Entradas etiquetadas como ‘indirecta’

¿De dónde proviene el término ‘retintín’ para referirse a algo que se dice con cierto tono malicioso?

¿De dónde proviene el término ‘retintín’ para referirse a algo que se dice con cierto tono malicioso?Cuando alguien dice a algo con el propósito de molestar y además lo hace utilizando cierto tono y modo de decir en el que se le ve claramente que lo hace con mala intención (ya sea irónica o sarcásticamente) suele utilizarse el término ‘retintín’ y con el que se señala esa manera maliciosa utilizada.

El vocablo retintín proviene de la onomatopeya que produce el sonido unas campanillas al ‘tintinear’ una y otra vez y que queda grabado en el oído (retintinear), por lo desagradable y repetitivo que, supuestamente, resulta.

Antiguamente se usaba el vocablo ‘retiñir’ para referirse al sonar y resonar vibrante de las armas, campanas u otros metales, pero con el transcurrir de los siglos acabó utilizándose el onomatopéyico término retintín.

¿De dónde proviene el término ‘retintín’ para referirse a algo que se dice con cierto tono malicioso? (Rin tin tin)Cabe destacar que algunas personas utilizan erróneamente el término retintín diciendo en su lugar ‘rintintín’, pero esta última palabra nada tiene que ver con en tono malicioso al que me refiero en este post, sino que es famoso por ser el nombre (en realidad Rin Tin Tin) del perro pastor alemán que protagonizó varias películas (en total 43 rodadas entre 1922 y 1947) y una popular serie de televisión de mediados de 1950 (entre 1954 y 1959). Evidentemente, fueron rodadas por varios perros diferentes.

 

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuentes de las imágenes: captura Youtube / Wikimedia commons

¿De dónde surge la exclamación ‘¡diantres!’?

¿De dónde surge la exclamación ‘¡diantres!’?

Normalmente, cuando se utiliza término ‘diantre’, se hace a modo de exclamación y, sobre todo, como eufemismo (forma de aludir a algo sin necesidad de decir una grosería o blasfemar). Un ejemplo de su uso es: ‘¡¿Pero qué diantres ha pasado aquí?!’.

En sus orígenes se comenzó a utilizar el vocablo ‘diantre’ para sustituir a palabras como ‘diablo’ o ‘demonio’, debido a que antiguamente se tenía el convencimiento (superstición) que si se nombraba al maligno algo malo podría ocurrir, de ahí que se buscara un término con el que referirse a él sin tenerlo que mentar.

Diantre llegó al castellano desde el francés de exacta grafía y significado (la primera aparición del término en legua francesa es del siglo XVI). El vocablo no dejaba de ser una alteración de la palabra ‘diable’ con el mismo propósito eufemístico con el que en nuestra lengua se utiliza.

Cabe destacar que este caso de eufemismo es muy similar al de la utilización del término ‘¡pardiez!’, usada para sustituir la exclamación ¡por Dios!, tal y como os expliqué hace un tiempo en este otro post: https://blogs.20minutos.es/yaestaellistoquetodolosabe/de-donde-surge-la-exclamacion-pardiez

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuente de la imagen: clipartbest