BLOGS Deportes
¿Qué fue de? ¿Qué fue de?

"Si eres una estrella del deporte, eres una estrella del deporte. Si no lo consigues, te conviertes en entrenador. Si no eres capaz de entrenar, puedes ser periodista". Desmond Lynam, comentarista deportivo.

Quién fue… Renée Richards, la mujer a la que no dejaban jugar el US Open por haber nacido hombre

reneerichards1La historia del deporte en general no suele cruzarse mucho con la de los derechos del colectivo LGTB. Pero cuando lo hace, arroja historias tan interesantes como la que os traigo hoy, la historia de Renée Richards.

Queens, Nueva York, 19 de agosto de 1934. En el seno de una familia judía formada por el prestigioso oftalmólogo David Raskind y Muriel Bishop, una de las primeras mujeres psiquiatras de Estados Unidos, nace Richard Raskind.

Richard, desde niño, empieza a despuntar en el tenis. A principios de los 50, siendo un adolescente todavía, se sitúa en el top ten de la costa Este y uno de los más prometedores jugadores de América.

Estudia en Yale, donde siguió jugando al tenis, llegando a capitanear el equipo de la universidad. Luego estudió Medicina en Rochester y estuvo en el Ejército. Se convirtió en oftalmólogo, siguiendo los pasos de su padre, y se especializó en estrabismo. Siguió jugando al tenis, pero no de manera profesional.

Lo que os acabo de contar era, digamos, la parte pública de la biografía de Richard Raskind. Pero en la parte desconocida encontramos que a mediados de los 60 viajó por toda Europa vestido de mujer. Su objetivo era llegar a Marruecos, donde pretendía someterse a una operación de reasingación de género. Richard Raskind se sentía mujer. Llevaba décadas recibiendo terapia psiquiátrica para poder afrontar su sexualidad.

Finalmente, no se operó. Regresó a Estados Unidos y llegó a casarse y a tener un hijo. Pero no aguantó mucho más y a principios de los 70 empezó a tratarse para cambiar de sexo. Finalmente, en 1975, realizó su sueño. Nacía Renée Richards.

Como os decía antes, Richard Raskind seguía jugando al tenis y en 1972 llegó a ser finalista del campeonato estadounidense para mayores de 35 años. Pues bien, Renée Richards tampoco abandonó el deporte de la raqueta. Así las cosas, consiguió una invitación para jugar el US Open de 1976, gracias al director del torneo, viejo amigo de la doctora Richards. Pero cuando se supo de su presencia, 25 de las participantes protestaron por su presencia, aduciendo que tenía ventaja física sobre ellas. Tened en cuenta que Renée Richards medía, o mejor dicho, mide, 1,88 metros.reneerichards2

Tras conocerse la invitación a Richards, la USTA (la federación estadounidense de tenis) decidió ese año exigir una prueba de cromosomas a todas las atletas. La USTA se defendía diciendo que ya lo hacía el COI en las citas Olímpicas (recordad que en los 70, sobre todo en los países de la Europa del Este, solía haber sospechas sobre el género de algunas atletas). Renée Richard se sintió insultada y se negó a pasar ese test. Ella era mujer en todos los aspectos (“excepto en la posibilidad de ser madre”, como ella misma decía) y no quiso pasar por el aro de la USTA. No contenta con ello, llevó el caso a los tribunales.

El caso duró un año y, finalmente, la corte del Estado de Nueva York, por medio del juez Alfred Ascione, le dio la razón a Renée Richards y la USTA tuvo que permitirle participar en el US Open de 1977. Era su primer torneo profesional y llegó a jugar la final de dobles (con Betty Ann Stuart). En individuales perdió en primera ronda, pero ella ya había ganado algo más valioso.

Renée Richards jugó a nivel profesional, bien entrada en los cuarenta, hasta 1981, cuando se retiró. Llegó a ser la 20 del ránking mundial femenino.

Os diré que la presencia de Renée Richards en el circuito femenino era polémica. En 1977, poco antes de conocerse la decisión de los tribunales, hubo cierto revuelo cuando un torneo disputado en Texas permitió la participación de Richards, siendo esta decisión criticada incluso por la WTA. Muchas tenistas profesionales renunciaron a participar como protesta y sólo Billie Jean King, de entre las grandes, decidió apoyar a Renée Richards. Chris Evert y, curiosamente Martina Navratilova (y ahora veréis por qué digo curiosamente) criticaron a King por su gesto.

