Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘conthe’

“El próximo parado… será un diputado”

Lo cantan a coro: “Y si es un senador… será mucho mejor”. “Y si es la Cospedal… será fenomenal“. “¿Y si es Rajoy?… que sea para hoy”.  Mientras la calle grita estos pareados, los anodinos diputados y senadores españoles, nombrados a dedo por sus partidos, y refrendados a ciegas por electores que no los conocemos ni de vista, no se enteran de que están a un paso del harakiri.

Presentación en Madrid el Manifiesto "Por una nueva ley de partidos"

Presentación en Madrid el Manifiesto “Por una nueva ley de partidos”

Ayer se presentó en Madrid “El Manifiesto por una nueva ley de partidos”El Pais de hoy titula así su información: “Un centenar de intelectuales proponen una reforma radical de la ley de partidos”

A primera vista, parece que se trata de un grupito de reformadores o soñadores de élite con más ingenuidad y buena fe que coraje.

Yo estuve allí, en una salita pequeña de la 5ª planta del Círculo de Bellas Artes. (Allí mismo nos reuníamos bajo la Dictadura, a escondidas claro, para arreglar España y parte del extranjero. Entonces, también nos llamaban ingenuos y miedosos.)

Por la ventana, a la misma hora, pudímos ver una manifestación por la calle Alcalá que se acercaba a la alcaldía.

Después de escuchar a los cuatro promotores (solo una mujer), y no sin cierta emoción, firmé el Manifiesto en www.porunanuevaleydepartidos.es. Las primeras 100 firmas (entre las que están Savater, Azúa, Alvarez Junco, Casajuana, Conthe, Cullel, Fidalgo, Garicano, Aristóbulo de Juan, Juliá, Molinas, Muñoz Molina, de la Nuez, Vargas Machuca, etc.) se habían convertido, en un par de horas, en siete mil. Casi seguro que pronto pasaremos del millón.

En este caso, el número de firmas carece de efectos legales. Solo cuenta para que los partidos políticos actuales tomen nota… y se asusten un poco.  La actual clase política está protegida por una ley orgánica anacrónica y viciada que impide ser reformada por la Iniciativa Legislativa Popular (ILP). Por tanto, aunque para la presentación del Manifiesto al Congreso no importa el número, creo que es bueno acompañar a los 100 con varios miles de firmas.

Recomiendo vivamente la lectura completa del Manifiesto de los dos folios. Pero, para convencernos de la urgencia y sentido democrático de esta reforma, basta con repasar estas

Siete propuestas

Las propuestas contenidas en el Manifiesto pueden resumirse en siete puntos.

1. Celebración de congresos cada dos años como mínimo y, en todo caso, a fecha fija.

2. Reunión de los órganos de control de las directivas y parlamentos internos a fecha fija, incluyendo en el orden del día la votación sobre la gestión de la directiva con voto secreto. Limitación del número de sus integrantes, entre los cuales no se contarán los de la directiva.

3. Composición de los congresos y de los órganos de control proporcionales al número de afiliados o de votos del partido en cada provincia o distrito. Limitación de mandatos al menos en los órganos de control.

4. Elección de los órganos ejecutivos, delegados a congresos y miembros de los órganos de control mediante voto secreto de los afiliados o delegados al congreso.

5. Elección de los candidatos a cargos representativos por elecciones primarias.

6. Mandato limitado de los tesoreros y encargados de las cuentas y elección de los interventores por parte de los distintos niveles del partido. Auditorías anuales por empresas independientes, previas a la presentación de las cuentas, que deberán ser aprobadas por los máximos órganos de dirección del partido.

7. Constitución de comisiones independientes para verificar los gastos de las campañas e inspecciones para verificar el cumplimiento de los límites de gasto electoral.

—-

La presentación del Manifiesto estuvo cargada de contención y prudencia.  No querían espantar a nadie. Y nadie osó hablar de ruptura. Solo de reforma. Pero se citaron nombres de reformadores muy potentes: Jovellanos, Joaquín Costa y Ortega y Gasset. Nada menos.

De pronto, me dió un ataque de nostalgia perniciosa (propia de abuelo cebolleta). Vi pasar por mi memoria un montón de manifiestos, impresos clandestinamente en la “vietnamita” que aún tengo en el sótano de mi casa, pidiendo democracia, derechos humanos, amnistía para los presos políticos, partidos políticos libres, etc., etc.

Con Franco no había libertad ni partidos. Por eso, dominando el arte del disimulo, florecieron multitud de cuasi partidos polítidos minúsculos y miniparlamentos: asociaciones de vecinos (como los ramilletes de barrio derivados hoy del 15-M), comunidades de cristianos de base, curas rojos, colegios profesionales, amigos de la Unesco, sindicatos ilegales de obreros y de estudiantes, células clandestinas embrionarias de los futuros partidos (hoy anquilosados), revistas, panfletos y multitud de asambleas y reuniones con vigilantes en la puerta para avisarnos por si venían “los grises” porra en mano.

