BLOGS
Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘irak’

¿Cuándo se jodió la juventud española? (II)

¿Qué hubiera dicho Mafalda en la encuesta que nos dio como resultado que “la juventud es más pesimista que nunca?”

Mafalda, niña progre de 6 años, creada por el genial Quino.

Terminé la entrada anterior (“¿Cuándo se jodió la juventud española? I) con una cita de memoria, y equivocada, de Mafalda, esa niña filósofa preocupada por el ser humano y por arreglar el mundo que le dejan los mayores. Tiene multitud de frases agudas acerca de los jóvenes y los mayores, del pasado y el futuro. Sobre cómo los mayores vemos el pasado, me gusta esta sentencia suya:

“No es cierto que todo tiempo pasado fue mejor. Lo que pasaba era que los que estaban peor todavía no se habían dado cuenta.”

Repasando los resultados de la encuesta citada, detecto que deben complacer a quienes la encargaron y pagaron (Fundación S.M./Santa María) como, por otra parte, suele ocurrir a menudo. Las encuestas son creíbles para quien las encarga. En el caso que nos ocupa, ha sido motivo de conversación de sobremesa, lo que ya es algo. Y mis pesquisas -por supuesto, nada científicas- difieren mucho de los resultados publicados por la prensa. Claro que cada uno habla de la feria según le va en ella.
Por ejemplo, en la cena del brindis por la Constitución, José María Fidalgo, ex secretario general de Comisiones Obreras, nos dijo que “el mundo nunca ha estado mejor que ahora: vive más gente, viven más años y mejor, se comunican más y hay más igualación que hace un siglo”. Fue mucho más optimista que los jóvenes encuestados para S.M. y nos recomendó “mirar al futuro y hacia fuera y no mirar hacia atrás y para dentro”. Y remató así su Elogio de la Concordia:
“El punto dulce está en el futuro”

Fidalgo me recordó a un profesor ilustre y muy querido (Vicente Llorens) que atribuía a la izquierda la visión de la Arcadia feliz en el futuro (“En la lucha final…”, como dice la letra de La Internacional) mientras que la derecha tendía a situar la Arcadia feliz en el pasado (En el Edén biblico… por lo menos)

Los resultados de mi encuesta particular han sido extraordinariamente contradictorios aunque, según los casos, cargados de sentido común. Como la vida misma. Y también como algunas opiniones de los comentaristas de este blog. Ni siquiera se si vale la pena que los comparta con los lectores. Por si acaso, ahí van mis notas:
En una primera aproximación, aquellos que tienen pareja y empleo estables, disfrutan de buena salud y cuya realidad se acerca a sus expectativas suelen ser optimistas. Es la verdad de Perogrullo. Y quienes están solos, en paro, sin dinero, con mala salud y con sueños tan irrealizables que les cargan de frustración suelen ser pesimistas.
Por lo tanto, resulta muy difícil generalizar y, puesto que hablamos de optimismo y pesimismo (o sea de estados de ánimo y de sentimientos), las encuestas y las estadísticas son poco fiables. Además, sobre valores y comportamientos morales, la gente miente. No me puedo creer que los jóvenes valoren más a la familia que a sus amigos o a su pareja, o que la “vida sexual satisfactoria” ocupe el puesto número 10 entre los “aspectos importantes en la vida”. ¡Vamos, hombre!.
Dicho esto, parece cierto que muchos jóvenes actuales (como seguramente los de cada generación precedente) se sienten pesimistas y jodidos por el mundo que les dejamos.
Hay, sin embargo, datos objetivos y medibles. Según el ciclo que les ha tocado, los jóvenes de hoy, infinitamente mejor preparados que los de antes, temen vivir (y vivirán, en términos económicos) peor que sus padres.

La explicación económica de este fenómeno es compleja, pues tiene relación con todos los factores de produción, con la oferta y la demanda, con la globalización financiera y la deslocalición de los empleos, con el comercio exterior, con los movimeintos migratorios, con la productividad propia y ajena, etc., etc. En otros casos, puede tener relación con el viejo proverbio: “Padres comerciantes, hijos caballeros, nietos pordioseros “, tal como lo glosaba Azarías en su blog “Ecos de Sociedad Anónima”.

Pero también se dan los casos de hijos poco ambiciosos, a los que no les falta de nada, desalentados por el comportamiento “trabajahólico” de padres ausentes y que, sintiéndose culpables, les dan de todo menos atención personal.

Los padres fueron más ambiciosos, tuvieron que luchar para salir de la pobreza. En cambio, los hijos no han conocido/sufrido las mismas privaciones. (En este momento, si mis hijos me oyeran o leyeran tararearían la Internacional -“En pie, parias de la Tierra…“- o silbarían –cargados de razón- la melodía dulzona de Elena Francis).
Las comparaciones son, en efecto, odiosas. Nunca hubo el mismo nivel a la misma edad, ni las mismas oportunidades de mejora o de empeoramiento en tiempos distintos. Pero no me negarán que ahora hay mayor movilidad social hacia arriba y hacia abajo que antes.
Lo que yo recuerdo de mi generación (lo que no significa que sea cierto) es que los jóvenes de entonces no teníamos tiempo para ser pesimistas (además, no había tales encuestas para demostrarlo). Íbamos a cambiar el mundo y todo parecía posible.

Nuestro presente era pobre, cutre y bajo una cruel Dictadura, pero el futuro nos parecía modelable y, por tanto, brillante. Estábamos tan mal –y no quiero contar aquí las penas del pasado, por la amenaza real de que mis hijos se vuelvan a reír de mi- que solo podíamos ir a mejor. El idealismo de la lucha política y la posibilidad real de mejora futura ensombrecían, en muchos casos, las penalidades económicas. Claro que los jóvenes de hoy también salieron a la calle, cargados de idealismo contra los crímenes de Bush y Aznar por la invasión ilegal de Irak. Nosotros (muchos menos) salíamos en los setenta contra la guerra, igualmente cruel, de Vietnam.
Aún recuerdo los gritos contra el presidente Johnson de amigos jóvenes norteamericanos:
“Hey, Hey, L.B.J.
how many kids
have you killed today”

De los famosos 7 de Chicago, líderes encarcelados por ir contra la guerra de Vietnam, uno es un ricachón de Wall Street, otro se enriqueció con una agencia de Publicidad y así, suma y sigue.
Y mis hijos me dicen (cuando ven a los triunfadores de mi pandilla de rojos del 68):
“Papá, aplícate el cuento”
Y yo les replico, mirando por su bien:
“Los pesimistas viven menos y peor. No os conviene ser pesimistas. Con optimismo se saca mayor provecho a la vida”.
Probad este sermón con vuestros hijos y os replicarán:
“Papá, no nos des la vara. Ya vale”.
Pues eso, ya vale, que es puente.

Feliz regreso.

El País y El Mundo, unidos por el toro

Alejado de la blogosfera por reuniones internacionales del Grupo Schibsted (cerca del Polo Norte, donde he sobrevivido a una escalada de locos en el fiordo de Geiranger) y por reorganizaciones internas de “20 minutos España“, aterrizo de nuevo en mi blog, diculpándome por tan larga ausencia.

