Se nos ve el plumero Se nos ve el plumero

"La libertad produce monstruos, pero la falta de libertad produce infinitamente más monstruos"

Entradas etiquetadas como ‘manuel saco’

Tres hurras (con sana envidia) para Ignacio Escolar;

Hoy ha sido un día triste para mi y para el Periodismo con mayúsculas.

Quizás lo sea por la fecha: es martes y 13.

Sin embargo, yo no soy supersticioso porque trae mala suerte.

No. Lo que me ha puesto triste ha sido -ya lo se- la noticia del despido fulminante del joven Ignacio Escolar como director del diario Público, cuando más le sonreían las cifras crecientes de ventas de ejemplares entre los jóvenes. Y cuando más le temían los dinosaudiarios de pago con modelos del siglo pasado (me refiero al XIX).

De pronto, me ha recordado, con un pinchazo de amarga nostalgia, mi tristísima experiencia como joven e ingenuo (entonces yo lo era más que hoy) director y fundador del diario El Sol en 1989-90. Tenía un equipo de periodistas jóvenes de oro, entre los que destacaban el padre de Ignacio , Arsenio Escolar, el mejor periodista de España desde que yo dejé la profesión (¡Ja, Ja!) o el inigualable Manolo Saco, a quien tanto envidio porque maneja su libertad mejor que el florete en manos del primer espadachín.

Pues sí, Ignacio, tu despido me recuerda al mío, hace 20 años. No al del Gobierno Aznar cuando yo era corresponsal de TVE en Nueva York, en 1976, sino al de El Sol con Germán Sánchez Ruiperez (GSR) de presidente y dueño “de la burra“, como él me decía.

Jaume Roures, como GSR (“Grumete Sin Rumbo” le definió Saco) tiene muchos méritos. Sin conocerle personalmente, yo le admiro por algunas de sus obras, saliendo de la nada.

Pero en esta aventura, el pobre Roures ha demostrado ser un editor bisoño, inexperto, nuevo rico, dueño “de la burra”, sin experiencia y sin finura para tratar dulcemente a una flor tan frágil y deliciosa como es la libertad de expresión…

Desgraciadamente, esto le pasa a muchos progresistas, cuando se hacen ricos. Y a muchos conservadores, cuando se hacen pobres.

En fin, ¡qué te voy a contar!

Como la primera impresión es la que cuenta, quiero compartir con mis amigos y detractores de este blog (sin tu permiso) el mensaje que te envié de sopetón, sin pensarlo demasiado, en cuanto conocí esta mañana la noticia de tu despido y el nombramiento de Félix Monteira, mi viejo colega (viejo, sí, qué pasa, es de mi edad) con quien trabajé en la sección de Economía de El País en sus primeros y florecientes tiempos fundacionales, hace 30 años.

Este fue mi mensaje espontáneo al recién destituido director y fundador del diario Público, el más joven de España.

—-

“Querido Ignacio:

Te repito lo que acabo de decirle a tu progenitor:

1.- Si Arsenio me lo permite, aquí tienes trabajo de lo que quieras. Podemos inventar algo, lejos de tu padre.

2.- Has hecho un trabajo extraordinario y hoy vales mucho más que hace dos años.

3.- Eres un creador (como yo, con perdón), no un enterrador. Ese trabajo necrológico déjaselo a tus sucesores.

4.- Tienes 33 tacos y un niño que viene con un pan debajo del brazo. Llevas el viento a tu favor.

5.- No se te ocurra quedarte en Público por nada del mundo. Te apuñalarán cuando menos te lo esperes.

6.- Conozco los errores gravísimos del pobre Roures. Me recuerda mucho a German Sanchez Ruperez, GSR, Grumete Sin Rumbo, cuando fundé El Sol con tu padre, con Saco, etc. en 1990. Y es un milagro que hayas durado tanto tiempo a sus órdenes.

7.- Vuelve a La Voz de Almería. Yo te llevo los gatos a casa.

Y lo más importante:

Los consejos sólo sirven para quien los da.

Ya sabes que te queremos, Ina.

Un fuerte abrazo y comemos (lomo bajo, claro) cuando quieras.

Jose

P.S. Pido disculpas a los lectores de este blog por haberles abandonado durante un mes y pico.