En los últimos años de la Dictadura, toda aquella riquísima flora democrática que brotó en la catacumbas de la sociedad española se fue organizando en la Junta Democrática, en la Plataforma (luego fusionadas en la Plata-Junta) y en otras alianzas opositoras al régimen de Franco. Al final, las Cortes franquistas notaron la presión ciudadana en favor de la democracia y, por una mezcla de miedo y sentido común, favorecieron en harakiri (desde la Ley a la Ley) propuesto por Adolfo Suarez. Triunfó la reforma sobre la ruptura. Y no nos fue tan mal. Fue el arte de lo posible, gracias al espíritu de consenso que presidió la Transición de la Dictadura a la Democracia.

Los padres de la Constitución del 78 (y la mano izquierda de Alfonso Guerra y de Fernando Abril Martorell) optaron por una Ley de Partidos que, ante todo, garantizara la estabilidad. Hemos tenido estabilidad, quizás en demasía, y estamos pagando ahora un alto precio por ello. Como los políticos que están instalados en el sistema no parecen dispuestos al harakiri que supondría para ellos reformar la ley orgánica que les ampara (“entre bueyes no hay cornás”), solo nos queda la presión de la sociedad civil para que espabilen y le vean las orejas al lobo.  De lo contrario, podríamos estar sembrando las bases de la ruptura que no se hizo al morir el dictador.

Este Manifiesto por una nueva ley de partidos es un primer grito para despertar a los diputados y senadores, a los líderes políticos, a los gobernantes. Cuanto mas fuerte sea el grito (con más y más firmas) mejor lo oirán los políticos que, por ahora, se hacen los sordos para no perder sus privilegios.

Los cuatro presentadores del Manifiesto dijeron que se trataba de un primer paso…

Les felicito por pasar de las palabras a los hechos.

¿Cual será el siguiente paso? ¿Tienen ya nombre para la nueva Plata-Junta, partido o partidos que ayuden a profundizar en muestra democracia?

Lo que no hay es vuelta atrás. “Los males de la democracia se curan con más democracia”. Por eso, también me apunté a Foro + Democracia que proponen Jordi Sevilla y Josep Piqué. Algún día nos juntaremos todos (jóvenes y carrozas) con el 15-M.

La que se va armar aquí si la vieja clase política, tan desprestigiada y alejada de la sociedad, no se despierta y se regula por una nueva Ley de corte europeo…

—-

PS. Al salir del Círculo de Bellas Artes de Madrid, ayer a mediodia, pasé por Cibeles. Los manifestantes ya estaban apostados, con sus gritos y pancartas, en la puerta del  Ayuntamiento, bajo el despacho de la alcadesa Ana Botella (de Aznar).

Desde lejos, no supe distinguir por qué protestaban pero escuché un grito tan claro como ingenioso. Decían, a coro:

¡Esa Botella… al contenedor!

Pues eso.

—-

 

 

 

Chantaje de la Fórmula 1: ¿arriba o abajo?

La única diferencia entre ambos diarios no es sólo el verbo (“condiciona” o “supedita“) sino el cuerpo tipográfico, el número de columnas que ocupa el titular y –last but not least, lo último pero no lo menos importante- su posición en la portada, que es el escaparte del diario:

El Pais, arriba, abriendo, a cuatro columnas.

El Mundo, abajo, cerrando, a columnas y media , con foto feliz.

En Valencia, la derecha ni siquiera disimula. Va sobrada.

El primer titular de El Mundo sobre las presuntas-supuestas-presumibles-eventuales denuncias de Manuel Conthe, ex presidente de la CNMV, o sea, ex jefe de policía de la Bolsa, va abriendo su portada a dos columnas, con una flata ortográfica (le falta una coma despues del sujeto, en sustitución del verbo implícito “está“) :

Conthe dispuesto a ratificar su denuncia contra Sebastián ante el juez y el Congreso

Este -nada inocente- titular debería ir a parar a las facultades de Periodismo de toda España para que nuestros futuros periodistas aprenden lo que no debe hacerse nunca sin retorcer la ética profesional.

Da toda la impresión de que Conthe ha sido llamado por el juez y por el Congreso para que declare conra el candidato socialista a la alcaldía de Madrid, precisamente en el primer día de la campaña electoral. Falso. Los curiosos pueden leer la letra pequeña que nadie suele leer. Si te quedas sólo con el titular corres un riesgo.

La letra pequeña dice que Conthe (…):

“está dispuesto a contar lo que sabe ante un juez o ante cualquier instancia parlamentaria que le convoque, según ha posido saber este diario”.

(…)

“Si un juez se lo solicita, Conthe reiterará que el vicepresidente de la CNMV, Carlos Arenillas, le reveló…”

Pobre Conthe, ahora convertido en muñeco en manos de Pedro Jota.

