Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘pedro jota’

Raúl (sal) del Pozo. No tengas miedo a la libertad

¡Pobre Raúl! ¡Sal del pozo en el que te has metido, seguramente sin querer, más por ignorancia y falta de reflexión que por maldad. Por mucho que milites en sus filas, tú no eres Pedro Jota.

Atraído por el título (“Los gratuitos” -yo vivo de ellos), he leído tu columna de ayer en El Mundo y me ha producido cierta tristeza.

Dice el proverbio “no hay mejor desprecio que no hacer aprecio”. Sin embargo, en honor al buen recuerdo personal y profesional que guardo de ti -de los tiempos de la ominosa Dictadura, cuando tanto ansiábamos escribir y vivir en libertad- no puedo dejar de copiar y pegar aquí la resquebrajada columna que has escrito contra los 2,4 millones de ciudadanos libres que leemos cada mañana un diario gratuito como 20 minutos. (Por cierto, no se si sabes que 20 minutos es el que más lectores diarios ha conseguido en la historia de España, más del doble que El Mundo).

No se qué mosca te ha picado para convertir en caracteres tipográficos tu diarrea mental contra la hermosa aventura de dar de leer al sediento. La escritura -por si no lo sabes- es libertad.

Pero, en el atardecer espléndido de este sábado otoñal, no tengo apenas tiempo para contestar al último párrafo de tu artículo. (Me esperan para dar un paseo, antes de que se ponga el sol). Algún otro día trataré de contarte un cuento sobre los efectos del miedo a la libertad, un miedo que podría estar secando tu ingenio de antaño.

Por favor, no añores la Dictadura y la censura contra las que tanto hemos luchado. Tú no eres Pedro Jota, pero tampoco el duque de Rivas. No me defraudes, Raúl.

¡Sal del Pozo, Raúl, y defiende la libertad de expresión de todos los ciudadanos! No sólo la de los señoritos periodistas. Se acabó el periodismo del monólogo del siglo pasado (me refiero al XIX).

Gracias a la revolución digital, que tanto vértigo te produce, en algunos medios gratuitos, como 20 minutos , intentamos transitar con naturalidad y en libertad por el nuevo periodismo del diálogo del siglo XXI. Venimos del monólogo y vamos hacia el diálogo. ¡Qué maravilla!

No temas tanto a la libertad, Raúl. Basta con que recuerdes cómo éramos cuando no la teníamos y estoy seguro de que se te aliviará ese pánico a la libertad que reconoces en tu anacrónica columna.

No es para tanto, hombre.

P.S. Puestos a combatir las calumnias y las insidias, te diré que 20 minutos no es un diario sin redacción: 327 personas en nómina trabajamos cada día para servir a nuestros 2,4 millones de lectores (en su mayoría jóvenes y tantos chicos como chicas).

De esa plantilla de oro, unos 200 son periodistas ¡y muy buenos!. Ya los quisieran para sí los dinosaurios de pago que venden -como tú mismo dices- cuberterías, DVDs, libros, sellos de Franco, etc. y regalan su diario, porque cada día hay menos gente joven que lo compre.

Es natural. Por razones puramente biológicas, se van muriendo los lectores viejos de pago y no entran jóvenes compradores en vuestra trasnochada prensa de trinchera. Consideran que lo que les ofrecéis no vale un euro. Y quizás tengan razón.

Raúl: con una tasa de reposición tan negativa, te veo pronto escribiendo un blog y pidiendo refugio en elmundo.es al grito de ¡Viva Internet!.

No temas. Serás bienvenido entre los bloggueros.

¿La Iglesia, “en la diana” de Zapatero? ¿Será al revés?

En portada, Zapatero advierte” en El Mundo y “avisa” en El País.

En páginas interiores, ambos diarios cambian de verbo, pero no de intención.

El editorial de Pedro Jota no tiene desperdicio.

Es recomendable leerlo, pero -eso sí- mejor hacerlo con la nariz tapada.

Es ya muy tarde para entrar a ese trapo. Pero no quería perder esta doctrina editorial -obra maestra de la cátedra de Demagogia.

La copio y pego para el archivo del blog.

Pedro Jota pone toda la carne en el asador

Las portadas de hoy podrían corresponder a diarios de distintos países o de distintos mundos. La de El País es, desde luego, bastante sosa. Es propia de un domingo sin noticias, pues la Jornada de Reflexión pasó sin apenas novedad. La foto de Paul Newman y un par de reportajes de nevera apoyan el magnífico análisis-crónica electoral de Sol Gallego.

Como se ve, no hay en la portada de El País ninguna alusión al 11-M ni a ETA ni a De Juana Chaos ni a Zougam ni al DNT ni a otros explosivos de la masacre de Atocha que el trío Pinocho (Aznar-Acebes-Zaplana) endosó miserablemente ETA en un intento de ganar fraudulentamente las elecciones del 14 de marzo de 2004. Afortunamente, se descubrió el pastel de Aznar a tiempo y pudimos librarnos de aquellos mentirosos que nos llevaron a la guerra ilegal de Irak y quisieron escurrir el bulto culpando a ETA de la matanza de Atocha sin ninguna prueba. Las elecciones generales, entonces, y el juicio por el 11-M, en estos días, les pusieron en su sitio a estos políticos sin escrúpulos.

Sin embargo, la emisora de los obispos católicos (COPE) y El Mundo han seguido durante mas de tres años, erre que erre, tratando de retrasar y/o evitar el juició del 11-M contra los presuntos terroristas islamistas acusados de perpetrar la matanza de Atocha.

Al votar esta mañana, he recordado el 14-M de 2004 y he sentido el rescoldo de aquel engaño masivo y miserable por parte de un Gobierno tan indigno como el del PP de Aznar.

Luego he visto El Mundo. Seis páginas completas dedicadas hoy al 11-M y a ETA , sembrando la confusión entre sus lectores más moderados y reafirmando la fe en la conspiración de ETA en el 11-M entre los más fanáticos.

Editorial de El País:

Reportaje interesante de Rafael Fraguas en El País, recomendado por nuestro Pericles.

Como mañana veremos que todos los partidos han ganado, cualquiera que sea el resultado electoral, podemos felicitar a todos anticipadamente. Y felicitar también a todos los españoles por esta jornada democrática con escasos incidentes violentos. Hasta ahora. Cruzo los dedos.

.

Chantaje de la Fórmula 1: ¿arriba o abajo?

La única diferencia entre ambos diarios no es sólo el verbo (“condiciona” o “supedita“) sino el cuerpo tipográfico, el número de columnas que ocupa el titular y –last but not least, lo último pero no lo menos importante- su posición en la portada, que es el escaparte del diario:

El Pais, arriba, abriendo, a cuatro columnas.

El Mundo, abajo, cerrando, a columnas y media , con foto feliz.

En Valencia, la derecha ni siquiera disimula. Va sobrada.

El primer titular de El Mundo sobre las presuntas-supuestas-presumibles-eventuales denuncias de Manuel Conthe, ex presidente de la CNMV, o sea, ex jefe de policía de la Bolsa, va abriendo su portada a dos columnas, con una flata ortográfica (le falta una coma despues del sujeto, en sustitución del verbo implícito “está“) :

Conthe dispuesto a ratificar su denuncia contra Sebastián ante el juez y el Congreso

Este -nada inocente- titular debería ir a parar a las facultades de Periodismo de toda España para que nuestros futuros periodistas aprenden lo que no debe hacerse nunca sin retorcer la ética profesional.

Da toda la impresión de que Conthe ha sido llamado por el juez y por el Congreso para que declare conra el candidato socialista a la alcaldía de Madrid, precisamente en el primer día de la campaña electoral. Falso. Los curiosos pueden leer la letra pequeña que nadie suele leer. Si te quedas sólo con el titular corres un riesgo.

La letra pequeña dice que Conthe (…):

“está dispuesto a contar lo que sabe ante un juez o ante cualquier instancia parlamentaria que le convoque, según ha posido saber este diario”.

(…)

“Si un juez se lo solicita, Conthe reiterará que el vicepresidente de la CNMV, Carlos Arenillas, le reveló…”

Pobre Conthe, ahora convertido en muñeco en manos de Pedro Jota.

¡Quién le ha visto y quién le ve!

Me pregunto:

¿Por qué no denunció Conthe nada de todo esto que parece dispuesto a revelar (sólo si alguien le pregunta) cundo tuvo conocimiento de los hechos presuntamente delictivos?

¿Ha sido cómplice o encubridor de delincuentes durante un par de años?

El segundo titular de El País, arriba, de salida, es para el 11-M:

Los tres supuestos autores del 11-M y un autor material inician una huelga de hambre

En El Mundo, el mismo asunto incluye -de paso- a De Juana. Un guiño muy hábil para sus lectores -y para los Pinochos de Aznar– pues consigue incluir en el mismo titular al 11-M y a un terrorita de ETA. Alguno picará:

Cuatro islamistas del 11-M se declaran en huelga de hambre alegando lo mismo que De Juana

La guerra de Irak -como es habitual, lleva un cuerpo hermoso en El País, a cuatro columnas y con gran foto centrada en la portada.

Blair justifica la guerra de Irak en el anuncio de su retirada

En el texto de primera, El País incluye esta frase de Blair:

“Pude haber estado equivocado”

¿Oiremos alguna vez una frase semejante en boca de Aznar? ¡Qué envidia!

El Mundo también menciona la guerra de Irak pero lo hace en letra pequeña, en un sumario escondido y con este titular tan significativo para el consumo español:

Tony Blair anuncia que se retirará el 27 de junio, pero no pide disculpas por entraren la guerra de Irak

Me pasé tan buen fin semana en Segovia (en las Jornadas de Blogueros) que voy a repetirlo. Y a pasear por donde solía hacerlo el mayor poeta en lengua castellana: san Juan de la Cruz.

En los sotos de la Fuencisla, bajo el Alcazar, debió componer el rey de los místicos estos versos. ¿Dónde si no?

Mil gracias derramando

pasó por estos sotos con presura

y, yéndolos mirando,

con sola su figura

vestidos los dejó de su hermosura.

Pastores los que fuerdes

allá por las majadas al otero,

si por ventura vierdes

Aquel que yo más quiero,

decidle que adolezco, peno y muero.

¿Adonde te escondiste,

Amado, y me dejaste con gemido?

Como el ciervo huiste,

habiéndome herido,

salí tras tí clamando y eras ido.

