Casi enteros Casi enteros

Casi enteros: un blog sobre los medios de comunicación, la publicidad, su papel en la financiación de los medios, la investigación y otros temas relacionados con todo esto

Entradas etiquetadas como ‘carlotti’

Tele 5 domina las audiencias y los ingresos

Un mes más, y van dieciocho seguidos, Tele 5 ha sido la ganadora de la batalla de las audiencias. Este mes incluso aumenta su diferencia hasta 1,6 puntos desde las tres décimas de enero.

La cadena de Gran Hermano y Sálvame es también líder en informativos, un territorio que hace tiempo perdió TVE. Es curioso que una cadena cuya personalidad nadie identificaría con la información sitúe seis de sus informativos de la noche entre los veinte programas más vistos de todas las cadenas y sólo incluya otros dos (una emisión de la serie El Príncipe y una de Got Talent) en ese ranking.

Dos de las protagonistas de Gran Hermano

Es una cadena consistente a lo largo del día, que no basa su audiencia en grandes éxitos aunque tampoco consigue las audiencias más deseadas por los anunciantes, esas que hace unos años le llevaron a definir el target comercial.

Ahora, en este mundo del duopolio, en el que dos grandes grupos se reparten la mayor parte de las inversiones publicitarias, el ganador por audiencia no es siempre el que más ingresos consigue, o al menos no en la misma medida. En realidad ya pasó algo similar en los primeros tiempos de las privadas, cuando competían con una TVE con mayor audiencia, pero no siempre la más comercial.

La televisión lineal, la de toda la vida, está perdiendo audiencia (de la audiencia que miden los audímetros, la que se comercializa en el actual sistema). En los últimos tres años el consumo de televisión ha caído doce minutos al día; en el último mes de febreo ha caído doce minutos respecto al febrero anterior.

Por el momento el dato no es preocupante; el consumo en el mes de febrero ha sido de 251 minutos (4 horas y 11 minutos) por espectador y día. Pero cada vez hay más ofertas audiovisuales, que se pueden ver en más aparatos diferentes, compitiendo por el tiempo de ocio de las personas.

Hay que estar atentos a la evolución del fenómeno. Si yo fuera Carlotti, o Vasile, empezaría a preocuparme, a pesar de que los resultados económicos (que se acaban de presentar) sean muy saneados; y cada vez más.

La televisión es un negocio boyante, pero cambia a gran velocidad. Seguramente lo seguirá siendo, pero puede que dentro de pocos años los ganadores no sean los mismos.

Guerra entre televisiones

Hace unos días Paolo Vasile nos sorprendía con unas declaraciones que parecían tener algo de testamento profesional.

Quién ha liderado la que ha sido durante varios años la empresa más rentable de Europa (de cualquier sector) habla de la quiebra de la televisión en España, cuando su empresa ha seguido dando pingües beneficios el año pasado.

Telecinco ha ganado millones y millones en los últimos años? Sin ir más lejos, en 2007, 319 millones de euros; y en 2008, hasta el tercer trimestre, más de 228 millones de euros

Ya estamos acostumbrados al discurso de nuestros particulares italianos (Carlotti no suele quedarse atrás) sobre las televisiones públicas, la doble financiación y el mercado de derechos.

Es curioso en un empleado del señor Berlusconi, que controla el 90% del mercado italiano de televisión, una parte con sus propios canales privados y la otra con los públicos a los que, desde luego, no ha renunciado al llegar al poder. También podría decir: ninguna de las veces que ha llegado al poder.

El propio señor Vasile lo reconoce:

El botín es botín. Las públicas son el botín de guerra de los partidos ganadores en todo el mundo. Es evidente, insultante e intolerable.

Supongo que se siente insultado por su jefe, al que, al parecer, no tolera.

Sólo dos meses después de perder el liderato de televisión se ve muy nervioso al señor Vasile, que dice que su modelo de televisión ya no funciona.

Ya he escrito otras veces aquí que prefiero pagar una parte de mis impuestos por tener una buena televisión pública con publicidad a tener que pagar más porque no tenga publicidad y que el señor Berlusconi gane aún más dinero.

No se hizo esperar la respuesta de uno de los responsables de TVE.

El consejero delegado de Telecinco, Paolo Vasile, pronunció una frase lapidaria hace muy poco tiempo: “una cadena que está por debajo del 20% no es una cadena generalista”. Telecinco ha hecho un 16.2% en diciembre y un 15.6% en enero. Y el primer día de febrero, el dato más bajo de su historia: 10.3%. La conclusión es que los espectadores se han hastiado de un modelo de televisión que la audiencia ha bautizado de forma contundente: telebasura.

Demagogia es entrevistar en el prime time de la TV a convictos o delincuentes y pagarles por ello.

Pasar de ser el líder a ser el sexto este domingo es muy duro y genera muchas presiones, pero la televisión pública no tiene la culpa.

Es curioso, Tele 5, que llegó rompiendo el mercado publicitario español con ofertas temerarias, se queja ahora de que otras empresas hagan descuentos sobre sus tarifas, una política que impuso en nuestro mercado su agente, Publiespaña.

La guerra ha incluido tambien al final a la UTECA y las televisiones autonómicas.

Se hace mucha demagogia con estas cosas. En España parece que es imposible implantar un canon para financiar las televisiones públicas. Pero por la vía de las subvenciones, que parece algo más discrecional por parte de los gobiernos, ya las estamos pagando.

Si mis cuentas no fallan cada español paga 35 euros al año (3 euros al mes) por todo el sistema de televisiones públicas. Creo que es una cantidad que se puede pagar por una televisión mejor.

Y, señor Vasile, en la situación actual yo prefiero lo que me ofrece TVE a lo que me ofrece Tele 5. Me temo que para mí mucho de su contenido es basura.

Pago a gusto esos tres euros.