Al cabo de casi un mes de “novillos” (pellas, campana, pirola o rabona, según la región donde me lean), ayer descargué las portadas de los dos principales diarios de pago y me encontré con que, verdaderamente, “España no hay más que una”.

“Si hubiera dos -como dice el chiste- estaríamos en la otra”.

Lo primero que me llamó ayer la atención fue la llamativa coincidencia de El País y El Mundo al ilustrar sus sendas portadas con una enorme foto torera ( a cuatro columnas) del apoteósico triunfo de José Tomás en Las Ventas.

¿Qué pensarán mis noruegos -los dueños de 20 minutos- de estas portadas?

Menos mal que muchos no hablan castellano y no podrán entender lo que ambos diarios dicen en letra impresa de “San José Tomás“, canonizado por Lucía Méndez en su columna de El Mundo de hoy (de la que corto y pego un trozo aquí al lado). Incluso el New York Times llena de elogios a José Tomas.La verdad es que, aún hoy, no se habla de otra cosa. Bueno, a excepción de la gran victoria de Vivi y Anabel ayer en la final de dobles del Roland Garros, o de la final individual de mañana entre Nadal y Federer, o de la eurocopa de pasado mañana…

En nuestro diario, ya se sabe, no se habla de toros. Por decisión polémica y, quizás, sabia de nuestro director editorial, Arsenio Escolar, y a petición de miles de lectores, hace años que se desterraron las crónicas taurinas de las páginas de 20 minutos.

La mitad de mi familia (sobretodo la parte bostoniana) aplaudió la medida con entusiasmo. La otra mitad sigue callada, porque en mi casa hace muchos años que tenemos prohibido, por consenso prematrimonial, hablar de toros (a favor, se entiende) delante de los hijos.

Al revés que en 20 minutos (con 2,7 millones de lectores diarios, el diario más leído de la Historia de España, sobretodo por jóvenes de ambos sexos), los diarios de pago (leídos mayoritariamente, según EGM, por hombres y de edad madura) siguen alardeando sin pudor en sus portadas de las esencias patrias taurinas.

Cuando empecé a escribir este blog (en septiembre cumpliré tres años de abuelo cebolleta de la blogosfera), Arsenio me dijo que podía escribir como si fuera libre. Por eso, me atrevo hoy a confesar que lamento mucho no haber podido estar la otra tarde en Las Ventas para gozar y sufrir (con el corazón y el cerebros partidos) las dos faenas orgásmicas de José Tomás, que le valieron las cuatro orejas.

(Aunque mi mujer no lo sabe, yo vi torear a José Tomás en la Plaza Toros de Almería en una gran tarde de Feria. Luego le dimos el “capote de oro” y otros trofeos merecidísimos en la Peña El Taranto.

Cuando me preguntan en el extranjero mi opinión sobre las corridas de toros, procuro cambiar de tema (sobretodo si hablo con clientes potenciales) y tirar balones fuera. Hace mucho que no voy a los toros, pero cuando he ido he seguido la corrida con más corazón que cerebro. Mi razón lo rechaza como algo bárbaro y cruel, pero mi corazón ama el espectáculo emocionante entre el hombre y la bestia, entre la vida y la muerte.

No se cómo explicarlo, pero el toreo tiene una estética tan sublime como temeraria. Puede ser, una vez más, “la razón de la sinrazón” cervantina, tan española. O, simplemente, puede ser fruto de nuestra educación/tradición esa exótica facilidad que tenemos la mitad de los españoles para encontrar gotas de belleza entre chorros de sangre. No se.

Yo nací y crecí en Almería, entre el Quemadero y la Plaza Toros y, en las tardes de toros, oía los olés y los pasodobles desde mi cuarto. Mi vecina de enfrente, en la Calle Juan del Olmo, era la esposa de “El Ciervanas“, banderillero de la cuadrilla de Manolete, cuyas hazañas toreras oía yo con la boca abierta, desde muy pequeño, tomando el fresquito a la puerta de su casa o de la mía. En esas tertulias callejeras, sobre sillas costureras, la mujer de “El Ciervanas” me cosió un traje de luces que pude lucir antes de vestir pantalón largo. Naturalmente, más de una vez me pisoteó una vaquilla.

Otro vecino mío era practicante y me colaba gratis en la Plaza Toros por la puerta de la enfermería. De modo que, cada vez que veo a un maestro dando capotazos para sentar cátedra, se me remueven las tripas y los recuerdos infantiles. Sólo un siquiatra, especialista en contradiciones, podría descifrar lo que, de verdad, siento y/o pienso sobre la Fiesta (¿Nacional o del Estado Español?) de los toros.

La prensa de ayer me ha recordado aquella otra famosa (y triste) tarde del 1898, cuando España perdió sus últimas colonias ultramarinas en la Guerra hispano-norteamericana.

El Congreso de los Diputados tenía casi todos sus escaños vacíos, la España oficial de Silvela estaba “sin pulso”. Los diputados liberales y conservadores del declive español estaban, esa tarde, en la Plaza de Toros, llena hasta la bandera.

Perdimos toda la Armada, con Cuba y Filipinas, pero la España real (también, entonces, de charanga y pandereta) se lo pasó bomba con el triunfo de un matador de renombre. que cortó orejas en aquella tarde de toros.

El Congreso se quedó vacío, sencillamente, porque (quiero recordar) toreaba el gran Marcial Lalanda, el José Tomás de aquel final de siglo. Ahí es nada.

El Mundo y El País coinciden, como digo, en la foto torera de portada. pero, fuera de los toros, difieren en todo lo demás. Las dos Españas, unidas tan sólo por y para los toros. Ya es algo.

Lo que para El País es noticia de primera a cuatro columnas (la victoria de Obama) para El Mundo es apenas una “no noticia” y merece tan sólo un minúsculo sumario sin derecho siquiera a titular.

Todo lo contrario ocurre con el estravagante y escandaloso asunto de esa dudosa jueza que se salta la Constitución a la torera, para perseguir -no sabemos con qué intención- a la presidenta del Tribunal Constitucional.

Para El Mundo y para el PP (como se ve en páginas interiores), eso es cosa primera página y a cuatro columnas. Sin embargo, para El País, el archivo del caso apenas merece un titular a una una columna y un párrafo de texto.

Público no saca en primera ni toros ni Obama ni jueces del Constitucional. Se lanza a degüello contra las mentiras utilizadas por el Presidente Bush para invadir Irak , confirmadas por el informe final de Senado de Estados Unidos.

No puedo evitar copiar y pegar aquí (pues es fin de semana y hay tiempo libre para leer) el artículo de Javier Pérez Royo . Siempre vigilante de las garantías constitucionales, el catedrático Pérez Royo le atiza de lo lindo a esa extraña jueza -por lo que se ve, poco escrupulosa- que, sin antender a lo que manda la Ley, ha estado a punto de desequilibrar ante la opinión pública (ya que no ante el Supremo) al propio Tribunal Constitucional.

El título de su artículo es bastante explícito:

Una canallada

JAVIER PÉREZ ROYO en El País 07/06/2008

Cuando un juez ordena la interceptación de las comunicaciones de un determinado individuo, lo tiene que hacer indicando de manera precisa cuál es el delito para cuya investigación resulta indispensable la interceptación de dichas comunicaciones. Todas las comunicaciones interceptadas que no sean relevantes para la investigación del delito expresamente identificado en el auto del juez deben ser destruidas por orden del propio juez.