Y todos cuantos vagan

de tí me van mil gracias refiriendo,

y todos más me llagan,

y déjame muriendo

un no se qué que quedan balbuciendo.

Descubre tu presencia

y máteme tu vista y hermosura.

Mira que la dolencia

de amor que no se cura

sino con la presencia y la figura.

—-

Así celebro hoy que este blog haya merecido página completa en El Adelantado de Segovia. Gracias Aurelio y Bárbara. Os debo una copa. Copio y pego:

JORNADAS SOBRE BLOGS Y CIUDADANÍA

«Yo soy el tabernero de mi blog»

José Antonio Martínez Soler • Director general del diario 2o Minutos.

B.C.P.

El efecto de los blogs en el periodismo es innegable: se han extendido como la pólvora y raro es el medio de comunicación escrito que no dió el salto a las ediciones digitales incluyendo, entre otras cosas, estas herramientas de participación, con contenidos a veces cercanos a la información hiperlocal y otras al estilo de las columna de opinión más rigurosas.

La trascendencia e influencia de este flujo de coumunicación e información, cuya herramienta principal son las bitácoras, será analizada en la mesa redonda sobre Periodismo Digital y Periodismo Ciudadano, moderada por el director de Desarrollo de El Adelantado de Segovia, y en la que participarán el director de Comunicación de Red.es, Juan Manuel Zafra; el director de Bottup, Pau LLop; el director de EuropaPress.net, Jaime Estévez; y el director general de 20 Minutos, Jose Antonio Martínez Soler.

Martínez Soler ha conversado con nosotros acerca del periodismo en los blog y nos ha desvelado los detalles de su blog en 20 Minutos (https://blogs.20minutos.es/martinezsoler).

¿Por qué y cuándo comenzó con la publicación de su blog?

Mi blog “Se nos ve el plumero” cumplirá dos años en septiembre. Y nació por varias razones que se pueden resumir en tres: curiosidad, entretenimiento y vanidad. Mi mujer dice que hice el blog para no ayudar en la cocina.

¿Eres lector asiduo de otros blogs? ¿De cuáles? ¿Qué es lo que más te gusta de ellos?

Leo por placer, y casi por obligación, los dos blog de los Escolar. Primero el del padre, Arsenio Escolar, director editorial de 20 minutos (https://blogs.20minutos.es/arsenioescolar), y luego el del hijo, Nacho Escolar, que fue pionero en este campo con su página www.escolar.net. Pero mi blog favorito es el Manuel Saco (“Saco sin fondo” https://blogs.20minutos.es/manolosaco/), aunque lo tiene cerrado hasta nuevo aviso. Es el mejor de España y parte del extranjero.

¿Qué sistema de administración de comentarios has elegido? ¿Por qué?

No tengo ningún sistema de administración de comentarios (¡hay que ver qué palabras tan finas para no decir “censura”!). O sea, que no hay censura previa ni posterior. Todos los comentarios que han llegado al blog están en el blog. Sólo he censurado, borrado y guardado en mi cajón de guarrerías dos comentarios, porque estaban escritos con un lenguaje muy soez y con muy mal gusto. Lo hice a petición de otros comentaristas y fijé las normas de urbanidad del blog. Los comentarios guarros los borraré personalmente. Afortunadamente, mis visitantes y comentaristas son, en general, gente fina y educada. Por eso, sólo he borrado dos; uno por año.

Me gusta que la gente se exprese con libertad. Y ese es uno de los principios experimentales del blog.

Uno de los valores del blog es que hablas y escuchas a gente normal, conocida o anónima, que entra en la taberna para desahogarse con el tabernero. Yo soy el tabernero de mi blog. Y sólo expulso de él a los que están muy borrachos y dicen palabrotas soeces que ahuyentan a los asiduos más educados del blog.

¿Crees que los internautas deberían aprender a identificarse o crees que el anonimato favorece la conversación?

A mi me gusta que den la cara. Pero si a ellos no les gustan pueden identificarse con un apodo. Ahora estamos valorando en 20 minutos el registro de usuarios, pero es algo que llevará su tiempo.

En lo que respecta al campo periodístico y la influencia de Internet, ¿Crees que existe realmente un Nuevo Periodismo o que ha surgido otro medio de comunicación?

No hay nuevo ni viejo periodismo: hay, simplemente, periodismo. Hay el de ahora que es distinto que el de antes y distinto también que el de mañana. Todos nos adaptamos al tiempo en que vivimos y nos pegamos a las curvas como podemos.

¿Qué opinión te merece el denominado Periodismo 3.0. y qué influencia tiene en las redacciones tradicionales y en las redacciones digitales?

Yo sólo conozco el 2.0. Al 3.0. aún no he llegado. No se muy bien lo que es. Si se refieren a la interactividad (periodismo de emisor a receptor y viceversa), a la información de doble dirección y a que todos los ciudadanos pueden ser periodistas, estoy de acuerdo. Unos mejores que otros. Y el público decidirá lo que quiere.

¿Cómo es la experiencia de trabajar en un medio de comunicación con dos áreas de negocio (digital y papel) tan diferentes?

La experiencia está siendo maravillosa. Nuestro diario impreso se ha “webelizado” y todos los redactores trabajan para off line y para on line. Me gusta que seamos el primer diario de información general de Europa que se ha lanzado a probar esta integración ente papel y web. Por ahora va muy bien.

Me gustaría conocer tu opinión sobre el Eseg, el congreso sobre la blogosfera que se celebrará en Segovia.

Cualquier excusa es buen par ir a Segovia. Y si vamos con un grupo de amigos locos por la blogosfera, como los de “las ideas”, pues mejor que mejor.

¿Cómo valoras la consolidación de congresos sobre Periodismo digital, nuevas tecnologías, blogs?

Me gustan. Acabo de asistir a uno de Periodismo Digital de Andalucía en Guadix (Granada) que me ha encantado. Sobre todo porque me dieron el Premio Arroba de Periodismo digital. Consistía en una copa magnífica con la arroba @ y, además, acompañada por otra arroba, pero de vino, o sea, dieciséis litros de buen tinto.

¿Qué papel desempeñarás en la mesa Periodismo Digital y Periodismo Ciudadano?

A mi me gusta provocar más que moderar. Pero ya veremos. Me gustaría hablar el último (y que no sea después del cochinillo). Sobretodo porque será una forma de dejar hablar a los demás. Tengo fama (inmerecida) de gran hablador.

Al detalle – Blog de J.A. Martínez Soler

Blog

Se nos ve el plumero

(

https://blogs.20minutos.es/martinezsoler)

¿Como ha evolucionado?

Empecé haciendo crítica de los titulares de la prensa y luego fui ampliándolo con anécdotas e historietas de abuelo cebolleta. Mi hijos ya se las saben de memoria. Por eso busqué audiencia cautiva a través del blog. En el apartado de la cabecera “Crítica de prensa” hay archivados artículos, citas, comentarios críticos y enlaces seleccionados sobre prensa, radio, televisión, Internet, etc.En España tenemos poca experiencia en esta lid, pero nunca es tarde para recopilar material que sirva de ayuda a curiosos y estudiosos del tema.

¿Qué destacarías de tu blog?¿Qué lo hace diferente de cualquier otro blog?

En el apartado de la cabecera “Crítica de prensa” hay archivados artículos, citas, comentarios críticos y enlaces seleccionados sobre prensa, radio, televisión, Internet, etc.

En España tenemos poca experiencia en esta lid, pero nunca es tarde para recopilar material que sirva de ayuda a curiosos y estudiosos del tema.

De pequeño, en plena dictadura, leía una crítica de prensa muy divertida que se llamaba “La cárcel de papel”, en La Codorniz.

Ahora, de mayor, en plena democracia adolescente, sólo encuentro críticas de la prensa en “El Jueves” con el título “Lo que dice la prensa seria”.

El programa Caiga Quien Caiga (CQC) tuvo una sección provocadora y sugerente con el título “Curso de ética periodística” de Juanjo de la Iglesia y duró poco.

No se adónde más recurrir. Busco pistas para conseguir una visión más crítica de los medios de comunicación. Las críticas, incluso las positivas, son bienvenidas, sobretodo si proceden de internautas y/o blogueros identificados. Los comentarios anónimos o con seudónimos también tienen su valor. Pero, en esto de la libertad de expresión, no hay nada mejor que dar la cara para defender nuestros puntos de vista. De la identificación de las fuentes depende la credibilidad e influencia de Internet en el futuro.

Y, naturalmente, parto de la base de que “el halago debilita y la crítica fortalece”.

Esto es muy bueno para mi ego. Ya véis por qué me vuelvo a Segovia. No es sólo por el cochinillo de San Pedro Abanto.

Aznar ya va por rutas imperiales y Pedro Jota… ¡no veas!

Este no es mi Aznar. Me lo han cambiado. O, quizás, está simplemente avanzando hacia el pasado, volviendo a sus orígenes adolescentes.

Ha cambiado su indumentaria, sus gestos (¿han visto como se envuelve en la bufanda?), su melena (¿se ha desmelenado?), sus carcajadas chillonas, sus pulseras y -¡cómo no! su discurso de macho valiente joseantoniano.

Con esta exibición de “nervio moral” contra la “debilidad“, no es de extrañar que la Falange haya salido de la caverna y se haya unido a la manifestaciones patrioteras del PP.

No me gusta hablar de este regreso al pasado del ex presidente Aznar, entre otras razones, porque me da miedo. Me revuelve el estómago y me trae malos recuerdos.

Ayer solo nos enseñó una patita de su ideología profundamente reacionaria, al hablar de la necesidad de “revivir Occidente“, de la doctrina del papa Ratzinger contra la “dictadura del relativismo“, de la “falta de creencia en los valores básicos” o de la “debilidad del nervio moral“.

El general Franco estaría muy orgulloso del nuevo estilo que va luciendo el nieto de su Manuel Aznar, después de salir, con las mentiras del 11-M, por la gatera de la Historia.

¡Que miedo!

Aznar ha elegido como maestros intelectuales a Ronald Reagan y a Margaret Thatcher y, en un alarde de sofisticación política, presagia que ve a España bajo la ley islámica si hay una retirada de Afganistan.

¿Y Pedro Jota?… ¡no veas!

Solo la fe ciega en los dogmas del trío Pinocho (Aznar, Acebes y Zaplana) permite tolerar las dosis de cinismo que nos ofrece cada día el director de El Mundobórico.

