BLOGS
Reflexiones de una librera Reflexiones de una librera

Reflexiones de una librera
actualizada y decidida a interactuar
con el prójimo a librazos,
ya sea entre anaqueles o travestida
en iRegina, su réplica digital

“Leo, luego existo… ¿y usted?”

Estoy tan acostumbrada a que las palabras me entren por los ojos que, cuando alguien me verbaliza una frase a traición en reginaexlibrislandia, los efectos son devastadores para mi.

La endemoniada cadencia fonética se materializa en una serpiente sinuosa que me envuelve, entra por mis oídos, culebrea hasta mi sistema nervioso y me hace perder pie. Y pata-bommm, me desplomo inconsciente. Nada que ver con el sensual exotismo de un espectáculo de club nocturno, la verdad.

Esta mañana estaba enfrascada en los encargos de mis clientes cuando un caballero traspasó mi umbral. Llevaba un abrigo negro, gafas redondas con montura de alambre, una bolsa con fruta y una pipa mentolada aprisionada entre los labios.

Cuando vi que él iba a lo suyo, yo seguí a lo mío: tratar de localizar algún ejemplar vivo de El ángel que nos mira, de Thomas Wolfe, un autor estadounidense que no es Tom Wolfe. El caso es que en España Bruguera lo editó en 1983 y Debate lo reeditó en 1991, pero nunca más se supo.

Abatida y desalentada por los resultados de mis pesquisas me dije:

Regina, cielo, o localizas algún ejemplar suspendido en el limbo librero, o resulta ser uno de los títulos afortunados en la lotería de los lanzamientos de rescatados en bolsillo o ya tienes una lápida más sobre la que llorar en tu cementerio de descatalogados.

No había llegado a colgar el teléfono tras comunicar a mi clienta los oscuros augurios sobre la localización del título que anhela cuando el hombre vino directo a mi. Yo le sonreí y rompí el hielo:

– Buenas tardes, ¿puedo ayudarle?- (silencio)

– ¿Necesita usted algo?

– (silencio)

Entonces pone encima del mostrador los dos tomos de una de las grandes construcciones literarias de Robert Graves: Yo, Claudio y Claudio el Dios y su esposa Mesalina.

Mientras con un gesto me indica que se los lleva yo empiezo a pensar que quizás es mudo, está afónico o puede que recién operado de las cuerdas vocales, aunque algo en su ademán me hace pensar que no.

Apenas un segundo después mis sospechas toman forma:

– Leo, luego existo. ¿Y usted?

Así, a quemarropa, y como un buen asesino a sueldo se da media vuelta y se va. Y allí me quedo yo, paralizada por esa espiral de palabras que serpertean en torno a mi, inmovilizándome al roce con la gélida piel del reptil, hasta que ¡chof! se desintegran sin avisar y yo pierdo el equilibro y me caigo.

Cuando reacciono acierto a balbucear un:

– Sí, creo que también existo porque leo…

Y vosotros, queridos, ¿leéis luego existís?

13 comentarios

  1. Dice ser lola

    Existo cuando leo, porque me meto tanto dentro de la lectura, que vivo lo que leo.

    30 noviembre -0001 | 0:00

  2. Dice ser Lilith

    Si, pero leo menos de lo que debería, luego existo menos de lo que debería (esto lo traslado no solo a leer, sino a “vivir” en general, puesto que vivo en una gran ciudad y entre el trabajo y el día a día me queda mucho menos tiempo del que debería ser para lo importante)Creo que en algún momento debería romper esto.. pero no es fácil.saludos.

    29 febrero 2008 | 10:55

  3. Dice ser Sonrisa Radiante

    Hola, pues existo y bastante.Pues siempre estoy con un libro encima y mientras espero en la cola del paro, leo…..en la consulta del médico espero y leo…… siempre con mis libros a cualquier sitio.Según este señor debo existir y bastante….Feliz finde!!!Gracias por descubrir nuevos autores!!Saludos!!!S.R. 🙂

    29 febrero 2008 | 11:41

  4. Dice ser Miranda

    “Érase una mujer a un libro pegada”…pues esa soy yo. No existo porque lea, lamento contradecir a este caballero, pero creo que es justo al revés, leo porque existo. Uno de los grandes misterios de la Humanidad, para mi, es que haya gente que dice que nunca ha leído un libro. Para mi es tan inconcebible como que nunca hayan bebido agua. Que no les guste leer ya me parece raro,bueno, cuestión de gustos, pero que jamás hayan leído es bizarro…Y recomiendo a todos leer Yo,Claudio. Para existir un poco más, si cabe.