En efecto, tengo el blog abandonado desde poco antes de mi último Consejo de Administración (ya ni me acuerdo). La verdad es que no me sentía con ánimo ni humor ni ganas de opinar de nada, mientras tenía que decidir -con todo el dolor de mi alma- a quienes teníamos que echar fuera de este barco, para evitar el naufragio y la muerte laboral de todos mis compañeros y la mía propia.

¡Menudas fiestas!

En 20 minutos España ya hemos hecho, antes que nadie, (el liderazgo y la crisis obligan) el ajuste necesario para salir de la crisis y empezamos este año nuevo navegando a media vela, pero con la seguridad de que contamos con los medios humanos y técnicos para hacer un diario y una web de calidad. Así confirmaremos nuestro liderazgo indiscutible como el diario más leido de España (le damos más de una vuelta a El País, y más de dos vueltas a El Mundo, sólo en 20 minutos).

Desde hoy retomaré el blog, con la frecuencia que me permita mi obligación de gobernar el timón para sacar a este barco de las piedras.

Atentos.

P-S. 2:- En la foto, que tomé por sorpresa con mi teléfono móvil el pasado 7 de enero en La Vaca Argentina, aparecen Escolar, el joven, y Escolar, el menos joven. El lomo bajo, riquísimo.

Viagra para Sus Eminencias Reverendísimas

Lo de las inversiones de los arzobispos de Madrid y Burgos en Pfizer (fabricante de Viagra y de anticonceptivos) lo he leído en 20minutos.es y me ha recordado a una película magistral (El Padrino 3), a otro arzobispo poco edificante, pero habilidoso para los negocios sucios (Marzinkus) y a Roberto Calvi, aquel “banquero de dios”, cuyo cadáver apareció colgado del puente de Londres.

“Business as usual”, nos dirán los príncipes de la Iglesia Católica.

¡Hipócritas!

¿Por qué nuestra derecha tira al monte?

Me lo temía. El PP ha conseguido su objetivo: abuchear al presidente del Gobierno de España mientras solemnemente honraba a nuestros muertos.

Bueno, no hay que ser muy fino para interpretar los movimientos de nuestra derecha cavernaria. Quien siembra vientos recoge tempestades.

¡Qué vergüenza de derecha! ¡Qué mala suerte hemos tenido en los últimos quinientos años en manos de la derecha!

¿No tendrán en el PP un libro de urbanidad democrática?

¿Acaso no tienen memoria? O, quizás, precisamente porque la “españa negra” tiene pánico a su propia memoria no quiere que nadie se la recuerde.

¡Qué torpes son los separadores dando oxígeno a los separatistas!

¿Qué podemos hacer para nuestra derecha se civilice y no tire siempre al monte?

Se admiten sugerencias pacíficas.

No por mucho rezar amanece más temprano

Manolo Saco en Público

Se nos acumulan los homenajes. El PP ha hecho descansar toda la carga simbólica de la unidad de la patria (nación, en palabras de Rajoy, aunque como habla raro no sé si dice en realidad nazión) en la bandera roja y gualda. Una nación que sólo existe como tal desde el siglo XVIII, con los Decretos de Nueva Planta de Felipe V, pero que él la vive en sus sueños imperiales como una nación instaurada por los abuelos mismos de Viriato.

El día 12, fiesta nacional, Rajoy se ha empeñado en convertirlo en fiesta nazional. Y lo hace como siempre, apoderándose con descaro de los símbolos de todos, como expendedor exclusivo de carnés de patriota. Ya tiene bandera, actúa de monarca en televisión, pero le falta himno. Mariano busca desesperadamente un poeta que le ponga una letra más digna que la inventada por José María Pemán (“alzad los brazos hijos”), pues a él, como a su mentor el centrista hombrecillo insufrible, sólo se le pone tieso el brazo en la intimidad.

El presidente de su partido era muy aficionado a cantar en su juventud el Cara al Sol de los fascistas de Falange. Un himno que tenía un disparate de letra que no soportaría el más amable análisis de textos, compuesto en comandita por los poetas de la camarilla de José Antonio Primo de Rivera, pero con una música soberbia del maestro Tellería. En él decían aquello de que “en España empieza a amanecer”. ¿Dónde habré oído últimamente eso del amanecer?