¡Quién le ha visto y quién le ve!

Me pregunto:

¿Por qué no denunció Conthe nada de todo esto que parece dispuesto a revelar (sólo si alguien le pregunta) cundo tuvo conocimiento de los hechos presuntamente delictivos?

¿Ha sido cómplice o encubridor de delincuentes durante un par de años?

El segundo titular de El País, arriba, de salida, es para el 11-M:

Los tres supuestos autores del 11-M y un autor material inician una huelga de hambre

En El Mundo, el mismo asunto incluye -de paso- a De Juana. Un guiño muy hábil para sus lectores -y para los Pinochos de Aznar– pues consigue incluir en el mismo titular al 11-M y a un terrorita de ETA. Alguno picará:

Cuatro islamistas del 11-M se declaran en huelga de hambre alegando lo mismo que De Juana

La guerra de Irak -como es habitual, lleva un cuerpo hermoso en El País, a cuatro columnas y con gran foto centrada en la portada.

Blair justifica la guerra de Irak en el anuncio de su retirada

En el texto de primera, El País incluye esta frase de Blair:

“Pude haber estado equivocado”

¿Oiremos alguna vez una frase semejante en boca de Aznar? ¡Qué envidia!

El Mundo también menciona la guerra de Irak pero lo hace en letra pequeña, en un sumario escondido y con este titular tan significativo para el consumo español:

Tony Blair anuncia que se retirará el 27 de junio, pero no pide disculpas por entraren la guerra de Irak

Me pasé tan buen fin semana en Segovia (en las Jornadas de Blogueros) que voy a repetirlo. Y a pasear por donde solía hacerlo el mayor poeta en lengua castellana: san Juan de la Cruz.

En los sotos de la Fuencisla, bajo el Alcazar, debió componer el rey de los místicos estos versos. ¿Dónde si no?

Mil gracias derramando

pasó por estos sotos con presura

y, yéndolos mirando,

con sola su figura

vestidos los dejó de su hermosura.

Pastores los que fuerdes

allá por las majadas al otero,

si por ventura vierdes

Aquel que yo más quiero,

decidle que adolezco, peno y muero.

¿Adonde te escondiste,

Amado, y me dejaste con gemido?

Como el ciervo huiste,

habiéndome herido,

salí tras tí clamando y eras ido.

Y todos cuantos vagan

de tí me van mil gracias refiriendo,

y todos más me llagan,

y déjame muriendo

un no se qué que quedan balbuciendo.

Descubre tu presencia

y máteme tu vista y hermosura.

Mira que la dolencia

de amor que no se cura

sino con la presencia y la figura.

—-

Así celebro hoy que este blog haya merecido página completa en El Adelantado de Segovia. Gracias Aurelio y Bárbara. Os debo una copa. Copio y pego:

JORNADAS SOBRE BLOGS Y CIUDADANÍA

«Yo soy el tabernero de mi blog»

José Antonio Martínez Soler • Director general del diario 2o Minutos.

B.C.P.

El efecto de los blogs en el periodismo es innegable: se han extendido como la pólvora y raro es el medio de comunicación escrito que no dió el salto a las ediciones digitales incluyendo, entre otras cosas, estas herramientas de participación, con contenidos a veces cercanos a la información hiperlocal y otras al estilo de las columna de opinión más rigurosas.

La trascendencia e influencia de este flujo de coumunicación e información, cuya herramienta principal son las bitácoras, será analizada en la mesa redonda sobre Periodismo Digital y Periodismo Ciudadano, moderada por el director de Desarrollo de El Adelantado de Segovia, y en la que participarán el director de Comunicación de Red.es, Juan Manuel Zafra; el director de Bottup, Pau LLop; el director de EuropaPress.net, Jaime Estévez; y el director general de 20 Minutos, Jose Antonio Martínez Soler.

Martínez Soler ha conversado con nosotros acerca del periodismo en los blog y nos ha desvelado los detalles de su blog en 20 Minutos (https://blogs.20minutos.es/martinezsoler).

¿Por qué y cuándo comenzó con la publicación de su blog?

Mi blog “Se nos ve el plumero” cumplirá dos años en septiembre. Y nació por varias razones que se pueden resumir en tres: curiosidad, entretenimiento y vanidad. Mi mujer dice que hice el blog para no ayudar en la cocina.

¿Eres lector asiduo de otros blogs? ¿De cuáles? ¿Qué es lo que más te gusta de ellos?

Leo por placer, y casi por obligación, los dos blog de los Escolar. Primero el del padre, Arsenio Escolar, director editorial de 20 minutos (https://blogs.20minutos.es/arsenioescolar), y luego el del hijo, Nacho Escolar, que fue pionero en este campo con su página www.escolar.net. Pero mi blog favorito es el Manuel Saco (“Saco sin fondo” https://blogs.20minutos.es/manolosaco/), aunque lo tiene cerrado hasta nuevo aviso. Es el mejor de España y parte del extranjero.