¿Por qué en lugar de ordenar la destrucción de la cinta fue elevada al Tribunal Supremo?

La exigencia de que el levantamiento del secreto de las comunicaciones sea dictada para la investigación de un delito concreto deriva de la propia naturaleza del conjunto de derechos fundamentales reconocidos en la Constitución en general y en el artículo 18 en particular. Puesto que una vez que se levanta el secreto de las comunicaciones con autorización judicial, la policía judicial primero y el juez inmediatamente después tienen acceso a todas las comunicaciones de la persona respecto de la cual se levanta el secreto, es indispensable que solamente puedan ser tomadas en consideración aquellas que son relevantes para la investigación del delito respecto del que existen indicios de criminalidad en la conducta de la persona investigada. El levantamiento del secreto de las comunicaciones no puede ser un instrumento para sacar a la luz nuevas actividades delictivas, sino para investigar una concreta actividad delictiva de la que existen sólidos indicios. La información obtenida mediante el levantamiento del secreto de las comunicaciones no relativa a esa actividad delictiva se ha obtenido porque no puede no obtenerse, porque el levantamiento del secreto no puede ser selectivo, pero no debería haberse obtenido y el juez debe tratarla como si no se hubiera obtenido, es decir, debe ordenar su inmediata destrucción. Si no se hace así, la garantía del secreto de las comunicaciones, que es simultáneamente un derecho autónomo y un derecho instrumental para la protección de todos los demás derechos fundamentales sin excepción, pierde todo su sentido. Un levantamiento generalizado del secreto de las comunicaciones respecto de cualquier individuo no puede tener cobertura constitucional nunca. En mi opinión, ni siquiera mediante una reforma de la Constitución se podría introducir tal medida, porque chocaría con todo lo que la Constitución significa como instrumento de protección de los derechos fundamentales.

Viene a cuento esta introducción de la remisión por la juez de Valdemoro al Tribunal Supremo de una conversación grabada por la Guardia Civil a la abogada María Dolores Martín Pozo con la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas. ¿Qué tiene que ver esa conversación con el delito que se está investigando y para cuya investigación se ordenó levantar el secreto de las comunicaciones? Esto es lo que la juez de Valdemoro tendría que haber justificado en su auto de remisión de la conversación al Tribunal Supremo, porque si no puede justificar eso, la cinta tendría que haber sido destruida de manera inmediata. ¿Por qué, en lugar de ordenar la destrucción de la cinta, fue elevada al Tribunal Supremo para que determinara si la presidenta del Tribunal Constitucional había cometido “el delito de actos prohibidos”? Ella sabrá por qué lo hizo, pero desde luego no lo hizo en el ejercicio de la función jurisdiccional.

Lo que se le ha hecho a la presidenta del Tribunal Constitucional es una canallada. La presidenta no debe dar explicaciones de ningún tipo sobre un acto que se ha conocido de manera inequívocamente anticonstitucional. La conversación no ha tenido lugar o, mejor dicho, ha tenido lugar, pero nadie debería haberse enterado nunca de que ha tenido lugar. Si hemos tenido conocimiento de ella ha sido porque una juez ha hecho un uso desviado de la función que tiene constitucionalmente encomendada. En consecuencia, entrar a debatir sobre si la conducta de la presidenta ha sido propia o impropia me parece fuera de lugar. Es sobre la conducta de la juez de Valdemoro sobre la que hay que reflexionar. ¿Cómo es posible que haya jueces que puedan cometer una barbaridad como la que esta señora ha cometido? ¿Es que no sabe que el juez es el “guardián natural” de los derechos de todos los ciudadanos, incluidos los de la presidenta del Tribunal Constitucional?

Por último, que sea Federico Trillo, después de lo que estamos sabiendo sobre su conducta en el accidente del Yak-42, el que afirme que la conducta de María Emilia Casas resulta reprobable desde un punto de vista político y estético, no deja de resultar sarcástico. Como reza el estribillo de una de las canciones más conocidas de La Lupe, “siempre el que menos tiene que decir, es el que más dice”.

FIN

Violencia cero: PP y PSOE se pasan de rosca

Dos titulares muy tristes en la portada de El Pais de hoy: violencia de exaltados en la puerta de un hospital y en las universidades. Más triste resulta aún el gran titular de portada de El Mundo de hoy:

El PP culpa al líder del PSOE de Madrid de la violencia en Parla

Aquí no sólo es Pedro Jo quien se pasa de rosca, con el tratamiento tipográfico de esta portada, sino sobretodo el PP al acusar sin pruebas al PSOE de los ataques de grupos minúsculos de exaltados contra dos consejores de Esperanza Aguirre.

Por otra parte, han ocurrido en los últimos días de precampaña electoral tres incidentes violentos, graves y muy vergonzosos, contra María San Gil y Dolors Nadal (del PP) y contra Rosa Díez .

Lo más escandaloso es que esos tres ataques a la libertad de expresión se han producido dentro del sagrado académico, en las universidades de Santiago, Barcelona y Madrid, respectivamente.

Me avergüenza vivir en un país donde no se respetan las reglas mínimas de la democracia (todos iguales ante la Ley) ni siquiera en la Universidad.

Cuando yo era estudiante universitario, era la policía de la Dictadura franquista quien, a golpes, nos impedía hablar en las asambleas democráticas de la Facultad.

¿Quien puede hoy impedir que hable libremente cualquier invitado ante los estudiantes?

¿Acaso un grupo de bárbaros fascistas (azules o rojos) puede hoy cercenar la libertad de expresión impunemente?

Y lo peor es que aún no he oído al presidente Zapatero condenar publicamente esos actos violentos ni solidarizarse con las víctimas.

¿Se ha vuelto tonto o ciego el presidente?

¿Tan sectarios son sus asesores que no corrijen su desgraciada actitud, siquiera sea por interés electoral más que por convicción democrática?

Zapatero y otros líderes políticos me han defraudado al no salir, en el acto y con contundencia, al paso de estos actos violentos contra la libertad de expresión de sus oponentes.

Y no digamos ya la reacción, a mi juicio un pelín miserable y rencorosa, de Felipe González cuando reaccionó diciendo que a él “le abuchearon en la Universidad Autónoma y no salió llorando”. . Este no es mi Felipe, que me lo han cambiado.

También meó fuera del tiesto el ex presidente González cuando se burló cruelmente de un defecto de dicción de Mariano Rajoy diciendo que “cuando se quite los fideos de la boca sabremos lo que dice”.

Conocí y admiré a Felipe González hace tiempo y estos dos comentarios suyos que acabo de citar me parecen crueles e indignos de él. Para decir esas maldades, calladito está más guapo el ex presidnete socialista.

Como saben nuestros lectores, el jueves vino la candidata Rosa Díez a la redacción de 20 minutos en Madrid. Me dio alegría verla por allí, nos dimos un abrazo y sentí vergüenza ajena por el desprecio antidemocrático con que la tratan sus antigios correligionarios.

