BLOGS
Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

“¡Pero, oiga, si este libro apesta!”

Érase una vez Gerónimo Stilton, un roedor periodista, melómano y bibliófilo que enreda en sus disparatadas aventuras a legiones de niños de 8 añitos en adelante.

Aunque habita en Ratonia, capital de la Isla de los Ratones, de vez en cuando hace incursiones al Reino de la Fantasía, donde la pituitaria es la reina: a cada vuelta de página un olor distinto aguarda abordar la naricilla del pequeño lector.

En concreto, vamos ya por el Tercer Libro de los olores: En el Reino de la Fantasía: 8 olores (¿perfume o tufo?), Regreso al Reino de la Fantasía, (Olor a chocolate) y ahora Tercer viaje al Reino de la Fantasía, (fantiperfumes y fantitufos).

Sí, queridos, el tal Gerónimo Stilton logra que muchísimos niños tengan literalmente las naricillas metidas en sus libros. Y eso tiene su mérito, aunque algunos adultos no lo vean. Para muestra, la reacción de una clienta que s adentraba hace poco en mis confines regios en busca de un regalo para su nieto:

– Clienta: Buenas tardes.- Regina: ¡Hola! ¿Cómo está?

– C.: Bien, mire… buscaba un libro de los olores o algo así para mi nieto. ¿Sabe cuál le digo?

– R.: ¿Qué edad tien el niño?

– C.: Acaba de cumplir 9.

– R.: Pues seguro que se refiere a los de Gerónimo Stilton. ¿Sabe si tiene alguno de la colección?

– C.: Me ha dicho su madre que no, ha visto los de su amigo Nacho.

– R.: Muy bien, pues son estos tres: En el Reino de la Fantasía: 8 olores (¿perfume o tufo?), Regreso al Reino de la Fantasía, (Olor a chocolate) y ahora . Puede llevarle cualquiera porque se trata de aventuras independientes…

– C.: Ah, ¿y eso como va?

– R.: Mire, usa un sistema similar al de las muestras de perfume de las revistas. Si frota en una de las ‘zonas calientes’, huele.

– C.: ¡Anda, qué curioso! ¿A ver?

– R.: Mire, por ejemplo aquí…

– C.: ¡Oiga, pero si esto apesta!

– R.: Si, es que, por ejemplo, en este hay ocho olores escondidos, cuatro son ‘tufos’ y cuatro ‘perfume’… la gracia está en ver cuál te toca. ¡ste les chifla a los críos!

– C.: Pues yo creo que es muy desagradable… ¿y los otros?

– R.: Bueno, en este hay olores a chocolate.

– C.: Sí, algo dulce sí huele, la verdad. Pero no sé cuál llevarle…

– R.: Si no tiene ninguno cualquiera le gustará, aunque ya le digo que, por lo que veo, a ellos el que les encanta es el de los tufos… ¡no vea cómo se lo pasan con él! Por eso el último que acaba de salir sigue la misma línea que el primero…

– C.: Ya, pero es que huele tan mal, ¿cómo les gustará eso!

Finalmente la señora se llevó el último, Tercer viaje al Reino de la Fantasía, (fantiperfumes y fantitufos), aunque sin estar muy convencida, todo sea dicho.

Y vosotros, queridos, ¿conocéis al tal Gerónimo Stilton? ¿Qué os parece? ¿Visteis a algún pequeño tunante con uno de sus libros en la nariz? ¿Pensáis que los reclamos olorosos merecen la pena si así se forjan niños lectores?

16 comentarios

  1. Dice ser armstrongfl

    Ni idea, pero Armstrongfl si llegase a leer uno de esos de la librería sin aviso previo iba a pasarlo mal porque es incapaz de coger un libro nuevo y no olerlo, como Firmin.Un beso, Mi Reina,Armstrongfl

    16 Diciembre 2008 | 15:43

  2. Dice ser Lex

    Esos libros los tiene mi hermano, al menos los dos primeros, son fantasticos, y la verdad es que invitan mucho a leer… si hubiese habido libros asi en mi epoca la gente actualmente leeria mas.por cierto, el tercer libro sigue la linea de los dos anteriores?, se que hay otro libro que es sobre viajes en el tiempo, está igual de bien que los del reino de la fantasia?

    16 Diciembre 2008 | 15:50

  3. Dice ser meequivoqué

    Y para continuar con el reclamo oloroso para la lectura, y pensando en la adolescencia, que mejor que poner olores a los libros , de los premios de sonrisa vertical.Podría ser todo un exito.

    16 Diciembre 2008 | 16:33

  4. Dice ser SAIINU

    Son geniales. Causan furor en niños de 6 a 10 años. Bestiales. Un gran acierto. Pedidlos a los Reyes este año.

    16 Diciembre 2008 | 18:14

  5. Dice ser sito-oviedo

    los cononozco por que mi hija los tiene ,todo lo que sea hacerles abrir un libro esta fenomenal

    16 Diciembre 2008 | 19:11

  6. Dice ser Torxa

    Tengo un hijo de 10 años y solo las risas que nos produjo el tufo de las brujas, creo recordar, mereció la pena, por no decir que mi hijo se los lee, casi de una sentada y , aunque sea el padre he de reconocer, que no era muy normal en él. Ojala que todas las modas apesten igual ;D .

    16 Diciembre 2008 | 19:21

  7. Dice ser Marhya

    Cuando fue la Feria del Libro de Madrid en un noticiario (no recuerdo en qué cadena) preguntaron a un grupo de críos (bastante pequeñajos) que iban de visita con la profesora por sus libros preferidos y todos se pusieron a corear el nombre de Gerónimo Stilton.Nos llamó en casa la atención tanta unanimidad y como ninguno teníamos ni idea de quién era ese señor, corrimos a mirar en internet. ¡Resulta que Gerónimo Stilton era el nombre del autor y el del ratón-periodista protagonista de los mismos! ¡Y qué risas con los títulos y la reseña de cada libros, esos malvados gatos! Nos hizo muchísima gracia y ya no nos olvidamos del nombre, aunque como en casa aún no hay niños no los hemos visto “en persona”.Saludos.

    16 Diciembre 2008 | 21:43

  8. Dice ser Blog de Libros

    ¡No los conozco! e pregunto si han llegado a Argentina. Soy maestra, y creo que ya los habría visto en manos de algunos de mis niños si estuvieran en las librerías porteñas.

    16 Diciembre 2008 | 22:33

  9. Dice ser Martín

    Son magníficos. A mi hija le llevas tres de los pequeñitos (las aventuras normales van en unos libritos finos, los de los olores son algo así como “extras”) y se los lee en dos días literalmente, así que está deseando que salgan los especiales que le durán un poco más.Lo de los olores es un añadido que les permite jugar con el libro, lo cual me parece correcto, porque cuanto más les divierta un libro mejores recuerdos tendrán de ellos y sin darse cuenta se irán enganchando más y más a la lectura. No se puede pretender aficionar a la lectura a los niños con tochos brutales y fríos, que no dejan de ser niños y ciertas cosas les aburren.A ver si ahora que se ha puesto de modo lo de aprender jugando y enseñar de forma divertida vamos a anatemizar las formas ocurrentes de presentar los libros a los críos.

    17 Diciembre 2008 | 9:17

  10. La verdad es que me encanta esto de la narrativa como experiencia organoléptica (término acuñado por los mercadotécnicos y publicitarios que entraña la reacción sensorial del producto en el consumidor o lector).Ya pronto podremos degustar libros comestibles y esto de los olores aplicado a la literatura erótica pues es algo que promete.Se trata, entonces, de la ficción como experiencia integral que nos arrope todos los sentidos.http://javiermirandaluque.blogspot.com

    17 Diciembre 2008 | 12:50

  11. Dice ser Nandara

    Todo un fenómeno.Mi hija pequeña (9 años) siente pasión por Gerónimo Stilton y devora cada uno de sus libros en un par de días.

    17 Diciembre 2008 | 13:28

  12. Dice ser Kitiara

    Los Libros están muy bien, estan llenos de dibujos, cambios en las letras, anotaciones y a los niños les encanta y les obliga a leer mucho aunque a ellos les parezca facil y poquito.Tengo q confesar que yo también me los he leido!!!!Valen la pena para niños de 8-10-12

    17 Diciembre 2008 | 14:39

  13. Dice ser HistoriayLibros

    Pues me parece una idea estupenda y muy original. Si de este modo se promueve la lectura entre los más peques, siempre es un acierto. Sólo espero que eso no aumente la expectativas con respecto a los libros inmediatos que seguramente sólo olerán a papel de cabo a rabo. Ya me imagino a los niños con las narices sumergidas en cuanto volumen caiga en sus manos.Pero, lo dicho, una iniciativa genial.

    18 Diciembre 2008 | 14:28

  14. Dice ser Thalatta

    Mi hija pequeña tiene ahora 8 años y ya hace dos que compramos el primero, lo íbamos leyendo las dos y, sin duda, el olor que más les gusta es el que peor huele jajaja que creo es el de los trolls, un olor a pies que mata jajaja. Genial toda la colección, les ha hecho querer leer también los que no huelen.Saludos

    18 Diciembre 2008 | 19:01

  15. Dice ser VpLL

    Esos libros le encantan a mi hermana de 8años, aunque no tiene ninguno de los olores, el último que leyó fue “el misterio manuscrito de nostrarratus”No sé, a mí de pequeña no me gustaban esas historias…Recuerdo con especial cariño “la rosa del kilimanjaro”, “eh, los del barco fantasma”(de la colección “Todos mis monstruos”), “el pequeño vampiro y el gran amor”…

    26 Diciembre 2008 | 2:38

  16. Dice ser Steloide

    Yo me enganché a la lectura con “El Pequeño Nicolás”, con “El Pequeño Vampiro”, con tooodo el Barco de Vapor, a excepción del, para mí vomitivo, “Querida Susi, Querido Paul”, y de ahí pasamos a “El Hobbit” y tantos clásicos juveniles. Con mi sobrino de 9 años todo fallaba hasta que llegó Gerónimo Stilton, el reclamo de los olores, de los distintos tipos de letra y de colores le atrae tanto que se “cepilla” un libro en 2 días, ya se ha leído los tres el último lo trajo Papá Noël, y también le trajo “El MOnstruoso libro de los Monstruos”. Si en épocas de PSP’s, Play’s Station y DS’s que un libro huela, o se ría les invita a leer ¡Bienvenido sea! ya le cogerá el gusto a meterse en las historias y pasará de aditivos.

    28 Diciembre 2008 | 22:08

Los comentarios están cerrados.