Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘accesibilidad’

Zonas para bebés con cacas de perro

Por N. S.

Soy madre desde hace poco más de año y medio por lo que no hace mucho que empecé a frecuentar los parques infantiles.

Me lo paso genial allí con mi hijo y el resto de niños. Es una maravilla ver cómo son felices con cosas tan sencillas como los columpios, el tobogán o una simple pala en la arena.

Al principio me daba un poco de pena ver el parque tan sucio, pero ahora mi indignación ha llegado a un nivel máximo.

En el parque de la plaza de la Villa de París (en pleno centro de Madrid), en el arenero que se supone que está reservado para los bebés que no gatean o no caminan, había una caca de perro el pasado martes a las 12 de la mañana.

Voy al parque con mi hijo casi todas las tardes y nunca lo encuentro limpio del todo. He llamado en múltiples ocasiones al 010 para que sean conscientes de ello y acudan a limpiarlo, pero es que ¡ya no puedo más!

No es de recibo que algunos dueños de perros sean tan incívicos y tengan tan poco respeto por los demás. Supongo que no dejan a su perro hacer caca en la alfombra del salón de su casa. ¿Y por qué sí se lo permiten en la calle o en un parque infantil y no recogen los restos? ¿Les gustaría que sus bebés, se sentasen, tocasen o incluso se llevasen a la boca los excrementos de su mascota?

Parque de la plaza de la Villa de París (Madrid), (NATALIA SUAZO)

Parque de la plaza de la Villa de París (Madrid). (N. S.)

No es de recibo que si esto está pasando nadie se preocupe por multar a estos dueños de perros tan despreocupados. Debería haber un control para asegurar que esas pocas personas (quiero pensar que son una pequeña minoría) que están actuando así de mal puedan corregir sus gestos y recoger los excrementos de sus perros.

No es de recibo que los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Madrid no estén a la altura de lo que ocurre en nuestras calles y parques para poder mantenerlas limpias a pesar de todos los ‘cerdos’ que andan sueltos. El centro de Madrid está sucio. ¿Cuál es el problema? ¿Falta personal? ¿Están sólo centrados en algunas zonas específicas?

Y no es de recibo que el Gobierno de la ciudad no esté actuando ante este problema tan visible. ¿No se pasea nadie del partido del Gobierno por las calles de Madrid? ¿Qué pasa con el rol de las Juntas de Distrito? A ver si ahora de cara a las elecciones, se ponen nuestros políticos un poquito las pilas con este tema, porque como sigamos así, nos come la mierda.

Por una ciudad limpia, por el respeto entre ciudadanos, por una integración saludable de las mascotas y por una infancia feliz para nuestros niños.

Las aceras son de todos (incluso en Semana Santa)

Por Sol Duque

Acera de Sevilla en Semana Santa. (S. D.)

Acera de Sevilla en Semana Santa. (S. D.)

Nunca voy al centro de Sevilla en Semana Santa porque todo son obstáculos: gente que va muy perdida mirando al infinito, la cera en el suelo, los palcos desmontados esperando a que recoloquen sus sillas…

Esa zona, para los que vemos el mundo ‘sentados’, puede llegar a ser bastante estresante. Pero cuál fue mi sorpresa, que el otro día por la mañana me quise aventurar a dar un paseo por la zona de La Campana y de repente me vi que la circulación sí que estaba abierta a los coches y me quise montar en la acera para dejar paso sin molestar. En ese momento me di cuenta de que las subidas que tan bien conozco de todo el año las han tapado con asfalto para no perder el hueco para poner 2 o 3 sillas de madera.

Desde entonces, no dejo de darle vueltas a la cabeza. ¿Es más importante de verdad que ahí se puedan poner un par de sillas para ver unas procesiones que duran cinco horas que una persona discapacitada en silla de ruedas pueda pasear durante el resto del día por encima de las aceras como cualquier persona normal? Además del dinero que eso supondrá, ¿no se les caerá la cara de vergüenza, después de lo que nos está costando conseguir una Sevilla “accesible y adaptada”, por quitar las rampas de las aceras para darle más importancia a los palcos?