Así se lo dije a ella y a todo el que me encuentro relacionado con los candidatos. Rosa no ha recibido ningún mensaje de solidaridad de sus antiguos correligionarios. El sectarismo, por grave que sea, no puede vencer a la buena educación democrática. Creo que únicamente la vicepresidenta Fernández de la Vega ha condenado finalmente la violencia en la Universidad contra estas tres mujeres. ¡Que tome nota Zapatero! Le queda poco tiempo para no seguir metiendo la pata en cuestiones de principios democráticos tan obvios.

——-

——-

———–

——

——

——

Irak: Greenspan “acusa”, Greenspan “afirma”

Con un poco de retraso, el prestigioso (y cobardica) Alan Greenspan, ex gobernador de la Reserva Federal de los EEUU, “el amo del dólar”, se ha soltado el pelo para decir en sus memorias una obviedad que casi todo el mundo con uso de razón daba por sabido desde el primer día: que Bush hizo la guerra de Irak por el petróleo.

Bush padre la hizo principalmente por el petróleo y Bush hijo la volvió a hacer por el petróleo y por otras muchas espurias razones que la historia juzgará (sólo si pierde).

Lo que me sorprende es que el gran Greenspan no haya dicho lo del petróleo cuando tenía el poder sobre el banco emisor norteamericano y era respetado por medio mundo como un hombre creíble que no tenía pelos en la lengua.

En mi pueblo dicen: “A la vejez, viruelas”

Un cagao. Eso es lo que es este Greenspan.

Si lo hubiera dicho desde el primer día, a lo mejor se hubieran evitado muchos miles de muertos innecesarios en Irak y hubiera impedido o reducido la creacción, por el más infame de los presidentes norteamericanos, del mayor vivero de terrorismo del mundo islámico.

¡Qué lastima!

Lo nunca visto: coinciden en sujeto y en verbos

Me froté los ojos, después del primer sorbo de café, para comprobar que estaba plenamente despierto en esta refrescante mañana de agosto. Debo reconocer que, tras abrir la bolsa de periódicos, mi mujer y yo tenems la vieja costumbre de lanzarnos, a la vez, a por El País. Quien llega tarde, empieza por El Mundo. se siente. Ahí se nos ve el plumero a los dos. (Conviene no olvidar que El País nos dio de comer durante muchos años, cuando los niños eran pequeños).

Hoy, sin embargo, nos hubiera dado igual comenzar a leer los titulares de uno o de otro porque ambos han elegido para mandar arriba, a cuatro columnas, el mismo sujeto e idénticos verbos.

Puras dimite y advierte…/strong>

Ya es raro que El Mundo y El País coincidan en el sujeto que manda en portada (Zapatero o Rajoy), pero es mucho más raro que lo hagan también con los verbos (“fracasa” o “triunfa“, según los casos y las respectivas culturas corporativas de los diarios en cuestión).

Aquí pasa algo, me digo como primera reflexión mañanera.

Luego, compruebo que hoy puedo ir más tarde al trabajo, y vestido de trapillo, que me han desmontado el despacho que tengo en el Palacio de la Prensa para trasladarlo a Condesa de Venadito, 1, a un edificio con menos magia y poesía que el actual de la Plaza del Callao, pero más amplio y conveniente para el bienestar y la seguridad de los que hacemos 20 minutos, 20minutos.es y calle 20.

O sea, que estamos en pleno mes de agosto y que los directivos de los diarios de pago también se habrán tomado sus vacaciones.

Mientras los directores veranean, las portadas quedan en manos de subdirectores y redactores jefes de guardia quienes, en caso de duda, aplican criterios puramente profesionales con el menor sesgo ideológico posible. Por si acaso.

Esa puede ser una de las razones que expliquen la coincidencia de ambos diarios en el sujeto y en los verbos de sus portadas.

Mientras Pedro Jota vigila su piscina semipública en Mallorca, sus ayudantes le enmiendan la plana y titulan nada menos que como los de El País. Lo nunca visto.

En torno a la Educación para la Ciudadanía

GREGORIO PECES-BARBA MARTÍNEZ en El País 07/08/2007

El presidente del Gobierno, en el Congreso de las Juventudes Socialistas, ha contestado con contundencia a la posición de los obispos y de la jerarquía católica española contra la asignatura Educación para la Ciudadanía. Ha dicho que no se puede contraponer la fe a la ley en una sociedad democrática como la nuestra. Menos se pueden oponer las ideologías temporales sustentadas por esas jerarquías que asumen una cultura tradicional antimoderna y clerical que se opone a muchas conclusiones legales del Estado democrático, y que pretenden vender como la verdad que nos hace libres.

Ahora toca Educación para la Ciudadanía, antes fue el divorcio, el aborto, la enseñanza de la religión, el matrimonio entre homosexuales, la Ley de Educación e incluso dimensiones de la financiación que les parecen insuficientes.

Desde una arrogancia extrema, una sensación de impunidad y un insufrible sentido de superioridad, derivada de que administran “verdades superiores”, llevan años desafiando a las autoridades legítimas, a la Constitución y a la ley intentando imponer sus criterios frente al interés general y a la soberanía popular residenciada en el Parlamento. Frente a esas actitudes, el Gobierno ha tenido una política de moderación. Ha evitado las confrontaciones y ha retirado los aspectos más delicados del programa de Educación para la Ciudadanía, aunque están aprobados por leyes del Parlamento. Ninguna de esas actitudes ha calmado la beligerancia de los cardenales y de los obispos, que siempre buscan nuevos conflictos para la confrontación. La inmediata contestación a las palabras del presidente, con un tono desafiante, es el último signo de su rebelión frente a la Constitución y a la legalidad. El cardenal Cañizares ha acusado al Gobierno de ir contra la sociedad y ha defendido el papel de la Iglesia como impulsora de los derechos humanos. (sic) La inocencia histórica basada en el olvido de todo lo que han hecho les permite esa buena conciencia, aunque esté construida desde la mentira histórica. Mantienen firme su arraigada idea de que son depositarios de verdades que están por encima de las coyunturales mayorías y de la soberanía popular, en un documento colectivo que publicaron en 1988.

En definitiva, sólo aceptan la democracia con la boca chica, y fundamentalmente para lo que les favorezca. Por su actitud ante muchas leyes que son expresión de la mayoría parlamentaria se ve que en el fondo permanecen con los principios anti-ilustrados, que se expresaron en los documentos pontificios del siglo XIX, desde la Mirari Vos de 1.832 a la Libertas de León XIII. Con este espíritu declararon Cruzada al levantamiento militar, legitimaron con sus gestos la idea de que Franco respondía ante Dios y ante la historia y respaldaron la represión terrible que se produjo contra los vencidos.

El paréntesis de aire fresco de Juan XXIII y de Pablo VI fue sólo eso, como lo fue la etapa del cardenal Tarancón. Desde entonces han vuelto a las andadas en la Iglesia universal con Juan Pablo II y Benedicto XVI, con especial repercusión en España frente a la mayor neutralidad de otras iglesias europeas, que están en su sitio y no fuera de toda contención como la actual Iglesia española.