¿Qué sistema de administración de comentarios has elegido? ¿Por qué?

No tengo ningún sistema de administración de comentarios (¡hay que ver qué palabras tan finas para no decir “censura”!). O sea, que no hay censura previa ni posterior. Todos los comentarios que han llegado al blog están en el blog. Sólo he censurado, borrado y guardado en mi cajón de guarrerías dos comentarios, porque estaban escritos con un lenguaje muy soez y con muy mal gusto. Lo hice a petición de otros comentaristas y fijé las normas de urbanidad del blog. Los comentarios guarros los borraré personalmente. Afortunadamente, mis visitantes y comentaristas son, en general, gente fina y educada. Por eso, sólo he borrado dos; uno por año.

Me gusta que la gente se exprese con libertad. Y ese es uno de los principios experimentales del blog.

Uno de los valores del blog es que hablas y escuchas a gente normal, conocida o anónima, que entra en la taberna para desahogarse con el tabernero. Yo soy el tabernero de mi blog. Y sólo expulso de él a los que están muy borrachos y dicen palabrotas soeces que ahuyentan a los asiduos más educados del blog.

¿Crees que los internautas deberían aprender a identificarse o crees que el anonimato favorece la conversación?

A mi me gusta que den la cara. Pero si a ellos no les gustan pueden identificarse con un apodo. Ahora estamos valorando en 20 minutos el registro de usuarios, pero es algo que llevará su tiempo.

En lo que respecta al campo periodístico y la influencia de Internet, ¿Crees que existe realmente un Nuevo Periodismo o que ha surgido otro medio de comunicación?

No hay nuevo ni viejo periodismo: hay, simplemente, periodismo. Hay el de ahora que es distinto que el de antes y distinto también que el de mañana. Todos nos adaptamos al tiempo en que vivimos y nos pegamos a las curvas como podemos.

¿Qué opinión te merece el denominado Periodismo 3.0. y qué influencia tiene en las redacciones tradicionales y en las redacciones digitales?

Yo sólo conozco el 2.0. Al 3.0. aún no he llegado. No se muy bien lo que es. Si se refieren a la interactividad (periodismo de emisor a receptor y viceversa), a la información de doble dirección y a que todos los ciudadanos pueden ser periodistas, estoy de acuerdo. Unos mejores que otros. Y el público decidirá lo que quiere.

¿Cómo es la experiencia de trabajar en un medio de comunicación con dos áreas de negocio (digital y papel) tan diferentes?

La experiencia está siendo maravillosa. Nuestro diario impreso se ha “webelizado” y todos los redactores trabajan para off line y para on line. Me gusta que seamos el primer diario de información general de Europa que se ha lanzado a probar esta integración ente papel y web. Por ahora va muy bien.

Me gustaría conocer tu opinión sobre el Eseg, el congreso sobre la blogosfera que se celebrará en Segovia.

Cualquier excusa es buen par ir a Segovia. Y si vamos con un grupo de amigos locos por la blogosfera, como los de “las ideas”, pues mejor que mejor.

¿Cómo valoras la consolidación de congresos sobre Periodismo digital, nuevas tecnologías, blogs?

Me gustan. Acabo de asistir a uno de Periodismo Digital de Andalucía en Guadix (Granada) que me ha encantado. Sobre todo porque me dieron el Premio Arroba de Periodismo digital. Consistía en una copa magnífica con la arroba @ y, además, acompañada por otra arroba, pero de vino, o sea, dieciséis litros de buen tinto.

¿Qué papel desempeñarás en la mesa Periodismo Digital y Periodismo Ciudadano?

A mi me gusta provocar más que moderar. Pero ya veremos. Me gustaría hablar el último (y que no sea después del cochinillo). Sobretodo porque será una forma de dejar hablar a los demás. Tengo fama (inmerecida) de gran hablador.

Al detalle – Blog de J.A. Martínez Soler

Blog

Se nos ve el plumero

(

https://blogs.20minutos.es/martinezsoler)

¿Como ha evolucionado?

Empecé haciendo crítica de los titulares de la prensa y luego fui ampliándolo con anécdotas e historietas de abuelo cebolleta. Mi hijos ya se las saben de memoria. Por eso busqué audiencia cautiva a través del blog. En el apartado de la cabecera “Crítica de prensa” hay archivados artículos, citas, comentarios críticos y enlaces seleccionados sobre prensa, radio, televisión, Internet, etc.En España tenemos poca experiencia en esta lid, pero nunca es tarde para recopilar material que sirva de ayuda a curiosos y estudiosos del tema.

¿Qué destacarías de tu blog?¿Qué lo hace diferente de cualquier otro blog?

