o árboles.

¿Sabes en qué consiste el ‘ramoneo’?

Curiosamente, el diccionario académico dice que este vocablo está formado por el nombre propio Ramón unido al sufijo -ear, pero son numerosos los etimólogos que indican que procede de ‘rama’ (cada una de las partes que nacen del tronco o tallo principal de una planta).

Además, en su primera aparición en el Diccionario de Autoridades de 1737, ya se indicaba que provenía de rama (tal y como apuntaba el célebre lexicógrafo Sebastián de Covarrubias en su obra ‘Tesoro de la lengua castellana o española’ publicada en 1611).

 

 

Lee y descubre el curioso origen, historia y etimología de infinidad de palabras y palabros

 

 

Fuente de la imagen: Stephanie Hargett (usar.army)

¿De dónde surge que a las prostitutas también se les conozca como ‘rameras’?

Infinidad son los adjetivos y términos que se utilizan para referirse a las mujeres que ejercen la prostitución, siendo uno de los más utilizados el de ‘ramera’.

Según la definición que daba en 1737 el Diccionario de Autoridades, una ramera era ‘la mujer que hace ganancia de su cuerpo, expuesta vilmente al público vicio de la sensualidad, por el interés’.

El origen sobre porqué se empezó a llar así a las prostitutas está algo discutido y podemos encontrar que los historiadores y expertos en etimologías se dividen en dos versiones.

Por un lado nos encontramos quienes señalan que era costumbre en la Edad Media que para diferenciar las casas en las que se ejercía la prostitución, a las de otro tipo de establecimiento o vivienda particular, se colgaban unas ramas junto a la puerta (por ejemplo, el célebre etimólogo Joan Coromines, en el Diccionario crítico etimológico castellano e hispánico, apuntaba que eran ramos de flores).

Algunas fuentes indican que los primeros en poner una rama en la puerta fueron los taberneros y que, en los inicios, en estos lugares era en los que ejercían su actividad las meretrices, mientras a los clientes se les servía unas jarras de vino y un buen yantar.

Por su parte, el lexicógrafo del siglo XVII, Sebastián de Covarrubias, en su famoso ‘Tesoro de la lengua castellana o española’, señala que se les empezó a llamar rameras a las prostitutas porque éstas vivían, en las afuera de las ciudades, en unas chozuelas cubiertas de ramas, lugar en el que ejercían su oficio.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Portada del libro "Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO" de Alfred López

 

 

Esta curiosidad es una de las que encontrarás en mi libro “Ya está el listo que todo lo sabe de SEXO”. De venta en librerías y Amazon: https://amzn.to/2q6wNXa

 

 

 

 

Fuentes de consulta: Diccionario crítico etimológico castellano e hispánico de Joan Coromines / ‘La Prostitución: El Espejo Oscuro’ de Dolores Juliano / ‘Tesoro de la lengua castellana o española’ de  Sebastián de Covarrubias / etimologias.dechile
Fuente de la imagen: felixcasanova.blogspot.com.es