Muy falta de rigor intelectual, la Iglesia jerárquica aplica continuamente la técnica de los dos raseros y de las dos medidas. Impulsa y apoya la formación del espíritu nacional, asignatura obligatoria durante el franquismo, que extendía la ideología corporativa y falangista de aquel régimen y aceptaba que la enseñanza de la religión fuera obligatoria para todos creyentes y no creyentes, y ahora exige la enseñanza de la religión en horario escolar y evaluable, y también rechaza que no tenga alternativa; en su confusión ataca al divorcio y al aborto y sigue sin condenar la pena de muerte. Parece, aunque no lo confiesen, que su modelo es Irán donde el islamismo, la religión manda sobre las autoridades y sobre el propio presidente de la República y donde la pena de muerte no sólo está vigente sino que se aplica con abundancia. Naturalmente sin aceptar el islamismo, es imposible seguir su modelo en los contenidos, aunque sí les gustaría poder aplicar sus formas.

En este tema de la Educación para la Ciudadanía tienen el seguidismo inexplicable del Partido Popular, que está haciendo de fuerza de choque de esta cruzada contra la recta formación democrática de los ciudadanos. Están tirando piedras contra su propio tejado para favorecer una mentalidad clerical que les dificultará mucho gobernar cuando los ciudadanos les reclamen. Es tal su ceguera y su decisión para expulsar al Gobierno socialista y para ocupar el poder que apuestan por este escenario con hegemonía de la Iglesia-institución sin pensar el daño que hacen así a la España civil. Está visto que los que se llaman liberales como la Esperanza Aguirre apoyan estas campañas que Stuart Mill, el granliberal, repudiaría si viviese. Una mezcla de ignorancia y de inconsciencia respecto al daño que producen y de rencor hacia las actuales autoridades les llevan a este peligroso seguidismo, que ninguna derecha europea seria puede apoyar.

Además de la falta de fundamentos intelectuales para justificar el rechazo de la Educación para la Ciudadanía, con posturas que contradicen la evolución de la modernidad, con la secularización de la moralidad, con la tolerancia, con el pluralismo y con la idea de la persona centro del mundo y centrada en el mundo, su oportunismo y su falta de rigor desmerecen su postura ante los sectores ilustrados y libres que son mayoritarios en la sociedad española. Se aprovechan de su inmunidad, que es impunidad, y juegan sucio ante un poder político que no quiere enfrentarse con la jerarquía. En su insensatez están alentando un imposible movimiento de objeción de conciencia que carece de cualquier posibilidad de prosperar, ocultando que realmente propugnan la desobediencia civil, que puede conducir a quienes les sigan, entre los padres de familia, a un muy grave perjuicio puesto que sus hijos no podrán acabar el nivel de enseñanza correspondiente sin Educación para la Ciudadanía ni obtener el grado.

Me dicen que un sacerdote de Toledo está haciendo una tesis doctoral sobre mi obra, que se titularía, según las buenas fuentes que me han informado, “De la destrucción de la verdad al totalitarismo. El pensamiento de Gregorio Peces-Barba”. Me cuesta creer que sea cierto, pero me aseguran que lo es. Prefiero discutir de ideas y no interferir en temas personales, pero me parece que están volviendo a las andadas de condenar a quienes les llevan la contraria. Ya otros españoles anteriores, como Fernando de los Ríos o Manuel Azaña, entre muchos más, sufrieron en su tiempo las embestidas de una jerarquía montaraz. En un discurso pronunciado en enero de 1850 en la Asamblea Legislativa sobre la libertad de enseñanza, Victor Hugo identificó con precisión a esta Iglesia que rechaza la modernidad: “Impide a la ciencia y al genio ir más allá del misal y quiere enclaustrar el pensamiento en el dogma. Todos los pasos que ha dado la inteligencia en Europa, los ha hecho a su pesar. Su historia está escrita en el reverso de la historia del progreso humano. Se ha opuesto a todo… no hay un poeta, un escrito, un filósofo, un pensador, que acepten. Y todo lo que ha sido escrito, descubierto, soñado, deducido, ilusionado, enajenado, inventado por los genios, el tesoro de la civilización, la herencia común de las inteligencias, lo rechazan…”.

No pueden ni deben seguir por ese camino ni tensar tanto la cuerda. Son responsables de la agitación que impide la paz social y beligerantes contra la política del Gobierno y contra cualquier progreso. Deben sosegarse y permitir el desarrollo normal de la sociedad civil, sin sus constantes interferencias, sin hostigar a los heterodoxos ni despreciar a las conciencias individuales que no coinciden con sus planteamientos. Deben tener más respeto a los disidentes y evitar maldecir y condenar todo el tiempo. Si este nuevo clima no se consigue en la próxima legislatura, habrá que abordar el tema de la acción y de la situación de la Iglesia y establecer un nuevo estatus, que les sitúe en su sitio y que respete la autonomía de la autoridad civil.

Gregorio Peces-Barba Martínez es catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad Carlos III de Madrid.

“Maniobrar” y “sonsacar”…¡qué finura de verbos!

Aznar: ¿consejero o especulador? ¿ficha o lo fichan?

Pedro Jota Ramírez sigue dedicado, en cuerpo y alma, erre que erre, a apuntalar la teoría de la conspiración, para lavar la cara de su amigo José María Aznar, el de la mentira masiva sobre ETA en el 11-M. Y lo da a cuatro columnas, arriba.

Sin embargo, del nuevo sabroso empleo de su amigo Aznar no da ni una línea en su portada. Ni siquiera para felicitarle. ¡Qué ingratitud!

Para saber de qué va este asunto de Aznar (¿consejero o especulador?) hay que leer la portada de El País que lo da arriba, a una columna, o las páginas interiores de El Mundo.

Pedro Jota manda hoy en su portada, y sólo él, como es habitual, con nuevas dudas acerca del tipo de explosivo utilizado por los terroristas de la matanza de Atocha.

Algunas de esas dudas técnicas son razonables, y pueden estar causadas quizás por las chapuzas cometidas por la policía de Aznar y Acebes. Eran gobernantes indignos, que parecían más preocupados por ganar torticeramente las elecciones del 14 de marzo de 2004 que por investigar las pistas de los verdaderos autores de la mayor masacre terrorista de la historia de España.

Y también -cómo no- causadas quizás por las posteriores chapuzas de la policía mandada, meses después de la matanza de Atocha, por el Gobierno de Zapatero.

Pero de lo que no cabe duda, pase lo que pase en el juicio del 11-M, es que, con los datos que tenían entonces, los del trío Pinocho (Aznar-Acebes-Zaplana) nos mitieron deliberadamente, durante los tres días previos a las elecciones generales, para ganar tiempo y alejar de las urnas el fantasma de la invasión ilegal de Irak. Y reconozco que, en este asunto, no puedo ser neutral, por más que lo intento.

Aún no se me ha pasado el cabreo provocado por aquellas mentiras que me obligaron a conectarme a la BBC de Londres -como en los tiempos de la dictadura de Franco– para saber lo que estaba pasando en mi país.

Como El Mundo no da nada de Aznar en su portada no podemos hacer análisis comparativo alguno de este asunto más que decir que para El País es noticia de primera página y para El Mundo , en cambio, no lo es.

La cobertura interior sí merece cierta atención gráfica y tipográfica.