Las mismas declaraciones de la Policía, que para La Vanguardia o El País tumban o desmontan la teoría conspirativa del PP sobre ETA en el 11-M, le sirven a Pedro Jota para afirmar todo lo contrario.

Ya no se trata de distintos matices o diferencias sutiles sino de la noche y el día, a partir de las mismas frases, pruebas e informes policiales.

Da la impresión de que cada uno escribe y borra lo que le conviene de todo lo dicho en este juicio. Pero aquí, a estas alturas del juicio, no vale la equidistancia. Entre otras cosas, porque no todos los diarios, políticos o jueces son iguales.

El País titula a una columna:

La policía descartó desde el principio que la dinamita del 11-M fuera la usada por ETA

¿De qué manga se sacó, entonces, el trío Pinocho que el 11-M fue obra de ETA?

Mentían y sabían que mentían. No era una mentira pisadosa (para ganar las elecciones y salvar a España) ni tampoco se trataba, creo yo, de reserva mental o “al taquiya” (disimulo o encubrimiento). Era, pura y simplemente, mentira con premeditación y alevosía. Para que nadie pudiera relacionar la masacre de Atocha con la invasión de Irak por la tropas del trío de las Azores.

¿Quien paga al abogado de las Víctimas de Alcaraz? Incomprensible.

Juicio por el mayor atentado en España – 11-M

Abogado de víctimas acosa a policía

El juez amonesta al letrado de la AVT por no buscar la verdad en su feroz interrogatorio a un testigo

PABLO ORDAZ en El País

Madrid – 15/03/2007

Hay paisajes muy reveladores a los que sólo se puede acceder por carreteras secundarias. Ayer, el periodista llega al juicio algo tarde y un poco despistado. Un hombre de pelo canoso está sentado de espaldas al público, en la misma silla que días antes han ido ocupando sucesivamente los supuestos autores de la matanza. Uno de los abogados de la acusación particular, en concreto el que representa a la AVT de Francisco José Alcaraz, le está dirigiendo preguntas muy duras, en un tono desabrido, violento a veces, acompañado de gestos que denotan muy poca consideración con el declarante. El periodista ocupa su lugar y le pregunta a un colega el nombre del atribulado individuo de pelo gris, deduciendo por la escena que debe de tratarse de un delincuente de la peor calaña.

-¡Qué va! Es un policía. Se llama Sánchez Manzano. Era el jefe de los Tedax (expertos en desactivación de explosivos) la mañana de la matanza…

El abogado continúa con su zafarrancho, pero una vez perdido el estado de inocencia mental transitoria provocado por la impuntualidad y el despiste, todo encaja. Incluso demasiado bien. No es la primera vez desde que empezó el juicio que uno de los abogados de la acusación se desentiende de su legítimo fin -buscar la condena de los que se sientan en la habitación de cristal blindado- para aplicar fuelle a las brasas de la conspiración. De hecho, el pasado lunes 5 de marzo, el juez Gómez Bermúdez reconvino muy duramente a uno de los abogados suscritos a esa teoría, José María de Pablo Hermida, y le dijo que, según la ley, o buscaba con sus preguntas la condena de los acusados o tendría que retirarse del juicio. Ayer, durante un rato que pareció una eternidad, Gómez Bermúdez permitió que el abogado de la AVT, Emilio Murcia, arremetiera sin piedad contra el policía. Visto desde detrás de la culpa y el cristal blindado, el espectáculo tuvo que ser alucinante: el señor abogado de la acusación olvidándose de ellos y emprendiéndola a mandobles con un jefe de la madera. Ni Rafá Zouhier llegó a flipar tanto en sus confesadas noches de pastillas y desenfreno.

Pero todo tiene un límite, y Murcia se pasó tanto que Gómez Bermúdez tiró del artículo 683 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y le paró los pies. Le dijo que lo hacía porque era su deber “impedir las discusiones impertinentes que no conduzcan al esclarecimiento de la verdad”. No debe ser demasiado agradable para un abogado -sea cual sea la transparencia de sus intereses- que el presidente del tribunal lo amoneste así en un juicio que además está siendo televisado. Así que Murcia pidió tiempo muerto como en el baloncesto. Durante ese descanso, todo el que quiso pudo ver cómo otro de los abogados del frente conspirativo, José Luis Abascal, se reunía con los representantes de un grupo de la ultraderecha para perfilar el interrogatorio del policía. Sus preguntas tampoco suelen ir enfocadas a exculpar a Jamal Zougam -el dueño del locutorio de Lavapiés a quien en teoría defiende-, sino a pretender demostrar que una mano negra ya empezó a actuar a las ocho de la mañana del 11 de marzo con el fin de exculpar a ETA, que como todo el mundo sabe fue la verdadera autora de la matanza.

Para estos abogados, el inspector jefe Sánchez Manzano siempre ha sido una perita en dulce. Y aunque en aquel tiempo ostentase la jefatura de los Tedax, ni sus conocimientos de explosivos ni su verbo eran ni son su fuerte. Así que por las rendijas de sus imprecisiones se han ido colando durante estos tres años los ratones negros de la conspiración. Hay uno que se ha hecho grande y gordo y que ya parece un gato: la idea de que aquella mala gestión policial -la que no supo ver la amenaza terrorista, la que tal vez no fuese demasiado cuidadosa en la custodia de las pruebas- hay que ponerla en el debe del PSOE, cuando era el PP de Acebes y Rajoy -los últimos ministros del Interior- quienes llevaban ocho años mandando antes del atentado y hasta un mes después.

La sesión de la mañana termina con Sánchez Manzano y su verbo atropellado de policía de salón. Por la tarde, llegaron al juicio los policías que aquella mañana escucharon por la radio la noticia de las explosiones y se fueron sin formularios para Atocha o para El Pozo, se olvidaron de los cuarenta mil duros mal contados de sueldo y se fajaron a pelo con las bombas porque sus perros adiestrados, confundidos con los olores cruzados de la dinamita y de la muerte, no les servían ya. Fueron ellos, con sus acentos de Cádiz y de Vallecas, los que les terminaron dando una lección de experiencia y de sentido común a los letrados maledicentes y a los jefes que no están a la altura. Por eso, en medio de tanta sospecha negra, uno de los abogados acusadores, José María Fuster, consiguió llevar un punto de emoción a la sala cuando dijo algo muy sencillo, muy cabal, muy obvio:

-Señor agente, en nombre de las víctimas que yo represento, muchas gracias por su trabajo de aquella mañana.

FIN

El Papa también se equivoca…de siglo
¿Actúa “solapadamente” la nueva extrema derecha?

La verdad es que algunos domingos necesitamos no sólo un libro de instrucciones, para seguir los diarios y suplementos -como nos dice hoy Forges en El País-, sino una carretilla para llevar a casa toda la chamarilería que nos venden. Yo suelo comprar los dos primeros ejemplares, por el precio de uno, y ahí se acaba mi colección.

La explotación del canal de distribución de dvd´s, enciclopedias, patinetes, cubertería, etc, a través del casi-monopolio del quiosco, es una creciente línea de negocio que puede compensar a los viejos diarios de pago por la caída en su tasa de reposición de lectores. Los lectores mayores se van (por razones biológicas obvias) y los lectores jóvenes no se acercan a los de pago.

Los tiempos cambian y la innovaciones (internet, TV-IP, prensa gratuita, móviles, etc.) son imparables. Además, los jóvenes de hoy, en general algo más cultos que los de antes, prefieren una prensa menos ideologizada, que separe mejor los hechos de las opiniones, o simplemente menos aburrida.

¿Quién ha dicho que un periódico serio tiene que ser aburrido?

Quizás deberían vendernos también unos calmantes o unos sobrecitos de tila acompañando a según qué diarios. O tapones para la nariz, porque hay que ver cómo está el patio.

A veces, tengo la extraña sensación de que el nivel de virulencia de los ataques troleros, que recibimos en éste y en otros blogs de 20 minutos, es directamente proporcional al acierto en los comentarios. Cuando, rara vez, damos en clavo, saltan todos los troles a la vez.

Don Quijote era más fino cuando advertía:

“Ladran, Sancho, luego cabalgamos”.

También me entran dudas sobre si es bueno que salga la pus de las viejas heridas históricas, infectadas y transmitidas de generación en generación, para que puedan curarse… o si, acaso, es mejor dejarlas enquistadas en las entrañas por los siglos de los siglos. No se. Hay un tiento que dice:

“Tiempo dale tiempo al tiempo que el tiempo lo cura to…”

Y luego hemos visto como se mataban vivos los vecinos de piso en Sarajevo por lo que dicen que pasó allí hace más de mil años.

Hablando de mil años, nuestros principales diarios de pago coinciden hoy en dos temas de portada. Uno es el Papa que, aunque dogmáticamente es infalible para los suyos en cuestiones de “fe”, suele equivocarse a menudo en cuestiones de “razón”. Tengo la impresión de que el Papa se ha equivocado de siglo y de cruzada.

Antes de volver a hablar de fe, razón y violencia, le recomiendo al Papa que lea una crónica-ficción sorprendente de Amin Malouf:

“Las cruzadas vistas por los árabes”

Y -¡cómo no!- que lea también a nuestro Manuel Saco. La lectura de su comentario de ayer (“Perro no muerde a perro”) podría serle más provechosa, para él y para la paz mundial, que la del BOE o el Observatore Romano.

El Mundo titula lo del Papa con en verbo “lamentar“:

El Papa lamenta “haber ofendido” a los musulmanes mientras siguen las protestas

El País va un poco más allá (“pide perdón“)en su interpretación:

El Papa pide perdón por su discurso sobre el Islam

Acabo de oír al Papa en la tele y ha ido más lejos aún que nuestros dos diarios. Ha dicho públicamente que está “profundamente afligido”… . “Siento profundamente”, ha dicho textualmente. No es para menos. Y las protestas de sus competidores musulmanes siguen con incendios de iglesias y el asesinato de una monja en Somalia.

El segundo acontecimiento con el que ambos diarios coinciden en portada está relacionado con la conferencia política del PSOE y, especialmente, con la visita de la candidata socialista a la presidencia de la República francesa.

