XX siglos XX siglos

"La historia es una forma más de ficción"
Jorge Luis Borges

Doce novelas históricas que llegan en junio a las librerías

PIXABAY

¡Saludos lectores! Bienvenidos a junio, el último mes antes del parón veraniego. Este junio viene muy cargado de novelas históricas: llegan ficciones de temas muy interesantes y autores muy conocidos. ¿Os apetece repasar la selección de novedades? Os aviso que os pondrán los dientes largos.

Muerte en el hielo, de Álber Vázquez (Esfera de los Libros). Regresa el autor de Mediohombre y de la última (y estupenda) Guerras mescalero en Río Grande, y lo hace con una historia que promete mucho: ¿fueron los españoles los primeros en llegar a la Antártida? ¿Qué ocurrió con el navío San Telmo? ¿Estamos ante la versión española de El terror? Con Vázquez siempre hay que estar atentos, no acostumbra a decepcionar…

[FIRMA INVITADA: La milagrosa y polémica evacuación de las obras del Museo del Prado durante la Guerra Civil]

En septiembre de 1819, el San Telmo, un navío español con 644 hombres a bordo, encalló en una isla muy al sur del cabo de Hornos en un lugar que jamás nadie había pisado antes. Meses después, un barco inglés encontró el pecio y restos de un campamento sin hombres. Tras comunicarlo a las autoridades de su país, estas decidieron enterrar dicho hallazgo para así adjudicarse, inmerecidamente, el descubrimiento del continente helado. Esta novela narra la posible epopeya de aquellos 644 españoles. Y reivindica un hecho: que España, antes que nadie, llegó a la Antártida.


Canción de sangre y oro, de Jorge Molist (Planeta). Jorge Molist es uno de los bestsellers del género histórico en España. Ahora, con el premio Lara bajo el brazo, vuelve a las librerías con una historia de Pedro III el Grande y su enfrentamiento con con los grandes poderes del siglo XIII. Pinta bien. Éxito asegurado.

[ENTREVISTA: “Las princesas de la Edad Media no eran como las de Walt Disney”]

Con solo trece años, Constanza debe abandonar a su familia, su país y todo cuanto ama para casarse con un desconocido mucho mayor que ella. Su padre, el rey de Sicilia, se encuentra en grave peligro y precisa de esa alianza. Aunque de nada sirve porque al poco, Carlos de Anjou, hermano del rey de Francia, invade el reino y le asesina. Al coronarse rey de Aragón, Pedro III, el esposo de Constanza, le promete que vengará a su padre y recuperará el reino del que ella es heredera. Con ello, Pedro, considerado un rey débil, se enfrenta a los tres mayores poderes del siglo XIII: Francia, el papa y Carlos de Anjou, convertido en emperador mediterráneo.Un relato épico, de amor y libertad, que narra cómo la Corona de Aragón y los sicilianos, de la mano de Pedro III el Grande, cambiaron la historia de Europa y asombraron al mundo.


El rey tahúr, de Carlos Aurensanz (Ediciones B). Otro autor a los que siempre hay que tener el ojo puesto. Arenzanz, autor de, entre otras, la trilogía de los Banu Qasi, nos traslada en esta ocasión a la Tudela del siglo XII. Promete historia y misterios.

[ENTREVISTA: Carlos Aurensanz: “El rigor histórico es necesario, pero llevado al extremo puede matar la novela”]

Reino de Navarra. Año del Señor de 1188. Tudela, la villa que alberga la Corte, vive un momento de efervescencia décadas después de que Alfonso el Batallador arrebatara su dominio a los musulmanes. El fuero nuevo ha atraído a cientos de pobladores foráneos a un lugar donde todo está por hacer: la alcazaba se está transformando en castillo y sede real, el barrio de la morería crece extramuros, las iglesias se levantan por doquier, de la mano del Císter surgen monasterios y conventos y las poderosas órdenes de caballería financian su presencia en Tierra Santa con las encomiendas de las fértiles tierras del Ebro. Las obras de la nueva colegiata avanzan y se hace preciso ocupar el solar de la antigua mezquita. Nicolás, un joven aprendiz de cantero de origen borgoñón, trabaja en su demolición cuando el pavimento parece ceder bajo sus pies. Regresa durante la noche para descubrir una cripta oculta bajo el antiguo mihrab y, en ella, al parecer olvidada, una arqueta musulmana con un ajado pergamino en su interior. Será el descubrimiento que marque no solo su propio destino, sino el de todo aquel que tenga conocimiento de su existencia, el del propio reino de Navarra y, a la postre, el de toda la Cristiandad.


