BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… Hughie Gallacher: el trágico fin de un crack

Hughie Gallacher, con el uniforme del Newcastle United (Dominio Público).

Hoy vamos a viajar al periodo de entreguerras para hablar de un jugador de fútbol que maravilló en su época, pero que cuya vida acabó en tragedia. Es Hughie Gallacher.

Hugh Kilpatrick Gallacher nació en Bellshill, Escocia, el 2 de febrero de 1903. Desde niño empezó a trabajar como minero, al tiempo que jugaba al fútbol en equipos pequeños, no profesionales. Con 17 años fue elegido para jugar con la selección escocesa júnior en un amistoso ante Irlanda. Gallacher marcó un gol y un directivo del Queen of the South, equipo profesional, le hizo una oferta.

Con este equipo debutó el 29 de enero de 1921 y marcó cuatro goles. Medía 1,65 metros, pero era tremendamente habilidoso, lo que le hizo ganarse el apodo de Magic Feet. Ese mismo 1921 fichó por el Airdrieonians, donde estalló como futbolista. En cuatro temporadas marcó 91 goles, lo que le llevó en 1924 a debutar con la selección de Escocia.

En diciembre de 1925, cruzó el muro de Adriano para fichar por el Newcastle United. Las urracas pagaron 6.500 libras de la época por sus servicios, y no se equivocaron, porque el día de su debut marcó dos goles y en sus primeros nueve partidos hizo 15 goles. Pese a llegar a mitad de temporadas, acabó como máximo goleador del equipo, con 23 goles en 19 partidos.

Al año siguiente fue nombrado capitán y empujó al Newcastle al ascenso a la máxima categoría. En total, pasaría cinco temporadas en Newcastle, marcando 143 goles en 174 partidos, la mejor ratio (aún lo es) de la historia del club.

En 1930 viajó más al sur para fichar por el Chelsea, que pagó 25.000 libras, donde también triunfó: fue el máximo goleador del equipo en las cuatro temporadas que pasó en Stamford Bridge. En total, 81 goles en 144 partidos.

Pero fuera de los terrenos de juego las cosas no iban tan bien. Tenía problemas disciplinarios y se arruinó por culpa de un tumultoso divorcio. En noviembre de 1934, fue traspasado al Derby County por 2.750 libras. En este equipo siguió marcando goles (38 en 51 partidos), pero tras dos temporadas se fue al Notts County, donde marcó 32 goles en 45 partidos. En 1938 se fue al Grimsby Town, donde sus cifras goleadoras cayeron hasta los 3 tantos en 12 partidos, y su último equipo fue el Gateshead, donde marcó 18 goles en 34 partidos, hasta su retirada en 1939, justo en el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Con Escocia había marcado 24 goles en 20 partidos. Todavía hoy es el tercer máximo goleador de la historia de la selección, por detrás de Denis Law y Kenny Dalglish.

Tras colgar las botas, Gallacher se estableció en Gateshead, donde ejerció de periodista deportivo, mientras seguía jugando partidos benéficos. Sin ningún ahorro de su época de futbolista, trabajó en diversas ocupaciones menores. En 1950, su esposa (era la tercera) falleció por un problema cardíaco, por lo que el pequeño escocés entró el depresión y se dio a la bebida.

En 1957 protagonizó un turbio incidente. Llegó a casa ebrio y agredió a uno de sus hijos con un cenicero. Otro hijo se enfrentó a él y la policía tuvo que intervenir. Este suceso fue el incidente definitivo. Empezó a vagabundear y a beber más de la cuenta.

Se fijó un juicio por el altercado con sus hijos para el 12 de junio de 1957. El día antes, el 11, unos testigos vieron cómo deambulaba en un puente sobre las vías del expreso entre Londres y Edimburgo, en Gateshead. Hughie Gallacher lloraba y hablaba solo. Tras un rato, bajó y, justo cuando pasaba el tren expreso, se tiró a las vías, perdiendo la vida instantáneamente. Tenía 54 años. Sus hijos emigraron poco después a Sudáfrica.

Espero que os haya interesado la historia. Hasta e miércoles.

3 comentarios

  1. Dice ser Cris

    Las malas cabezas te llevan a malas decisiones

    15 octubre 2017 | 13:32

  2. Dice ser Alberto

    De verdad, qué triste. Enfrentarte a tus propios hijos. Su triste final me ha recordado a otro futbolista también fallecido en iguales circunstancias: Robert Enke.

    16 octubre 2017 | 23:44

  3. Dice ser ruomalg

    Una muestra de cómo el infortunio puede hacer que alguien se eche a perder. Una lástima, especialmente tratándose de alguien que cuajó tan buenos números durante su carrera deportiva.

    25 octubre 2017 | 21:24

Los comentarios están cerrados.