Tras su retirada, fue entrenadora de Martina Navratilova (¿qué os parece?) y siguió con su carrera de oftalmóloga. Renée Richards ha escrito dos autobiografías (Segundo Servicio, 1987; y De ninguna manera: La segunda parte de mi notoria vida, 2007). El primero de esos libros fue llevado al cine, con el mismo título, siendo Vanessa Redgrave la que interpretó el papel de Renée Richards. Además, hace un par de años se estrenó un documental llamado Renée en el que se relata la vida de la protagonista de hoy.

Con el tráiler de ese documental os dejo:

Espero que os haya gustado la historia. Buen fin de semana.

21 comentarios

  1. Dice ser Loshovic

    Interesantísima historia. La verdad es que un servidor desconocía por completo la existencia de esta jugadora.
    En cuanto a la polémica de si debería ser admitida en competiciones para mujeres, en mi opinión, y dejando a un lado todo tipo de prejuicios en un sentido u otro, que de todo hay, no creo que haya sido la decisión más acertada permitirle competir con mujeres, dado que, sin haberse dedicado profesionalmente antes al tenis, logró ser la vigésima del mundo pasados los cuarenta años. ¿Podría una mujer de nacimiento lograr algo así?

    27 Septiembre 2013 | 08:48

  2. Dice ser ruomalg

    Coincido con Loshovic, una historia que merece ser contada, aunque yo tampoco tenía conocimiento. La verdad es que el tema de la asignación de los deportistas transexuales en las modalidades masculina o femenina de una competición sería muy interesante para debatir. Un pequeño apunte, en uno de los párrafos has nombrado a la protagonista (me niego a entrar en un debate absurdo sobre si denominarla como mujer o como hombre) de hoy como David Raskind, que como pone al principio es el nombre de su padre.

    27 Septiembre 2013 | 09:23

  3. Dice ser ruomalg

    Eh, estoy viendo que ahora los comentarios ya no llegan con retraso ni tengo que esperar una hora para poder leerlos. Si esto va a durar, bien por 20 minutos.

    27 Septiembre 2013 | 09:25

  4. Dice ser PEDRALBES

    Hola a todos

    No conocía esta historia ni a su protagonismo. Aún nos falta mucho por avanzar en materia de tolerancia y recuperación de valores como el respeto a los demás.

    Sobre su participación en torneos femeninos, y sin querer entrar en polémicas, estoy también con Loshovic, yo creo que algo de ventaja sí tuvo

    Saludos y buen finde

    27 Septiembre 2013 | 09:34

  5. Dice ser Dr. J

    Muy buena historia. Una desconocida para mí.

    Creo que en esto opino como los anteriores. Creo que algo de ventaja física sí tiene. Quizá más adelante veamos competiciones de transexuales, en las que estos dilemas ya no tengan cabida. Claro, que el número de ellos que sean deportistas profesionales en un deporte no sería muy alto.

    27 Septiembre 2013 | 10:03

  6. Dice ser Satan_Claus

    Pues si nació hombre, es un hombre.

    27 Septiembre 2013 | 10:05

  7. Dice ser Lara

    Por mucho que se sienta mujera, y se hormone, físicamente tiene la fuerza de un hombre y me parecería competencia desleal con las mujeres por nacimiento.

    Legalmente ha de tener los mismos derechos y no ser discrimada en absoluto, pero respecto a las competiciones deportivas, no estoy de acuerdo.

    27 Septiembre 2013 | 10:13

  8. Dice ser igesar75

    Curiosísima historia, también totalmente desconocida para mi. En efecto, una historia que da pie al debate, como el interesantísimo (y por lo general, respetuoso) de Salva Ballesta que tuvimos ayer. Pues sí, convendría discernir los derechos, deberes y obligaciones de hombres y mujeres, que aquí debe haber igualdad absoluta en todos los aspectos, independientemente que lo sean de nacimiento o de forma “sobrevenida”, con una competición deportiva: en algunas de ellas, por no decir una gran mayoría, los hombres parten con ventaja. Eso es así. No hay que confundir la mierda con comer trigo., que los transexuales tengan los mismos derechos que cualquier otra persona, por supuesto, pero que haya reticencias a que compitan en determinadas competiciones es totalmente lógico.

    Sobre las ventajas de hombres sobre mujeres en determinados deportes (la verdad es que casi todos), como ya hemos hablado en determinadas ocasiones, hay mucha casuística. En hípica las competiciones son completamente mixtas, por ejemplo, y en natación cada vez se están acercando más las mujeres a los hombres. Es un deporte en el que el componente técnico es fundamental, en el que prima más que la fuerza o el componente físico, aparte de que el cuerpo de la mujer, especialmente en braza y espalda, es más “hidrodinámico” y ofrece menos resistencia al agua, según explicaron recientemente en los mundiales de natación jejeje.

