Tu blog Tu blog

Este es tu altavoz

Entradas etiquetadas como ‘coste’

Fondo de pensiones sostenible

Por J. Fdez

Pensionistas (Europa Press).

Pensionistas (Europa Press).

Los actuales pensionistas, antes de jubilarnos, hemos contribuido con nuestras cotizaciones durante nuestra vida laboral, a crear un fondo de pensiones, que garantice el sustento de nuestra vida de jubilados. Este fondo debiera ser intocable a efectos de la administración de la hacienda pública.  Parece ser que durante el anterior mandato del recién nombrado Gobierno, se han ido extrayendo cantidades importantes que han mermado el fondo.  El continuismo del equipo económico en el recién nombrado miembro del Gobierno hace temer que el saqueo del fondo continuará y los aumentos de las pensiones son ridículamente escasos.

La defensa del ciudadano ante este Gobierno es que reduzca el despilfarro de su coste, bajándose los sueldos de sus componentes, incluido el presidente, reduciendo el número de berlinas y coches de lujo al mínimo… La presidenta de la Comunidad va en berlina al igual que sus escoltas. En otros países más ricos la seguridad va en moto. Que dejen de existir las puertas giratorias, y que las pensiones de los jubilados gubernamentales se equiparen al resto de los ciudadanos, que los millonarios de este país paguen unos impuestos equitativos, al igual que la Banca, y no se haga la vista gorda con ellos, si así fuera y demandara El Defensor, en este país nuestro, existiría menos pobreza.

Quiero ir a la cárcel, hay médico gratis

Por Marga Alconchel

Una noticia humana sobresale en toda la vorágine de titulares repetidos entre política y masacres terroristas. Según The Financial Times, hace años que en Japón los ancianos cometen pequeños robos para que les lleven a la cárcel. No son grandes cosas, no hay violencia. Simplemente es la causa que necesitan para que les lleven a la cárcel, donde tienen asistencia médica gratuita. La noticia parecería casi una broma si no escondiera una realidad detrás: el 40% de los mayores de 60 años viven solos, los ingresos son bajos y el país es caro.
 
Más de la tercera parte de los hurtos (el 35%) son reincidentes, y no poco: en 2013 el 40% de ellos robaron más de seis veces. Comparado con 1991, una época de bonanza económica, han aumentado un 460%.
 
Imagen del interior de una cárcel (ACN).

Imagen del interior de una cárcel (ACN).

Es un síntoma de una sociedad (la moderna) en la que se estima que hacia 2060 casi la mitad de su población tendrá más de 60 años. Los estándares de vida actuales, los sistemas laborales y la poca protección a las capas no productivas de la sociedad (niños y mayores) están empujando a muchas personas a buscar soluciones desesperadas.

 
Porque ha de ser desesperante que la única solución para tener techo y comida cuando se han cumplido 60 años sea estar en la cárcel. Puede parecer una peculiaridad de la sociedad nipona, pero es un síntoma de lo que puede ocurrir en cualquier lugar.
 
La obsesión por hacer negocio con lo que sea, convirtiendo la salud en un producto más, es contraproducente. No sólo a nivel humano, por el desasosiego y el desamparo. No sólo a nivel social, por el abandono descarnado sobre aquellas personas que trabajaron durante décadas en la creación del status que tenemos todos. También a nivel poblacional: un colectivo empobrecido y enfermo consolida una sociedad y un país empobrecido y enfermo.
 
Los hospitales y la asistencia médica en sí misma, tiene un costo elevado. Las industrias farmacéuticas invierten muchísimos recursos en conseguir fórmulas y productos que mejoren la salud. Las empresas que fabrican maquinaria médica también han de pagar salarios e impuestos. Todo ese coste ha de ser cubierto, lógicamente. Pero hay un punto en que deja de ser beneficio razonable para entrar en usura.
 
No se puede etiquetar la salud, que no deja de ser vida, como un negocio. Un Estado debe proteger la vida de sus ciudadanos, porque ellos son la razón de ser de un Estado. Ningún país existiría, por definición, si no tuviera personas. Por tanto, las personas son lo principal, y han de estar protegidas por las instituciones a las que entregan sus impuestos y en las que delegan la gestión de las cuestiones públicas.
 