EL País apuesta por una gran foto de Ségolène Royal y por una frase suya muy contundente, como gran titular, procedente de una excelente entrevista que le hace Soledad Gallego:

“Para muchos hombres es incompatible ser mujer y mandar”

El Mundo va más en su línea de captar lectores conservadores y titula la foto de tres mujeres, muy activas en la política, de manera un poco ambigua, cursi y, si me apuran, un pelín machista:

Ségolène, el “glamour” del feminismo elegante

El gran titular de primera de El Mundo, sobre esa foto, va dedicado a la presunta “autocrítica” que atribuye al PSOE:

El PSOE hace “autocrítica” y propone endurecer la política de inmigración

El País manda con un Gobierno antinuclear que “decide“:

El Gobierno decide cerrar la central nuclear de Garoña

También titula El País, a una columna, con las próximas conversaciones del Gobierno con ETA (“antes de un mes”).

En cambio, no he encontrado en toda la primera de El Mundo ninguna alusión a ETA ni al 11-M y menos aún -¡qué raro!- a la banda y a la matanza de Atocha juntas y revueltas, como viene siendo habitual desde que el PP, por su mala cabeza, perdió legítimamente el Poder.

Desde el patinazo de El Mundo con el ex minero Trashorras, acusado de entregar los explosivos a los terroristas islamistas del 11-M, Pedro Jota anda buscando otro norte y otros feligreses, girando un poco más a mano derecha y a cualquier precio.

Sobre ETA y el 11-M hay un breve artículo de Ernesto Ekaizer en El País que reproduzco a continuación:

Indigestión de conspiradores

ERNESTO EKAIZER

EL PAÍS – España – 17-09-2006

Tras dos años de fiesta conspirativa, el diario El Mundo y el PP tuvieron un miércoles negro el pasado 13 de septiembre, al conocerse cómo su principal testigo de cargo, el ex minero asturiano José Emilio Suárez Trashorras, se las gasta a sus espaldas. Acusado por el juez de aportar los explosivos utilizados por la banda islamista en el 11-M, Suárez Trashorras se enfrenta a una pena de 3.000 años de cárcel. Y cuando se aproxima un momento procesal importante (el desenlace de su recurso contra el auto de procesamiento esta misma semana, base del juicio oral, el próximo año), el acusado daba una larga entrevista al citado periódico, a partir del 4 de septiembre.

La entrevista, según la información aportada por éste diario el miércoles 13, comenzó a gestarse en febrero de 2005. En esas fechas, un delincuente que será juzgado en breve por tráfico de drogas en Asturias (José Ignacio Fernández Díaz, Nayo) acusaba en las páginas del mismo diario a su ex secuaz Suárez Trashorras de vender explosivos a ETA. Suárez Trashorras, en una conversación con sus padres en la prisión de Alcalá-Meco, rumiaba: “Mientras el periódico El Mundo pague, si yo estoy fuera, les cuento la Guerra Civil española. Desde que nací. Desde la Guerra Civil hasta ahora. Si te vienen con un chequecito cada… ¿Por qué piensas que lo hizo Nayo?”

Éste es el testigo de cargo del periódico citado y del primer partido de la oposición. No debía de ser una sorpresa. Suárez Trashorras había declarado ante el juez cuatro veces, y no había vacilado, siguiendo los consejos de su letrado, en cambiar su testimonio. Su disposición en la conversación con sus padres a contar lo que fuese, si le venían “con un chequecito”, según la grabación, era normal. Por dos razones: según decía él mismo, por dinero y, también, para mejorar su situación penal. Si un abogado necesita crear dudas razonables ante el desenlace del recurso contra su procesamiento y, más a largo plazo, cuando su cliente se siente en el banquillo, ¿por qué no utilizar los servicios de un diario?

La información publicada por EL PAÍS, pues, permitía completar el verdadero perfil del hombre que, presuntamente, hizo llegar el explosivo del 11-M. Aquel lado oscuro y sórdido que la presentación comprensiva y magnánima del personaje por El Mundo y el PP trataba de mitigar.

Si, entre marzo de 2005 y septiembre de 2006, el citado diario pagó o no eso es un secreto entre las dos partes contratantes, un secreto que éste periódico no presume de conocer. En cambio, el secreto que sí reveló fue de gran importancia: la falta absoluta de escrúpulos del entrevistado.

La transacción de las dos partes se rigió por la estricta lógica comercial. El Mundo necesitaba más madera (como Buster Keaton en El maquinista de La General) y Suárez Trashorras confesaba unas apetencias de dinero y tenía necesidad de distorsionar la realidad ante la justicia. Las revelaciones de este periódico provocaron la indigestión del “autor intelectual” de la teoría conspirativa, el diario El Mundo. En cuanto a su director, Pedro J. Ramírez, si es capaz de desfigurar en sus páginas un programa donde tuvo sobrado tiempo para explicarse, ¿qué no será capaz de manipular y distorsionar para hacer buena la intoxicación de José María Aznar, Ángel Acebes, Eduardo Zaplana y Mariano Rajoy (que expresaba en El Mundo el 13 de marzo de 2004, jornada de reflexión mediante, la “convicción de que ETA” era responsable de la masacre)? Eso sí: ¡el director del diario que publica la novela de la conspiración por entregas “nunca ha dicho que ETA interviniese en el 11-M ni que el PSOE participase” en la citada conspiración! Faltaba más.” FIN.

—-

Atentos mañana a los titulares sobre el discurso que acaba de dar Zapatero en la Conferencia Política del PSOE. Ha celebrado y ha tendido la mano a la derecha democrática pero ha alertado sobre la “nueva extrema derecha” que trata de deslegitimar las instituciones y el resultado electoral así como revisar la Historia para (“solapadamente“, ha dicho”) hacer una revisión de la Dictadura.

¿”Solapadamente”? Un poco ingenuo me parece a veces este Zapatero. O será que es muy joven.

Se ve que el presidente del Gobierno no lee este blog. Yo diría que, a la vista de los titulares que comentamos aquí, la nueva extrema derecha españolista está deslegitimando las instituciones democráticas, y no “solapadamente”, como dice Zapatero, sino descaradamente y sin disimulo.

¡Ay, Sarajevo! No aprendemos…

España y el baloncesto español, a 4 columnas; el 11-M, a tres.

Cuando hay una noticia de verdad o se produce un acontecimiento digno de ser impreso para la posteridad, o que interesa a los lectores del medio, ningún periodista puede ocultarlo.

Ayer ocurrió algo digno de ser leído, archivado y recordado por los lectores de los dos primeros diarios de pago de España. Y los editores de la portada cumplieron con su cometido profesional: servir a sus lectores.

Tanto El Mundo como El País mandan en primera con la foto del final del partido de baloncesto en el que nuestra selección ganó por un punto a la de Argentina y se colocó a un paso de ser la mejor del mundo. Mañana domingo lo veremos a partir de las 12:30h.

La coincidencia en el gran tema de portada de los dos diarios suele producir cierto sosiego entre los lectores de ambos, porque alivia el nivel de confrontación habitual. Y si, además, la coincidencia se da por una noticia positiva para todos los españoles, miel sobre hojuelas.

Los matices, insignificantes, hay que buscarlos, entonces, con lupa. Estos son los titulares.

El Mundo, con foto a 4 y titular a 2 columnas:

El baloncesto español a un paso de la gloria

El País, con foto a 4 y titular a 4 columnas:

España alcanza la final tras un dramático partido con Argentina

La diferencia está en el sujeto:

“El baloncesto español”, para El Mundo

“España”, para El País.

¿Es fruto de la casualidad dar el mérito al baloncesto español o darselo a España?

¿Hay alguna diferencia significativa entre ambos sujetos?

¿Cuál de los dos diarios habla más de España últimamente?

Por mi propia experiencia profesional y política, estoy muy sensibilizado –quizás en exceso- con el uso, desuso y abuso de la palabra España. Saco, en su divino y humano blog, suele añadir “¡Paña!) Manolo Saco recordará que, cuando ambos fundamos el semanario Cambio 16 en otoño de 1971, con Juan Tomás Salas como director general, estaba muy mal vista la palabra España.

Nos sonaba a cosa fascista, de los “nacionales” y había que usarla en pequeñas dosis. La sección de Nacional, que El Mundo y El País llaman hoy “España” sin ningún recato, nosotros la llamábamos “Este país”. Y en lugar de escribir la palabra “España” en nuestras informaciones solíamos poner “el Estado español”, que luego tuvo tanto éxito entre los nacionalistas periféricos como lo tenía “España” entre los nacionalistas carpetovetónicos. A los censores de la Dictadura les hervía la sangre con nuestras bromas linguísticas.

Llegó a ser tan extravagante nuestra huida de la palabra “España” –impulsada por el abuso que de ella hacían los fascistas, nacional-católicos o nacionalsindicalistas- que rozábamos el ridículo –y hacíamos chistes de nosotros mismos- al hablar, por ejemplo, de la “típica capa del Estado español”, o de una “copa de vino del Estado español”, por no decir la “capa española” o el “vino español” (“viiinoooo españooool”, como el del pasodoble “Fue en Nueva York…”, que nos ha hecho llorar alguna vez a todos los emigrantes con una copa del idem encima)

Estoy casi seguro de que Pedro Jota (o Pedro ¡Jo!, como le ha llamado algún comentarista del blog) ya ha vuelto de su piscina semipública balear. No hay más que ver que el amplio espacio que dedicaba en pleno agosto al apoyo mundial del PP a su dudosa piscina ahora ha vuelto a dedicarlo al 11-M. Quid pro quo.

Después de la foto de la maravillosa victoria agónica de España (perdón: del “baloncesto español”), el principal titular de El Mundo de hoy sigue dedicado al 11-M. Ayer iba a cuatro columnas y hoy va sólo a tres, centrado. Algo es algo:

“Nadie está más interesado que el Gobierno en esclarecer el 11-M”

Y lleva este subtítulo con el sinuoso verbo “elude”, tan grato a Pedro ¡Jo!:

Fernández de la Vega dice que “quien tiene que tomar decisiones es el poder judicial”, pero elude aclarar las contradicciones policiales

El País no da ni una línea del 11-M y dedica ese espacio al tabaco, con este titular;

El humo se cuela por las rendijas de la ley

La tercera noticia de El Mundo empieza con “Maragall boicotea…” Su tercera noticia, a tres columnas, con foto a dos, va dedicada al auto bombo con este titulo:

Desde mañana, dos en la carretera

La foto de la joven Cayetana Alvarez de Toledo, de vaqueros, y el menos joven Luis María Ánson, de traje y corbata, junto a un descapotable azul, es todo un poema. Mañana veremos lo que hacen estos tres aristócratas por la cultura.

