BLOGS
XX siglos XX siglos

"La historia es una forma más de ficción"
Jorge Luis Borges

Diez libros de Historia que llegan a las librerías en mayo

PIXABAY

¡Saludos lectores! Tras repasar hace unos días las novedades de ficción histórica que llegaban a las librerías en España, hoy es el turno de hacer el propio con las novedades de no ficción. ¿Hay ganas de leer historia? Vamos con ello…

Una larga noche. Historia global de los campos de concentración, de Andrea Pitzer (Esfera de los Libros). Ambicioso estudio de la historia geopolítica y cronológica de los campos de concentración a lo largo del siglo XX. Tema estremecedor, pero pienso que necesario.

Una historia original, apasionante y profundamente conmovedora sobre una de las grandes tragedias contemporáneas: los campos de concentración Durante más de un siglo, en todo momento, ha habido al menos un campo de concentración en funcionamiento en algún lugar del mundo. Al principio, los campos se utilizaron como parte de la estrategia militar, pero con el paso de los años fueron evolucionando en la dimensión de sus consecuencias y en el salvajismo con que los gobiernos los utilizaron. Ya bien entrado el siglo xxi, mientras seguimos calculando la magnitud y el horror del Holocausto, la Historia nos recuerda que hemos roto la promesa del «nunca más». Con este estremecedor trabajo, basado en documentos, registros, archivos y entrevistas realizadas por todo el mundo, Andrea Pitzer pone de manifiesto por primera vez la historia cronológica y geopolítica de los campos de concentración. Partiendo de la última década del siglo xix, la autora documenta este tipo de centros en todo el mundo y a lo largo de más de cien años. Desde Filipinas y Sudáfrica, en las primeras décadas del xx, al gulag soviético y los campos de detención en China y Corea del Norte durante la Guerra Fría, los sistemas de campos de concentración se han utilizado como herramientas para la «relocalización» civil y, sobre todo, para la represión política. A menudo se han justificado como una medida para proteger a una nación, e incluso para salvaguardar la integridad de los internos, pero en realidad siempre han sido emplazamientos brutales e inhumanos que han acabado con la vida de millones de personas. A partir de testimonios de primera mano, con una investigación meticulosa y haciendo gala de una gran erudición histórica, Andrea Pitzer saca a la luz los orígenes de este espantoso fenómeno, escudriñando y revelando finalmente la terrible herencia de los campos: atrocidades impensables, la fortaleza de los supervivientes e incluso los momentos íntimos y privados que también fueron parte de la vida en los campos de concentración durante el siglo pasado.


La historia infográfica del mundo, de James Ball y Valentina D’Efilippo (traducción de María López González, Desperta Ferro). En la sociedad del big data y de la exposición gráfica en la que vivimos, un libro sobre infografías que dan información sobre la historia resulta llamativo e interesante. Y si viene con el nivel de los chicos de Desperta Ferro, más.

Historia. Desde el caldo primigenio hasta el caótico mundo moderno, 13 800 millones de años en los que han sucedido multitud de cosas interesantes. Hemos reunido las innovaciones más cruciales, las tendencias irreversibles y los puntos de inflexión en el devenir del mundo, para hacerlos estallar en una fiesta visual de infografías, esquemas, gráficos, estadísticas, imágenes… Ya seas un fanático de los datos, un apasionado por la ciencia o un amante del diseño, o si simplemente quieres saber qué está pasando en el planeta donde vives, te sorprenderás con esta aventura única. ¿Qué fue primero? ¿El cristianismo o el budismo? ¿Los mayas o los romanos? ¿El ordenador personal o el microondas? ¿Cuánto dinero te coloca en el 1 % de ricos del mundo? ¿En qué países se bebe más alcohol, se consumen más drogas, cuál acumula más armas, contamina más o esclaviza a su población? Seguro que las respuestas te sorprenden, en esta historia del mundo distinta a la que conoces.


