Paladines contra la Leyenda Negra en el Monasterio de El Escorial

Jorge Bustos, María Elvira Roca Barea y Francisco García del Junco (DARÍO MADRID)

No había un lugar mejor para realizar un evento así. El Paraninfo del Real Colegio Alfonso XII, dentro del mismo monasterio de San Lorenzo de El Escorial albergó este sábado las II Jornadas de Ensayo histórico sobre la Leyenda Negra (aunque quizá deberían llamarse “contra”) que este año se centró en los V Centenarios: Cortés y Elcano. Durante toda la jornada, repartidas entre la mañana y la tarde, se dio un homenaje lleno de erudición, didactismo, humor, entretenimiento y, en ocasiones, política y exaltación sobre la historia de España dirigidas por el politólogo y divulgador, Javier Santamarta y el Ateneo Escurialense. El auditorio se abarrotó con cientos de personas y tanto en la sesión de mañana como en la tarde se formaron sendas y largas colas en la lonja que rodea el Monasterio. Parecía que sí, que la historia despierta interés.

Inauguró el acto la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien aseguró estar interesada en el tema y que, de no haber sido presidenta, “habría estado en el paraninfo como público”. En su discurso afirmó que “la pervivencia hoy de esa Leyenda Negra busca dinamitar la convivencia entre españoles” y que “el mayor consumidor de esa leyenda era el electorado de izquierdas”. Más allá, afirmó que “ser patriota o estar orgullosa de nuestras gestas, no es ser facha”.

Acompañaba a Díaz Ayuso, la consejera de Cultura de su Gobierno, Marta Rivera de la Cruz, que asistió a varias mesas redondas y que aseguró a 20minutos que el nuevo Ejecutivo estaba en la línea de apoyar “absolutamente” eventos como este sobre historia en la Comunidad. “Nuestra presencia busca dar un pequeño espaldarazo a este tipo de actos”, afirmó “y más aún cuando se celebran también fuera de la capital”.

Cola de acceso al Montasterio de El Escorial para la II Jornada de Ensayo Histórico sobre la Leyenda Negra. (DARÍO MADRID)

Fueron las mesas redondas de la mañana, quizá las más brillantes y las que tuvieron un contenido más interesante. Arrancaron el redactor de Patrimonio del diario El País, Vicente González Olaya, el arquitecto, divulgador, y candidato por Vox en las anteriores elecciones, Iván Vélez, autor del libro La conquista de México (Esfera de los Libros, 2019) y el agregado cultural de la Embajada de México, Jorge J. Hernández conversando sobre Cortés y la conquista de México.

Iván Vélez, Vicente García Olaya y Jorge J. Hernández (DARÍO MADRID)

Aseguró González Olaya que “algo hemos hecho mal: hemos transmitido una imagen de país negro, del que resulta imposible sentirse orgulloso“, pero  “no hemos sido tan malos”. Vélez, por su parte, relató que “la Conquista de México se realizó con la espada, la Cruz y la pluma”. Fue el ponente mexicano, precisamente, el que más brillante estuvo, arrancado varios aplausos del respetable, destacando el “mestizaje” como la clave de aquella conquista y aportando lúcidas ideas. “La Leyenda Negra es un producto anglosajón”, aseguró, “porque éste nunca ha sabido digerir las maravillas ajenas sin echarlas a perder: si McDonalds hace paella, no la consuman. Pasa igual con los tacos”. Y otra perla, “John Wayne es un héroe en EE UU por matar indios en sus películas, pero, al mismo tiempo, Hernán Cortés es un malvado por lo mismo”.

Continuaron, centrándose esta vez en Elcano y la primera circunnavegación al planeta, el redactor jefe de Cultura de Abc, Jesús García Calero; el filósofo y divulgador, Pedro Insúa, autor del libro El orbe a sus píes (Ariel, 2019); y la historiadora y directora de la Cátedra CEU Elcano, María Saavedra. En esa mesa, se habló con profundidad, y ante el intento de Portugal de patrimonializar este quinto centenario, de la “indudable españolidad de aquella expedición”, aunque eso no significara quitar ningún mérito a Magallanes.

También se habló largo y tendido de cómo afectaba la Leyenda Negra a esta hazaña de la humanidad, desplazando a Elcano del lugar preferente de esa gran aventura y haciendo creer a gran parte del mundo y hasta fechas no tan lejanas de que había sido Drake el primer circunnavegador del planeta. Insúa y Saavedra aseguraron que aquello no “tuvo parangón”, ni siquiera con la llegada del hombre a la Luna, que ha tenido aniversario este mismo año. “Fue mucho más arriesgado aquello”, aseguró Saavedra, “eran ellos y el mar, no tenían ordenadores ni a millones de pares de ojos siguiéndoles desde la tierra en directo”.