    27 Septiembre 2013 | 10:13

  9. Dice ser David

    La operacion de cambio de sexo no existe. Que te corten el rabo no te convierte en mujer.

    ¿Que pasa con la diferencia en la generacion de hormonas, por ejemplo? Dejar competir a este tio es como dejar competir a cualquier mujer dopada hasta las cejas.
    La constitucion es distinta, los musculos y las fibras son distintas, eso te da muchisima ventaja en el tenis y en cualquier deporte.

    Y no lo solo lo digo, que soy un tio, sino 25 participantes del torneo en el que encasquetaron a este, que son mujeres, mujeres de las de verdad. Y no me extraña, ¿Un amateur de repente llega a la final del US Open? Es para descojonarse.

    Si quiere competir, que lo haga en una categoria aparte: tios operados. Una cosa es la tolerancia y que cada uno haga con su cuerpo lo que pueda pagarse y otra muy distinta es decir que las churras son merinas.

    27 Septiembre 2013 | 10:14

  10. Dice ser Gato arrabalero

    Si te parece….jajajajaajajaja como vas a dejar jugar a un maromo contra señoritas? jejejejejeeje que cosas tienen….

    27 Septiembre 2013 | 10:15

  11. Dice ser Cris

    No conocía la historia. Y no entiendo lo de casarse y tener un hijo.
    Y…lo siento, pero NO debería haber jugado, es ventaja total. Mucha ventaja.

    27 Septiembre 2013 | 10:19

  12. Dice ser Cris

    No conocía la historia. No entiendo que se casara y tuviera un hijo. Y sobre lo de jugar, lo siento pero NO estoy de acuerdo en que jugara. Es totalmente ventajista.

    27 Septiembre 2013 | 10:30

  13. Dice ser asdf

    logró ser la vigésima del mundo pasados los cuarenta años. ¿Podría una mujer de nacimiento lograr algo así?

    claro que no… una tía no vale pa eso, pa eso sólo valen los machos….

    27 Septiembre 2013 | 10:58

  14. Dice ser Susana

    Me ha encantado la historia. Es una putada nacer hombre y sentirse mujer. En el próximo Salón Erótico de Barcelona veremos varios casos: http://xurl.es/9ik46

    27 Septiembre 2013 | 11:11

  15. Dice ser milla

    Siempre tan ordinarios espanoles, que se puede esperar… educados como tercermundistas, por ese siempre últimos en todo…
    Espamoros son… igual de cutres e ordinarios que estos.

    27 Septiembre 2013 | 11:53

  16. Dice ser Loshovic

    Maese Edu, últimamente esto se te está llenando de trols. Y de la peor especie, añado.

    27 Septiembre 2013 | 12:32

  17. Dice ser Antonio

    Si naces hombre eres un hombre, por mucho que te diga tu cerebro lo contrario. Veis como con el tiempo se ha ido quedando calvo/a, por que por mucho que ella mentalmente lo desee, su cuerpo es geneticamente masculino.
    Jugar contra mujeres es jugar con ventaja, lo diga el lobby gay o el de lgbt

    27 Septiembre 2013 | 12:41

  18. Dice ser CowboyZZ

    Cada uno se puede sentir como quiera, pero los genes siguen mandando. Es injusto paralas otras mujeres que lguien juegue a hacer ingenieria social con ellas.

    27 Septiembre 2013 | 13:12

  19. Dice ser Bayer-74

    Interesante historia. Me sorprende también que sea poco conocida.

    Se me viene a la cabeza el caso de la atleta sudafricana Caster Semenya, que aunque no sea exactamente lo mismo, sí causó mucha controversia. Al final la han dejado competir con las mujeres sin restricción. Supongo que no será un trago agradable para el deportista en cuestión.

    27 Septiembre 2013 | 18:11

  20. Dice ser PEDRALBES

    Un análisis simplón sobre el tema, para sacar una sonrisa, que últimamente veo al personal un poco tenso:
    http://www.youtube.com/watch?v=VTS86RVK_Kc

    28 Septiembre 2013 | 16:51

  21. Dice ser CowboyZZ

    Cuando el juez le dejo jugar tambien fue una muestra de falta de respeto al deporte femenino. Son cosas que ocurrian en los 70 cuando todo el mundo estaba medio colgado… serie dificil imaginar ver a un atleta que en plena carrera decide que se siente mujer y quiere jugar como mujer. No seria justo.

    Ahora no seria posible que ganara nada, teniendo en cuenta que muchas tenistas empiezan cada vez mas jovenes y su tecnica es muy superior a las tenistas de aquella epoca.

    01 Octubre 2013 | 02:22

Los comentarios están cerrados.