Ya sé. La Conferencia Episcopal Española también buscaba con urgencia un himno destinado a ser cantado en la plaza de san Pedro con motivo de la elevación a los altares de los mártires de la Guerra Civil. Los de un sólo bando. Tras un concurso muy disputado han elegido uno que se titula “Como los mártires”, cuyo estribillo reza (es lo suyo) lo siguiente: “Como los mártires, nuestros hermanos, de tierra hispana queremos ser: dar nuestras vidas, unir las manos, y prepararnos para un nuevo amanecer”.

Un nuevo amanecer… No quiero ni pensar lo que suele ocurrir cuando la derecha se prepara para ver un nuevo amanecer.

Más negro, más, que la noche, el cura verdugo argentino

Manolo Saco en Público

Al sacerdote católico Christian Von Wernich acaban de condenarle en Argentina a cadena perpetua, por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura militar (1976-1983). Los jueces le acusan de haber participado en siete homicidios, 31 casos de tortura y 42 privaciones de libertad ilegales.

En Argentina hubo un intento de extender “el olvido” sobre los delitos cometidos por los colaboradores de la dictadura asesina, mediante una ley de Punto Final. También allí, como aquí, la extrema derecha consideraba que no era conveniente poseer demasiada memoria histórica, que la memoria es un estorbo para la reconciliación, que abría innecesariamente las heridas de la lucha fratricida. Por fortuna, jueces incontaminados por aquella barbarie tumbaron semejante aberración jurídica, y poco a poco acabaron desfilando por la silla de los acusados los culpables de los crímenes.

El cura Christian (cuyo nombre mismo es un sarcasmo) había puesto al servicio de los represores los secretos arrancados en confesión a los detenidos, convertidos así, a pesar suyo, en delatores.

En España, al término de la guerra civil, cientos, si no miles, de curas como éste colaboraron con el régimen golpista desde sus confesionarios, tejiendo una red de chivatos, formando parte de los piquetes de torturadores, bendiciendo con su presencia las ejecuciones sumarísimas y los asesinatos en la cuneta. Por desgracia no hubo juez que declarara ilegal nuestro Punto Final de la Transición. En España sólo pudieron ejercer los jueces adictos al Movimiento Nacional y a la Iglesia que había bendecido el golpe militar, y durante décadas fueron transmitiendo sus genes ideológicos a las siguientes generaciones de jueces que ellos mismos examinaban y formaban.

Muchos de sus muertos yacen todavía en cunetas y fosas comunes. Nunca merecerán estar en la lista de los asesinados por la barbarie “del otro bando” que la Iglesia católica quiere elevar a los altares el 28 de octubre.

Ese día, mientras la otra España eleva al cielo sus plegarias a un dios que no existe, yo rezaré al dios de los laicos, y recitaré en voz alta, a modo de oración, los versos de Miguel Hernández, escritos a hurtadillas en la cárcel de Ocaña poco antes de que lo dejaran morir como un perro, versos referidos a otro cura sádico, el conocido como “El verdugo de Ocaña”:

Muy de mañana, aún de noche,

antes de tocar diana,

como presagio funesto

cruzó el patio la sotana.

¡Más negro, más, que la noche,

menos negro que su alma,

el cura verdugo de Ocaña!

(…)

Cobarde y cínico al tiempo

tras los civiles se guarda…

Una columna maestra del Saco ¡Jo! ¡Qué envidia!

Manuel Saco , hoy, en el diario Público.

Sin comentarios. Sólo le digo:

-¡Olé tus webs!

Conthe para no dormir. Vanitas, vanitatis…

El folletín de Conthe en las portadas de hoy me ha dejado con la boca abierta. De verdad, me encantaría dar doctrina sobre este asunto tan estrafalario e indecente, se mire por donde se mire.

Tengo la impresión de que Conthe se sintió británico por un día y ahora resulta que es más carpetovetónico que José María Aznar. ¿Habrá bebido?

Como la historia tiene cierta enjundia -y me tengo que ir a una cena ya mismo- dejaré mis comentaris para más tarde. Ahora sólo copio y pego las noticias y columnas del día que me han interesado. (Recomiendo especialmente la de mi maestro Manuel Saco, que está casi al final.

Y espero comentarios sobre “el Conthe de nunca acabar“.

Hasta luego.

