BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘evento’

¿De dónde surge llamar ‘piscolabis’ al aperitivo ofrecido en un evento?

Algunas personas son las que llaman ‘piscolabis’ al aperitivo que se ofrece en algún tipo de evento o recepción. Éste suele ser una pequeña porción que suele tomarse de un solo bocado y que, tal y como describe el diccionario de la RAE, consiste en una ‘ligera refacción que se toma, no tanto por necesidad como por ocasión o por regalo’.

¿De dónde surge llamar ‘piscolabis’ al aperitivo ofrecido en un evento?

Aunque el propio diccionario señala que es un término de origen incierto, muchos son los etimólogos que apuntan que el vocablo ‘piscolabis’ apareció hacia la primera mitad del siglo XIX, siendo común ofrecer ese tipo de refrigerios en las recepciones ofrecidas por la aristocracia.

Según indican, el término se formó a raíz de la deformación de dos palabras: ‘pizco’, que es la ‘porción mínima que se toma de algo’ (y que también se usa en la forma ‘pizca’, por ejemplo: ‘una pizca de algo’) y ‘labios’, debido a que dicha porción de alimento se depositaba delicadamente sobre el borde de la boca.

Así pues, podríamos decir que un piscolabis viene a ser una pequeña porción de alimento que se deposita con sutileza sobre el labio inferior de la boca, para ser ingerido elegantemente.

 

 

Te puede interesar leer:

 

Fuente de la imagen: Alfred López

¿Por qué los accesos a las gradas de los estadios y teatros se llaman ‘vomitorios’?

¿Por qué los accesos a las gradas de los estadios y teatros se llaman ‘vomitorios’?A través de twitter, @Beatrizhll me consultó sobre el porqué los accesos a los estadios y teatros se llaman ‘vomitorios’.

Estamos acostumbrados a escuchar el término ‘vomitorio’ cuando alguien quiere referirse a los pasillos de acceso a los anfiteatros o gradas de los recintos en los que se va a disfrutar de un espectáculo o deporte. Al escuchar la palabra enseguida acude a nuestra mente el acto de vomitar, que consiste en expulsar por la boca lo contenido en el estómago. Y es que ambas provienen de la misma raíz: el latín ‘vomitāre’.

El  significado de vomitāre era arrojar, lanzar o conducir hacia afuera algo, motivo por el que se aplicaba a esa expulsión que se hacía por la boca (vomitar), pero también a los pasillos, entradas y salidas (vomitorium) por las que transitaba la muchedumbre cuando accedía a las gradas o a sus asiento en los espectáculos de la Antigua Roma.

Dicho término ha prevalecido hasta nuestros días dándole el mismo sentido y nombre a los accesos de los estadios, teatros y allí donde acuden numerosas personas en masa para presenciar algún tipo de evento.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras palabras

 

 

Fuentes de consulta: etimologias.dechile / RAE
Fuente de la imagen: teinteresa