En el apartado de la cabecera “Crítica de prensa” hay archivados artículos, citas, comentarios críticos y enlaces seleccionados sobre prensa, radio, televisión, Internet, etc.

En España tenemos poca experiencia en esta lid, pero nunca es tarde para recopilar material que sirva de ayuda a curiosos y estudiosos del tema.

De pequeño, en plena dictadura, leía una crítica de prensa muy divertida que se llamaba “La cárcel de papel”, en La Codorniz.

Ahora, de mayor, en plena democracia adolescente, sólo encuentro críticas de la prensa en “El Jueves” con el título “Lo que dice la prensa seria”.

El programa Caiga Quien Caiga (CQC) tuvo una sección provocadora y sugerente con el título “Curso de ética periodística” de Juanjo de la Iglesia y duró poco.

No se adónde más recurrir. Busco pistas para conseguir una visión más crítica de los medios de comunicación. Las críticas, incluso las positivas, son bienvenidas, sobretodo si proceden de internautas y/o blogueros identificados. Los comentarios anónimos o con seudónimos también tienen su valor. Pero, en esto de la libertad de expresión, no hay nada mejor que dar la cara para defender nuestros puntos de vista. De la identificación de las fuentes depende la credibilidad e influencia de Internet en el futuro.

Y, naturalmente, parto de la base de que “el halago debilita y la crítica fortalece”.

Esto es muy bueno para mi ego. Ya véis por qué me vuelvo a Segovia. No es sólo por el cochinillo de San Pedro Abanto.

¿Son intocables los “empresarios” puestos por Aznar?

Las declaraciones, un poco indecentes y muy tardías, de Manuel Conthe -para lo que me queda en el convento, me cago dentro- demuestran que la permanencia de los hombres de Aznar en las grandes empresas (desde donde reparten más sueldos que todos los ministros juntos; es decir, poder real) ha sido fruto de la ingenuidad y/o de la bisoñez de Zapatero. Endesa, BBVA…

Muchos españoles tuvimos una sensación de alivio cuando Zapatero, recién elegido presidente del Gobierno, ordenó la retirada inmediata de las tropas españolas que participaban, por orden de Aznar, en la invasión ilegal de Irak. Nos pareció que cumplía una promesa electoral y nos pareció también una decisión valiente y patriótica contra el Imperio actual.

¿Ha resultado Zapatero ser tan valiente como nos pareció entonces o a sido un auténtico “bambi” con los poderes fácticos auténticos?

¿Qué hizo cuando se topó con los intereses mundanos de la Iglesia Católica? Se plegó a sus demandas.

¿Qué hizo Zapatero con los presidentes de las grandes empresas, puestos a dedo por Aznar (en sustitución de los de Felipe González), que financiarán a sus adversarios politicos? Nada de nada.

¿Ha sido Zapatero respetuoso con esos dos poderes fácticos (el eclesiásitco y el económico) o simplemente se ha caído de un guindo como un ingenuo colosal?

Hasta ahora sólo han salido dos caballeros aznaristas tocados por la varita mágica de Conthe: Manuel Pizarro, aún presidente de Endesa, y Francisco González, aún presidente del BBVA.

¿Hace falta más valor para enfrentarse al presidente Bush, sacando las tropas de Irak, o para enfrentarse a los obispos de la COPE, tocándoles el bolsillo, o a los “empresarios” puestos por Aznar?.

e

Esta carta de una lectora de El País nos ofrece un perfil bastante inédito del ex presidente Aznar.

¡Qué peligro! Ahora vemos en manos de quién estábamos durante ocho años… A Aznar le gustaba la velocidad y ahora comprobamos que también le gusta el alcohol mezclado con ella.

La concejala Botella ha salido -como tantas veces- al rescate galante de Aznar declarando que su marido “no bebe más de la cuenta“.

¿Se habrá enamorado Aznar de su esposa, Ana Botella, por el apellido?

¿Qué trabajo le cuesta al ex presidente Aznar pedir disculpas, decir que se equivocó al increpar al cartel de la Dirección General de Tráfico diciéndole “¿Y quién le ha dicho a usted que yo quiero que conduzca por mi?” Glup.

Ya vemos que el principio que inspira a nuestro ex presidente Aznar es el de “sostenella y no enmendalla“. Se hubiera ahorrado muchos problemas y muchas críticas si hubiera reconocido que comentió un error. Bastaba con decir que intentó hacer un chiste y que -como es habitual en él- le salió mal. Pero Aznar -erre que erre- es de los que piensa, luego insiste.

Lo siento por él. A los ciudadanos españoles -y a nuestra malherida España– ya no puede hacernos más daño del que nos hizo.

Es un consuelo. Algo es algo.

Conthe para no dormir. Vanitas, vanitatis…

El folletín de Conthe en las portadas de hoy me ha dejado con la boca abierta. De verdad, me encantaría dar doctrina sobre este asunto tan estrafalario e indecente, se mire por donde se mire.

