Entradas etiquetadas como ‘huevos’

Chalaza, el filamento blanquecino que hace que la yema quede flotando en medio de la clara

Chalaza, el filamento blanquecino que hace que la yema quede flotando en medio de la clara

Posiblemente en más de una ocasión habrás observado que, al cascar un huevo y ponerlo en un plato (o sartén), entre la yema y la clara había un filamento gelatinoso de color blanco (resaltando de la trasparencia de la clara y el amarillo de la yema).

Su nombre es ‘chalaza’ y no está ahí de forma casual, ya que tiene una función vital en el huevo, a pesar de que a algunas personas -sobre todo los más peques- les da fatigas encontrárselo y muchas serán las veces que habrán dicho algo similar a “quítale el ‘moco’ al huevo” a la hora de ir a comérselo.

Chalaza, el filamento blanquecino que hace que la yema quede flotando en medio de la claraPues bien, la importante función que realiza la chalaza dentro del huevo es la de mantener la yema en suspensión y que ésta quede en el centro de la clara para que no toque los bordes del interior de la cáscara.

Ese es el motivo por el cual, en la mayoría de ocasiones, cuando cascamos un huevo o lo cocemos (huevo duro) la yema aparece en el centro y no en un lado.

Cabe destacar que, según ha puesto el ave el huevo y van pasando los días, con el tiempo la chalaza va perdiendo ese característico color blanco y al cascar uno y ver que apenas es imperceptible sería un síntoma de que el huevo está a punto de ponerse en mal estado (si es que ya no lo está) y, por lo tanto, sería aconsejable desecharlo y no consumirlo para evitar una intoxicación.

 

Otros posts que quizás también te interese leer:

 

 

 

Fuentes de las imágenes: Alfred López @yelqtls / Wikimedia commons

¿Por qué son tan famosos los atributos del caballo de Espartero?

La lengua española es rica en dichos, refranes y expresiones para referirse a cualquier cosa, habiéndose popularizado gracias al boca a boca que ha ido pasando de una generación a otra. Entre las muchísimas formas que existe para hacer referencia a la valentía que tiene una persona, es común encontrarnos con la expresión “Tiene más cojones que el caballo de Espartero”.

La palabra ‘cojones’ se utiliza con mucha frecuencia para catalogar la ‘hombría’ y/o ‘valor’ de alguien, siendo ésta la manera más popular, y a la vez malsonante, con la que muchas personas se refieren a los testículos.

Pero ¿por qué los atributos del caballo de Espartero se utilizan como referencia al súmmum de la valentía?

El Espartero al que se refiere la expresión es el apellido de Baldomero Espartero, uno de los más famosos e insignes militares del siglo XIX y que ocupó importantes cargos, entre ellos el de Presidente del Consejo de Ministros de España, Virrey de Navarra y Regente del Reino de España. En su honor y memoria se inauguró en 1886 (siete años después de su fallecimiento) una estatua que fue colocada en la madrileña calle de Alcalá, frente a la puerta que da acceso al Parque del Retiro.

No se sabe la causa pero Pablo Gilbert (escultor encargado de realizar dicho estatua ecuestre) la esculpió dotándole al caballo, sobre el que iba montado Espartero, de unos grandes atributos testiculares. Esto propició que rápidamente, y haciendo un símil con la valentía, bravura y gallardía del militar, se empezase a utilizar de modo popular expresiones como ‘tienes más cojones que el caballo de Espartero’, ‘le ha echado más cojones que el caballo de Espartero’ o ‘tener los cojones como el caballo de Espartero’ (por referenciar unas pocas).

En algunos casos se sustituye por la palabra ‘huevos’, otra forma (entre las muchas que hay) de llamar a los testículos.

Existen otras estatuas similares y dedicadas a Baldomero Espartero que se encuentran en las poblaciones de Logroño (localidad donde falleció) y en Granátula de Calatrava (su lugar de nacimiento).

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López.
Compra el libro online y recíbelo cómodamente a través de Amazón: http://amzn.to/2CbI1Cw

 

 

Fuentes de consulta e imágenes: nosolometro / wikipedia / icepeakbass / asotavento / laopiniondemurcia

El origen español del término ‘tortilla a la francesa’

El origen español del término ‘tortilla a la francesa’La tortilla, de francesa no tiene nada y su procedencia es casi tan antigua como la humanidad, haciendo suponer  a muchos historiadores que, su origen, se remonta a la prehistoria. Allí donde ha habido un huevo (fuese de gallina o no) ha habido materia prima para elaborar una tortilla, por lo que ésta no tiene un origen específico en patria alguna, incluyendo a Francia.

Eso sí, fue en España donde se le empezó a llamar de ese modo y la mayoría de historiadores coinciden que fue concretamente en la provincia de Cádiz, durante la primera década del siglo XIX.

El asedio de los franceses a las poblaciones de San Fernando y Cádiz, provocó la escasez de alimentos y materia prima para cocinar (patatas, verduras, hortalizas…) pero era común, en la mayoría de las casas, poseer alguna gallina, lo que llevó a que tuviesen que acostumbrarse a cocinar tortillas sencillas y sin ningún tipo de relleno.

