Entradas etiquetadas como ‘zaire’

Qué fue de… Ariza Makukula: goles desde el corazón de África

Makukula, en su presentación con el Sevilla en 2004 (Archivo 20minutos).

Makukula, en su presentación con el Sevilla en 2004 (Archivo 20minutos).

Seguimos hoy con un deportista africano radicado en Portugal. En esta ocasión, se trata de un futbolista. Es Ariza Makukula.

¿Quién era?: Un delantero portugués de origen congoleño de la década de 2000 y la pasada.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por su paso por equipos españoles como el Salamanca, el Sevilla o el Nástic de Tarragona y por llegar a ser internacional con Portugal.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2014 en las filas del BEC-Tero Sasana de Tailandia. En la actualidad, Makukula trabaja para la Federación de la República Democrática del Congo, donde ejerce como embajador de fútbol.

¿Sabías qué…?: Su padre fue futbolista profesional en Portugal y es de madre portuguesa: de ahí su vínculo con el país vecino.

– Fue uno de los grandes hallazgos de Juan José Hidalgo como presidente del Salamanca, ya que se hizo con sus servicios a coste cero.

– Triunfó en el Salamanca (en 2ª) al marcar 20 goles en su única temporada en el equipo charro.

– El Nantes francés pagó seis millones de euros por él, pero el jugador no se adaptó al fútbol galo y regresó a España, cedido. En concreto, lo hizo al Valladolid.

Makukula pelea un balón con Culebras en un Sevilla-Levante disputado en febrero de 2005 (Archivo 20minutos).

Makukula pelea un balón con Culebras en un Sevilla-Levante disputado en febrero de 2005 (Archivo 20minutos).

– Una grave lesión arruinó su temporada en Pucela y los blanquivioletas bajaron a Segunda.

– Pese a su lesión, el Sevilla lo ‘rescató’ del Nantes y el jugador se sintió tan agradecido al presidente Del Nido que bautizó a su primer hijo JM del Nido Makukula.

– Estuvo cedido en el Nástic de Tarragona cuando el equipo catalán regresó a Primera. Sólo metió un gol ese año, pero fue al Real Madrid.

– Tras sus experiencias en España, retornó al Portugal vía Marítimo, donde le fue tan bien que fue convocado por la selección portuguesa y ser fichado por el Benfica.

– Con Portugal sólo metió un gol: fue en la clasificación para la Eurocopa de 2008, en Kazajistán.

– Mide 1,90 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Ariza Makukula nació el 4 de marzo de 1981 en Kinshasha, Zaire (hoy República Democrática del Congo). Formado en equipos portugueses como el Vitória Setúbal o el Vitória Guimaraes, debutó como profesional en 2000 en las filas de la UD Salamanca. Estuvo cedido media temporada en el Leganés y regresó en 2001 a la UD, donde triunfó. En 2002 lo fichó el Nantes francés y lo cedió en 2003 al Valladolid, que estaba en Primera. En 2004 lo fichó el Sevilla. Dos años después fue cedido al Nástic y al siguiente, al Marítimo portugués. En 2008 lo contrató el Benfica, pero fue cedido al Bolton Wanderers inglés y luego al Kayserispor turco en poco tiempo. En 2010 lo fichó el Manisaspor turco. Dos años después se fue al Karsiyaka del mismo país y en 2013 regresó a Portugal para jugar en el Vitória de Setúbal. Tuvo una breve experiencia en el OFI de Creta griego y en 2014 desembarcó en el fútbol tailandés para jugar en el BEC-Tero Sasana, donde se retiró. En su palmarés tiene una UEFA con el Sevilla. Con Portugal jugó cuatro partidos y marcó un gol.

Os dejo con un vídeo de goles de Makukula en Turquía (con un temazo sesentero de fondo):

Hasta mañana.

Santuarios del deporte: Estadio 20 de Mayo de Kinshasha, el escenario del combate más grande de la historia

Cartel del combate (FLICKR)

Cartel del combate (FLICKR)

Si ha habido un combate de boxeo famoso en la historia es el que hace casi 40 años enfrentó en Kinshasha, entonces Zaire, hoy Congo, a dos de los más grandes púgiles de todos los tiempos: George Foreman y Muhammed Ali. El combate se llamó Rumble in the Jungle (algo así como el ‘retumbo en la selva’) fue una mezcla de acontecimiento deportivo, cultural y político en una época convulsa. Hoy voy a hablaros del combate, pero sobre todo, del lugar donde se celebró: el estadio 20 de Mayo.