Por la simple elección y el tamaño de las fotos que ilustran la información aznarí ya podemos saber, sin miedo a equivocarnos, de pie cojea cada diario.

La foto (grande, a dos columnas) de El Mundo nos muestra a un Aznar activo, convincente, con gesto decididamente parlamentario o mitinero, al vibrante estilo de don Emilio Castelar. La foto nos puede servir, incluso, de boceto modélico para una estatua de líder decimonónico.

El texto del titular va de acuerdo con la foto. No es Aznar quien ficha por el fondo sino al revés. Es el fondo de capital riesgo quien le busca y ficha a Aznar “como consejero“.

El sumario mejora el efecto de la foto:

La firma financiera londinense destaca su trayectoria política y sus “logros económicos”

En la columna de salida, escoltando la foto castelarina de Aznar, El Mundo lleva este titular:

Dow Jones estudia la oferta de Murdoch

El grupo Dow Jones es propietario del Wall Street Journal, el diario económico conservador más influyente del mundo.

Sabemos que José María Aznarya es consejero del magnate australiano Rupert Murdoch, el pretendiente de Dow Jones. Lo que no sabemos es si consiguió este influyente cargo también por sus “logros económicos” o como premio de consolación por su apoyo incondicional al presidente George Bush, amigo de Murdoch, en la invasión ilegal de Irak. Quizás también por haber perdido el poder como consecuencia de ese apoyo a Bush … y por su mala cabeza en la gestión informativa de la matanza terrrorista de Atocha.

Si el imperio de Murdoch (con Aznar en su Consejo de News Corporation) compra el Wall Street Journal , ya puede Polanco echarse a temblar.

Cuando las barbas de tu vecino veas pelar…

Y quien dice Polanco, dice Vocento (ambos están en Bolsa) o el conde de Godó…o el mismísimo Lara, que no es ni conde ni uno de los siete infantes de su mismo nombre pero tiene tele y periódicos.

Como vemos hoy, Aznar cabalga de nuevo.. y a lomos de otro Consejo que, según El País, es de armas tomar. En realidad, cabalga a lomos de un descomunal “Centaurus” que es el nombre del sospechoso fondo de capital riesgo.

En el titular a tres columnas de El País, es Aznar (como sujeto principal) quien ficha (y no al revés) por el fondo de inversiones (¡ay!) e s p e c u l a t i v a s.

¿ESPECULATIVAS?

En el texto de El País, elaborado al alimón por dos redactores de postín desde Londres y Madrid, se citan ejemplos poco edificantes de la historia reciente de Centaurus Capital , que actúa desde las Islas Caimán que tanto honor hacen a su tenebroso nombre y al recuerdo caribeño de las botellas de “ron, ron, ron, la botella de ron…” (Esto, naturalmente, sólo vale para aquellos que no soportan que les digan lo que tienen o no tienen que beber antes de conducir el coche o el barco).

En los ejemplos que cita El País aparecen pistas y rastros de los amigos y compañeros de pupitre que Aznar colocó, a nuestra costa, al frente de las grandes empresas publicas de España (Telefónica, Tabacalera, Aldeasa, Terra, etc.) y de empresas privadas españolas como Recoletos, Campofrío, FCC, etc.

Como verán, la foto pequeña, y elegida con escaso afán de neutralidad, de un Aznar de mirada perdida, entre atontado, gaznápiro e iluminado, que pone El País no tiene ni comparación con la grandeza castelarina de la que da El Mundo.

¡Dónde va a parar!

¡Tiembla Polanco!

Chantaje de la Fórmula 1: ¿arriba o abajo?

La única diferencia entre ambos diarios no es sólo el verbo (“condiciona” o “supedita“) sino el cuerpo tipográfico, el número de columnas que ocupa el titular y –last but not least, lo último pero no lo menos importante- su posición en la portada, que es el escaparte del diario:

El Pais, arriba, abriendo, a cuatro columnas.

El Mundo, abajo, cerrando, a columnas y media , con foto feliz.

En Valencia, la derecha ni siquiera disimula. Va sobrada.

El primer titular de El Mundo sobre las presuntas-supuestas-presumibles-eventuales denuncias de Manuel Conthe, ex presidente de la CNMV, o sea, ex jefe de policía de la Bolsa, va abriendo su portada a dos columnas, con una flata ortográfica (le falta una coma despues del sujeto, en sustitución del verbo implícito “está“) :

Conthe dispuesto a ratificar su denuncia contra Sebastián ante el juez y el Congreso

Este -nada inocente- titular debería ir a parar a las facultades de Periodismo de toda España para que nuestros futuros periodistas aprenden lo que no debe hacerse nunca sin retorcer la ética profesional.

Da toda la impresión de que Conthe ha sido llamado por el juez y por el Congreso para que declare conra el candidato socialista a la alcaldía de Madrid, precisamente en el primer día de la campaña electoral. Falso. Los curiosos pueden leer la letra pequeña que nadie suele leer. Si te quedas sólo con el titular corres un riesgo.

La letra pequeña dice que Conthe (…):

“está dispuesto a contar lo que sabe ante un juez o ante cualquier instancia parlamentaria que le convoque, según ha posido saber este diario”.

(…)

“Si un juez se lo solicita, Conthe reiterará que el vicepresidente de la CNMV, Carlos Arenillas, le reveló…”

Pobre Conthe, ahora convertido en muñeco en manos de Pedro Jota.

¡Quién le ha visto y quién le ve!

Me pregunto:

¿Por qué no denunció Conthe nada de todo esto que parece dispuesto a revelar (sólo si alguien le pregunta) cundo tuvo conocimiento de los hechos presuntamente delictivos?

¿Ha sido cómplice o encubridor de delincuentes durante un par de años?

El segundo titular de El País, arriba, de salida, es para el 11-M:

Los tres supuestos autores del 11-M y un autor material inician una huelga de hambre

En El Mundo, el mismo asunto incluye -de paso- a De Juana. Un guiño muy hábil para sus lectores -y para los Pinochos de Aznar– pues consigue incluir en el mismo titular al 11-M y a un terrorita de ETA. Alguno picará:

Cuatro islamistas del 11-M se declaran en huelga de hambre alegando lo mismo que De Juana

La guerra de Irak -como es habitual, lleva un cuerpo hermoso en El País, a cuatro columnas y con gran foto centrada en la portada.

Blair justifica la guerra de Irak en el anuncio de su retirada

En el texto de primera, El País incluye esta frase de Blair:

“Pude haber estado equivocado”

¿Oiremos alguna vez una frase semejante en boca de Aznar? ¡Qué envidia!

El Mundo también menciona la guerra de Irak pero lo hace en letra pequeña, en un sumario escondido y con este titular tan significativo para el consumo español:

Tony Blair anuncia que se retirará el 27 de junio, pero no pide disculpas por entraren la guerra de Irak

Me pasé tan buen fin semana en Segovia (en las Jornadas de Blogueros) que voy a repetirlo. Y a pasear por donde solía hacerlo el mayor poeta en lengua castellana: san Juan de la Cruz.

En los sotos de la Fuencisla, bajo el Alcazar, debió componer el rey de los místicos estos versos. ¿Dónde si no?

