Entradas etiquetadas como ‘corea del sur’

Santuarios del deporte. Estadio Olímpico de Seúl

Estadio olímpico de Seúl (WIKIPEDIA).

No nos vamos de Corea del Sur porque este sábado vamos a recordar el Estadio Olímpico de Seúl.

Nombre oficial: 서울올림픽주경기장, es decir, Estadio Olímpico de Seúl.

Ubicación: Songpa-gu, Seúl, Corea del Sur.

Capacidad: 69.950 espectadores

Año de inauguración: 1984.

Propietario: Seoul Sports Facilities Management Center.

Más cosas: Diseñado por el arquitecto Kim Swoo-geun, la forma del Olímpico de Seúl está inspirada en las curvas de la cerámica de la dinastía Joseon. Fue construido después de que en 1981 la capital coreana fuera elegida sede de los Juegos Olímpicos de 1988, pero cuatro años antes estaba ya erigido para poder acoger los Juegos Asiáticos de 1986.

En la cita olímpica acogió las competiciones de atletismo, equitación y algunos partidos de fútbol, además de las ceremonias de apertura y clausura.

Como tantos estadios olímpicos, ha estado largos años infrautilizado. No alberga competiciones fijas, aunque en su día la Federación Coreana de Fútbol mostró interés en convertirlo en la sede fija de la selección. No obstante, desde 2015 es la casa de un nuevo equipo llamado Seoul E-Land FC, en la segunda categoría del fútbol surcoreano.

Como recinto de conciertos ha acogido a artistas de primera línea como Michael Jackson, los Tres Tenores, Elton John, Metallica, Backstreet Boys, Lady Gaga, Eminem, Muse, Paul McCartney, Coldplay o BTS.

Mañana volvemos con más deporte.

Qué fue de… Ahn Jung-hwan, el coreano que amargó a Italia y España en 2002

Cromo de Ahn Jung-hwan para el Mundial de Alemania (PANINI).

El Mundial de 2002 se recuerda en España e Italia con amargura por culpa de los árbitros y de Corea del Sur. Hoy vamos a recordar a la estrella de aquella selección. Es Ahn Jung-hwan.

¿Quién era?: Un delantero surcoreano de finales de los 90 a principios de esta década.

¿Por qué se le recuerda?: Pues por su papel en el Mundial de 2002, por marcar el gol de oro que eliminó a Italia y que le costó ser despedido de su equipo.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2011 en las filas del Dalian Shide de su país. En la actualidad es presentador de televisión en su país. Dirige un programa llamado Let’s Play Soccer.

¿Sabías qué…?: En el año 2000 se convirtió en el primer coreano en jugar en Italia, al llegar cedido al Perugia.

– Su etapa en el calcio empezó mal, porque no se adaptó y según él, sufrió el ostracismo de sus compañeros, liderados por la que posteriormente sería estrella del Inter, Marco Materazzi.

– La venganza llegó en el Mundial de 2002, cuando Ahn aún pertenecía a la plantilla de I Grifoni. En el partido de octavos de final entre su selección, que era anfitriona, e Italia, Ahn marcó en el 118 de la prórroga un gol de oro que mandaba a la azzurra a casa y a Corea a cuartos.

Ahn, en 2009 (WIKIPEDIA).

– Tras ese partido, el dueño del Perugia, Luciano Gaucci, hizo unas polémicas declaraciones diciendo: “No tengo ninguna intenció de pagarle un sueldo a alguien que ha arruinado al fútbol italiano”. Posteriormente, el Perugia se arrepintió y quiso quedarse en propiedad a Ahn, pero fue el jugador el que no quiso volver a Italia y acabó en Japón.

– En cuartos de final ante España, el partido del tristemente célebre arbitraje de Al-Ghandour, Ahn marcó su lanzamiento en la tanda de penaltis (en realidad, ningún coreano falló). Justo después de él lanzó y falló Joaquín.