Nombre oficial: Stade Tata Raphaël (antes, Stade 20 de Mai y antes, Stade Roi Baudouin).

Ubicación: Kinshasha (antes Leopoldville), República Democrática del Congo.

Capacidad: 50.000 espectadores

Año de inauguración: 1952.

Deportes: Fútbol, boxeo.

Propietario: Federación Congolesa de Fútbol y Gobierno del Congo.

Más cosas: Pues estaríamos ante un estadio africano más de no ser por lo que os comentaba en la introducción. Pero antes de ponernos los guantes de boxeo, hablemos un poco del estadio en sí mismo.

El estadio se construyó en 1952, cuando el país era aún el Congo Belga. En consecuencia, recibió el nombre del rey de la metrópoli, convirtiéndose en el estadio Rey Balduino (antes incluso que el de Bruselas). En 1967, después de la llegada al poder del dictador Mobutu, el estadio fue renombrado como 20 de Mai (20 de mayo), ya que fue esta la fecha en la que se fundó el partido de Mobutu, el Movimiento Popular de la Revolución. No fue hasta 30 años después, en 1997, cuando el estadio recibió su nombre actual: Tata Raphaël, en honor del impulsor del edificio, el misionero belga Raphaël de la Kethulle de Ryhove (‘tata’ significa padre en idioma lingala).

No obstante, desde 1994 ha perdido la importancia que tenía. Antes era el estadio nacional de el Congo y en él jugaban sus partidos dos equipos de la capital, el Motema Pembe y el AS Vita Club, además de la selección. En 1994, como os decía, se inauguró el Estadio de los Mártires, moderno y de mayor capacidad, que es ahora el que se lleva los grandes eventos.

Estadio Tata Raphaël, en la actualidad (WIKIPEDIA)

Estadio Tata Raphaël, en la actualidad (WIKIPEDIA)

Pero como os decía, si por algo es famoso el Tata Raphaël es porque en octubre de 1974 acogió uno de los más grandes combates de todos los tiempos: el de Foreman contra Ali.

El combate no se entiende sin pensar en su impulsor: el inefable promotor pugilístico Don King. Este Foreman-Ali era uno de sus primeros combates. Había conseguido el compromiso de ambos púgiles de pelear pero a cambio de una bolsa de 5 millones de dólares. King no tenía ese dinero y empezó a buscar un país que corriera con la mayor parte del gasto. Mobutu, el dictador de Zaire, se ofreció y se ‘quedó’ el combate. El tirano quería publicidad internacional y lo logró. Para entender eso, vale con leer la frase que ilustra el cartel que os he puesto abriendo: “Un regalo del presidente Mobutu al pueblo zaireño y un honor para el hombre negro”. A Don King no le importó que Mobutu fuera el paradigma del dictador africano: megalómano, tiránico, sanguinario…

La pelea estaba prevista para septiembre de 1974. A tal efecto, Foreman y Ali pasaron el verano entrenando en Zaire para acostumbrarse al clima del centro de África. Foreman sufrió una lesión que le obligó a posponer casi un mes el combate, cuya fecha definitiva se fijó para el 30 de octubre.

El evento no sólo fue deportivo. Antes del combate se celebró el Zaire 74, un festival musical que también acogió el estadio 20 de Mayo. Tuvo lugar del 22 al 24 de septiembre y en él participaron algunos de los mejores artistas negros del momento: BB King, Celia Cruz, Miriam Makeba, James Brown… Asistieron más de 80.000 personas.

Vista aérea del estadio (GOOGLE MAPS)

Vista aérea del estadio (GOOGLE MAPS)

Y llegó el combate, celebrado a las 4 de la mañana, hora de Zaire, para que pudiera ser televisado en horario de máxima audiencia en Estados Unidos. Foreman, que tenía 25 años y era el campeón invicto, era el favorito ante un Ali con 32 ya cumplidos. Pero Ali, que contaba con el apoyo del público tras una hábil campaña de autopromoción durante su preparación en Zaire (supongo que conoceréis el cántico de “Ali, bomaye” -“Ali, mátalo”-), derrotó a Foreman por KO en el octavo asalto.

El combate pasó a la posteridad, e incluso dio lugar a una película documental (When we were kings), que logró un Oscar en 1996. Como detalle, os diré que tanto Ali como Foreman  recogieron la estatuilla. Tras el evento de Zaire, ambos púgiles fraguaron una gran amistad y fue realmente emotivo ver a Foreman ayudar a Ali, con párkinson, subir al escenario.

Os dejo con el combate:

Hasta mañana.