Tengo la impresión de que Conthe se sintió británico por un día y ahora resulta que es más carpetovetónico que José María Aznar. ¿Habrá bebido?

Como la historia tiene cierta enjundia -y me tengo que ir a una cena ya mismo- dejaré mis comentaris para más tarde. Ahora sólo copio y pego las noticias y columnas del día que me han interesado. (Recomiendo especialmente la de mi maestro Manuel Saco, que está casi al final.

Y espero comentarios sobre “el Conthe de nunca acabar“.

Hasta luego.

JAMS

¿Milagro? Los sindicatos felicitan a la patronal. Y viceversa.

Suena a milagro, pero fue una realidad. Los sindicatos felicitaron públicamente a la patronal y viceversa. Este singular intercambio de parabienes se produjo anoche en un país llamado España y en una cena llamada de la Concordia.

Los agentes sociales (UGT, CC OO y CEOE) recibieron anoche el “IX Premio Fernando Abril Martorell a la Concordia” .

País de contrastes. Mientras los políticos se tiran los trastos a la cabeza por mantenerse en el poder o por recuperarlo, a toda costa y a cualquier precio, los sindicatos y la patronal (“los curritos de la concertación”, como los llamó José María Cuevas) se echaban flores mutuamente en un acto cargado de historia y de emociones.

Marcelino Camacho, Antonio Gutierrez, Nicolas Redondo, José María Zufiaur y José María Cuevas compartieron mesa y mantel junto con Fidalgo y Méndez, con Pedro Solbes y con Ana Pastor. Fue una reunión interesante y tan llena de mensajes tan constructivos que no me pareció que estuvieramos cenando en España sino en otro planeta.

Es un poco tarde, pero mañana, después del trabajo, intentaré recoger en este blog algunas de las ideas que me llenaron de recuerdos y emociones ligados a los tiempos más duros de la transición de la Dictadura a la Democracia y, a la vez, del Tercer Mundo al Primer Mundo. Nos conviene no olvidar algunos hechos claves de nuestra historia reciente. Otros, en cambio, más nos vale olvidarlos lo antes posible.

Hasta mañana.

¡Qué buena y terrible foto publica hoy El País en su primera:

El Conthe de nunca acabar… que se creyó inglés

He tenido tanto lío en estos últimos días que sólo, tras despedir al último de mis consejeros noruegos (un gran gurú de Internet) en el Aeropuerto de Almería, me he percatado de que hoy es una fecha que no puedo ni debo olvidar porque (como diría Ibn Hazm) la llevo grabada en mi corazón:

¡Salud! Hoy es 14 de abril

(Tachín, tachín…”Si los curas y monjas supieran…” tachín, tachín)

Ya he brindado por los ideales de la II República Española que me enseñaron mis pades.

La verdad es que llevo tres días conectado a la cuenta de resultados de 20 minutos España S.A. y no he tenido ni un respiro para conectarme a Internet y pasar un rato por el blog. Mis disculpas. Tengo ausencia justificada (de miércoles a viernes) porque donde hay patrón no manda marinero.

He tenido a todos mis jefes juntos (noruegos y españoles) y nada menos que en mi tierra. Emocionante, para un sentimental como yo.

En cuanto tenga copia del PDF de La Voz de Almería, pegaré aquí el recorte de la prensa local sobre “el Consejo” con foto incluida de mis señoritos con algunos directivos y con La Alcazaba al fondo.

El Consejo de Administración de 20 minutos, celebrado el 12 de abril en Almería, aprobó, entre otras cosas, el lanzamiento de una nueva edición en papel (la número 15) para Asturias (Oviedo, Gijón y Avilés para empezar).

Era una de nuestras asignaturas pendientes y estamos felices de poder responder a la llamada de muchos asturianos que desean tener 20 minutos no sólo en Internet sino también en papel.

(Fin del corte publicitario o de autobombo)

Tampoco he podido leer la prensa de pago, en estos días. Sólo he seguido la actualidad a través de un móvil que me permitió conectar con 20minutos.es… hasta que se me agotó la batería. Por fín, hoy he comprado los diarios en una gasolinera, para leer las noticias de ayer, y he visto que apenas ha cambiado nada.

“¡Qué aburrimiento!”, como dice hoy el maestro Forges.

El Mundo titula a cuatro columnas, arriba, con

“El Gobierno pide a Conthe…”

En cambio, El País prefiere a Conthe como sujeto, a tres columnas, abajo:

“Conthe se atrinchera…”

Si alguien tiene aún dudas acerca del periódico que está a favor de la postura de Manuel Conthe (el aún presidente de la CNMV, o sea, el policía de la Bolsa) y del que está en contra, puede leer el titular de los comentarios editoriales de ambos diarios. No dejan lugar a duda alguna.

