BLOGS
Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

‘Blade Runner’ vs ‘¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?’

Ser la gobernanta de reginaexlibrislandia da para mucho, queridos, para mucho. El submundo del libro tiene tantos recovecos oscuros que a veces hasta me olvido de ellos, pero de pronto llega un cliente y, plaf, me ilumina alguno con el haz de luz de su inocencia.

Porque aunque entre mis reginaexlibrislandianos de pro y la que suscribe lo único que media es el libro como tal, lo cierto es que tiene detrás a un monstruoso demiurgo bicéfalo – llámalo grupos editoriales y proveedores- que unas veces manipula e impone a golpe de talonario, y otras nos confunde a todos.

Por ejemplo, cuando por obra y gracia del marketing la editorial le cambia el título a un libro, normalmente tras el estreno de su adaptación cinematográfica y para ‘aprovechar el tirón’ mediático del celuloide.

Recuerdo que se me llevaron los demonios cuando Anagrama, que en su día ya había editado en castellano El talento de Mister Ripley de Patricia Highsmith bajo el título A pleno sol para aprovechar el eco de su exitosa primera adaptación cinematográfica a finales de los sesenta, volvía a cambiárselo algo más de tres décadas después.

Así, tras el estreno de su segunda conversión a celuloide a cargo de Anthony Minghella en una gran -y para mí bochornosa- producción, el libro con que la Highsmith arranca su saga sobre Ripley, uno de los psicópatas más carismáticos y mejor perfilados de la literatura, vuelve a cambiar su denominación, aunque esta vez para adoptar el original

Bueno pues, obviamente, hay muchos casos más de ‘rebautismos’ de novelas, y hoy un reginaexlibrislandiano ocasional me recordó otro.

En concreto fue un caballero de unos sesenta y muchos que venía a por un libro para su nieto, y lo que parecía una tarea simple le salió rana al pobre hombre:

– Cliente: Buenas tardes, señorita.- Regina: Hola, ¿cómo está?

– C.: Bien, verá, mi nieto me ha encargado que le lleve un libro que se llama… espere, que lo apunté. Si, se llama “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”. ¿Lo tiene usted?

– R.: Claro, mire, es éste.

– C.: ¿Este? Pero aquí pone BLADE RUNNER bien grande, y mi nieto me dictó por teléfono “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”.

– R.: Si, pero es el mismo. Mire, pone en grande Blade Runner, y aquí abajo dice “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”, de Philip K. Dick.

– C.: Ya, pues no lo entiendo.

– R.: Es simple, caballero: es una novela de 1968, pero se llevó al cine en los 80 y se le cambió el título porque el de la novela original era demasiado largo. Como la película se hizo muy famosa, la editorial que tenía los derechos en España la reeditó nombrándola como el filme. Y ahora, que se cumplen 25 años de la película, se ha vuelto a reeditar esta vez poniendo los dos títulos, porque hasta ahora en algunas ediciones sólo aparecía en portada Blade Runner.

– C.: Pero entonces, ¿es el mismo libro?

– R.: Si, caballero, pero le han bailado el título.

– C.: Bueno, si usted lo dice la creo. Todo sea que nos equivoquemos y me toque volver a por el que sea.

– R.: Vaya tranquilo, seguro que éste es el que quiere su nieto.

Pobre hombre, se fue de mis confines realmente confundido. Y no me extraña, la verdad, con tanta danza de títulos y portadas.

Y vosotros, queridos, ¿recordáis algún rebautismo literario más por obra y gracia del márketing o similares?

23 comentarios

  1. Dice ser Elsäh

    No recuerdo muchos nuevos bautismos literarios, pero una de las cosas que más odio de las reediciones que lanzan tras el estreno de una película es que utilicen el poster de la película como portada del libro!!!! Lo odio.El último lío literario-cinematográfico que he sufrido ha sido el de la última película de Isabel Coixet. Si la película estaba basada en “El animal moribundo” de Philip Roth, la película se llamaba “Elegy”, confundiendose con otra novela de Roth titulada “Elegía” en castellano. Que caos.