La maldición de la Casa Grande, de Juan Ramón Lucas (Espasa). El conocido presentador y locutor radiofónico debuta en la ficción novelando al historia de un gran empresario español del siglo XIX, la historia de un hombre hecho a sí mismo que creó un imperio empresarial. Habrá que estar atentos…

Esta es la historia de Miguel Zapata Sáez, Tío Lobo, un modesto ganadero que a finales del siglo XIX supo sacar provecho de la incipiente industria de la minería en la sierra de La Unión (Murcia) y, a partir de una pequeña venta creada para dar servicio a los trabajadores, edificó un auténtico imperio.  Una voz femenina apasionada, sin matices, que se expresa a borbotones, narra esta historia desconocida basada en hechos reales. Las pasiones amorosas, las relaciones amor-odio, la intrincada historia familiar, los sentimientos de venganza, la piedad, la generosidad y la tragedia se mezclan en cada una de sus páginas.


Viaje a Shiloh, de Will Henry (traducción de Marta Lila, Valdemar). Nuevo western (y novela histórica) de calidad que nos trae la estupenda colección Frontera de Valdemar, que dirige Alfredo Lara. Una gran novela, cruda y terrible, ambientada en la Guerra de Secesión sobre unos adolescentes que marchan a alistarse al conflicto. Ya la he leído y la recomendé recientemente.

Jornada a Shiloh (1968), película dirigida por William Hale y protagonizada por James Caan, es una adaptación de la novela Journey to Shiloh, de Will Henry.Henry Wilson Allen, verdadero nombre de Will Henry, es uno de los autores de western cuyas novelas cuentan con una ambientación histórica más sólida. Nacido en Kansas en 1912, Allen trabajó como empleado de gasolinera, auxiliar de clínica veterinaria, columnista de periódico, vendedor de coches usados, y guionista para películas de animación de la Metro Goldwyn Mayer, antes de publicar en 1950 su primera novela de género, No Survivors. A lo largo de su carrera Allen escribió más de cincuenta novelas y cientos de relatos, muchos de los cuales muestran una visión un tanto romántica de sucesos y personajes del lejano Oeste: Death of a Legend, sobre Jesse James; I, Tom Horn, sobre Tom Horn, o Who Rides with Wyatt?, sobre Wyatt Earp. Las obras de Allen han sido llevadas al cine en numerosas ocasiones. En 1968 se estrenó la película Journey to Shiloh, basada en la presente novela. La narración comienza cuando está a punto de cumplirse el primer año de la Guerra de Secesión norteamericana. Siete adolescentes del condado del Concho, en Texas, deciden dirigirse hacia el este para incorporarse a la Brigada de Texas del ejército confederado. Se hacen llamar «Los Comanches del condado del Concho». Deben recorrer una enorme distancia y sufrirán todo tipo de avatares antes de acabar participando en una de las mayores y más sangrientas batallas de aquella guerra. En definitiva, una terrible aventura adolescente aún más sobrecogedora por la inocencia de quienes la sufren. Viaje a Shiloh, además de una novela de acción, puede leerse como un como un alegato antibelicista.


Del Norte a Jerusalén -trilogía de las Cruzadas I-, de Jan Guillou (Ediciones Pàmies). Otra recuperación de lustre, renovada por dentro y fuera, que trae Ediciones Pámies. En esta ocasión la conocida trilogía de las Cruzadas de Guillou, de gran éxito a finales de los 90. Narra la historia de un caballero sueco que acaba como templario en Tierra Santa.

Mediados del siglo XII. Götaland occidental, norte de Europa. Arn Magnusson, hijo de una noble familia emparentada con los linajes reales noruegos y suecos, es enviado al monasterio de Varnhem, donde recibe la mejor educación espiritual y terrenal de su época por parte de los monjes cistercienses. Aprende también a manejar el arco y la espada, ya que los religiosos han comprendido que su destino probablemente no sea el de convertirse en hermano del monasterio, sino que será de mayor utilidad como soldado de Cristo y defensor de la fe en Tierra Santa. A los diecisiete años, Arn regresa a su hogar y se ve envuelto en las intrigas de los pretendientes al trono de una Suecia destrozada por las luchas por el poder. Y cuando Arn conoce a la dulce Cecilia, se da cuenta de que este nuevo y peligroso mundo esconde otras sorpresas. Antes incluso de que pueda pedir su mano, el joven comete un terrible error que separará a la pareja y que le llevará a una guerra extranjera, en Tierra Santa, para combatir contra los infieles durante veinte años… Desde las heladas tierras del norte de Europa hasta los sangrientos campos de batalla de Oriente Medio, Arn se enfrentará a feroces caballeros, a poderosas reinas y a reyes traidores.