Sin matices, uno está completamente en contra y el otro completamente a favor. Tanta rotundidad y tanta seguridad en los planteamientos editorialews me llena de dudas.

Ambos coinciden con su tradicional posición en torno al “caso Endesa“, alienados con el PP o con Gobierno, respectivamente. Cada uno arrima el ascua a su sardina sin ver ninguna pizca de razón en los argumentos del contrario. Terrible choque cuando ambos contendientes creen tener toda la razón de su parte…

Da la impresión de que, en los dos principales diarios de pago, siguen funcionando las viejas correas políticas de trasmisión.

La canciller conservadora Angela Merkel ha apoyado -junto con el PP– la opción de la alemana E.ON que ha fracasado en el mercado, entre otras razones por el extraño ruido de otras ofertas que serían inaceptables en países no católicos (por decirlo de alguna manera) o poco caballerosas…

Por su parte, el primer ministro del Gobierno de centro izquierda, Romano Prodi, ha apoyado -junto con el Gobierno español- a la italiana ENEL y a la española Acciona para comprar Endesa.

El conflicto no es fácil de entender sin conocer a los personajes principales (faltos de modestia) y sin atender a los usos y costumbres de la City de Londres o de la SEC (Security and Exchange Commision) de Wall Street en Nueva York.

Mi impresión personal es que Manuel Conthe , que no tienen ni un pelo de tonto pero sí una gran melena de soberbio, se ha creído su propio discurso de estilo inglés, sin estar en Inglaterra.

Lo que ha ocurrido en la patria de la picaresca (“no vendas, no vendas, a 40 euros que, si esperas un poco, yo te prometo bajo cuerda 41 euros…”) sería impensable entre caballeros británicos, que siguen reglas muy estrictas pero no escritas.

Y la reacción británica del carpetovetónico Manuel Conthe, pese a que entiendo algunas de sus razones de higiene bursátil, me ha parecido una pataleta pueril e indigna de él. Claro que no es la primera vez que sale dando portazos.

Pobre CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores).

Entre todos la mataron y ella sola se murió.

Seguramente tiene algo de razón Conthe cuando dice que, dentro de algún tiempo, nos alegraremos del estallido de esta catarsis. ¡Ojalá!

¿Seremos algún día flemáticos ingleses o seguiremos siendo pícaros mediterráneos?

No olvidemos tampoco que, bajo la apariencia de la ética protestante o la católica, aplicadas a los negocios, hay tantos tramposos en el Reino Unido como en el Reino de España.

En todas partes cuence habas, señor Conthe, y en algunas a calderadas. La diferencia puedes estar en que en la City guardan mejor las apariencias y aquí nadie disimula. Pero todo llegará.

La información privilegiada en la Bolsa (1), las licencias urbanísticas de los ayuntamientos (2) y la financiación más que sospechosa de los partidos políticos (3) son tres asignaturas pendientes (troncales) de nuestra joven democracia.

Como todos sabemos que no hay nada gratis, el trueque pecaminoso que se hace, con demasiada frecuencia, en estos tres campos abonados para la corrupción nos suele producir alarma cuando no decepción y tristeza.

Desde luego, a menos que se explique mejor, pienso que Conthe se ha equivocado de siglo y de país. Y está pagando por ello.

Y quien se ha equivocado, no de siglo sino de milenio, ha sido Angel Acebes. Basta con leer una frase suya sobre el PSOE que El Mundo ha premiado con cuatro columnas:

Angel Acebes:

“Hacen del embuste una estrategia electoral”

¿Acaso se cree el ladrón que todos son de su condición?

Cuando Acebes (el de ETA en el 11-M) habla de mentiras siento que se pasa siete pueblos.

Ese Acebes es un verdadero regalo para el PSOE.

De lo que no habla Acebes (ni Rajoy) es de la sospechosa falsificación de documentos oficiales para el voto por correo, encargada por el gerente de la campaña electoral del PP de Melilla a una imprenta de confianza. El impresor prometió al PP que le podía falsificar “clavados” los impresos oficiales para “que no se note ninguna diferencia”. Afortunadamente, la Guardia Civil les ha pillado con las manos en la masa.

Pero de esa noticia -que manda en la primera de El País a cuatro columnas- no hay ni una línea en la portada de El Mundo.

Quizá veamos algo del “caso Melilla” en su edición de mañana.

¿Criticará Pedro Jota esta conducta pecaminosa del PP o le exculpará?

La solución: mañana.

Sigo en Almería, a la orilla del Mediterráneo. ¡Qué maravilla!

¿Quién hace mejor el juego a ETA?

Elogio de Savater

JAVIER OTAOLA en El País

03/04/2007

“El filósofo Fernando Savater, espiado por el supuesto jefe del comando Donosti”: la lectura de esta noticia me ha sobrecogido -una vez más-, y me ha evocado la estirpe y la dignidad volteriana de nuestro filósofo donostiarra y su coraje civil, que todos podemos y debemos reconocer más allá de nuestros acuerdos o desacuerdos.