Este hecho provocó que más adelante, cuando había crisis y no se tenía dinero para comprar alimentos, se recurriese a “la tortilla de cuando los franceses”, es decir, elaborada solo con huevo.

Con el transcurrir de los años, el término “de cuando los franceses” sufrió una transformación convirtiéndose en  “a la francesa” y así distinguirla de la de patatas; muy típica en la gastronomía del país y  que era comúnmente conocida como “tortilla a la española”.

En alguna ocasión he llegado a escuchar algunas hipótesis sobre que, el origen del término ‘tortilla a la francesa’,  se empezó a utilizar en Cataluña durante la misma época mencionada anteriormente y siendo conocida como “truita de quan la guerra del francès” (tortilla de cuando la guerra del francés), pero no he encontrado suficientes evidencias y/o reseñas históricas que puedan confirmarlo.

Por cierto, ¿no creéis que si la tortilla a la francesa fuese originalmente de Francia, no la llamarían simplemente ‘omelette’  y le habrían añadido algún término que identificase su procedencia, tal y como hacemos aquí con la tortilla a la española?

 

Portada 6ª edición Ya está el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (Una curiosidad para cada día del año) de Alfred López
Compra el libro a través de los siguientes enlaces: https://www.amazon.es/dp/841558914X (para España) | https://www.amazon.com/dp/841558914X/ o https://www.createspace.com/7085947 (desde fuera de España)

 

 
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Cuál es el origen de la expresión ‘Cuando seas padre comerás huevos’?

¿Cuál es el origen de la expresión 'Cuando seas padre comerás huevos'?

La expresión viene de los tiempos en los que la carestía de alimentos hacía que muchas familias no tuviesen apenas nada para comer. Las más afortunadas disponían de una gallina que ponía uno o dos huevos, el día que había suerte.

Estos huevos eran reservados para el cabeza y sustentador de la familia, o sea, el padre, ya que eran un aporte energético para que éste pudiese estar medianamente bien alimentado y poder trabajar en condiciones y así llevar el jornal al hogar. Como es de esperar, los hijos, que solían tener una dieta más bien pobre y pasaban bastante hambre, a la que podían, solicitaban a su madre el tan preciado huevo. De ahí que éstas les contestasen con la famosa frase de «cuando seas padre comerás huevos».

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Portada 6ª edición Ya está el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (Una curiosidad para cada día del año) de Alfred López
Compra el libro a través de los siguientes enlaces: https://www.amazon.es/dp/841558914X (para España) | https://www.amazon.com/dp/841558914X/ o https://www.createspace.com/7085947 (desde fuera de España)

 

Fuente de la imagen: EmilyClaire1824 (morguefile)

¿Por qué guardamos los huevos en la nevera si en las tiendas los tienen a temperatura ambiente?

¿Por qué guardamos los huevos en la nevera si en las tiendas los tienen a temperatura ambiente?

A través del grupo de este blog en Facebook, Kira Monasterio me pregunta por qué guardamos los huevos en la nevera, si en el supermercado o tiendas los tienen a temperatura ambiente

No solo los huevos se venden estando fuera de la nevera y posteriormente recomiendan que se guarden en el frigorífico, sino que otros productos como la fruta y verduras también.
Normalmente, cualquier producto que nos venden en el comercio es fresco del mismo día o de fechas muy recientes. Al llevarlo a casa nos recomiendan que lo metamos en la nevera por un sencillo motivo… el de alargar el tiempo de duración del producto, ya que si lo dejásemos fuera caducarían o se estropearían mucho antes.
Antiguamente no existían las neveras, pero en la mayoría de las casas tenían una despensa o fresquera donde se guardaban los alimentos a la temperatura ambiente de aquella estancia (que normalmente eran unos cuantos grados menos que en resto de la casa o la cocina).
Hoy en día los pisos o casa modernas no disponen (habitualmente) de esa estancia donde guardar los alimentos, por lo que debemos hacerlo metiéndolo en la nevera.
La temperatura ambiente de la cocina siempre es algo más alta (sobre todo a la hora de cocinar) por lo que el calor o las temperaturas altas perjudicarían directamente sobre los alimentos.
También cabe destacar que los comercios suelen disponer de una buena climatización en sus establecimientos, evitando que el calor del verano perjudique no solo al cliente sino a los productos.

La ley prohíbe que los establecimientos tengan los huevos refrigerados, para que no puedan “disfrazar” de frescos los huevos que ya no lo son. Pero una vez en casa es mejor meterlos en la nevera, por todo lo que ya se ha explicado.
Los huevos necesitan estar en un lugar fresco, seco y con una temperatura constante para no estropearse y esto nos lo ofrecen los frigoríficos.

De no estar en la nevera se echarían a perder muchísimo antes, corriendo el riesgo de coger una salmonelosis.

 

Te puede interesar leer: 

 

 

Fuentes y más información: Gastronomia & cia / Consumer
Fuente de la imagen: Wikimedia commons