Es cuestión de vergüenza, no de economía

Por Miguel Ángel Morenas

Tren de Renfe. (ARCHIVO)

Tren de Renfe. (ARCHIVO)

Hace unos meses, en la estación de La Serna (Fuenlabrada, Madrid), se cambiaron unos bancos completamente útiles por unos nuevos similares. Esa misma estación es también en la que cada día los discapacitados tienen serios problemas para acceder a los trenes por el mal diseño de los andenes.

Yo no sé de macroeconomía. No sé qué es la deuda externa, ni el déficit tarifario. Dudo que fuera capaz de leer una factura eléctrica y dudo que ni siquiera pudiera defender un sistema económico. Sin embargo, creo que de vergüenza si sé.

Por ello, soy incapaz de entender por qué en este país es necesario embellecer una estación con bancos nuevos mientras ésta sigue siendo inaccesible para los discapacitados. Quizá, como se suele decir ahora para todo, es necesario para la recuperación económica. Quizá el dinero de las arcas públicas deba gastarse en bancos y no en una pequeña subida del nivel del andén para que las personas con sillas de ruedas o las madres con sus hijos en carritos puedan montarse al tren sin tener que hacer malabarismos y con independencia.

Yo no sé de economía, no les puedo decir nada. Pese a ello, creo, desde mi profunda ignorancia, que esto, como tantas otras cosas, es cuestión de vergüenza, no de economía. Lo siento, pero no me creo que la estética rente más que las personas.

Por la accesibilidad de todos en el colegio (II)

Por Santiago García Lozano (*)

El escrito de D. Óscar Angel Muñoz del día 9 de octubre de 2013 no se ajusta a la realidad. La niña tuvo un accidente escolar el curso pasado por el cual permaneció en casa un tiempo en el que fue atendida por el SAED, por lo que no le faltó la atención educativa. Del accidente no se ha recuperado y de hecho está utilizando muletas. La niña tiene que subir escaleras para ir a clase, motivo por el cual el padre solicita se habilite un aula en la planta baja, pero este centro solo dispone en la planta baja de un espacio que está habilitado para biblioteca, por lo que no atender esta solicitud es dejar al resto de niños sin este servicio educativo.Joven con muletas

Al padre se le ha propuesto que la niña sólo suba y baje una vez las escaleras, y todas las actividades las haga en su aula, por ejemplo cuando toque E. Física se pase al aula de los compañeros de nivel, etc pero el padre no lo acepta. También se le propone que la niña pueda ir a otro centro que tiene ascensor o aulas en la planta baja, pero tampoco quiere.

Por lo tanto, a la niña no se le priva de recibir atención educativa y lo que hay que preguntarse es si hay que dejar a todo un colegio sin un servicio educativo por un caso cuando se puede atender de otras formas.

(*) Director del CEIP Joan Miró de Leganés (Madrid).

Por la accesibilidad de todos en el colegio

Por Óscar Ángel Muñoz

Joven con muletasTengo un problema con el C.P. Joan Miró de Leganés al que va mi hija de once años de edad. Hace ocho meses mi hija tuvo una lesión en la clase de Educación Física, se hizo un esguince de tobillo, se rompió la membrana de crecimiento y sufrió una necrosis en el astrágalo. Esta última lesión es la que tarda más en curarse, según los médicos. Ella va al colegio con dos bastones sin poder apoyar la pierna afectada en el suelo. Tiene que subir y bajar tres pisos seis veces al día, apoyando solo la pierna buena innecesariamente y en consecuencia ésta se le está empezando a hinchar.

He hablado con la dirección del colegio para que habiliten una clase en la plata baja ya que a mi hija le supone un esfuerzo enorme acudir a clase. Sin embargo, la dirección del centro y la inspección de Educación de Leganés me ha denegado esta petición. Me parece una falta de responsabilidad no ayudar a la accesibilidad de un niño para ir a clase, cuando esto es un derecho de todos. De esta manera, se está agravando la lesión. Es increíble la forma que tiene de actuar el colegio y la inspección de Leganés.

El trato de Metro de Madrid a los discapacitados

Por Francisco Javier Medina Pérez

Normalmente, el ascensor de Metro de Madrid que da a la calle en la estación de Pacífico está siempre averiado. Da igual que vengan los operarios a arreglarlo que a los dos días aparece el letrero de “sin servicio”. Habrá gente que lo llamará sabotaje, otra que dirá que es para ahorrar y otra simplemente dirá que son unos sinvergüenzas. Ascensor del Metro de Madrid averiado

Escribo esto para contar lo que pasó hace unas semanas. Mi pareja y yo estábamos saliendo del metro cuando vimos a un hombre en silla de ruedas hablando por el interfono, estaba pidiendo ayuda porque el ascensor se encontraba averiado, para variar, y no podía salir a la calle. Justo cuando pasamos por su lado, se dio la vuelta enfadado y nos preguntó si le podíamos ayudar a subir a la calle. Le dijimos que claro pero nosotros solos no teníamos la fuerza necesaria así que llamamos a otra pareja que pasaba por allí y entre los cuatro pudimos subirle hasta la calle. Una vez allí le pregunté que si no había pedido ayuda y nos comentó que lo único que le habían dicho era que se montara otra vez en el metro y se fuera a la estación de Conde Casal porque allí había otro ascensor para salir a la calle.

Me parece una vergüenza que recibiera ese trato, que no fueran capaces de avisar a un par de guardias de seguridad o a un par de empleados del metro para ayudar al hombre. En lugar de eso le mandan de vuelta a que coja un tren y se vaya a otra estación. Con todo lo que eso conlleva en una persona en silla de ruedas. Luego tienen la cara de pedir más sueldo y menos horas de trabajo. Pagamos más por los billetes y a cambio recibimos un trato pésimo: ascensores averiados, escaleras mecánicas que tardan semanas en arreglarse, retrasos en los trenes, etc. Basta ya de esta tomadura de pelo.

¿Por qué no ir más allá?

Por Alba Morales García

C:UserslbelenguerPicturesTU BLOGcs0001.JPGRecientemente he ido al cine y me ha llamado la atención algo que quiero compartir. En las salas de unos cines de Barcelona, la primera fila está adaptada para personas con discapacidad, lo cual les permite poder disfrutar de una película estando en un espacio más amplio y cómodo.

Sin embargo, y aunque esto sea algo novedoso por una parte, en el sentido de que es una adaptación con la que cuentan pocas salas de cine, y por otro lado algo necesario a tener en cuenta, tal vez no deberíamos quedarnos ahí.

Aunque la última subida del IVA ha encarecido significativamente el coste de las entradas de cine en este caso, ya que es el tema que nos ocupa, el hecho es que todos tenemos derecho a poder ver una película, pero las personas que sufren algún tipo de sordera por ejemplo, no cuentan con esa facilidad.

En 2010 se aprobó la Ley General de la Comunicación Audiovisual, dirigida hacia los contenidos televisivos, con el objetivo de que las personas con discapacidad visual y/o auditiva pudiesen hacer también un uso efectivo de este canal de comunicación.

En este sentido, ¿por qué no ir más allá? Es decir, por qué actuar en aquellas formas de comunicación, al margen de la televisión, para que las personas con este tipo de discapacidad puedan también aprovecharlas?

Tal vez estas líneas carezcan de cierto sentido teórico pero lo cierto es que si miramos a nuestro alrededor observaremos que todavía queda mucho para que la sociedad se adapte a las personas con diversidad funcional, y no al revés. Quizás el hecho de no encontrarnos en una situación así hace que no seamos capaces de darnos cuenta…