El curioso cambio en el doblaje y título de una película de John Wayne donde pasó de perseguir comunistas a cazar narcotraficantes

Conocidísimas fueron las convicciones ultraderechistas y patrióticas de John Wayne quien aprovecho su fama y momento cúspide de su carrera (entre el final de la Segunda Guerra Mundial y mediados de la década de 1960) para intentar hacer una voraz campaña anticomunista.

El curioso cambio en el doblaje y título de una película de John Wayne donde pasó de perseguir comunistas a cazar narcotraficantes

De hecho, aparte de su carrera cinematográfica, Wayne presidió entre 1949 y 1953 la ‘Alianza Cinematográfica para la Preservación de los Ideales Americanos’ (Motion Picture Alliance for the Preservation of American Ideals –MPAPAI-) una organización con la que los miembros más conservadores de la industria del cine quisieron preservar el modelo de vida y político americano frente a la cada vez mayor presencia de personas que simpatizaban con el socialismo o comunismo soviético y que sirvió de apoyo a la conocida como ‘caza de brujas’ que se llevó a cabo en Estados Unidos entre todas aquellas personas sospechosas de colaborar o tener ideales pro-soviéticos.

Tiempo atrás, os expliqué en otro post cómo el propio presidente de la URSS, Iosif Stalin, había ordenado asesinar a John Wayne y aunque estuvieron cerca de conseguirlo en varias ocasiones de todas ellas salió ileso el actor.

La obsesión de Wayne contra el comunismo fue tal que incluso decidió en 1952 montar su propia productora  cinematográfica junto a Robert Fellows (‘Wayne-Fellows Productions’, a partir de 1956 llamada ‘Batjac Productions’) con la que rodar películas (protagonizadas por él mismo) y que sirvieran de instrumento propagandístico para el Comité de Actividades Antiestadounidenses que tanto apoyaba.

La primera película filmada para tal propósito (co-producida por Warner Bros) fue ‘Big Jim McLain’, estrenada el verano de 19552 y donde Wayne interpretaba a un investigador del mencionado comité que se desplazaba hasta Hawái siguiendo el rastro de unos activistas del Partido Comunista Americano.

El filme era un claro alegato a favor del Comité de Actividades Antiestadounidenses, hasta tal punto que tras los títulos de crédito iniciales una voz en off daba un patriótico mensaje de apoyo hacia el mismo.

Pero tras el estreno de la película en Estados Unidos la distribuidora tuvo grandes problemas para poder colocar el filme en un gran número de países del continente europeo, quienes se negaban a proyectar una cinta con un mensaje tan ultraderechista por lo que se optó por modificar gran parte de los diálogos en los respectivos doblajes además del título, cambiando la trama de tal modo que en lugar de perseguir comunistas en Hawai, lo que el protagonista Jim McLain estaba haciendo en esa paradisiaca isla era seguir el rastro de unos narcotraficantes.

Una modificación que hizo que el público de países europeos como Italia, Austria o Alemania Occidental (en el bloque del Este no se estrenó ninguna de las dos versiones hasta la caída del comunismo) conociesen esta película con el título de ‘Marijuana’.

Cabe destacar que está considerada como una de las peores películas de la historia del cine (y, por tanto, la peor de la carrera de John Wayne) siendo duramente criticada por la paranoia anticomunista de la trama, aunque la modificación europea tampoco hizo que mejorara.

 

Te puede interesar leer también los posts:

 

 

 

Fuente de las imágenes: imdb

2 comentarios

  1. Dice ser Alicia

    No sabia de la historia de John Wayne. No me extraña nada que Sabado tras Sabado nos bombardearan con sus pelis.

    Hay muchos otros ejemplos de mal doblaje. Los titulos en general, estan tan mal traducidos que hay que mirar en Wikipedia o IMDB para saber cuales son los titulos originales y no es facil saber cual es cual.

    Tambien en la trama esta el famoso desastre de Mogambo, donde una de las parejas estaba divorciada, pero como viajaban como pareja, se tradujo como si fueran hermanos; lo que la censura española trato de evitar era que se entendiese que habian sido pareja pero estaban divorciados. Asi que el resultado fue peor, por que implicaba una relacion incestuosa. Quiza este es el mejor ejemplo del problema de utilizar el cine extranjero en un regimen que queria evitar a toda costa que el publico oyera “divorcio”, “sexo”, ” religion no catolica”, etc.

    22 febrero 2019 | 20:24

  2. Dice ser ignotis parentibus

    John Wayne siempre será un vaquero del oeste o militar del ejercito americano del viejo oeste.

    22 febrero 2019 | 23:06

Los comentarios están cerrados.