– Tras su experiencia en el Perugia, vivió otras dos en Europa, en el Metz francés y en el Duisburgo alemán, ambas bastante discretas.

– Es uno de los rostros más conocidos en Corea, donde ha presentado docenas de programas y ha ejercido como modelo.

– En su país es conocido como ‘El Señor de los Anillos’ por su costumbre de besar un anillo para celebrar los goles.

– Está casado con una Miss Corea del Sur.

– Mide 1,77 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Ahn Jung-hwan nació el 27 de enero de 1976 en Paju, Corea del Sur. Debutó como profesional en 1998 en el Busan Daewoo Royals. Dos años después fue cedido al Perugia, donde estuvo dos temporadas. Luego jugó un año en el Shimizu S-Pulse y otro en el Yokohama Marinos, ambos en Japón. Tras un año en el Metz y una breve estancia en el Duisburgo alemán, en 2007 retornó a su país. Jugó en el Suwon Samsung Bluewings un año, otro en el Busan IPark y otro en el Dalian Shide, donde se retiró. En su palmarés tiene una Copa de la Liga de Corea del Sur y una liga japonesa con Yokohama. Con su selección jugó 71 partidos y marcó 17 goles.

Hasta mañana.

Quién fue… Kim Duk-koo: murió a golpes en el ring y cambió para siempre el boxeo

El boxeador surcoreano Kim Duk-koo (WIKIPEDIA)

Cerramos la semana con una historia dura de un deporte duro, pero que tiene su interés histórico, ya que cambió para siempre la forma de entender el boxeo, así como parte de sus reglas. Es la historia de Kim Duk-koo.

Kim Duk-koo nació en Gangwong, Corea del Sur, el 29 de julio de 1955. Era el menor de cinco hermanos y creció una familia pobre: había perdido a su padre con tenía dos años. Desempeñó trabajos como limpiabotas o guía turístico hasta que en 1976 emprendió su carrera como boxeador.

En su etapa amateur logró un récord de 29 victorias y 4 derrotas, y dio el salto al profesionalismo en 1978. Cuatro años después, ganó el título de campeón de Asia y Pacífico de los ligeros. Este título lo convirtió en aspirante al título mundial de la categoría, y se organizó un combate con el campeón, el estadounidense Ray ‘Boom Boom’ Mancini.

El combate se celebraría en Las Vegas el 13 de noviembre. Era la primera vez que Kim peleaba fuera de Asia. Antes de partir para el mítico Caesar’s Palace, Kim escribió el mensaje “Vivir o morir” en la pantalla de una de las lámparas de su hotel en la ciudad de las luces.

Un momento del combate (YOUTUBE).

El combate fue durísimo. Kim castigó fuertemente a Mancini, llevando incluso al equipo del americano a plantearse tirar la toalla. Mancini tenía un ojo totalmente fuera de combate, pero conforme el combate avanzaba y ‘Boom Boom’ resistía, la iniciativa empezó a cambiar de lado. Mancini se rehizo y en el 14º asalto, el estadounidense logró mandar a la lona al coreano. El árbitro paró el combate y Mancini retuvo el título.

Apenas unos minutos después de acabar el combate, el coreano entró en coma. Fue sacado del Caesar’s Palace y llevado al hospital Desert Springs. Allí le hallaron un hematoma subdural que contenía 100 cenímetros cúbicos de sangre en el cráneo. Fue operado de urgencia, pero el púgil no se recuperó y el 18 de noviembre moría. Tenía 27 años. El neurocirujano que lo trató explicó que su muerte se produjo por un solo puñetazo.

La muerte de Kim sumió a Mancini en una depresión. Nunca fue el mismo y dos años después perdió el título. La tragedia fue mucho mayor. La madre de Kim se suicidó tres meses después bebiendo una botella de pesticida. Al verano siguiente fue el árbitro del combate el que se quitó la vida descerrajándose un tiro en la cabeza.

