Entradas etiquetadas como ‘azerbaiyán’

Qué fue de… Garri Kasparov: la leyenda del ajedrez que ahora es una molestia para Putin

Kasparov, en una partida contra Karpov en 2009 en Valencia (Archivo 20minutos).

Kasparov, en una partida de exhibición contra Karpov en 2009 en Valencia (Archivo 20minutos).

Muy de vez en cuando, asoman por el blog jugadores de ajedrez. Podemos debatir si es un deporte o no. Yo lo considero como tal, desde luego. Si bien no requiere ejercicio físico (que si nos ponemos dignos, a lo mejor sí que lo requiere) y es más bien intelectual, el componente de competición lo convierte en una práctica deportiva. El jugador de ajedrez que traigo hoy es celebérrimo. Seguramente sea el más famoso. Hablé hace ya bastante tiempo de su gran rival, Anatoly Karpov, así que creo que ya iba siendo hora de sacar a este tipo, que tiene un cerebro del tamaño del país al que representa: Garri Kasparov.

¿Quién era?: Un ajedrecista ruso de finales de los 80 a principios de la pasada década.

¿Por qué se le recuerda?: Pues porque para muchos expertos, se trata del mejor jugador de ajedrez de todos los tiempos, por encima incluso de Bobby Fischer o Raúl Capablanca.

¿Qué fue de él?: Se retiró de la primera línea del ajedrez en 2005, aunque desde entonces ha seguido jugando partidas de exhibición. Ha sido entrenador de nuevas figuras, como por ejemplo el noruego Magnus Carlsen, pero sobre todo, es uno de los principales opositores a Vladimir Putin en Rusia. Fundó el Frente Civil Unido, un movimiento social que pertenece a La Otra Rusia, una coalición política opositora al actual partido en el Kremlin. Además, Kasparov es miembro del consejo directivo de la Human Rights Foundation, con sede en Nueva York.

¿Sabías qué…?:  Es uno de los más nombrados en el debate que existe acerca de quién fue el mejor jugador de la historia de ajedrez. Hay cuatro maneras de evaluarlo. Una es el ranking Elo, establecido por el ajedrecista húngaro del mismo nombre. Se trata de una serie de fórmulas matemáticas que revelan que el mejor es Kasparov. Otro sistema es el llamado Chessmetrics, parecido pero que tiene en cuenta la regularidad, por lo que varía constantemente. Desde que se implementó, el mejor es Kasparov. Otro sistema, expuesto en el libro Warriors of the Mind, se basa en enfrentamientos directos entre los grandes maestros. Kasparov y Karpov se reparten el primer y segundo puesto. Por último, hay un sistema inventado por unos informáticos eslovenos que comparan el juego de los grandes maestros con un programa que realiza movimientos perfectos. Así, el mejor es el que menos errores comete. En esta clasificación, el mejor fue el legendario cubano Capablanca, seguido de los rusos Kramnik, Karpov y Kasparov. El ranking actual, elaborado por la FIDE, se basa en el sistema Elo.

Kasparov y Karpov se saludan antes del campeonato del mundo de 1985 (WIKIPEDIA).

Kasparov y Karpov se saludan antes del campeonato del mundo de 1985 (WIKIPEDIA).

– Su verdadero nombre, o al menos el de nacimiento, es Garik Kimovich Weinstein. En efecto, su padre, Kim Moiseyevich Weinstein, era judío ruso, mientras que su madre, Klara Shagenovna Gasparyan, era armenia.

– El padre de Kasparov murió cuando el ajedrecista tenía siete años. Cinco después, cambió de apellido: adoptó el de su madre, Gasparyan, que lo había rusificado, convirtiéndolo en Kasparov.

– Kasparov nació en Bakú, Azerbaiyán, pero tras la caída de URSS adoptó la nacionalidad rusa.

– Con 10 años entró en una academia de ajedrez y con 13 logró el campeonato junior soviético.

– Con 15 años adquirió el rango de maestro y participó en el campeonato de la URSS, siendo el más joven en lograrlo.

– En 1980 ganó el Mundial Junior en Alemania y adquirió el rango de Gran Maestro.

– En enero de 1984, Garri Kasparov se convirtió en el número uno del mundo, siendo el más joven en lograrlo. 12 años después, Vladimir Kramnik batió su récord. Más tarde, lo batiría Magnus Carlsen.