Los presupuestos han de contemplar el gasto sanitario como un coste de mantenimiento del país, no como un gasto por culpa de los enfermos. Gastar (invertir) en la salud de la población implica, en poco tiempo, que las cifras se reduzcan porque la población está sana. Mercadear con la salud, privatizar lo que se levantó con el dinero de todos, cerrar hospitales…  es poner el primer motivo para que nuestros mayores (que no son de Japón) empiecen a robar manzanas en los mercados.

¿Por qué van a viajar gratis los perros en el Metro de Madrid?

Por Carlos Arilla Vilches

Una usuaria del metro entra en el suburbano de Barcelona acompañada por su mascota (EFE).

Una usuaria del metro entra en el suburbano de Barcelona acompañada por su mascota (EFE).

Por adelantado va que la medida de permitir a las mascotas caninas viajar en el Metro me parece acertada, que tengan unas limitaciones en uso o en horas determinadas también lo comparto, que su dueño sea responsable civil si orina, molesta o causa daños también me parece lógico.

Lo que no logro entender es por qué ese uso y disfrute se hace sin costo alguno, vamos, más concretamente, yo tengo un Gran danés, aún cachorro que llegará a pesar unos 80 kilos. Y un hijo de 7 años que no llega a 30 kilos de peso.

Cuando la medida entre en vigor me resultará incomprensible que mi hijo tenga que pagar billete y mi perro no, dado que la situación financiera del país sigue en niveles preocupantes, creo que si la Comunidad de Madrid quiere permitirse el lujo de regalar un billete asumiendo el costo del trayecto, mantenimiento y limpieza deba hacer lo propio con los niños.

 

Una estatua decapitada en Madrid

Por Carlos Osorio

Este martes, la estatua que decora la entrada a la escuela de Artes y Oficios, en la calle de La Palma, ha aparecido arrancada y decapitada. La estatua, titulada Paseante, es obra de Roberto Manzano, del año 1999. No es la primera vez que sufre daños. En otra ocasión le arrancaron el brazo, y casi todas las semanas la llenan de pintadas.

Foto: ACIBU Asociación de Vecinos

Foto: ACIBU Asociación de Vecinos

La estatua de Julia de Antonio Santín, en la calle del Pez, sufrió la misma suerte el año pasado. La restauración duró varios meses y costó bastante dinero. Los actos vandálicos son frecuentes en el centro histórico de Madrid. A menudo los contenedores y papeleras y el resto del mobiliario urbano son dañados por los gamberros. Las actitudes incívicas como dejar basuras en cualquier parte, orinar en la calle, pintarrajear con firmas y garabatos las fachadas de los edificios, son habituales en las calles de Madrid.

Los vándalos actúan con toda tranquilidad porque saben que, hagan lo que hagan, les va a salir gratis. La apatía del Ayuntamiento ante estos problemas que estropean nuestra hermosa ciudad es preocupante. Ejercer la autoridad no es autoritarismo, es responsabilidad de unos gobernantes democráticamente elegidos por la sociedad para garantizar la convivencia y el funcionamiento de los servicios públicos.

 

La Dama de Hierro y ‘Babieca’

Por José Recio Rosa

El día 18 en la portada de este diario se leía: “Polémico adiós de 12 millones”. Y yo, que debo de ser un cachondo, hice un triple salto mental, acordándome del Cantar del Mío Cid y de aquel caballo llamado Babieca sobre el que, según dicen, la esposa de Rodrigo, hizo montar el cadáver de su esposo para hacer creer a sus enemigos que aún vivía y así poder seguir jorobando a los españoles de religión mahometana.

Pues lo mismo han hecho estos torpes británicos de su derecha política; que como último acto para fastidiar más se gastan 12 millones de euros (pero en libras) en una bufonada de representación patriótica militFuneral de Margaret Thatcherar para demostrar que a la derecha política le sobra el dinero pero que no son capaces de beneficiar a la población más necesitada. Espero que, como buenos británicos amantes de sus rancias costumbres, no hagan como dicen que hicieron con Babieca, que murió sin ser montado jamás, después de que lo utilizaran con el cadáver del Cid, y estos derrochadores puedan usar todo lo utilizado en esta teatralidad inútil del culto a la personalidad, aunque resulte una personalidad tan discutida y discutible.