La novia de Kim estaba embarazada de un niño, Kim Chi-Wan, que nunca conoció a su padre. Muchos años después, en 2011, y por medio de un documental, Kim hijo conoció a ‘Boom Boom’ Mancini.

La muerte del púgil surcoreano provocó cambios en la normativa. El máximo de asaltos pasó de 15 a 12. Aumentaron los controles médicos antes de los combates y desde entonces los boxeadores empezaron a ser sometidos a electrocardiogramas, tests cerebrales y pulmonares. Además, se introdujo la cuenta de 8 con el púgil de pie, que permite declarar un KO aunque el boxeador no esté en el suelo pero esté a punto de perder la verticalidad. Y una norma más: un boxeador no podría pelear hasta que pasaran al menos 45 días tras un KO en contra. En definitiva: la muerte de Kim cambió el boxeo para siempre.

Os dejo con el combate completo:

Qué fue de… Park Ji-sung: el único asiático que ha ganado una Champions

Park Ji-sung, en acción en un partido contra el Barcelona (Archivo 20minutos).

Antes de nada, me gustaría desearos feliz año nuevo. Espero que hayáis pasado buena entrada del año. Vamos a iniciar 2018 hablando de un fubolista que llegó de Extremo Oriente y triunfó en Europa. Es Park Ji-sung.

¿Quién era?: Un centrocampista surcoreano de la pasada década y primera mitad de la actual

¿Por qué se le recuerda?: Por su paso por el PSV Eindhoven y, sobre todo, el Manchester United, donde ganó una Champions, siendo el primer asiático en lograrlo.

¿Qué fue de él?: Se retiró en 2014 en el PSV Eindhoven, donde estaba cedido por el Queens Park Rangers inglés. En la actualidad, es embajador global de Manchester United y acaba de terminar el Master de la FIFA en Dirección, Leyes y Humanidades del Deporte.

¿Sabías qué…?: Debido a su incansable actitud en el campo, en Inglaterra lo llamaban ‘Tres Pulmones Park’.

Cromo de Ji Sung-park para el Mundial de 2006 (PANINI).

– Lo descubió Guus Hiddink cuando fue seleccionador coreano y fue quien se lo llevó a Europa.

– Fue titular y jugó los 90 minutos en el triste partido de cuartos de final del Mundial de 2002, en el que Corea del Sur eliminó a España en la tanda de penaltis. Park Ji-sung marcó el segundo gol de los asiáticos en la tanda.

– En aquel Mundial, fue el autor del único gol del 0-1 ante Portugal en la fase de grupos.

– También marcó en Alemania 2006 (en el empate a un gol ante Francia, en la fase de grupos) y en Sudáfrica 2010, en el 2-0 ante Grecia también de la primera fase.

– Es el único asiático que ha logrado marcar en tres Mundiales seguidos.

– Fue capitán de su selección entre 2008 y 2011.

– Otra de sus virtudes era su versatilidad: jugó de mediocentro, de extremo izquierdo y derecho y de mediocentro defensivo

– Es el primer asiático en ser elegido embajador del Manchester United.

– Mide 1,75 metros.

Biografía, palmarés, estadísticas: Park Ji-sung nació el 25 de febrero de 1981 en Goheung, Corea del Sur. Debutó como profesional en 2000 en e Kyoto Purple Sanga japonés. En 2003 fichó por el PSV Eindhoven. En 2005 lo contrató el Manchester United, donde jugó siete años. Luego pasó una temporada en el QPR y la última, cedido, en el PSV. En su palmarés tiene una Copa del Emperador de Japón, dos ligas, una copa y una supercopa holandesas; y cuatro Premier Leagues, tres League Cups, cuatro Community Shields, una Champions y un Mundialito de Clubes. Con Corea del Sur jugó 100 partidos y marcó 13 goles.

Os dejo un vídeo dedicado al coreano:

Hasta mañana.