Tras el parón de mediodía, la jornada se reinició con una mesa propia de estos tiempos, en la que tres exitosos tuiteros que dedican los trinos de la red de microblogging a divulgar la historia y deshacer entuertos y bulos históricos, como @Ruta_Elcano@HernnCortes y @Alquicel, explicaron al respetable cómo realizaban su labor y porqué.

Y tras la divulgación en las redes, dio paso al que se vaticinaba como uno de los platos fuertes del día. Llegaba María Elvira Roca Barea, autora del exitoso Imperiofobia, el jefe de Opinión del diario El Mundo, Jorge Bustos, y el historiador Francisco García del Junco, autor de Eso no estaba en mi libro de Historia de España (Almuzara, 2016).  Y la reina de esta corriente en contra de la Leyenda Negra demostró su habilidad como retórica y gobernó sobre esa mesa redonda. Aportó Bustos ideas y conceptos ciertamente interesantes -“prefiero decir que estoy agradecido de ser español, que orgulloso”, dijo-, pero se mostró algo oscuro y denso a la hora de exponerlos, y García del Junco se puso en plan mitinero y exaltado, salvo cuando mejor estuvo, explicando las difíciles condiciones sanitarias de la navegación de los españoles en el Pacífico.

Roca Barea, en cambio, fue de lleno a explicar que “España es un país pequeño que arrastra una enormidad que no somos capaces de imaginar (…). El imperio español puso al mundo en sus coordenadas actuales”. “Creer que el imperio español se proyecta en la pequeña España actual es no haber entendido nada“, afirmó y explicó que el imperio español había sido el “más grande y duradero”: “Se equivocó varias veces, pero otras muchas acertó y lo tuvo que hacer para aguantar tanto tiempo”.

“Muchos profesionales de la Historia no se han dado cuenta de que el Imperio ya ha terminado. Se les nota quienes son, porque siguen luchando contra él”, disparó contra parte del gremio. Además, rechazó que la Leyenda Negra sea patrimonio exclusivo de la izquierda.

El diputado Guillermo Díaz y Javier Santamarta (DARÍO MADRID)

Concluyó la jornada con cine, se proyectó la película de animación Elcano y Magallanes, la primera vuelta al mundo, y sobre ella, y la visión del cine y la Leyenda Negra, hablaron el diputado de Ciudadanos, Guillermo Díaz, y el director de la Jornada, Javier Santamarta. “El mundo anglosajón nos deja en el cine bastante mal, mucho es propaganda, genera estados de opinión que no nos son favorables”, aseguró el diputado de la formación naranja, cuya formación fue la más representada  (dos diputados, una consejera, varios concejales) en el evento.

Y así terminó una cita interesante y didáctica. Donde se pudo comprobar el interés del público por la historia y por los usos y manipulaciones que la de España ha sufrido. También se demostró que es factible realizar actos de este tipo, didácticos y entretenidos, que arranquen aplausos y risas entre el público. Y donde se pudo ver que al hablar de historia es inevitable, aunque a algunos no les guste, mezclar la política, la propaganda y las pasiones. Quizá se echó en falta alguna voz que desentonara en lo esencial y no solo en matices. En cualquier caso, fue un éxito que se puede atribuir a Javier Santamarta. Como escribe en su recién estrenado blog en Abc, al terminar las jornada le pareció “ver que la escultura de Carlos Isonreía. No era para menos”.

Puedes seguirme en FacebookTwitter y Goodreads.

Si te ha interesado esta entrada, quizá te guste…

 

1 comentario

  1. Dice ser Señor Alto

    Uf, pues la verdad, todo esto parece de un dirigismo interesadamente político, acientífico y tendencioso, que da grima.
    Cuando un congreso no busca el debate alrededor de una idea sino limpiarle la cara a esa idea desde un dirigismo claro y con unos objetivos evidentes que poco tienen que ver con la verdadera investigación histórica, poco rigor encontraremos ahí.
    La Leyenda Negra es interesantísima… para contemplarla desde el rigor científico del historiador, rigor ajeno al discurso político de 2019, entendiendo qué fue en su momento y circunstancias, sin demonizar, pero tampoco ensalzando en aras de un patriotismo de s. XXI que no debería buscar asideros en el siglo XVI.

    01 octubre 2019 | 08:05

Los comentarios están cerrados.