La edad de la penumbra. Cómo el cristianismo destruyó el mundo clásico, de Catherine Nixey (traducción de Ramón González Ferriz,Taurus). He de reconocer que la época de avance del cristianismo y sus tensiones con las creencias e ideas del mundo clásico me fascina. Así que al ver este libro no he tenido más remedio que incluirlo en la lista.

[ENTREVISTA: “Los cristianos arrasaron el mundo pagano”]

La edad de la penumbra es la historia, en gran parte desconocida, de cómo una religión militante sometió y aniquiló deliberadamente las enseñanzas del mundo clásico, lo que abrió paso a siglos de adhesión incondicional a «una sola fe verdadera». El Imperio romano se había mostrado generoso acogiendo nuevas creencias, pero la llegada del cristianismo lo cambió todo. Esta nueva religión, pese a predicar la paz, era violenta, despiadada y decididamente intolerante. Al volverse oficial, sus fervientes seguidores emprendieron la aniquilación de quienes no estuvieran en sintonía con sus creencias. Derribaron sus altares y templos, quemaron sus libros -incluidas grandes obras filosóficas y científicas-, hicieron añicos sus estatuas y asesinaron a sus sacerdotes.


Alexander. La extraordinaria historia de Alejandro Farnesio, de Luis de Carlos Bertrán (Crítica). Biografía de Alejandro de Farnesio, personaje militar muy interesante del Siglo de Oro. Ya solo el personaje ya llama la atención.

Esta obra supone la primera biografía de Alejandro Farnesio (Roma, 1545 – Arras, Francia, 1592), Duque de Parma y militar al servicio de España.Descendía de un Papa y un emperador. Siendo adolescente pasó a la corte de España, donde se educó; en 1565 se casó con la princesa María de Portugal. Como militar al servicio de la Corona española, destacó en la defensa de las posesiones hispanas en los Países Bajos. En 1571 participó en la batalla de Lepanto. Seis años más tarde, emprendió la campaña de Flandes. Alejandro Farnesio derrotó a los sublevados en Gembloux y recuperó las provincias católicas meridionales. En 1578 fue nombrado gobernador de los Países Bajos. En 1586, al morir su padre, heredó los ducados de Parma, Plasencia y Guastalla, pero cedió su administración a su hijo Ranuccio para continuar en Flandes. Un año más tarde se enfrentó con éxito a una fuerza inglesa mandada por el duque de Leicester. En 1592, su ejército liberó Ruán. Poco después regresó a Flandes, donde falleció a consecuencia de las heridas recibidas en el combate de Caudebec, librado contra los ejércitos franceses.


El juramento de Aníbal. Vida y batallas del mayor enemigo de Roma, de John Prevas  (traducción de Isabel García Trócoli, Edhasa). Edhasa nos trae una biografía de Aníbal, esta vez, de un especialista estadounidense.

Conforme nos cuenta las fuentes antiguas, Aníbal tenía nueve años cuando su padre lo llevó al templo de Cartago y sumergió sus manos en la sangre del sacrificio. Fue entonces, delante de los dioses, cuando Aníbal hizo un juramento de odio eterno hacia Roma. Pocas figuras a lo largo de la Historia han logrado capturar y mantener viva de forma tan evidente la imaginación popular como la de Aníbal, el intrépido norteafricano que, sobre un elefante, condujo a sus mercenarios hasta los Alpes para, luego, contrato todo pronóstico, desafiar a la misma Roma ante sus puertas. Ese audaz movimiento convirtió a Aníbal en uno de los comandantes más grandes de la Historia. Pero a su vez es también una de sus figuras más trágicas: el destino lo condenó a ganar muchas batallas, pero no su guerra contra Roma. Reconocido experto internacional en Aníbal, el historiador John Prevas ha visitado todos los lugares de Europa relacionados con el personaje, desde Túnez hasta Italia, España y Turquía, buscando pruebas para disipar los mitos que roedean a Aníbal y sus batallas. Nos presenta, así, esta biografía. El juramento de Aníbal, rigurosa y totalmente documentada pero, también, amena y comprensible para todo lector interesado. Un relato épico de una vida monumental y trágica.


La Guerra de los Treinta Años. Una tragedia europea (II) 1630-1648, de Peter H. Wilson (Desperta Ferro). Segunda parte de la monumental crónica de la Guerra de los Treinta Años de H. Wilson (a quien entrevisté hace unas semanas) y sale para el aniversario de la Defenestración de Praga.

El segundo volumen de La Guerra de los Treinta Años. Una tragedia europea, abarca las fases sueca y francesa del conflicto. Wilson expone la intervención de Gustavo Adolfo con rigor y análisis crítico, sin concesiones a la propaganda del León del Norte. Del éxito de Breitenfeld nos conduce a su duelo contra Wallenstein y a su muerte en Lützen. Sigue un capítulo que abarca la caída del generalísimo de Fernando II y la decisiva intervención española que condujo a Nördlingen. Este segundo tomo incluye, asimismo, un relato pormenorizado de las campañas y batallas de la fase final del conflicto: las luchas de Bernardo de Sajonia-Weimar en el Rin, los triunfos suecos en la segunda batalla de Breitenfeld y en Jankau, las campañas de Enghien y Turenne contra Baviera y la lucha en los Países Bajos Españoles, con Rocroi como punto álgido. No falta una descripción analítica de las negociaciones y las consecuencias de la Paz de Westfalia, uno de los hitos de la historia de las relaciones internacionales. Wilson tampoco descuida la necesaria vertiente humana: en los capítulos finales aborda la escalofriante devastación y el sufrimiento que se abatieron sobre aquellos a quienes atrapó el conflicto.


Qué me estás cantando. Memoria de un siglo de canciones, por Fidel Moreno (Debate). ¿Acaso la música no es historia? Sin duda. Así que, para rebajar entre tanta guerra, un libro que repasa el siglo XX español a través de sus canciones, me parece una alternativa francamente interesante.

Este personal ensayo recorre la historia cantada del siglo XX español hasta 1976. Las canciones del momento se convierten en el mejor atajo para entender y sentir cómo fue el mundo y la vida de nuestros padres y de nuestros abuelos. «La vaca lechera» nos habla del hambre de la posguerra, «Tatuaje» o «La Bien Pagá» del corsé represivo del nacionalcatolicismo, «Ay, Carmela» o el «Cara al sol» guardan los sentimientos encontrados de la Guerra Civil. Paco Ibáñez, Chicho Sánchez Ferlosio, Serrat y también Mari Trini o José Luis Perales muestran en su repertorio la evolución de las ideas y la modernización de las costumbres, mientras que la rumba ofrece la mejor síntesis de la mestiza identidad española. De «Ojos verdes» a «La chica yeyé», de «El porompompero» a «Palabras para Julia», de «Cambalache» a «Mi casita de papel», de «Yo no soy esa» a «¿Y cómo es él?», de «Alfonsina y el mar» a «L’estaca», de «Libertad sin ira» a «El lago», más de doscientos grandes éxitos nos revelan en estas páginas qué fue del amor, de la lucha política, del papel de la mujer, de la memoria familiar, de los usos y funciones de la música, de las drogas, del problema de la vivienda o de la evolución tecnológica.


Julián Romero, el de las hazañas, de Jesús de las Heras (Edaf). El periodista conquense Jesús de las Heras recupera las hazañas de Julián Romero, uno de los soldados más famosos del siglo XVI

¿Se acuerda alguien del conquense Julián Romero de Ibarrola? Nació hace cinco siglos. Fue uno de los soldados españoles más famosos del siglo XVI. Un hombre que, desde su adolescencia, pasó la mayor parte de su vida junto a la muerte, matando en la lucha y evitando ser muerto. Dicen que vivió con honor y valor hasta el último día. Fue muy apreciado por la mayoría de quienes lo conocieron, admirado y temido por sus hazañas. A pesar de graves episodios como una matanza en Naarden (Holanda) en 1572 o el incendio de la ciudad belga de Amberes en 1576, sobre los cuales aún se debate su grado de responsabilidad, es tratado con respeto e incluso benevolencia por los historiadores, incluidos los holandeses. Participó descisivamente en las batallas de Pinkie Cleugh, San Quintín, Gravelinas, Malta, Jemmingen, Mons y Mook, entre otras, y estuvo a las órdenes del duque de Alba en los hechos de Naarden, Amberes y Bruselas. Con cincuenta y nueve años era cojo, manco, tuerto y sordo de un oído, no había vuelto a pisar tierra española desde hacía doce años, había recorrido todo el escalafón militar —desde tamboril a maestre de campo general—, había luchado en todos los frentes europeos, su valor había sido reconocido en persona por Enrique VIII de Inglaterra y por Felipe II. Una vez más, reclamado por don Juan de Austria, reiniciaba el Camino Español desde Lombardía a Flandes. El 13 de octubre de 1577 cayó fulminado desde su caballo.


No puedo terminar este post, avisando de que el imprescindible sello Ático de los Libros está reeditando en un formato en tapa blanda dos de sus títulos más celebrados sobre historia: ¿Por qué manda occidente… por ahora?, de Ian Morris (os reseñé hace meses otra de sus obras) e Imperios del mar, de Roger Crowley.

Occidente desencadenó en su revolución industrial la impresionante energía del vapor y el carbón y, al hacerlo, cambió el mundo para siempre. Fábricas, ferrocarriles y barcos de guerra provocaron que Occidente se hiciera con el poder en el siglo xix y el desarrollo de los ordenadores y las armas nucleares en el siglo xx garantizaron su supremacía global. Ahora, al inicio del siglo xxi, a muchos preocupa que el ascenso económico de China e India signifique el fin del dominio de Occidente. Para saber por qué manda Occidente y si seguirá mandando en el futuro, debemos estudiar el pasado. Ian Morris nos acompaña en un viaje apasionante que se remonta al inicio de la civilización humana y reconstruye el surgimiento y caída de estados e imperios en busca de pautas y reglas que nos ayuden a comprender qué sucederá en el futuro inmediato. Ayudándose de la geografía, la sociología, la biología y la historia militar, Morris consigue elaborar una asombrosa teoría que cambiará para siempre cómo comprendemos la historia del mundo.

En 1521, Solimán el Magnífico conquistó la isla de Rodas, el bastión cristiano donde residían los últimos cruzados, los caballeros hospitalarios. Pero la caída de Rodas puso en marcha una cadena de acontecimientos que llevó a una guerra total en el Mediterráneo entre la Europa cristiana, liderada por España, y el mundo musulmán. Crowley describe con maestría los duros enfrentamientos entre los dos bandos, las tretas y argucias de papas, reyes y sultanes para inclinar la balanza de su lado, así como los majestuosos palacios en los que se tomaban las decisiones. En las batallas, narradas con pulso de novelista, el lector podrá oler la pólvora y sentir el barro de las trincheras o el crujir de las cuadernas de una galera al quebrarse. El sitio de Malta o la batalla de Lepanto cobran vida en estas páginas como nunca antes lo habían hecho. Emperadores como Carlos V, Felipe II o Solimán el Magnífico, piratas de leyenda como Barbarroja y generales como los Doria, Don Juan de Austria o Álvaro de Bazán protagonizan esta épica guerra en la que Europa frenó el avance islámico y fijó unas fronteras religiosas que, con escasos cambios, se han mantenido hasta la actualidad.

¿Qué novedades os llaman más la atención?

Puedes seguirme en FacebookTwitter y Goodreads.

Si te ha gustado esta entrada, quizá te interese…

Los comentarios están cerrados.