    29 febrero 2008 | 13:07

  5. Dice ser Dracid

    en verano existo, en inviernos subvivo entre un mar de apuntes y manuales de distintas asignaturas … asi que soy un ente imaginario. Sip eso soy xD

    29 febrero 2008 | 14:00

  6. Dice ser Anura

    ?No sería más apropiado decir “leo, luego existo muchas veces”? Ya sé que suena un tanto bobalicón, pero ?acaso cuando se lee no se está, en sentido figurado, viviendo la existencia de aquellos sobre los que se lee?Ps: No sé qué demonios me he tenido que tomar hoy en el desayuno. Hacía tiempo que no me salía un pensamiento tan abstracto… U^_^

    29 febrero 2008 | 15:57

  7. Dice ser sonia moran

    Hola, soy Sonia, me encata tu página. Te recomiendo este blog donde me río mucho.http://elsonidoylafuria.wordpress.com

    29 febrero 2008 | 18:13

  8. Concuerdo contigo: las palabras entran por los ojos. No tienes tú una idea de cómo me exaspera que alguien (por más eufonía que tenga su voz) me “lea” algún texto en voz alta.Es como el analfabetismo funcional, orgánico y crónico que promueven quienes “doblan” los films de su idioma original al español o al que sea, pues para eso están los subtítulos. Y es que allí se evidencia la pereza mental de la gente que no quiere molestarse en “leer” ni los subtítulos.Ahora, yo no solamente “leo, luego existo”, sino que, además, yo “escribo, ergo sum” y, no menos, “blogueo, luego existo” —que así se titula una de mis ciberbitácoras—.Ahora, cuando de trata de “imprimir”, pues yo —ecológica y lógicamente— en lo único que invertiría los recursos de tinta y papel es en los libros, solamente libros, exclusivamente libros y no periódicos a los que se puede acceder perfectamente a través de internet.http://blogueoluegoexisto.blogspot.com

    01 marzo 2008 | 6:45

  9. Dice ser YO NO LEO. YO, ACUARIO

    Eyaculo, luego existo. No eyaculo… luego insisto.(Lo siento, si no lo ponía reventaba (luego dejaba de existir)).:D

    02 marzo 2008 | 12:28

  10. Dice ser Kahran

    Supongo ke lo de “leo, luego existo” es verdad, pero solo es un punto de vista, como todo en la vida, es otra forma de autorrealizarse, como otra mas, hay gente que lo hace al reves, escribiendo, y otra que lo hace pintando, o de la peor forma, como echandole el sueldo a una maquina tragaperras o matando, pero tambien existen despues de eso.Me encanta tu blog, aunke aun no te habia posteado nada, pero es ke me da pereza cuando hay mas de 20 comentarios por delante :)A lo mejor a ti te gusta mi bloj, por suerte muy poca gente sabe apreciar mis palabras, seguro ke tu le sabes dar forma a lo ke escribo ahi, pero no lo pongo aki, pincha en mi nick si kieres…(Si entras comenta, yo tb lo hare en el tuyo)

    04 marzo 2008 | 11:04

  11. Dice ser grelinno

    Mientras con un gesto me indica que se los lleva yo empiezo a pensar que quizás es mudo, está afónico o puede que recién operado de las cuerdas vocales, aunque algo en su ademán me hace pensar que no., jajaja, muy grande… sí, la verdad es que esa sensación que describes me resulta familiar, aunque yo esa sensación la asocio más a los disgustos o cosas desagradables.A mí me da que el hombre mentolado volverá.Besotes

    04 marzo 2008 | 16:31

  12. Dice ser Soy Salvadoreño

    Me encanta tu blog y me encantaria tener tu trabajo.Quizas aqui en El Salvador, no tendria tantos clientes ni tan diversos como los que recibes, pero si que me gustaria trabajar entre libros todo el tiempo.No me pierdo ningun post, sigue adelante.Saludos desde el otro lado del charco y creemé, el dia que vaya a España, si es que voy, entrare a las librerias pensando que te voy a encontrar.Saludos!

    10 marzo 2008 | 19:47

  13. Dice ser Omar

    Espero algún día ir a España y entrar en la libreria en la que trabajas, en la que disfrutas de tu trabajo, mejor dicho en la que aprendes cosas nuevas, no digo que malas cosas, sino que realmente aprendes. Bueno. Te cuento que estuve leyendo Jugada de Presión, estuvo interesante. Ahora voy a buscar los otros libros que recomendaste, el libro. En todo caso uno se pone nervioso cuando escribe de esto y lo otro. Un saludo desde el Cusco. Nos vemos y sigue disfrutando de la literatura.

    11 julio 2008 | 17:46

Los comentarios están cerrados.