– En 1984 fue cuando comenzó una de las rivalidades deportivas más famosas de todos los tiempos: las partidas Karpov-Kasparov. Ambos jugadores se jugaron el título mundial en 1984, pero quedó desierto, por una polémica decisión de la Federación tras más de 50 partidas.

– En 1985, Kasparov venció a Karpov y se convirtió en el campeón del mundo más joven de la historia.

– Ambos jugadores se enfrentaron varias veces hasta 1990, creando una rivalidad que trascendió el mundo del ajedrez. El balance entre ambos jugadores es de 28 victorias para Kasparov, 21 para Karpov y 129 partidas en tablas.

– Además del enfrentamiento deportivo, ambos jugadores se profesaban un odio muy profundo.

– Tras años de enfrentamientos entre Kasparov y la Federación Internacional, la FIDE, en 1993 Kasparov rompió relaciones con este organismo y fundó la Professional Chess Association (PCA), con el patrocinio de la compañía Intel. El problema es que Kasparov se prestó en 1996 a una partida de exhibición contra el ordenador Deep Blue, desarrollado por IBM, y eso le sentó tan mal a Intel que retiró el patrocinio, quedando la PCA sin capacidad de organizar torneos. Pero no fue hasta 2006 cuando se unificaron ambos títulos.

Kasparov, en una manifestación tras salir de la cárcel en 2007 (Archivo 20minutos).

Kasparov, en una manifestación tras salir de la cárcel en 2007 (Archivo 20minutos).

– En 2005, Kasparov se retiró de la primera línea del ajedrez. Como os comentaba antes, se dedicó a exhibiciones y a entrenar a otros jugadores como el citado Carlsen, el indio Viswanathan Anand o el estadounidense Hikaru Nakamura.

– Es autor de 25 libros sobre ajedrez.

– Dedicado en cuerpo y alma a su oposición a Putin, llegó a postularse como candidato a la presidencia de Rusia, pero su partido ni siquiera llegó a presentarse.

– Ha sido detenido en varias ocasiones en manifestaciones contra el Gobierno de Putin. Una de las últimas veces fue en una protesta de apoyo a las Pussy Riot, el grupo que fue encarcelado por cantar en una iglesia ortodoxa.

– Cuando Kasparov fue detenido por primera vez, Karpov intentó visitar a su enemigo íntimo a la cárcel para mostrarle su apoyo, pero se lo impidieron.

– Tiene pasaporte croata, ya que pasa largas temporadas en una casa de veraneo en este país.

Biografía, palmarés, estadísticas: Garri Kimovich Kasparov nació el 13 de abril de 1963 en Bakú, en la república soviética de Azerbaiyán. Maestro desde 1978 y Gran Maestro desde 1980. Fue doce veces campeón del mundo (según la FIDE) y siete veces (según la PCA).

Os dejo con este documental sencillamente ESPECTACULAR sobre la rivalidad Karpov-Kasparov. No os lo perdáis:

Quién fue… Tofik Bakhramov, el juez de línea más famoso de la historia

Si alguna vez vais a Bakú, capital de la antigua república soviética de Azerbaiyán, quizá os acerquéis al estadio en el que juega sus partidos la selección nacional y el FK Bakú, el Tofik Bakhramov Stadium, con capacidad para casi 30.000 personas. Este estadio tiene algunas curiosidades, como que fue construido por prisioneros de guerra alemanes tras la II Guerra Mundial o que tiene forma de C (la ‘S’ en alfabeto cirílico) en honor a Stalin. Pero la principal curiosidad es que toma su nombre de un personaje destacado del fútbol de aquel país. Y no es futbolista ni entrenador, ni siquiera presidente. Es uno de los pocos estadios del mundo que debe su nombre a un árbitro. Pero conozcamos mejor su historia.

Nacido en 1925, Tofik Bakhramovich Bakhramov era un joven futbolista soviético al que una lesión le obligó a colgar las botas y que decidió dedicarse al arbitraje. En 1964, alcanzó la internacionalidad como trencilla.

Pero vayamos al grano. En 1966 se celebraba Mundial de la FIFA en Inglaterra. A la final, disputada el 30 de julio en Wembley, Londres, llegaron el equipo anfitrión y la República Federal de Alemania. El trío arbitral designado para impartir justicia estaba formado por el suizo Gottfried Dienst como árbitro principal (en la foto, el del centro) y el checoslovaco Karol Galba (izquierda) y el soviético Bakhramov como líneas. El partido llegó a los 90 minutos reglamentarios con empate a dos goles. Geoff Hurst y Martin Peters habían marcado por los ingleses y Helmut Haller y Wolfgang Weber por los teutones.