    30 noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Ivan

    Un rebautismo que no viví directamente pero que mi madre me ha repetido hasta la saciedad justamente indignada es el de “Rosemary’s baby”, libro que ella devoró en su juventud en Inglaterra y que al llegar a España, una vez estrenada la película homónima, quiso regalar a mi padre en castellano, para encontrarse que aquí lo habían bautizado “La semilla del diablo”.Conversación de mi madre con el librero:- Pero, pero, pero… si hasta lós últimos capítulos no se descubre el misterio… con ese título destripan el final!- Ya, pero me imagino que así se indica que el libro va del diablo y engancha más.- Pero es que el libro engancha más si no sabes qué es lo que ocurre al final. De hecho, es gran parte de la gracia del libro.- Si usted lo dice. Pero por otro lado así da menos miedo y se lee más tranquilo sabiendo qué es lo que ocurre.- Pero entonces para qué leer un libro de terror.- Bueno, se lo lleva o no?;)

    30 noviembre -0001 | 0:00

  3. Dice ser Tanakil

    Precisamente hace poco mencionaba en mi blog un caso parecido, “Luces del norte”.Por cierto, “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?” me gustó mucho, fue un regalo que siempre agradeceré; pero también hay que señalar que es muy diferente a “Blade Runner”, película de culto que también me gusta bastante.Saludos,Tanakil.

    30 noviembre -0001 | 0:00

  4. Dice ser Luis Vea García

    También da bastante rabia que un libro cambie de portada cuando sale su versión cinematográfica. Y que en la nueva portada salga un fotograma con la cara del actor protagonista, para que uno relacione título con película y con actor. Penoso.

    06 junio 2008 | 13:17

  5. Dice ser Ozymandias

    Que cosas, gracias a tí acabo de caer que el libro de Patricia Highsmith que lleva años dando tumbos por mi casa es “El talento de Mr. Ripley”…es que el título ese de “A pleno sol” me había despistado por completo…Y por cierto, Mi abuelo también me compró a mí “Sueñan los androides…”. Por aquel entonces conservaba el título original, y eso que ya llevaba la película estrenada unos añitos…

    06 junio 2008 | 13:35

  6. Dice ser kanfor

    La verdad, lo de Blade Runner lo sabe cualquier medio experto en ciencia ficción.Por cierto, el libro (o mini libro) es bastante regular. Philip K. Dick tiene muy buenas ideas, pero no sabe desarrollarlas de manera interesate.

    06 junio 2008 | 13:49

  7. Dice ser Anura

    Amên a lo de las ediciones cinematogrâficas… Pero, aûn peor que el hecho de que la portada sea cambiada por un fotograma, es que en algunas editoriales les dê por incluir hojas con fotografîas de la misma. Queda feo y te agua la fiesta, sobretodo si no sabes de quê va la historia.Respecto a cambios de tîtulos, querîa lanzar una pregunta. A ver si, Regina, puedes aclarârme la duda. El primer tîtulo de la trilogîa de la Materia Oscura de Philip Pullman, en inglês titulado “The Golden Compass” (“La brûjula dorada”), fue traducido al castellano como “Luces del norte” (bajo inspiraciôn sûbita e inesperada del traductor, editor o quiên se precie…). A raîz de la reciente pelîcula que lleva por tîtulo la traducciôn literal del inglês, tienes idea de si las nuevas ediciones en castellano se publican ahora bajo “La brûjula dorada” o bajo “Luces del norte”? Es que me resultarîa bastante repateante…

    06 junio 2008 | 14:10

  8. Dice ser Jose Luis

    Yo tengo varis libros en casa que les pasa lo mismo.Uno de ellos es el de “El guerrero nº13”, pero en el que en realidad se esconde el título origianl “Devoradores de cadáveres” Resulta que me lo compré, porque tenía buena pinta y vaya chasco cuando ví que ese libro ya me le había leído con anterioridad. Por suerte, el que leí con el nombre original no era mío.Otra obra cambiada de nombre es “Dolores Claiborne” ahora llamada “Eclipse total” por la película de Kathy Bates.¿Y qué me decís de “La Torre oscura: la hierba del diablo” llamada ahora “La Torre oscura: el pistolero”? Por un momento estuve a punto de comprármelo, menos mal que lo abrí y leí un poco. Y creo que la segunda parte, antes llamada “La Invocación” ahora se llama “La llegada de los tres” Me resulta muy extraño, pues no ha habido ninguna película de esa serie de libros.

    06 junio 2008 | 14:23

  9. Dice ser Manuel

    Anura:El titulo original del primer libro de la trilogia de la materia oscura de Philip Pullman es “Northern Lights” (auroras boreales) peo fue editado en Norteamerica con el nombre de “The golden compass” (La brujula dorada).Cual sera el titulo que usaran en las proximas ediciones en España es todo un misterio…

    06 junio 2008 | 15:16

  10. Dice ser Musica

    La verdad es que el articulo es genial! Y los videos ya ni te cuento.Un saludo.

    06 junio 2008 | 15:53

  11. Dice ser TS

    Jose Luis · 6 Junio 2008 | 02:23 PMEn realidad ahora es cuando el título es correcto. Están reeditando toda la saga de La Torre oscura con el titulo original (en inglés). Se cambió cuando se editaron por primera vez y ahora vuelven a traducirlo bien. Un lío. El motivo lo desconozco.Y por cierto, El pasillo de la muerte, de Stephen King, se llevó al cine como La milla verde, y así es como se encuentra hoy en día en librerias.

    06 junio 2008 | 15:57

  12. Dice ser armstrongfl

    No, Armstrongfl no recuerda ninguno, Mi Reina. Pero, “haberlos hainos”Besos,Armstrongfl

    06 junio 2008 | 16:38

  13. Dice ser Miranda

    Se me ocurre “Sense and Sensibility”, de Jane Austen. En España no era muy popular hasta la película de Ang Lee, y tengo en casa ediciones antiguas con el título traducido como “Juicio y sentimiento” (que, la verdad, es una traducción más correcta). Pero desde la peli, todas las traducciones se titulan “Sentido y sensibilidad”.

    06 junio 2008 | 16:56

  14. Dice ser Superwoman

    Con los títulos cambiados (casi siempre por obra y gracia del cine) no recuerdo ninguna, pero lo que sí que me mata son las traducciones del idioma original al castellano. A veces se te pone una cara de poker que no veas con ellas.Un supersaludo

    06 junio 2008 | 17:18

  15. Dice ser Jean Luc Picard

    También están las “revisiones” de relatos y libros que hacen algunas veces los propios autores (algo que odio, sobre todo cuando me encuentro que en tal “revisión” no se ha cambiado ni una sola coma… y algo que es muy habitual también en el mundo discográfico, con la edición normal, la especial, la de coleccionista, la que incluye dvd y hasta la que incluye un trozo de las bragas de la cantante del grupo)Un ejemplo: “Un planeta llamado traición” y “Traición”, ambos evidentemente del mismo autor: Orson Scott Card. A mi, mi librero habitual me soltó sin pestañear que “traición” era una segunda parte de “Un planeta llamado traición”, lo que me llevó a comprar un libro QUE YA TENIA (y a demostrarme que el librero iba de “enterao”, ya que me dejó bien claro que no se había leído al menos UNO de los libros -y no sería de extrañar que fuesen los dos-)

    06 junio 2008 | 17:28

  16. Dice ser Roberto Samper

    Casi todos los libros de Bukowski tienen algunas perlas de traducción bien sea en sus páginas o en sus títulos.Siendo exigente la traducción “El Cartero” no es correcta ya que sólo ejerce como tal durante una pequeña parte de la novela, sin embargo siempre está ligado a las “Post Office” que es su título original.El mejor no obstante es “Ham on Rye” (jamón sobre centeno) libro con el que probablemente homenajea y en cierto modo satiriza el “The Catcher in the rye” (el guardián entre el centeno) y que en España nos vendieron como “La senda del perdedor”.

    06 junio 2008 | 22:29

  17. Dice ser El navegante

    Casi no viene a cuento pero en estos días me estoy leyendo los relatos de Philip K. Dick. Son muy buenos y altamente recomendables. También ando interesado en otra novela del mismo escritor, una que se llama “UBIK”. ¿Alguien la ha leído? ¿Es buena y/o interesante?

    07 junio 2008 | 4:42

  18. Dice ser sandrita

    Ahora no se me ocurre ningún ejemplo de libro que hayan cambiado su título por el de la peli homónima, pero sí que estoy de acuerdo que algunas traducciones del título del libro del orignal al castellano no son muy acertadas. No sabía lo de El cartero, de Bukowski, y eso que lo he leído, aunque si puedo poner otros casos como La metaforsis, de Kafka, que siendo escrupolosos debería traducirse La transformación, como ya ha sucedido en una edición preparada por Jordi Llovet (profe de Teoría de la Literatura en la Universidad de Barcelona). O también El extranjero, de A. Camus, que sería más correcto traducirlo como El extraño, ya que extranjero, según la RAE, es “Que es o viene de país de otra soberanía”, con lo que no se corresponde con el personaje, porque no se habla de éste como alguien que viene de otro país, sino que los demás ven a este personaje como una persona rara, extraña: El extraño. Hay una edición en catalán que sí lo traducen por L’estrany (de Joan Fuster, Edicions 62), pero no sé si hay alguna en castellano que hayan decidido cambiarlo.

    07 junio 2008 | 15:35

  19. Dice ser ddaa

    Al hilo de lo cuenta Jean Luc, a Philip K Dick le ofrecieron un montón de pasta por reescribir “Sueñan los androides…” para que se pareciera más a la película, pero como la contrapartida era retirar la versión original se negó en redondo.Para complicar las cosas, y en contra de lo que siempre se ha dicho, el título “Blade Runner” no fue inspirado por William Burroughs, sino por una novela de ciencia ficción, ya descatalogada, titulada “The Bladerunner” y obra de Alan Nourse. Burroughs escribió un esbozo de guión para una posible película que se publicaría bajo el título “Blade Runner, a movie” y de ahí sacó el primer guionista de la película de Ridley Scott su título definitivo.

    07 junio 2008 | 16:00

  20. Dice ser imanol

    Y encima la película no tiene NADA que ver con el libro….

    08 junio 2008 | 10:59

  21. Dice ser Noa

    Me encanta tu blog!!!! hay que ver la de cosas q se viven trabajando de cara al publico eh? yo tengo un blog muy parecido!! jajaja aunq yo soy propietaria de una tienda de comics jejejete linkeo! 😉

    09 junio 2008 | 1:18

  22. Dice ser Kitiara

    También están los que traducidos literalmente pierden toda la gracia / sentido del título. Por ejemplo el del Tusset que se llama “En el nom del porc” y lo han traducido literalmente a “En el nombre del cerdo” que en castellano no significa nada, mientras que en catalán “dir el nom del porc” es llamar a alguien de todo menos guapo…

    09 junio 2008 | 14:01

  23. Dice ser Victoria

    Otro título cambiado después de la película es “Príncipes de Maine, reyes de Nueva Inglaterra”, de John Irving, que pasó a llamarse “Las normas de la casa de la sidra” después de su versión cinematográfica. A mí también me da de patadas que cambien los títulos y las portadas, que parecen carteles publicitarios de las películas. ¡Y qué decir de cuando se novela una película de éxito! No me refiero al guión, sino a novelar el argumento. Lo he visto recientemente en la sección de novedades de una librería y que dejó alucinada.

    23 junio 2008 | 15:21

Los comentarios están cerrados.