Leones de Aníbal, de Javier Pellicer (Edhasa). Un autor joven y conocido en el mundillo (autor de dos novelas, una histórica, El espíritu del lince, de 2012) que regresa con un tema, de sobre conocido, pero siempre interesante: Aníbal.

[ENTREVISTA: “Los días de novelas históricas detallistas que se preocupan más por el mundo que por el argumento o los personajes han pasado”]

Corre el siglo III a.C. en la península Ibérica. Aníbal Barca se ha convertido, por derecho propio, pero también por carisma, fuerza e inteligencia en el líder de los ejércitos cartagineses, que aúnan no sólo a su gente, sino también a muchos pueblos íberos que, en su recorrido por la península Ibérica, se han unido a él. Roma domina el mundo. Pero Aníbal quiere conquistar Roma. Y, una vez pasados los Alpes, la mayor hazaña conseguida por el hombre hasta entonces, tendrá su primera victoria: Escipión y sus legiones caen ante él. Parece que, por fin, va a conseguirlo… Leones de Aníbal es el relato épico de una gran aventura, pero también una novela sobre la identidad, la convivencia y la amistad. De cómo un ejército, formado por multitud de pueblos, luchó no sólo contra Roma, sino contra las fuerzas de la naturaleza. Y todo ello bajo la bandera de un hombre, y no de una patria. Tres individuos dispares -Leukón, un joven celtíbero que se une a la lucha dejando atrás a su amada; Alcón, un íbero saguntino acosado por la culpa de la traición; y Tabnit, un oficial cataginés que guarda un secreto inconfesable-, se enfrentarán juntos a la hazaña propuesta por Aníbal. Una experiencia que los cambiará para siempre. En esta novela, de una forma tan documentada como ágil, entretenida y llena de pasión, Javier Pellicer nos narra la epopeya que estuvo a punto de cambiar el curso de la Historia y la figura del mayor estratega de la historia: Aníbal.


Oeste, de Carys Davies (traducción de Lorenzo Luengo, Destino). Otra novela ambientada en los territorios cercanos al western o prewestern. Y ya sabéis que servidor, enamorado de esta ambientación, siempre está atento a este tipo de historias. Y ésta llama la atención.

Afectado por la pena causada por la muerte de su mujer y con una insatisfacción que no sabe ubicar, John Cyrus Bellman, un cuidador de mulas de treinta y cinco años, decide dejar su pequeña granja en Pensilvania para poner rumbo a una aventura imposible con apenas una brújula y algunas provisiones: seguir el rastro de los pioneros que aseguraron haber encontrado huesos de animales colosales en el interior del país. Tras prometer que volverá en dos años, deja atrás a su única hija adolescente, Bess, bajo el obsesivo cuidado de su hermana Julie. La joven se ve forzada a vivir en un mundo hostil donde nadie parece reclamarla, mientras sigue los pasos de su padre a través de los viejos mapas que encuentra en la biblioteca local e intenta eludir las atenciones que tanto su tía como ella reciben del vecino, Elmer Jackson.


Los ladrones de seda, de Dirk Husemann (Ediciones B). Husemann es un autor alemán de novela histórica de aventuras bastante fáciles y entretenidas (en España B ya ha publicado otra suya, Un elefante para Carlomagno). En esta nos cuenta la historia de dos romanos que marchan a China a robar el secreto de la seda. Y tiene pinta Husemann de seguir en la estela de la que hablábamos antes…

Dos espías romanos disfrazados de monjes persas, Taurus y Olympiodorus, viajan a China con la intención de robar su secreto más preciado: la manera de producir la seda. El comercio de tan delicado y preciado material es una de las mayores fuentes de ingresos para el Imperio romano, pero desde que el emperador Justiniano inició la guerra con Persia, las rutas han quedado bloqueadas. Los dos espías consiguen robar unos gusanos y huyen por la ruta de la Seda, la ruta comercial más larga del mundo y fuente de ingresos para muchos comerciantes que, cuando descubren el robo, ven peligrar su monopolio. Pronto, grandes recompensas se ofrecen por la captura de los bandidos. Pero el peor enemigo para los dos ladrones no son aquellos que les persiguen, sino el tiempo. Si las preciosas mariposas salen de sus capullos mientras están de viaje, morirán. Y si los ladrones vuelven a Bizancio con las manos vacías, sus cabezas no tendrán ningún precio.


Allí donde se construyen los sueños, de Éric Marchal (Grijalbo). Atentos a esta novela que tiene elementos muy interesantes: Eiffel, su paso por Granada y París.