Todo iba más o menos bien hasta que en el minuto 101, es decir, tras 11 minutos del primer tiempo de la prórroga, Geoff Hurst lanzó un disparo que golpeó el larguero del meta alemán Hans Tilkowski y botó. Los jugadores ingleses pidieron gol. Los alemanes rodearon al árbitro Dienst negándolo. El suizo se acercó al línea de aquella banda, el soviético Tofik Bakhramov. Todo el campo entendió lo que el juez de línea decía. Con ostensibles gestos de cabeza, Bakhramov asentía: había sido gol. Los alemanes estallaban en ira y los ingleses de júbilo. En el último minuto de la prórroga, de nuevo Hurst hacía el 4-2. Acababa el partido y la selección inglesa se quedaba con la copa Jules Rimet.tofik

Bakhramov entraba así en la historia. En Inglaterra se le bautizó como The Russian Linesman y ambos países se dividieron. Todo el mundo en Reino Unido pensaba que había sido gol, mientras que en Alemania todo el mundo daba por hecho que no. Tened en cuenta que esto ocurrió hace 47 años y en aquella época no había ni tantas cámaras, ni tantas tomas, ni tanta tecnología como ahora. Bien es cierto que parecía que no había entrado, pero sin una toma concreta, era difícil afirmarlo. Los alemanes aseguraban que había dos pruebas para no conceder el gol: una, que saltó cal en el bote del balón, señal inequívoca de que la bola había botado sobre la línea. La otra, que el balón, tras el bote, salió fuera. Decían que si hubiera botado dentro, el balón se hubiera movido hacia la red.

La polémica duró 30 años, ya que en 1996, un estudio de la Universidad de Oxford determinó que el balón había botado 6 centímetros delante de la línea de gol. A esta revelación se sumaron muchos temas, como por ejemplo, el insistente rumor de que tras el partido, la Reina Isabel II le regaló a Bakhramov un silbato de oro por sus servicios. Y la cosa tomó tintes míticos cuando empezó a circular la historia de que en octubre de 1993, estando Bakhramov en su lecho de muerte, fue preguntado cómo pudo saber si el balón había traspasado o no la línea de gol. Al parecer, el ex colegiado respondió: “Stalingrado”, en referencia a la batalla en la que 1,1 millones de soviéticos perdieron la vida… ante los alemanes. No obstante, lo que sí es cierto es que Bakhramov escribió unas memorias en las que afirmó que según él, el balón no botó en el larguero, sino en la parte superior de la red (algo difícil de creer), por lo que el bote era ya irrelevante.Tofik_Bahramov_stamp

Todo este chorreo (yo, de ser alemán, estaría mosqueado), siguió cuando en la fase clasificatoria para el Mundial de 2006, Inglaterra y Azerbaiyán cayeron en el mismo grupo. Antes de ese partido, Geoff Hurst, Michel Platini (como presidente de la UEFA) y Sepp Blatter (como presidente de la FIFA), desvelaron una estatua de Bakhramov frente al estadio que lleva su nombre. El hijo de Bakhramov, además, recibió a decenas de hinchas ingleses, todos en amor y compaña, sin ningún tipo de disimulo. Y es que en el lejano país ex soviético, Bakhramov, que fue directivo de la federación de fútbol azerbaiyana antes de morir, es toda una institución. Tuvo hasta un sello dedicado en su honor.

Toda esta historia parecía zanjada, pero no tuvo su colofón, su guinda, su fanfarria final, hasta el 27 de junio de 2010. Se enfrentaban en el estadio Free State de Bloemfontein, Sudáfrica, las selecciones de Inglaterra y Alemania, en partido de octavos del pasado Mundial. Alemania ganaba por 2-1. En el minuto 38, un tirazo del inglés Frankie Lampard golpeaba el larguero y botaba claramente dentro. El árbitro uruguayo Jorge Larrionda no dio gol y, de alguna manera, se equiparaba la justicia o mejor dicho, la injusticia, en la historia mundialista de dos de los grandes: Inglaterra y Alemania.

Os dejo unas imágenes de este mítico momento:

Que paséis un buen fin de semana.