JAMS

Irak en El País, ETA en El Mundo
¡Aleluya! Manuel Saco ha resucitado

A medida que avanza el juicio del 11-M, los creadores e instigadores de la teoría conspiratoria, que trata de implicar a ETA en la masacre de Atocha, para salvar al cara al trío Pinocho (Aznar, Acebes, Zaplana), se aferran a detalles cada vez más ridículos y patéticos.

Dicen que “un señor mayor de ETA” le había enseñado en la cárcel, en 1994, a fabricar una bomba casera con una bombilla. O bien, que “un familiar de un islamista“, según aparece hoy en la portada de El Mundo, le había manifestado su impresión de que “lo del atentado, lo más seguro es que esté relacionado con ETA“.

Si no fuera por la tragedia que hay detrás este terrible atentado, los conspiradores insultan la inteligencia de todos los españoles, a excepción de ese 30 % de la población de cualquier país que suele creer en las teorías conspiratorias, del signo que sean.

Para explicar un atentado u otra catástrofe, algunas personas tienen necesidad de buscar una causa tan descomunal como la tragedia que produjo. Y se preguntan:

¿Cómo van a producir esta masacre cuatro moros desarrapados?

¿Tendrá que haber algo más grande detrás?

Aún hay un alto porcentaje de norteamericanos que cree que detrás del atentado del 11 de septiembre, que derribó las Torres Gemelas, no están los islamistas de Al Qaeda sino la CIA, el FBI, Bush o el Gobierno de Israel.

Las portadas de ambos diarios muestran hoy sus tradicionales inclinaciones gráficas:

primer plano de irakíes furiosos pidiendo la salida de EE UU de Irak, en El País

, y etarras risueños amenazando con seguir matando, en El Mundo.

Y el ridículo tan espantoso que hace el director general de la Policía de Acebes y Aznar, Agustín Díez de Mera, no tiene nombre.

Es, como dicen en mi pueblo, “para mear y no echar gota”.

Hasta cuando, Catilina…

PS: Muchas gracias a los periodistas digitales de Andalucía por el Primer Premio Arroba (http://www.apda.info/congreso/) (y a mis colegas de 20minutos.es que lo han hecho posible).

Me han dicho que me van a entregar el Premio Arroba en el Congreso de la Asociación de Periodistas Digitales de Andalucía (APDA) que se va a celebrar el próximo 19 y 20 de abril en Guadix.

En la blogosfera una arroba es esto @ pero en Almería una arroba son 16 litros, a ser posible de vino. No se qué me darán estos colegas en Guadix. Ya les contaré.

Como pueden ver por el recorte que pego aquí mismo, Arsenio Escolarme ha sacado, con la foto del blog, nada menos que en la edición impresa de 20 minutos(mas de 1 millón de ejemplares y 2,4 millones de lectores). Que dios se lo pague.

Y otra alegría más , en el mismo día: el maestro Manuel Saco ha resucitado.

Ayer, lunes de Pascua Florida, volvió a tomar la pluma, la visera y el manguito y escribió esta columnita que copio y pego aquí al lado.

¿PARA QUIÉN RESUCITÓ?

Manuel Saco

Era domingo de resurrección. La plaza de San Pedro de Roma bullía de fieles. A la misma hora, en la iglesia de San Carlos Borromeo de Vallecas, en Madrid, apenas cabía un alma. En San Pedro, el sucesor de Cristo en la Tierra, vestido de seda, impartía su bendición urbi et orbi, coronada su testa con la tiara bordada en oro, vestigio de la triple corona de los emperadores egipcios. En Vallecas, los «curas rojos», desahuciados por el cardenal Rouco Varela, daban la comunión con rosquillas en pantalones vaqueros a una multitud de creyentes. En la plaza de Roma, el Papa se comportaba, una vez más, como una atracción turística que imparte bendiciones en sesenta idiomas desde su rica caseta de feria. En Vallecas, los familiares de los drogadictos, de las putas, de los inmigrantes ilegales celebraban la resurrección de Cristo, antes de que gente como Rouco y el Papa lo vuelvan a clavar en la cruz.

FIN

Manolo, ha dado un paso atrás: de la web al papel. Pero algo es algo. Todo se andará. Bienvenido, de nuevo, a esta plaza pública abierta, fresca y libre que es 20 minutos.

Y gracias, Manolo. Me alegro de te hayas recuperado tan pronto y, por lo que te leo, tan bien.

Saludos

JAMS