El ejemplo y las palabras de Voltaire -también en Euskal Herria- resuenan cargadas de razón a través de los siglos para advertirnos contra lo que él llamaba la “peste de las almas”; esa enfermedad moral en virtud de la cual quien la contrae pierde la noción de la realidad y no sólo eso sino que se siente tocado por la gracia del Destino -está tocado- y en virtud de esa gracia queda persuadido de que sus acciones quedan por encima de las leyes humanas, las leyes que se aprueban en los Parlamentos nada valen para el fanático, para él las “verdaderas leyes” son las “voces” que le hablan desde la sombra, la fatwa que se acuerda por comandantes sin rostro, la consigna que se impone por jerarquías encapuchadas. Así resulta que el fanático no comete asesinatos sino que realiza “intervenciones”, no deja huérfanos y viudas: provoca efectos “contextuales”, no extorsiona, no roba, no intimida, sino que recauda, no da palizas, no bravuconea, no amenaza, ni injuria: lucha. Su conducta no es criminal sino “combativa”. No quema ni incendia bienes públicos: se enfrenta al Capital. No pretende imponer su voluntad minoritaria, pero terca, a sus conciudadanos, son sus conciudadanos los que por su propia ceguera no quieren escuchar al Pueblo que habla por su boca, a través de una minoría iluminada: a pesar de lo que diga la aritmética, porque el Pueblo (Volksgemeinschaft) no es la gente, concreta, de carne y hueso, sino una realidad virtual y abstracta intangible que sólo existe en la cabeza del fanático. Los que contradicen o critican a los imanes o profetas del Pueblo, no sólo contradicen o critican, no debaten o deliberan, sino que están “atacando” al Pueblo. La libertad de expresión es sólo para asentir a lo que dicen los fanáticos, la libertad para el fanático es sumisión, lo otro es libertinaje, desviacionismo, traición. Como dicen Horkheimer y Adorno refiriéndose al fanático: “El hecho de que otro tome la palabra le parece ya como una interrupción desvergonzada”. Los Derechos Humanos son los derechos de “los nuestros”, “los otros” no son humanos, son sólo perros. Los que no están con nosotros están contra nosotros.

Si los jueces condenan a los fanáticos entonces resulta que “reprimen”, si las víctimas se rebelan, es que son “verdugos”. El fanático puede propinar una paliza a alguien y luego es él el que se pone la venda: el matón es la víctima.

Los síntomas son graves.

Ya nos lo advirtió Voltaire: “Una vez que el fanatismo se ha apoderado de un cerebro, la enfermedad es casi incurable”. Hay pues pocas esperanzas de recuperación. Cuando el fanatismo erradica los sentimientos normales de piedad y humanidad, del corazón de un hombre o de una mujer es difícil que ese corazón pueda volver a sentir de nuevo, le queda justo la capacidad para sentir afecto por sus propias crías, en eso no es peor que los tigres.

El fanático no puede vivir ya sin el delirio y la rabia de su fanatismo porque esos sentimientos han ocupado toda su capacidad de sentir, de modo que si se viera privado de ellos quedaría como privado de su víscera cordial, como “lobotomizado” de una parte esencial de su propia personalidad: sin estrategias vitales propias, sin proyectos personales, sin autoestima, ya que todo ha sido devorado por su pasión fanática.

Siendo todo este cuadro gravísimo, lo es más aún por otra circunstancia de la que nos advertía también el maestro de Cirey: “De ordinario son los bribones quienes manejan a los fanáticos y quienes ponen el puñal entre sus manos…”. Parece lógico que siendo el fanatismo algo así como la encefalitis letárgica en lo que se refiere a los estragos que hace en las facultades de raciocinio de quienes lo padecen, no tengan éstos gran capacidad para manejarse, de modo que es fácil que los fanáticos sean “carne de cañón”, manejados por otros, que no siendo fanáticos, se sirven de ellos, y no merecen sino el nombre de bribones.

¿Qué luces no envía Voltaire desde su cielo humanista?: extender el espíritu filosófico, es decir, lo que los fanáticos llaman la “funesta manía de pensar”, acostumbrar a los hombres y mujeres a la conversación, y al debate al argumento y a la réplica, atenerse a razones y no a violencias, recomendar el viaje como forma de aumentar la tolerancia, aportar ejemplos de civilización y de humanidad de la antigüedad y de otros países, elogiar los placeres de la vida, ¡tan corta!, confiando en que la inteligencia y el placer dulcifiquen las costumbres de los seres humanos, y disuadan a los fanáticos. Más aún: no acobardarse, reivindicar el sentido heroico de la Democracia como hacen filósofos y ciudadanos como Fernando Savater usando de la razón y la palabra.

Javier Otaola es defensor del ciudadano del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz.