BLOGS
Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

¿Por qué debería leer La verdad sobre el caso Harry Quebert?

Cuando un reginaexlibrislandiano se adentra en mi librería pueden plantearse tres escenarios distintos. Que sepa qué libro quiere leer y me lo pida. Que no tenga claro qué puede leer y se encomiende a mis prescripciones. O que la Providencia Librera esté acosándole para imponerle una lectura a la que él se resiste por un motivo u otro.

(Damned Don’t Cry / Warner Bros.)

(Damned Don’t Cry / Warner Bros.)

En este último caso acude a mi para que le libere, bien sugiriéndole que baje los brazos y lea el libro, bien reforzando su resistencia y contribuyendo a que le de el esquinazo definitivo a ese título acosador. Aquí la presión pasa directamente de su bibliofilia a mi pelucón, y en décimas de segundo debo pronunciarme sobre la idoneidad de ese libro para ese reginaexlibrislandiano.

Y, claro, eso es es justo lo que me ha pasado hace un rato, cuando un reginaexlibrislandiano entró y me disparó sin titubear:

Cliente: “Oye, Regina ExLibris, ¿Por qué debería leer La verdad sobre el caso Harry Quebert? Llevo resistiéndome desde que salió, ya lo sabes, pero es que entre que no paran de recomendármelo y que lo sigo viendo hasta en la sopa… ya no sé qué demonios hacer. ¡Me persigue!”

Regina ExLibris: No te resistas, querido. Léelo ya, sí o sí. No esperes literatura con mayúsculas, eso es cierto, pero te aseguro que estarás literalmente pegado a las 670 páginas. Es una de esas novelas de “absorción rápida”, porque una vez lo empiezas no puedes parar de leer. Y cuanto más avanzas, más quieres. Es entretenido y te mantiene en jaque hasta el final. Un final que, por cierto, no ves venir.

Cliente: Pues entonces ya está todo dicho, Regina. Me lo llevo. Estaré unos días fuera y se va a venir conmigo. Todo sea que lo lance al agua ¡ja, ja, ja!

Regina ExLibris: Ya me contarás después, pero dudo que acabe en remojo. Que conste que en su día yo también tuve mis recelos… pero al final caí en la trampa del amigo Joël Dicker. Me enganchó y el desenlace me pilló por sorpresa. Ese es su logro. Me lo ventilé en un fin de semana y fue una lectura antioxidante. Palabra de Regina ExLibris

Y se fue con su ejemplar bajo el brazo. El sonido de la puerta al cerrarse me solidificó en el pelucón la certeza de que él volvería como harryquebertiano. Por dos motivos: creo firmemente que, más allá de las trampitas de la Providencia Librera, son los libros los que buscan a sus lectores. Y porque, queridos, La verdad sobre el caso de Harry Quebert (Alfaguara) es una muy buena novela.

NOTA DE REGINA EXLIBRIS:

Harry Querbert

Harry Querbert

Atrévete a intentar adivinar quién mató a Nola Kellergan, pero el taimado Joël Dicker no te lo va a poner fácil. A través de la relación entre dos escritores –Harry, una gloria literaria nacional con un único libro publicado que se dedica a la docencia; y Markus, su joven discípulo que tras un éxito aplastante con su debut está bloqueado y no logra ni escribir ni salvar el cerco de un editor rapaz que lo presiona y amenaza- nos adentramos en el misterio de la desaparición de una menor años atrás en Aurora, una localidad de New Hampshire.

La trama detona cuando encuentran los restos de Nola en el jardín de Harry Quebert. A partir de ahí el ídolo cae en desgracia y Markus decide llegar al fondo de todo para salvar a su maestro y para armar con la verdad su nuevo bestseller. Y así es como inicias como lector una trepidante caída en espiral donde nada es lo que parece y donde cada dos por tres te sientes como el conejo al que Dicker sorprende abrasándole las retinas con las luces largas. Ritmo frenético, escenas y diálogos de corte cinematográfico, un toque cómico con la impagable madre telefónica de Markus y un final de órdago al que llegas sin saber muy bien cómo.

  • Y vosotros, queridos, ¿leísteis La verdad sobre el caso de Harry Quebert? ¿Qué os pareció? 
  • Sígueme en Facebook y Twitter

9 comentarios

  1. Dice ser Paco

    ¿Querbert? Varias veces. Lo que hay quer vert

    18 julio 2017 | 8:26

  2. Dice ser Hoperpoper

    Pues yo lo leí hace un par de años o así y la verdad es que me gustó mucho, mucho, mucho. Si conocéis libros “parecidos”, os pediría que me los recomendaseis por favor 🙂

    El año pasado, viendo que Joël Dicker continuaba con el personaje de Marcus Goldman en el “Libro de los Baltimore”, lo cogí con avidez para llevarme una gran decepción. La historia no está del todo mal, pero es extremadamente lento y detallado en algunas cosas, y ni de lejos engancha como el anterior.

    18 julio 2017 | 9:23

  3. reginaexlibris

    Paco, querido, hasta la friolera de cinco veces se me escapó la R de más en Quebert. Parece ser que yo, cuando patino, lo hago a lo grande. Mil gracias por indicármelo. Por cierto, ¿te gustó la novela?

    18 julio 2017 | 9:31

  4. reginaexlibris

    Hoperpoper, querido

    me temo que coincido contigo plenamente. Me aferré a El libro de los Baltimore esperando recibir un poco más de mi dosis harryquebertiana… y como que no. Un poco flojo con respecto al otro. Y en cuanto a una sugerencia de lectura de un libro de los que yo llamo “de absorción rápida” te sugiero “La sustancia del mal”, de Luca D’Andrea, también editado por Alfaguara.Ya se empieza a hablar de él, pero verías como se habla mucho más en los próximos meses. Dejé unas lineas sobre él en otro post:
    “¡Muévete y te coso a novelas negras!”
    https://blogs.20minutos.es/diariodelibrera/2017/07/05/muevete-y-te-coso-a-novelas-negras/

    18 julio 2017 | 9:36

  5. Dice ser Cristina

    Ains, a mí es que esta gente con ínfulas de editores, que no saben a leer sin buscar errores, como que me rechinan un poquito. Por cierto, “lo que hay que ver”, no “vert” (a ti también se te ha colado una t, mira tú por donde!). Me encantó, Regina, me tuvo enganchada desde el minuto uno hasta el sorprendente final.
    Buenos díaaaas

    18 julio 2017 | 9:38

  6. Dice ser Cristina

    No saben leer, no “a leer”, nadie es perfecto, a eso iba precisamente 🙂

    18 julio 2017 | 9:39

  7. Dice ser Desi

    Acaba de adelantar un par de puestos en mi montón (real) de libros pendientes… ¡Gracias!

    18 julio 2017 | 10:47

  8. Dice ser educasado

    Debo de ser un rara avis, porque a mí este libro me decepcionó profundamente. Jamás he visto diálogos tan poco creíbles como los de esta novela, en algunos casos incluso sentí vergüenza ajena. Admito que el planteamiento es interesante, pero algunos tramos, la novela roza lo pueril. En mi opinión, claro.

    18 julio 2017 | 15:45

  9. Dice ser xavier

    ¿ Has leído “La casa de Hojas” de Danielewski?
    Es que en tu vlok no lo he encontrado.

    22 julio 2017 | 11:52

Los comentarios están cerrados.