Mil gracias derramando

pasó por estos sotos con presura

y, yéndolos mirando,

con sola su figura

vestidos los dejó de su hermosura.

Pastores los que fuerdes

allá por las majadas al otero,

si por ventura vierdes

Aquel que yo más quiero,

decidle que adolezco, peno y muero.

¿Adonde te escondiste,

Amado, y me dejaste con gemido?

Como el ciervo huiste,

habiéndome herido,

salí tras tí clamando y eras ido.

Y todos cuantos vagan

de tí me van mil gracias refiriendo,

y todos más me llagan,

y déjame muriendo

un no se qué que quedan balbuciendo.

Descubre tu presencia

y máteme tu vista y hermosura.

Mira que la dolencia

de amor que no se cura

sino con la presencia y la figura.

—-

Así celebro hoy que este blog haya merecido página completa en El Adelantado de Segovia. Gracias Aurelio y Bárbara. Os debo una copa. Copio y pego:

JORNADAS SOBRE BLOGS Y CIUDADANÍA

«Yo soy el tabernero de mi blog»

José Antonio Martínez Soler • Director general del diario 2o Minutos.

B.C.P.

El efecto de los blogs en el periodismo es innegable: se han extendido como la pólvora y raro es el medio de comunicación escrito que no dió el salto a las ediciones digitales incluyendo, entre otras cosas, estas herramientas de participación, con contenidos a veces cercanos a la información hiperlocal y otras al estilo de las columna de opinión más rigurosas.

La trascendencia e influencia de este flujo de coumunicación e información, cuya herramienta principal son las bitácoras, será analizada en la mesa redonda sobre Periodismo Digital y Periodismo Ciudadano, moderada por el director de Desarrollo de El Adelantado de Segovia, y en la que participarán el director de Comunicación de Red.es, Juan Manuel Zafra; el director de Bottup, Pau LLop; el director de EuropaPress.net, Jaime Estévez; y el director general de 20 Minutos, Jose Antonio Martínez Soler.

Martínez Soler ha conversado con nosotros acerca del periodismo en los blog y nos ha desvelado los detalles de su blog en 20 Minutos (https://blogs.20minutos.es/martinezsoler).

¿Por qué y cuándo comenzó con la publicación de su blog?

Mi blog “Se nos ve el plumero” cumplirá dos años en septiembre. Y nació por varias razones que se pueden resumir en tres: curiosidad, entretenimiento y vanidad. Mi mujer dice que hice el blog para no ayudar en la cocina.

¿Eres lector asiduo de otros blogs? ¿De cuáles? ¿Qué es lo que más te gusta de ellos?

Leo por placer, y casi por obligación, los dos blog de los Escolar. Primero el del padre, Arsenio Escolar, director editorial de 20 minutos (https://blogs.20minutos.es/arsenioescolar), y luego el del hijo, Nacho Escolar, que fue pionero en este campo con su página www.escolar.net. Pero mi blog favorito es el Manuel Saco (“Saco sin fondo” https://blogs.20minutos.es/manolosaco/), aunque lo tiene cerrado hasta nuevo aviso. Es el mejor de España y parte del extranjero.

¿Qué sistema de administración de comentarios has elegido? ¿Por qué?

No tengo ningún sistema de administración de comentarios (¡hay que ver qué palabras tan finas para no decir “censura”!). O sea, que no hay censura previa ni posterior. Todos los comentarios que han llegado al blog están en el blog. Sólo he censurado, borrado y guardado en mi cajón de guarrerías dos comentarios, porque estaban escritos con un lenguaje muy soez y con muy mal gusto. Lo hice a petición de otros comentaristas y fijé las normas de urbanidad del blog. Los comentarios guarros los borraré personalmente. Afortunadamente, mis visitantes y comentaristas son, en general, gente fina y educada. Por eso, sólo he borrado dos; uno por año.

Me gusta que la gente se exprese con libertad. Y ese es uno de los principios experimentales del blog.

Uno de los valores del blog es que hablas y escuchas a gente normal, conocida o anónima, que entra en la taberna para desahogarse con el tabernero. Yo soy el tabernero de mi blog. Y sólo expulso de él a los que están muy borrachos y dicen palabrotas soeces que ahuyentan a los asiduos más educados del blog.

¿Crees que los internautas deberían aprender a identificarse o crees que el anonimato favorece la conversación?

A mi me gusta que den la cara. Pero si a ellos no les gustan pueden identificarse con un apodo. Ahora estamos valorando en 20 minutos el registro de usuarios, pero es algo que llevará su tiempo.

En lo que respecta al campo periodístico y la influencia de Internet, ¿Crees que existe realmente un Nuevo Periodismo o que ha surgido otro medio de comunicación?

No hay nuevo ni viejo periodismo: hay, simplemente, periodismo. Hay el de ahora que es distinto que el de antes y distinto también que el de mañana. Todos nos adaptamos al tiempo en que vivimos y nos pegamos a las curvas como podemos.

¿Qué opinión te merece el denominado Periodismo 3.0. y qué influencia tiene en las redacciones tradicionales y en las redacciones digitales?

Yo sólo conozco el 2.0. Al 3.0. aún no he llegado. No se muy bien lo que es. Si se refieren a la interactividad (periodismo de emisor a receptor y viceversa), a la información de doble dirección y a que todos los ciudadanos pueden ser periodistas, estoy de acuerdo. Unos mejores que otros. Y el público decidirá lo que quiere.

¿Cómo es la experiencia de trabajar en un medio de comunicación con dos áreas de negocio (digital y papel) tan diferentes?

La experiencia está siendo maravillosa. Nuestro diario impreso se ha “webelizado” y todos los redactores trabajan para off line y para on line. Me gusta que seamos el primer diario de información general de Europa que se ha lanzado a probar esta integración ente papel y web. Por ahora va muy bien.

Me gustaría conocer tu opinión sobre el Eseg, el congreso sobre la blogosfera que se celebrará en Segovia.

Cualquier excusa es buen par ir a Segovia. Y si vamos con un grupo de amigos locos por la blogosfera, como los de “las ideas”, pues mejor que mejor.

¿Cómo valoras la consolidación de congresos sobre Periodismo digital, nuevas tecnologías, blogs?

Me gustan. Acabo de asistir a uno de Periodismo Digital de Andalucía en Guadix (Granada) que me ha encantado. Sobre todo porque me dieron el Premio Arroba de Periodismo digital. Consistía en una copa magnífica con la arroba @ y, además, acompañada por otra arroba, pero de vino, o sea, dieciséis litros de buen tinto.

¿Qué papel desempeñarás en la mesa Periodismo Digital y Periodismo Ciudadano?

A mi me gusta provocar más que moderar. Pero ya veremos. Me gustaría hablar el último (y que no sea después del cochinillo). Sobretodo porque será una forma de dejar hablar a los demás. Tengo fama (inmerecida) de gran hablador.

Al detalle – Blog de J.A. Martínez Soler

Blog

Se nos ve el plumero

(

https://blogs.20minutos.es/martinezsoler)

¿Como ha evolucionado?

Empecé haciendo crítica de los titulares de la prensa y luego fui ampliándolo con anécdotas e historietas de abuelo cebolleta. Mi hijos ya se las saben de memoria. Por eso busqué audiencia cautiva a través del blog. En el apartado de la cabecera “Crítica de prensa” hay archivados artículos, citas, comentarios críticos y enlaces seleccionados sobre prensa, radio, televisión, Internet, etc.En España tenemos poca experiencia en esta lid, pero nunca es tarde para recopilar material que sirva de ayuda a curiosos y estudiosos del tema.

¿Qué destacarías de tu blog?¿Qué lo hace diferente de cualquier otro blog?

En el apartado de la cabecera “Crítica de prensa” hay archivados artículos, citas, comentarios críticos y enlaces seleccionados sobre prensa, radio, televisión, Internet, etc.

En España tenemos poca experiencia en esta lid, pero nunca es tarde para recopilar material que sirva de ayuda a curiosos y estudiosos del tema.

De pequeño, en plena dictadura, leía una crítica de prensa muy divertida que se llamaba “La cárcel de papel”, en La Codorniz.

Ahora, de mayor, en plena democracia adolescente, sólo encuentro críticas de la prensa en “El Jueves” con el título “Lo que dice la prensa seria”.

El programa Caiga Quien Caiga (CQC) tuvo una sección provocadora y sugerente con el título “Curso de ética periodística” de Juanjo de la Iglesia y duró poco.

No se adónde más recurrir. Busco pistas para conseguir una visión más crítica de los medios de comunicación. Las críticas, incluso las positivas, son bienvenidas, sobretodo si proceden de internautas y/o blogueros identificados. Los comentarios anónimos o con seudónimos también tienen su valor. Pero, en esto de la libertad de expresión, no hay nada mejor que dar la cara para defender nuestros puntos de vista. De la identificación de las fuentes depende la credibilidad e influencia de Internet en el futuro.

Y, naturalmente, parto de la base de que “el halago debilita y la crítica fortalece”.

Esto es muy bueno para mi ego. Ya véis por qué me vuelvo a Segovia. No es sólo por el cochinillo de San Pedro Abanto.

Conthe para no dormir. Vanitas, vanitatis…

El folletín de Conthe en las portadas de hoy me ha dejado con la boca abierta. De verdad, me encantaría dar doctrina sobre este asunto tan estrafalario e indecente, se mire por donde se mire.

Tengo la impresión de que Conthe se sintió británico por un día y ahora resulta que es más carpetovetónico que José María Aznar. ¿Habrá bebido?

Como la historia tiene cierta enjundia -y me tengo que ir a una cena ya mismo- dejaré mis comentaris para más tarde. Ahora sólo copio y pego las noticias y columnas del día que me han interesado. (Recomiendo especialmente la de mi maestro Manuel Saco, que está casi al final.

Y espero comentarios sobre “el Conthe de nunca acabar“.

Hasta luego.

JAMS

Irak en El País, ETA en El Mundo
¡Aleluya! Manuel Saco ha resucitado

A medida que avanza el juicio del 11-M, los creadores e instigadores de la teoría conspiratoria, que trata de implicar a ETA en la masacre de Atocha, para salvar al cara al trío Pinocho (Aznar, Acebes, Zaplana), se aferran a detalles cada vez más ridículos y patéticos.

Dicen que “un señor mayor de ETA” le había enseñado en la cárcel, en 1994, a fabricar una bomba casera con una bombilla. O bien, que “un familiar de un islamista“, según aparece hoy en la portada de El Mundo, le había manifestado su impresión de que “lo del atentado, lo más seguro es que esté relacionado con ETA“.

Si no fuera por la tragedia que hay detrás este terrible atentado, los conspiradores insultan la inteligencia de todos los españoles, a excepción de ese 30 % de la población de cualquier país que suele creer en las teorías conspiratorias, del signo que sean.

Para explicar un atentado u otra catástrofe, algunas personas tienen necesidad de buscar una causa tan descomunal como la tragedia que produjo. Y se preguntan:

¿Cómo van a producir esta masacre cuatro moros desarrapados?

¿Tendrá que haber algo más grande detrás?

Aún hay un alto porcentaje de norteamericanos que cree que detrás del atentado del 11 de septiembre, que derribó las Torres Gemelas, no están los islamistas de Al Qaeda sino la CIA, el FBI, Bush o el Gobierno de Israel.

Las portadas de ambos diarios muestran hoy sus tradicionales inclinaciones gráficas:

primer plano de irakíes furiosos pidiendo la salida de EE UU de Irak, en El País

, y etarras risueños amenazando con seguir matando, en El Mundo.

Y el ridículo tan espantoso que hace el director general de la Policía de Acebes y Aznar, Agustín Díez de Mera, no tiene nombre.

Es, como dicen en mi pueblo, “para mear y no echar gota”.

Hasta cuando, Catilina…

PS: Muchas gracias a los periodistas digitales de Andalucía por el Primer Premio Arroba (http://www.apda.info/congreso/) (y a mis colegas de 20minutos.es que lo han hecho posible).

Me han dicho que me van a entregar el Premio Arroba en el Congreso de la Asociación de Periodistas Digitales de Andalucía (APDA) que se va a celebrar el próximo 19 y 20 de abril en Guadix.

En la blogosfera una arroba es esto @ pero en Almería una arroba son 16 litros, a ser posible de vino. No se qué me darán estos colegas en Guadix. Ya les contaré.

Como pueden ver por el recorte que pego aquí mismo, Arsenio Escolarme ha sacado, con la foto del blog, nada menos que en la edición impresa de 20 minutos(mas de 1 millón de ejemplares y 2,4 millones de lectores). Que dios se lo pague.

Y otra alegría más , en el mismo día: el maestro Manuel Saco ha resucitado.

Ayer, lunes de Pascua Florida, volvió a tomar la pluma, la visera y el manguito y escribió esta columnita que copio y pego aquí al lado.

¿PARA QUIÉN RESUCITÓ?

Manuel Saco

Era domingo de resurrección. La plaza de San Pedro de Roma bullía de fieles. A la misma hora, en la iglesia de San Carlos Borromeo de Vallecas, en Madrid, apenas cabía un alma. En San Pedro, el sucesor de Cristo en la Tierra, vestido de seda, impartía su bendición urbi et orbi, coronada su testa con la tiara bordada en oro, vestigio de la triple corona de los emperadores egipcios. En Vallecas, los «curas rojos», desahuciados por el cardenal Rouco Varela, daban la comunión con rosquillas en pantalones vaqueros a una multitud de creyentes. En la plaza de Roma, el Papa se comportaba, una vez más, como una atracción turística que imparte bendiciones en sesenta idiomas desde su rica caseta de feria. En Vallecas, los familiares de los drogadictos, de las putas, de los inmigrantes ilegales celebraban la resurrección de Cristo, antes de que gente como Rouco y el Papa lo vuelvan a clavar en la cruz.

FIN

Manolo, ha dado un paso atrás: de la web al papel. Pero algo es algo. Todo se andará. Bienvenido, de nuevo, a esta plaza pública abierta, fresca y libre que es 20 minutos.

Y gracias, Manolo. Me alegro de te hayas recuperado tan pronto y, por lo que te leo, tan bien.

Saludos

JAMS