==

Atención al eventual giro hacia la derecha neoconservadora de Murdoch/Aznar/Botín por parte de El Mundo. Alguno me dirá, y con razón:

“¿Aún más?”

Ya veremos lo que dicen los actuales dueños italianos a un oferta que no puedan rechazar…

Y, si no, lean lo que dice, entre líneas, este agudo observador mediático que es Juan Varela, uno de los fundadores del diario El Sol, en su blog.

——

P.S. Anoche, cuando llegué a casa después de ver Alatriste, me cabreé con un troll de esos que tienen “mala follá”, entrando en temas personales, y que por su firma (“Indalín”) debe ser paisano mío. No me gusta alimentar a los troll, siguiendo el consejo de muchos asiduos a este blog, pero no lo pude remediar. Hay fanáticos, como éste, que no respetan ni a su madre.

Procuraré no entrar más al trapo. O lo haré sólo -como en este caso- para dar fe de algunos hechos.

Este fue el comentario de anoche de Indalín al post “Mojácar, Silicon Hill de Europa”:

ya que habla usted de los recuerdos a su padre porqué no hace un comentario sobre las pastillas equivocadas-correspondian al tramiento de otro enfermo-que le dieron a tomar a su padre en el Hospital de Torrecárdenas,de Almeria.O no interesa airear errores de los equipos médicos dirigidos por socialistas en los hospitales andaluzes aunque afecten a personas tan queridas como un padre.pregunte,pregunte a su hermana porque ella conoce bien el tema.

Atentamente indalín

lo dijo indain · 1 Septiembre 2006 | 09:37 PM

Y esta fue mi airada respuesta:

Indalin o Indain:

Usted apesta en este blog. No es bienvenida gente de su calaña. Le diré como solía decir su líder moral: “Váyase, señor Indalín”.

Pero le daré una información que no se merece, pues ya ha intervenido varias veces en este blog sobre el mismo tema, pero creo que sí merecen otros comentaristas honrados. Por eso, pese a que no suelo contestar a los troles como usted, esta vez lo voy a hacer.

Desde mi casa en Cuevas del Almazora, hablé con mi padre por teléfono la noche anterior a su muerte. Era la víspera del Día de la Madre de 1997. Estaba en casa, después de haber pasado todo el sábado con mi madre en el club de los jubilados de Almería. Creo que estuvo, incluso, bailando. Le dije que pronto iría de profesor a la Universidad de Almería y que estaría más a menudo con ellos en su vejez.

No se si me creyó. Siempre sueño con volver a Almería definitivamente, y lo digo a menudo. Quedé con él en que pasaríamos juntos el Día de la Madre, que les recogería a media mañana para comer en un buen sitio con toda la familia.

Mi padre no tenía ninguna enfermendad, salvo los efectos de varias pequeñas trombosis y de la vejez. No estaba enfermo ni fue hosipitalizado, pero me dijo que le dolía un poco el estómago, porque algo le había sentado mal. Nos despedimos cariñosamente, como siempre, y nos dijimos hasta mañana.

Mi padre se acostó esa misma noche junto a mi madre, como de costumbre, en la casa donde nos criamos mi hermana y yo -en la Calle Juan del Olmo, 82- y nunca más se despertó.

Por la mañana, mi madre intentó despertarle sin éxito. Murió durante la noche, creemos que de un infarto o de una trombosis, sin molestar a nadie.

No estuvo ingresado en el Hospitla de Torrecárdenas más que años antes para una sencilla operación de hernia inguinal. Pasé aquella noche con él, en el Hospital y, al día siguiente, ya quería volver a su casa.

Por tanto, ante de morir, ni pisó ese Hospital ni ningún médico socialista o popular le dio ningún tratamiento ni equivocado ni acertado, sencillamente porque no estaba ingresado ni en tratamiento.

Murió sin hacer ruido, plácidamente, durmiendo en su cama, junto a su esposa a quien adoraba. A la mañana siguente, mis primos me llamaron para decirme que mi padre no se había despertado. Acudí a la capital y preparamos el entierro. Sus restos reposan en el Cementario de Almería junto a los de mi madre, dentro del mismo ataud. Yo mismo los puse allí con un par de rosas, naturalmente rojas.

Señor Antolín: deseo que, aunque su madre no haya podido inculcarle a usted los valores mínimos de la decencia, sea tan querida por su padre como lo fue la mía por el mío y por sus hijos. Su madre ha tenido muy mala suerte porque usted le ha salido una mala persona. ¡Qué lástima!.

Le supongo perfectamente capaz de hacer con sus padres todo lo que dice que pude yo hacer con los míos. Pobrecillos sus padres y más pobres aún sus hijos. ¿Que valores les va a inculcar si muestra un comportamiento tan ruin, rastrero y miserable?

Se cree el ladrón que todos son de su condición.

¡Váyase con sus cuentos a otra parte!

JAMS

lo dijo JAMS · 2 Septiembre 2006 | 12:42 AM

Procuraré no entrar más al trapo de esta gentuza.

Pedro Jota se pasa tres pueblos:
OJD “refrenda” el esclarecimiento del 11-M

No puedo dejar de leer El Mundo. A veces, me hace sentirme (sólo profesionalmente) mejor de lo que soy. Y eso -cualquier vanidoso me comprenderá- no tiene precio.

Citaré a un santo:

“Cuando me considero soy un pecador; cuando me comparo soy un santo”

(Es de San Agustín, el de Hipona, quizás).

Pues bien, hoy es uno de esos raros días en los que leo El Mundo y me dan más ganas de reir que de llorar. Y la risa es sanísima. El segundo mayor placer de la vida.

Vean, si no, ese párrafo editorial de la página 3 que explica, con escasa sutileza, lo que hay detrás del titular triunfalista de su portada. En algún lugar de mi tierra dirían que es “para mear y no echar gota”.

El Mundo (pag.3):

“…estos buenos resultados hay que intrerpretarlos como un refrendo de los lectores a la independencia de este periódico, a su compromiso con la verdad y a un periodismo de investigación que se está esforzando en esclarecer lo sucedido el 11-M.”

Dice -más o menos- Pedro Jota: “nos compra más gente, luego lo que yo digo del 11-M es verdad”. Como diría Antonio Muñoz Molina en “Ardor guerrero”:

“¡Te cagas!”

Ahí va el texto completo:

Se ha pegado el chiste de Ricardo y, en lugar de recortarlo, repetiré el texto ya que no se lee bien:

“No sé Dios o Alá existen, pero si es así ya va siendo hora de que vuelvan las vacaciones”.

Lo mismo digo.

——–

Página interior de El Mundo, con los datos de OJD, en la que no hace mención alguna a sus éxitos con el 11-M ni a las grandes exclusivas de la Orquesta Mondragón ni a la prima segunda del Chino, casada con un Tedax jubilado, que un día compró bacalao a la vizcaína en Eroski… ¿Acaso queréis más pruebas?

Debemos tener en cuenta que, además de la mayor o menor fe en las “exclusivas” sobre el 11-M, la subida o bajada de ventas al número (en quiosco) o de difusión (que incluye ventas colectivas o en bloques, suscripciones colectivas, etc.) depende también del éxito o fracaso de las promociones que cada diario hace en determinados meses del año.

Generalmente, el lanzamiento de promociones suele coincidir con períodos de control audiencia (o sea, del número de lectores) para el EGM (Estudio General de Medios).

Muchos diarios mal llamados “de pago” venden CDs, DVDs, libros, cuentos, muñecas, cubiertos, patinetes, etc…. y te regalan el diario. Por eso, las grandes agencias de publicidad y los anunciantes (que no tiran el dinero) prefieren calcular la efectividad y rentabilidad de sus campañas por el CPI o CPM (Coste por Impacto o Coste por Millar de impactos) en lugar de hacerlo por el CPE (Coste por Ejemplar).

Una cosa es “ejemplar impreso“, otra cosa es “ejemplar comprado” y otra muy distinta (y ésta es la verdaderamente importante para la cuenta de resultados) es “ejemplar leído”.

En 20 minutos solemos citar mal a Shakespeare en el monólogo de Hamlet:

“To read or not to read; that is the qestion”

(“Leer o no leer; esta es la cuestión”)

Y,por si le queda alguna duda al anunciante, solemos añadir:

“To pay or not to pay; that is not the qestion”

(“Pagar o no pagar; esta no es la cuestión”)

OJD mide los ejemplares vendidos, PDG/OJD mide los ejemplares distribuidos (especial para los diarios gratuitos) y EGM mide (¡ay!) el número de lectores.

Si dividimos el número de lectores por el número de ejemplares vendidos o distribuidos obtendremos el número de lectores que tiene cada ejemplar.

Naturalmente, si El Mundo tiene una difusión de 332.000 ejemplares diarios y lo leen 1,2 millones de personas al día, esto significa que cada ejemplar de difusión es leído por 3,8 personas cada día.

Supongamos que uno de esos lectores ha pagado un euro por el ejemplar. Los 2,8 lectores restantes lo leen cada día gratis, tan gratis con leen 20 minutos. Y los anunciantes pagan lo mismo por el impacto que produce su campaña en el que ha pagado un euro que por el impacto que hace en el que lo leído gratis.

Por cierto, el 20 minutos de papel, con 2,4 millones de lectores diarios, medidos igual que a todos, según EGM, le da diariamente dos vueltas a El Mundo y una vuelta y pico a Marca y a El País. (Perdón. La pasión me pierde. Fin del corte publicitario).

A lo que vamos:El Mundo presume hoy de sus ejemplares vendidos, según OJD, pero hace apenas dos semanas (el pasado 12 de julio) apenas presumía de su pérdida de lectores, según el EGM.

Esta fue su página sobre los datos de audiencia del EGM (nº de lectores)

Ya vemos que no quiso llevar los datos a cabecera y no tituló con “El Mundo sigue perdiendo lectores”. Tampoco hizo un editorial como el de hoy diciendo que cada día menos gente se cree sus trolas del 11-M como demuestran los datos del Estudio General de Medios (EGM). El 12 de julio hizo un titular creativo, pero muy relevante para los mundologos:

El Mundo supera a ABC y La Razón juntos y acorta distancias con El País

En este titular (digno de una tesina) observamos la estrategia de Pedro Jota, sin careta: quiere superar y sustituir a ABC y a La Razón juntos. Es decir, quiere quitarle lectores de extrema derecha, derecha y centro a ambos diarios conservadores. Debe creer que, quitándoles sin disimulo los lectores que suelen votar al PP, El Mundo puede consolidarse, sin tapujos, como el gran diario de la derecha española e igualarse con El País, el gran diario de la izquierda y del centro.

Dicen que por eso ha quitado de su web a Gumersido Lafuente -ex País y autor del éxito de elmundo.es– y lo ha sustituido por uno de la línea dura para que publique en la versión digital la misma leña derechista que él da en la de papel. No le arriendo la ganancia. En cuanto se le ha empezado a ver el plumero del 11-M en elmundo.es, algunos lectores, mosqueados por el cambio de rumbo, han emigrado hacia otras webs. (Por cierto, aquí son bienvenidos. La pasión me pierde de nuevo.)

Llamo la atención sobre el antetítulo de esta página del 12 de julio:

El Mundo resiste mejor que sus rivales el habitual descenso de audiencia

No dice que El Mundo pierde lectores sino que pierde menos que los demás. ¡Olé tus webs!—–

Mañana sale el último número de 20 minutos impreso hasta septiembre y comienzan las vacaciones para los que trabajan en las 14 ediciones que publicamos en papel.

Pero nuestra web sigue abierta, fresca y dispuesta a prestarles, cada minuto, el mejor servicio informativo y el mayor entretenimiento y utilidad. Sigan conectados…

Yo intentaré publicar algún post en este blog (cuando esté cerca de algún ciber o tenga conexión en la playa o pase por 20minutos.es) para no perder la costumbre ni el contacto -cada día más gratificante- con todos ustedes, incluidos los troles. Comenten aquí sobre todo lo que se les ocurra durante el mes de agosto. Gracias.

¡¡¡ Felices vacaciones !!!

Visto el sumario, El Mundo parió un ratón

El gran titular de El Mundo de hoy es -¡sorpresa!- sobre ETA.

El gran titular de El País es -también ¡sorpresa!- sobre el terrorismo islamista.

El Mundo, a 2 columnas:

“La Guardia Civil trabaja como si el proceso con ETA fuera a salir mal”

El País, a 4 columnas:

Los grupos terroristas islamistas aumetan su proselitismo en España

He seguido con bastante interés -con más del que merece, visto lo visto- la arriesgada insistencia de Pedro Jota Ramírez en lavar la cara del ex presidente José María Aznar, tiznada por sus mentiras que, entre el 11 y el 13-M de 2004, atribuían a ETA la autoría de la matanza de Atocha.

La libertad de expresión ampara sus opiniones -faltaría más-, como la que expresa hoy en esta columna que adjunto hasta donde he podido leer. (Luego me puse a cocinar la paella dominguera).

Me ha llamado la atención la fuerza con que Pedro Jota se agarra a un clavo ardiendo como es la información procedente de un “bloguero enmascarado” -quizás un troll como los que pueblan mismamente este blog- o del tal Luis del Pino, que ha saltado a la fama por los presuntos agujeros negros del 11-M muy en línea con la COPE y El Mundo.

Despues de tanto ruido, la montaña parió un ratón. Es decir, la gran exclusiva ha consistido en comparar unas declaraciones imprecisas de un jefe policial ante la Comisión del Congreso, de hace dos años, y el contenido del sumario judicial.

Y sobre una confusión del todo por la parte o de la parte por el todo (la nitroglicerina está en casi todas las dinamitas pero hay algunas dinamitas que no contienen nitroglicerina) El Mundo -y lo que es más grave, el PP– ha cuestionado todo el sumario del 11-M .

Ahora dice Pedro Jota, basándose siempre en que tuvo razón con el GAL, que tarde o temprano se sabrá “su” verdad. Ya lo veremos. Pero no se puede vivir eternamente del pasado.

Imagino que, a partir del conocimiento del sumario y sobre todo del comienzo del jucio del 11-M, Pedro Jota tendrá que engordar el problema si no puede resolverlo. Como José María Aznar y sus “pinochos” del 11 al 13-M, el director de El Mundo puede entrar en un callejón obsesivo sin salida.

Algunos individuos han descubierto la fórmula para preservar su empleo sin resolver los problemas que se le plantean a diario: basta con engordar el problema. Cuanto más gordo se haga el problema, más difícil será su solución por cualquiera que quiera intentarlo.

Otra fórmula, más antigua aún, es la del bombero pirómano: incia el foco y sabe mejor que nadie donde atajarlo. Así se asegura la medalla o el ascenso. Hoy podría llamarse el “bloguero pirómano”.

Recuerdo hoy al genial Bagaría, dibujante humorista del diario El Sol (no el de Ríos Rosas de 1842, ni el de mis pesadillas de 1990 sino el de Ortega y Gasset y Nicolás M. de Urgoiti de 1917).

En plena dictadura del general Primo de Rivera se produjo una caza y captura generalizada de políticos del régimen constitucional derrocado por el golpista. Pero llegó un momento en que ya no quedaban políticos demócratas que perseguir.

Según el relato humorístico de Bagaría, los expertos de Primo de Rivera encargados de identificar y cazar a esos políticos enemigos de la Dictadura, temiendo por la continuidad de su lucrativo empleo, decidieron crear un vivero de políticos a los que poder perseguir para conservar su posición y ganar medallas.

Naturalmente, si Bagaría lo hubiera contado así hubiera dado con sus huesos en la cárcel o en Fuerteventura, como Unamuno.

Habló del equipo de “matamonstruos” de un país lejano y del riesgo que corrían sus empleos si se extinguían los monstruos. Por eso decidieron crear un vivero de monstruos que diera continuidad a su negocio.

¿Qué sería de Pedro Jota sin obsesiones conspiranoicas? Debe tener un viviero de ellas junto a su piscina, finalmente legalizada por los “monstruos”.

El Mundo apenas nos ofrece información del sumario del 11-M. El País, en cambio, se toma hoy la revancha y publica dos páginas completas sobre dinamitas y nitroglicerinas.

Finalmente, ha entrado al trapo de Pedro Jota y lo ha hecho de una forma que a mi me ha parecdio demoledora. Vean estas páginas firmadas por José Manuel Romero:

Y esta es la información que acompaña a los anteriores cuadros. El reportaje es un poco largo pero creo que vale la pena conservarlo en el archivo de este blog para beneficio, incluso, de “troleros”:

11-M, el fin de una investigación

REPORTAJE

Goma 2 ECO en los escenarios del crimen

Decenas de informes periciales acreditan el origen del explosivo y conducen a los autores del 11-M

El atentado terrorista más grave cometido en España, el 11 de marzo de 2004, ha tenido la investigación más exhaustiva en la historia de nuestro país. Durante 28 meses, el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo ha dirigido unas pesquisas en las que se han rastreado miles de llamadas telefónicas -como nunca anteriormente-, se han elaborado decenas de informes periciales de una complejidad extrema, se ha movilizado a cientos de agentes de policía y de guardias civiles, se han formalizado comisiones rogatorias e investigado otras tramas de terrorismo internacional. EL PAÍS, una vez concluido el sumario del 11-M, inicia una serie de artículos sobre esta investigación judicial.

JOSÉ MANUEL ROMERO – Madrid

EL PAÍS – España – 16-07-2006

La dinamita se robó en una mina con miles de kilos de explosivos y sin vigilancia por la tarde

En el sumario del juez sobre el 11-M no hay ninguna referencia a la nitroglicerina

——

Goma 2 ECO en los escenarios del crimenCiento treinta kilos de dinamita del tipo Goma 2 ECO, una sustancia gelatinosa y blanca de gran capacidad destructiva, fueron distribuidos en 13 bolsas de deporte y repartidos por los vagones de cuatro trenes que hacían el recorrido entre Alcalá de Henares y Madrid en la hora punta de la mañana del 11 de marzo de 2004. Diez de esas bombas estallaron a las 7.40 de aquel día activadas por el zumbido del servicio despertador de otros tantos teléfonos móviles adosados a las cargas explosivas. Tres mil personas viajaban a esa hora en esos trenes: 191 murieron y otras 1.500 resultaron heridas.

Los policías expertos en desactivación de explosivos que acudieron a los cuatro focos donde estallaron las bombas tomaron muestras de “metal, plástico, telas, clavos diversos, material aislante, tierras y sustancia pulverulenta de color rosado (utilizada en la extinción de incendios)” para efectuar los primeros ensayos analíticos sobre la única pista disponible en ese momento para aclarar el mayor atentado en la historia de España.

LA PRIMERA PISTA Componentes de dinamitas

El informe de la Unidad Central de Desactivación de Explosivos NBQ remitido al juez (páginas 119 y siguientes del auto de procesamiento), señala que en las estaciones de Atocha, Santa Eugenia, El Pozo y en el tramo de la calle Téllez donde explotaron los artefactos explosivos se comprobó la presencia “de algunos componentes [sin especificar cuáles] de los explosivos conocidos como dinamitas”.

De los 12 focos de explosión analizados (10 artefactos que estallaron y dos más que fueron explosionados por la policía), los Tedax acreditaron la presencia de “componentes de dinamita” en 10 de ellos, en otros dos (foco número 2 de la calle de Téllez y foco número 3 de la estación de El Pozo), no hallan “ninguna sustancia digna de mención”.

Los policías que firman el informe recuerdan que es imposible “signar el nombre comercial de la dinamita que ha sufrido una reacción explosiva, ya que en ella desaparecen determinados componentes que hacen imposible tal designación”. En las primeras horas tras el atentado, algunos mandos policiales informaron a los dirigentes políticos del Gobierno del PP de que la dinamita utilizada fue Titadyne, la empleada por ETA durante los últimos años. Aquella información llevó al ministro del Interior, Ángel Acebes, a mantener que ETA había puesto las bombas en los trenes. Sólo unas horas después, la policía descartó al completo que se tratara de ese tipo de dinamita.

El 7 de julio de 2004, algunos meses después del atentado, el comisario jefe de los Tedax, Juan Jesús Sánchez Manzano, detalló ante los diputados que investigaban el 11-M en el Congreso algo que no figuraba en los informes y que el PP, muchos meses después, considera clave para cuestionar toda la investigación judicial y policial.

Sánchez Manzano declaró: “En algunos casos, no en todos, cuando se hace el análisis de los restos del foco de la explosión logramos encontrar restos de nitroglicerina, y la nitroglicerina es el componente de todas las dinamitas”, explica el comisario. Cuando en la misma comisión de investigación, el diputado popular Jaime Ignacio del Burgo le preguntó al mando policial si era un experto en explosivos, Sánchez Manzano confesó: “En explosivos, no; soy un experto en desactivación de explosivos”.

Sánchez Manzano se equivocó porque la dinamita Goma 2 ECO no lleva ese componente sino nitroglicol. El pasado jueves, el comisario jefe de los Tedax firmó una nota en la que reconocía que utilizó indebidamente el término nitroglicerina: “Se debió a la asociación del citado término con la palabra dinamita, ya que la nitroglicerina está universalmente ligada a las dinamitas en general y no a ninguna en concreto, siendo en ese contexto explicitado en el que se produjo, es decir, por asociación natural”.

En el sumario del 11-M no hay ninguna referencia a la nitroglicerina. Se incluye tan sólo el informe pericial remitido al juez el 27 de abril de 2004, tres meses antes de que Sánchez Manzano detallara en el Congreso lo que sus expertos no habían dicho. En el informe pericial se habla sólo de “componentes de dinamitas”. El tipo de dinamita sólo se descubrió al desactivar una de las tres bombas que no llegaron a estallar en los trenes. Ese trabajo de un tedax facilitó la segunda pista, muy relevante por la información que contenía. El descubrimiento se produjo en la madrugada del 12 de marzo en el parque Azorín del barrio de Vallecas.

LA BOMBA DESACTIVADA Una custodia bajo sospecha

Una de las 13 bolsas con explosivo introducida en los trenes no estalló ni fue explosionada por los agentes. El artefacto pudo ser desactivado en la madrugada del 12 de marzo en un parque de Vallecas y su composición, debidamente acreditada en un informe pericial, dio una de las claves para desentrañar cómo se preparó el atentado y quién lo perpetró: “Nitrocelulosa, nitroglicol, nitrato amónico, ftalato de dibutilo y carbonato cálcico”, componentes de la dinamita Goma 2 ECO fabricada por Unión Española de Explosivos.

El PP, partido que gobernaba cuando ocurrió el atentado y que dirigió a través de los jefes policiales de su confianza toda la investigación en el mes y medio siguiente, ha cuestionado que esa bolsa con la bomba desactivada en Vallecas, hubiera estado realmente en los trenes y formara parte del paquete de artefactos que los terroristas montaron para atentar en Madrid.

La sospecha del PP, defendida y difundida un año y medio después de los hechos y no respaldada por ninguno de los mandos policiales que puso al frente de aquella investigación el Gobierno de Aznar (ni Jesús de la Morena, comisario general de Información, ni Gómez Pintado, subdirector general de Policía han hecho nunca referencia a este hecho), se basa en una supuesta falta de custodia de esa bomba, que fue de la estación del Pozo a la comisaría de Vallecas y de allí al Ifema, donde se habían agrupado todos los cadáveres. Desde ese lugar regresó a la comisaría de Vallecas, momento en el que se descubrió la existencia del artefacto explosivo y se desactivó.

La inmensa mayoría de los policías que participaron en la vigilancia de esa bolsa han declarado ante el juez que en ningún momento se perdió su custodia y control.

Los componentes encontrados en la dinamita de la bomba desactivada en Vallecas (nitroglicol y otros) se repetirían en el resto de analíticas que se hicieron respecto a nuevos descubrimientos de explosivos en escenarios relacionados con la matanza de los trenes.

Nitroglicol había en el escaso explosivo encontrado en interior de la furgoneta aparcada junto a la estación de Alcalá de Henares en la que los terroristas trasladaron su carga mortífera. Esa misma dinamita se localizó en los análisis de restos hallados en la moqueta del maletero de un vehículo de Hichan Ahmidan, hermano de El Chino, uno de los autores del 11-M que se suicidó en Leganés y que fue clave para conseguir la Goma 2 con la que provocar la matanza.

La dinamita almacenada en el piso de Leganés por los terroristas era también de la misma marca y composición. Al igual que la encontrada en el artefacto explosivo colocado junto a las vías del AVE a la altura de Mocejón (Toledo).

METRALLA EN LAS BOMBAS Clavos y tornillos iguales

Los agentes también analizaron los clavos utilizados como metralla en las bolsas bomba hallados en los cuatro focos de la explosión. No se pudo determinar el tipo de dinamita a causa del estallido pero quedaron rastros del contenido de las bolsas de la muerte que ayudaron a hilar cabos y sumar evidencias. A cada tipo de clavo le fueron asignando letras. Ejemplo: Modelo A es un “tornillo de rosca para madera con cabeza de estrella de 35 milímetros de longitud y 3,5 milímetros de diámetro total; modelo B es un tornillo de rosca para madera con cabeza de estrella de 50 milímetros de longitud…”.

La tornillería rescatada de los vagones donde estallaron las bombas coincide en algunos de sus modelos con los 640 gramos de metralla localizados en el artefacto desactivado en Vallecas. No fueron las únicas coincidencias relacionadas con el explosivo que la investigación, ahora concluida por el juez Juan del Olmo, pudo reunir a lo largo de 28 meses de trabajo.

DETONADORES Comprados por una explotación minera

En los distintos escenarios utilizados por los terroristas (la furgoneta en la que trasladaron los explosivos, las casas de Leganés y Chinchón donde almacenaron la dinamita y montaron los artefactos, la línea del AVE contra la que pretendían atentar, la bomba desactivada en Vallecas) se encontraron cinco modelos de detonadores, todos ellos fabricados por la Unión de Explosivos Ensing Bickford (UEB) y todos suministrados a la explotación minera asturiana de la que, según descubrió la investigación algunos días después del atentado, se sustrajo la Goma 2 ECO.

“Las investigaciones policiales, tanto las realizadas inicialmente por el Cuerpo Nacional de Policía, como después por la Guardia Civil, identificaron el lugar de procedencia de las sustancias explosivas utilizadas en los atentados por el tipo de detonador recuperado (…) Lo que fijó el lugar de procedencia de la dinamita fueron dos detonadores encontrados en la furgoneta de Alcalá de Henares (ese tipo se consumía en la Península sólo en la empresa Caolines de Merillés). Posteriormente se hallan más detonadores de ese tipo en el artefacto colocado por los terroristas en las vías del AVE en Mocejón (Toledo) y en el desescombro del piso de Leganés” (página 157 del último auto judicial sobre el 11-M).

La dinamita que dejó 191 muertos había sido robada en la mina Conchita, una explotación asturiana con horario diurno (sólo se trabajaba de 8.00 a 15.00), que por la tarde carecía de cualquier vigilancia pese a almacenar miles de kilos de explosivos. A esa conclusión se llegó con el desescombro de Leganés, “momento en que se recuperan envoltorios o fajas de los cartuchos”. “Cuando el análisis de los envoltorios o fajas de los cartuchos se hace, se descubre que todas y cada una de las numeraciones llegaron a la empresa Caolines de Merilles”, que regentaba la mina Conchita. La Goma 2 ECO que mató a 191 personas se escapó por los tremendos agujeros en la seguridad de una explotación minera.

UNA MINA SIN VIGILANCIA Sobrantes a la intemperie

Los paquetes de dinamita Goma 2 ECO que no se gastaban de ocho de la mañana a tres de la tarde se dejaban al aire libre en muchos casos o en minipolvorines de fácil acceso, según han declarado al juez la mayoría de los trabajadores de la explotación minera.

– “Nunca hemos bajado el sobrante del explosivo al terminar la jornada, ni se lo dábamos al vigilante ni lo depositábamos en los minipolvorines, se quedaba allí”.

– “Los detonadores los cogíamos nosotros mismos, el vigilante no hacía demasiado caso”.

– “Esoy cansado de ver cajas de dinamita en el exterior de los bocaminas. Había cuatro minipolvorines y en cada uno entraban dos cajas. La dinamita que venía, si no se podía gastar, no se guardaba, quedaba en la entrada de las bocaminas”.

– “Nunca devolvíamos la dinamita sobrante al vigilante, la escondíamos en el tajo para el día siguiente”. (Páginas 164 a 168 del último auto judicial de Del Olmo).

“El 23 de enero de 2004 llegan a la mina Conchita 300 kilogramos de Goma 2 ECO, de los que entre 175 y 300 llevaban la numeración 044 E 071, hallada en el piso de Leganés. Esta fue la única remesa que llegó a la mina Conchita con esa numeración” (página 75 del último auto judicial de Del Olmo).

José Emilio Suárez Trashorras, ex empleado de la mina Conchita y delincuente habitual dedicado al tráfico de estupefacientes, ayudó a los terroristas del 11-M a conseguir los kilos de Goma 2 necesarios para atentar en los trenes. Primero les facilitó directamente la dinamita enviando a colaboradores suyos a Madrid para entregar la mercancía a Jamal Ahmidan, El Chino, con el que Trashorras tenía tratos relacionados con el tráfico de drogas, según han reconocido él mismo, su esposa y su cuñado.

Estos hechos han quedado suficientemente acreditados por la confesión de las personas que llevaron en mano la dinamita a El Chino, uno de los terroristas del 11-M que se suicidó en el piso de Leganés. Además, figuran en una sentencia firme que condenó al único menor que participó en estos hechos.

LA ÚLTIMA INCÓGNITA El confidente no avisó

Durante la investigación del 11-M se conoció que el delincuente Rafá Zouhier, confidente de la Guardia Civil, llegó a delatar al ex minero Suárez Trashorras y a su cuñado, Antonio Toro, por tráfico de explosivos. Y que incluso llegó a mostrar a los agentes para los que trabajaba de confidente alguna muestra del explosivo con el que trabajaba Trashorras. Zouhier llegó a denunciar que había avisado de la operación por la que el ex minero iba a facilitar los explosivos del 11-M a Jamal Ahmidan, El Chino. La investigación judicial ha permitido acreditar que esa circunstancia no se produjo nunca. Zouhier dejó de informar a la Guardia Civil de sus contactos con Trashorras para la venta de explosivos en cuanto puso en contacto al ex minero con El Chino, en otoño de 2003. Aquellos contactos fructificaron unos meses después. Entre los primeros días de enero y los últimos de febrero, El Chino logró más de 200 kilos de Goma 2 ECO robados por Trashorras.”

