Doce errores a evitar cuando escribes novela histórica

Image by Steve Johnson from Pixabay

Por José Manuel Aparicio | Escritor, autor de Banderizos, premio de Novela Histórica Ciudad de Úbeda 2015 y editor y consultor editorial en Rubric | @Escritor_JMA | Artículo del taller de novela histórica de XX Siglos que José Manuel está haciendo en este blog con carácter mensual, que retorna tras el parón veraniego, y que hoy se centra en los errores a evitar.

Entregas anteriores: la idea | los personajes | la actitud | el método  | la estructura

 

1) No peques de impaciencia. No hay prisa. No infravalores lo que es una novela histórica. Se trata de un ingente trabajo de documentación, estructura y narración en la que conjugar hechos reales y ficticios.

2) Tampoco pretendas que tu novela vaya destinada y que le tenga que gustar a  todo el mundo. Ten claro siempre eso tanto en el estilo como en el contenido.

3) No te disperses. Da su tiempo e importancia a cada etapa.

4) No te importe romper, desechar, cambiar cuanto sea necesario. Nada es intocable mientras no pongas el punto final.

5) El trabajo de estructura ha de facilitarte el trabajo, no complicarlo. Si compruebas que los datos históricos complican el proceso, selecciona bien los que quieres contar. No todos caben.

6) Sé fiel a tus personajes, no los obligues a hacer lo que está fuera de la personalidad y vida que has creado para ellos. No olvides que ellos construyen tu historia. Si historia y personajes no cuadran en algún momento, algo haces mal.

7) Las ideas son valiosas, no las pierdas; pero no te aferres tampoco a ellas. A veces por egoísmo queremos que todo quede, eso puede crear abigarramiento, además de quitar importancia a lo que sí la tiene. Una novela histórica no es un libro de Historia. Si lo único que quieres contar son unos hechos del pasado, y eso es más importante para ti que la tensión dramática, entonces pásate al ensayo.

8) No pongas nada de relleno, no extiendas innecesariamente ni prolongues de manera artificiosa. Una novela histórica no es la suma de un número de páginas ni de datos, es Literatura.

9) No construyas personajes planos ni como una prolongación del narrador ni de ti mismo. Escritor y narrador con diferentes entre sí, y ambos lo son de los personajes. Cada personaje posee su propio registro. No son marionetas del escritor, han de tener “alma”.

10) No corrijas en exceso, sobre todo cuando comienzas, en el primer borrador. Rentabiliza el tiempo. Trabaja con “oficio”.

11) No midas lo que avanzas por el número de páginas ni la cantidad de detalles históricos aportados, sino por lo que has pensado y cuánto has madurado la idea y la labor de estructura y organización. No olvides nunca que en la balanza de la novela histórica es más importante la línea argumental, las tramas y la acción dramática que los datos. Busca el equilibrio; si los datos y las informaciones “pesan” más que los hechos, corres el riesgo de que tu obra se parezca más a un tratado divulgativo que a una obra narrativa.

12) Mira siempre hacia adelante. Cuando des por terminada tu novela, no dejes de escribir, inicia un nuevo proyecto; la calidad de tu escritura no depende de su publicación ni de que gane un premio, ni de haber incluido una monumental relación de cuestiones históricas. No dejes jamás de sentir orgullo por haberla escrito.

3 comentarios

  1. Esto que dices debe hacerse al escribir cualquier novela histórica o de ficción. De todos modos debes tener una idea aproximada del número de páginas que tendrá la novela.

    27 septiembre 2019 | 11:00

  2. Dice ser Juan

    Primer y único error: escribirla. Si es histórica no es novela, y si es novela, es ficticia.

    28 septiembre 2019 | 00:00

  3. Ninguna novela histórica puede ser 100 x 100 todo lo histórica que debiera, incluso las escritas por historiadores tienen mas de invención que de historia.
    Los libros de auto ayuda solo ayudan o ayudaron al que le escribió y ahí están.

    30 septiembre 2019 | 14:14

Los comentarios están cerrados.