Entradas etiquetadas como ‘lema’

El curioso y bélico origen etimológico de la palabra ‘eslogan’

El curioso y bélico origen etimológico de la palabra ‘eslogan’Conocemos como ‘eslogan’ al lema o frase publicitaria creada explícitamente para ser recordada fácilmente y que sirve para referenciar algún producto, compañía, campaña de un partido político…

Se trata de un término que nos llegó a través de la influencia anglosajona, apareciendo en nuestra lengua hace relativamente poco tiempo y no figuró en el Diccionario de la RAE hasta 1984. Pero, evidentemente, su origen etimológico es mucho más antiguo.

Eslogan es la castellanización del vocablo inglés ‘slogan’, de exacto significado y a menudo utilizado de esta manera en nuestra lengua, aunque tanto el Diccionario panhispánico de dudas de la RAE como Fundeu aconsejan el uso en su forma ‘eslogan’.

Pero slogan no es una palabra originaria del inglés, sino que ellos la recibieron inicialmente en el siglo XVI como ‘slogorne’ (consigna) proviniendo éste desde el gaélico (lengua indoeuropea celta) ‘sluagh-ghairm’ y cuyo significado literal era ‘grito de guerra’ y que era utilizado por los clanes irlandeses y escoceses en sus correspondientes batallas como forma de arengar a sus soldados.

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuentes de consulta: Diccionario panhispánico de dudas (RAE) / Fundeu / elcastellano / etymonline /
Fuente de la imagen: pixabay

¿Cuál es el origen de la expresión ‘O César o nada’?

¿Cuál es el origen de la expresión ‘O César o nada’?

Se utiliza la expresión ‘O César o nada’ (‘Aut Caesar aut nihil’) para dar a entender que alguien no quiere asumir un cargo o responsabilidad menor de la que ya tiene o pretende. También sirve para señalar que una persona no admitirá ser el segundo en algo, que es el primero o no es nada.

El origen de la expresión lo encontramos en el el grito al unísono que hicieron los hombres de Julio César cuando, el 10 de enero del 49 a.C., decidieron desoír al Senado Romano y seguir a su líder con el que cruzaron el río Rubicón con el propósito de enfrentarse al general Cneo Pompeyo Magno, dando así inicio a la Guerra Civil y propiciando que Julio César fuera declarado enemigo público por el propio Senado.

Posteriormente, en el siglo XV se convirtió en el lema personal de César Borgia quien lo llevaba grabado en su espada y dio una gran popularidad a esta expresión.

 

 

Lee y descubre en este blog otros post con curiosidades históricas

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons (la lustración adjunta no hace referencia al momento que explica la expresión de este post, debido a que no he encontrado imágenes libres de derechos)

Un extracto de este post fue publicado en mi colaboración del mes de junio en la revista digital e interactiva iHSTORIA