Andalucía, junio de 1863. Clément Delhorme, un apasionado astrónomo, y su esposa Alicia viven en Granada, donde ella trabaja en la restauración de la Alhambra junto al arquitecto Rafael Contreras. Clément está obsesionado con hacer volar un enorme globo que permita surcar los cielos cuando llega a la ciudad un joven ingeniero, Gustave Eiffel. Pronto, los dos genios se dan cuenta que no solo les une su pasión por el progreso sino también un temperamento fuerte y una ambición sin límite. Pese a su reciente paternidad de trillizos, Delhorme no cesará en sus investigaciones aeronáuticas al tiempo que asesora al joven Eiffel, que pretende construir un puente en Portugal que franquee el Duero. Arropado por esta familia de artistas y científicos brillantes, y en el recogimiento de los mágicos jardines y las maravillosas fuentes de la Alhambra, se forjará el destino de Eiffel, quien, años más tarde, levantará la famosa torre parisina y la Estatua de la Libertad. La vanguardia une Granada y París mediante las ambiciones de los genios Delhorme y Eiffel, dos hombres dedicados a la ciencia que rinden homenaje a todas aquellas mentes que impulsaron la modernidad y el progreso a finales del s. XIX.


El Rey medio ahogado, de Linnea Hartsuyker (Salamandra). ¡Sigue llegando novelas de vikingos! En este caso, nos llega una que parece beber de las sagas islandesas. Es el inicio de una saga.

Desde la muerte de su padre en el campo de batalla, Ragnvald Eysteinsson, descendiente de reyes, ha luchado para proteger a su madre y a su hermana y para recuperar las tierras que le corresponden por derecho. Sin embargo, tras una expedición de saqueo en Irlanda, Ragnvald es traicionado en alta mar por hombres al servicio de su avaricioso padrastro, Olaf, que lo dan por muerto. Rescatado por un pescador, el joven guerrero jura vengarse de Olaf, reivindicar a la mujer que ama y rescatar a su querida hermana Svanhild, atrapada en un matrimonio de conveniencia. La ocasión de cumplir su juramento se presenta en forma de alianza con Harald de Vestfold, otro joven guerrero de quien se vaticina que un día reinará en toda Noruega. Ambientada en un mundo rudo e implacable, donde prevalecen el honor y la lealtad, el coraje y la pasión, El rey medio ahogado es el primer volumen de una espléndida epopeya histórica que ilumina con fuerza el mundo vikingo en los albores de Escandinavia. Inspirándose en las sagas islandesas, la autora narra las aventuras y desventuras del joven Ragnvald el Sabio, brazo derecho del primer rey de Noruega, Harald Cabellera Hermosa, y de su hermana Svanhild.


El almirante, de Luis Mollá (Almuzara). Blas de Lezo ha pasado a ser una figura prácticamente olvidada de nuestra historia a convertirse en una auténtica estrella. Nueva novela de un personaje tan fascinante que, habrá que echarla un ojo, para ver que nueva visión nos trae sobre el célebre almirante.

Blas de Lezo, el almirante, cojo, manco y tuerto que logró una victoria determinante sobre los ingleses en Cartagena de Indias, alcanzó las cimas del escalafón de la Armada a una edad tan temprana que puede que no hayan existido casos semejantes en la dilatada historia de la institución naval. Lezo se vio obligado a ejercer el mando de buques y agrupaciones navales en los escenarios bélicos más difíciles de imaginar y en circunstancias, casi siempre combates al cañón, que no permitían dudar ni hacer concesiones que pudieran ser aprovechadas por esos zorros de los mares que han sido siempre los marinos ingleses. Más allá de su larga lista de virtudes como hombre y como marino, y también con sus imperfecciones, que las tuvo como cualquier ser humano, la figura de Blas de Lezo se identifica con la de un líder militar extraordinariamente heroico y con la de un entrañable ser humano que a los españoles no debería movernos a otro sentimiento que el de un enorme y sanísimo orgullo. Las heridas y mutilaciones recibidas por nuestro personaje en la batalla naval de Vélez-Málaga, en la defensa del castillo de Santa Catalina, en Tolón, y durante el asalto a Barcelona en 1714, a consecuencia de las cuales quedó cojo, tuerto y manco, son completamente veraces. Con cada parte de su cuerpo que se fue dejando en los combates en los que participó, ganó un pequeño trozo de gloria para España. Gracias a la defensa de Blas de Lezo en Cartagena de Indias, quinientos millones de centro y suramericanos hablan hoy la lengua española en lugar de la inglesa.

¿Qué os han parecido estas novedades? ¿Cuál os llama más la atención?

¡Buenas lecturas!

Puedes seguirme en FacebookTwitter y Goodreads.

Si te ha gustado esta entrada, quizá te interese…

Los comentarios están cerrados.