FIN

Zapatero “niega”, “ratifica” o “miente”

El mismo asunto con el mismo sujeto pero -¡ay!- con distinto verbo. Las claves gramaticales son, a veces, bastante puñeteras. No es lo mismo “negar” que “reafirmar”, aunque con una doble negación (“no” tiene “ningún”) cobra el mismo sentido.

El País titula a 4 columnas:

Zapatero niega que existan pactos con ETA y reafirma su confianza en el proceso

El Mundo, también a 4 columnas:

Zapatero ratifica que no tiene ningún compromiso ni acuerdo cerrado con ETA

En la columna de salida lo complementa con este titular:

El PP acusa al presidente de mentir sobre la negociación

En la pagina 61, impar, El Mundo nos ilustra con un nuevo género periodístico (que ya inició, aunque con más timidez, Juan Luis Cebrián cuando dirigía El País) pero que Pedro Jota ha elevado a la categoría de pieza clasica digna de figurar en los manuales de la profesión.

Se trata de la autoentrevista presidida por un gran autotitular. Vean la página que hay pegada más arriba.

Estos ejemplares ya no se ven por otros periódicos. En la Unión Soviética, en Cuba y en la China de Mao se llamaba culto a la personalidad.

Imagino que Pedro Jota estaba fuera de la redacción y que, sin que él lo supiera, alguno de sus sargentos ha querido debiltarle su ego dándole este tratamiento superlativo a cinco columnas, con dos líneas y foto centrada. Ya sabemos que “el halago debilita”.

Este es el mayor titular de todo el diario:

Pedro J. Ramírez: “El esclarecimiento del 11-M es la asignatura pendiente del periodismo español”

En el centro de la foto de José Aymá posan juntos, con sonrisa de gran satisfacción, José María Aznar y Pedro J. Ramírez

.

Pero hay otra perla en El Mundo de hoy digna también de figurar en los manuales de periodismo. Se trata del famoso titular entre comillas -como si esa frase la hubiera dicho alguien- pero sin autor o de autor desconocido o imaginario. Este es el titular “pelao” a dos columnas:

“Si voy a la cárcel te pego un tiro”

Entre corondeles, lleva este sumario que da mñas morbo al titular anónimo:

——————————————————————————–

Crisis en la Comisaría General de Información por el chivatazo da ETA

———————————————————————————

En el texto todo son presuntas conjeturas sobre presuntos acontencimientos presuntamente conocidos nada menos que por… la COPE.

O sea que la fuente solvente de esta declaración entre comillas es la COPE. Dice asi El Mundo:

“Si voy a la cárcel te pego un tiro”, asegura la emisora que se ha escuchado entre los agentes afectados.

El castellano es muy rico a la hora de diluir la responsabilidad individual. Para eso está el socorrido “se”. “Se ha escuchado…”

¿Quién lo ha escuchado?” ¿A quién le ha sido escuchado”? ¿Quién lo dijo? ¿Quién lo oyó?

Los niños dominan también muy bien el reflexivo irresponsable, tan español:

“El vaso se ha roto”

¿Cómo que se ha roto a sí mismo? ¿Quién lo ha roto?

Y no digamos en tiempos de exámenes. Los niños suelen asumir su plena responsabilidad cuando todo va bien y dicen -imitando naturalmente a los mayores- “he aprobado”.

Sin embargo, cuando las cosas van mal recurren al socorrido “me han suspendido”.

Así es que, según El Mundo, “se ha escuchado, según la COPE, “entre los agentes afectados”. ¿Quiénes son los agentes afectados?

Ojalá puedan leer toda la información de aquí al lado porque es una obra de arte y de ficción.

El Mundo tiene hoy estas perlas… generalmente sin autentificar.

Y, hablando un poco más en serio en esta taberna improvisada que es blog, he encontrado una perla autentica en la sección de Opinión de El País, cuya lectura recomiendo ahora que se acerca el 70 aniversario de la felonía del general Franco contra el orden democrático legalmente establecido.

Se trata de un artículo del catedrático de Historia Julian Casanova titulado Una guerra poco civil

Una guerra poco civil

JULIÁN CASANOVA

EL PAÍS – Opinión – 15-07-2006

La Guerra Civil española ha pasado a la historia, y así es recordada, por la deshumanización del contrario, por la espantosa violencia que generó. Simbolizada en las “sacas”, “paseos” y asesinatos masivos, sirvió en los dos bandos en lucha para eliminar a sus respectivos enemigos, naturales o imprevistos. El total de víctimas mortales, según los historiadores, se aproxima a las 600.000, de las cuales 100.000 corresponden a la represión desencadenada por los militares sublevados, y 55.000, a la violencia en la zona republicana. Medio millón de personas se amontonaban en las prisiones y campos de concentración cuando la guerra acabó en abril de 1939.

La destrucción del adversario se convirtió para muchos en el objetivo prioritario. A la política de exterminio inaugurada por los militares sublevados se adhirieron con fervor sectores conservadores, terratenientes, burgueses, propietarios, “hombres de bien”, que se separaron definitivamente de la defensa de su orden mediante la ley. Donde el golpe militar fracasó, sonó la hora de la ansiada revolución y del juicio final a los patronos, ricos y explotadores. Sin reglas ni gobierno, sin mecanismos de coerción obligando a cumplir leyes, la venganza y los odios de clase se extendieron como una fuerza devastadora para aniquilar al viejo orden.

Dentro de esa guerra hubo varias y diferentes contiendas. En primer lugar, un conflicto militar, iniciado cuando el golpe de Estado enterró las soluciones políticas y puso en su lugar las armas. Fue también una guerra de clases, entre diferentes concepciones del orden social; una guerra de religión, entre el catolicismo y el anticlericalismo; una guerra en torno a la idea de la patria y de la nación y una guerra de ideas, de credos que estaban entonces en pugna en el escenario internacional. En la Guerra Civil española cristalizaron, en suma, batallas universales entre propietarios y trabajadores, Iglesia y Estado, entre oscurantismo y modernización, dirimidas en un marco internacional desequilibrado por la crisis de las democracias y la irrupción del comunismo y del fascismo.

La situación internacional a finales de los años treinta reunía circunstancias poco propicias para la paz y eso afectó de forma decisiva a la duración, curso y desenlace de la Guerra Civil española, un conflicto claramente interno en su origen. El apoyo internacional a los dos bandos fue vital para combatir y continuar la guerra en los primeros meses.

Cuando empezó la Guerra Civil española, los poderes democráticos estaban intentando a toda costa “apaciguar” a los fascismos, sobre todo a la Alemania nazi, en vez de oponerse a quien realmente amenazaba el equilibrio de poder. La República se encontró, por tanto, con la tremenda adversidad de tener que hacer la guerra a unos militares sublevados que se beneficiaron desde el principio de esa situación internacional tan favorable a sus intereses. Las dictaduras dominadas por gobiernos autoritarios de un solo hombre y de un único partido estaban sustituyendo entonces a las democracias en muchos países europeos y, si se exceptúa el caso ruso, todas esas dictaduras salían de las ideas del orden y de la autoridad de la extrema derecha. Seis de las democracias más sólidas del continente fueron invadidas por los nazis al año siguiente de acabar la Guerra Civil. España no era, en consecuencia, una excepción ni el único país donde el discurso del orden y del nacionalismo extremo se imponía al de la democracia y la revolución.

Pero eso nunca debería ser una excusa, un argumento tranquilizador para descargar las responsabilidades de amplios sectores de la población española, los grupos más cultos, las clases propietarias, los dirigentes políticos y sindicales, militares y eclesiásticos, que poco hicieron por desarrollar una cultura cívica, de respeto a la ley, a los resultados electorales, de defensa de las libertades de expresión y asociación y de los derechos civiles.

Muchos españoles vieron la guerra desde el principio como un horror, otros sentían que estaban en la zona equivocada y trataban de escapar. Hubo personajes ilustres de la República que no tuvieron participación alguna en la guerra y estaba también la llamada “tercera España”, algunos intelectuales que pudieron “abstenerse de la guerra”, como decía de sí mismo Salvador de Madariaga. Pero la guerra atrapó a la mayoría de la población española, a millones de ciudadanos, les hizo tomar partido, aunque algunos se mancharan más que otros, e inauguró un periodo de violencia sin precedentes en la historia de España, por mucho que todavía haya versiones que vean esa guerra como una consecuencia lógica de la tendencia ancestral de los españoles a matarse.

No hay, por tanto, una respuesta simple a la pregunta de por qué del clima de euforia y de esperanza de 1931 se pasó a la guerra cruel y de extermino de 1936. España comenzó los años treinta con una República y acabó la década sumida en una dictadura derechista y autoritaria. Por mucho que se hable de la violencia que precedió a la Guerra Civil, para tratar de justificar su estallido, está claro que en la historia del siglo XX español hubo un antes y un después del golpe de Estado de julio de 1936. Además, tras el final de la Guerra Civil en 1939, durante al menos dos décadas no hubo ninguna reconstrucción positiva, tal y como ocurrió en los países de Europa occidental después de 1945.

Los bandos que se enfrentaron en España tenían ideas tan distintas sobre cómo organizar el Estado y la sociedad y estaban tan comprometidos con los objetivos por los que tomaron las armas, que era difícil alcanzar un acuerdo. Y el panorama internacional, de nuevo, tampoco dejó espacio para las negociaciones. De esa forma, la guerra acabó con la aplastante victoria de un bando sobre otro, una victoria asociada desde ese momento con todo tipo de atrocidades y abusos de los derechos humanos. Las dictaduras que emergieron en Europa en los años treinta, en Alemania, Austria, o España, tuvieron que enfrentarse a movimientos de oposición de masas y para controlarlos necesitaron poner en marcha nuevos instrumentos de terror. Ya no bastaba con la prohibición de partidos políticos, la censura o la negación de los derechos individuales. Un grupo de criminales se hizo con el poder. Y la brutal realidad que salió de sus decisiones fueron los asesinatos, la tortura y los campos de concentración.

La victoria de Franco fue también una victoria de Hitler y de Mussolini. Y la derrota de la República fue asimismo una derrota para las democracias. Setenta años después de que las armas se impusieran a las palabras, tenemos que enseñarles a los jóvenes y adolescentes, a quienes vienen detrás de nosotros, que la violencia y la intransigencia es el legado más pernicioso de ese pasado. Sólo el diálogo, el debate político, la democracia y la libertad pueden curar las heridas, superarlas y construir un presente mejor.

Julián Casanova es catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza.

Feliz (y fresco) domingo.