Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

Entradas etiquetadas como ‘arte’

Con un trocito de madera e hilo inventa mundos

Con solo unos trozos de madera e hilo, la artista húngara Ágnes Herczeg tiene la habilidad de crear pequeños espacios, bosques, rostros, cuerpos, amaneceres, sueños… Escenas flotantes que se dejan traspasar por el aire, miniaturas que parecen frescos. Ágnes aprovecha fragmentos de madera encontrados en la naturaleza para definir sus atípicos escenarios que coserá con la maña de una araña que teje una visión.

Una ramita o un fruto se convierte en el marco del que crece un prodigio. En su cuenta de Instagram encontramos unas joyas de finura única, realizadas con materiales nobles y sencillos que, gracias a su delicada técnica, despliegan una sintética complejidad en la que suelen repetirse figuras femeninas en un estado de contemplación o trabajando.

Herczeg estudió en la Universidad Húngara de Bellas Artes y con el tiempo ha ido desarrollando sus propias técnicas de creación de tejidos y nudos. Domina el encaje de aguja, de almohada y el macramé. Es una especialista en el bordado artesanal húngaro. Todos los materiales que usa tienen un origen vegetal.

#textileart #textiledesign #needlelace #needleart #fibreart

A post shared by Ágnes Herczeg (@agnesherczeg_lace) on

Lee el resto de la entrada »

Un libro ‘escrito’ por insectos

En toda inspiración hay un momento que arde, la mecha que prende, un golpe que es explosión, una luz que ilumina el crespúsculo y barre el horizonte de ideas. Para el artista chino Zhu Yingchun fue el observar una cigarra cruzando por azar su libreta de bocetos, dejando a su paso las marcas en tinta de sus patitas sobre el papel. Así surgió la idea de crear el libro El lenguaje de los insectos (ACC Publishing).

Pensó en poner trampas a los bichos de su jardín, pequeños estanques de tinta extraída de colorantes vegetales para después recoger los rastros que dejaban sus movimientos sobre un lienzo. Ordenó estos jeroglíficos. Cual arqueólogo se preguntó si existía un mensaje en ellos. Creó una aproximación a un idioma de insectos, la piedra de Rosetta invertebrada, la escritura que muestra su danza, el ajedrez que practican con su balanceo y el aparente devenir errático sobre una tabla.

Cada especie tenía su propia firma, el garabato único.

Todo lo unió en ese libro que no contiene lenguaje humano, solo runas de alas, poemas de orugas, trazos que parecen personajes retorcidos y que han sido creados por estas moscas amanuenses, escribas avispas, mantis artistas, escarabajos escritores, y cuyo resultado recuerda a la caligrafía china, a un idioma simbólico y arcano, un misterio cuneiforme que parece contener el enigma de un significado perdido.

El Lenguaje de los insectos. © Zhu Yingchun. ACC Art Books

El Lenguaje de los insectos. © Zhu Yingchun. ACC Art Books

Lee el resto de la entrada »

Un vídeo artístico que muestra el proceso neuronal de la depresión

La depresión es una epidemia silenciosa. Más de 300 millones de personas la sufren en el mundo. Abatimiento, pérdida general de la energía, la concentración y el apetito, se manifiesta por la emergencia de la ansiedad y sentimientos de culpa imprecisos.

Es una ruptura de la que emanan crípticos mensajes de tristeza, y, en ocasiones, quienes los sufren desconocen los orígenes de estas llamadas de auxilio.

La tristeza tiene hoy mala prensa a pesar de ser una emoción necesaria, portadora de una información valiosísima para nosotros mismos. No es un enemigo, de poco sirve ocultarla o exigirle el exilio, es una sensación que nos pertenece, nos quiere y enseña desde la fragilidad que mide nuestro equilibrio. La tristeza es como aquel odiado profe de mates al que si lo escuchas acabarás comprendiendo mejor el mundo y a ti mismo.

En ocasiones, sin embargo, esta tristeza supera los límites y se apodera de nosotros como una garrapata anímica; se produce un proceso de subyugación que llamamos depresión. Y el animal humano se sumerge entonces a una especie de crisálida, lugar oscuro y apartado de todos, un nido frío construido por telas del dolor y desesperación.

Millones de personas caen en ella y sienten que se perdió el sentido, les embarga un desánimo generalizado, la pérdida de la esperanza y se derrumban sobre la cama, cuyas sábanas tienen el magnetismo propio de un imán calamitoso.

Suelen ser personas sensibles, puede que los mejores de nuestra especie, gente que tuvo que endurecerse tanto en este camino de supervivencia que un día el espejo se quebró en los mil pedazos, y ahora están perdidas reordenando las piezas.

La crisálida, por definición, no es larva ni mariposa. Es solo un estadio en transición que anuncia una transformación: la reconstrucción del espejo del mundo.

La depresión es una especie de amor roto, una conexión fallida que busca la reconexión dentro de ese capullo oculto bajo la hojarasca de la vida.

Lee el resto de la entrada »

Millones de puntos para crear a tinta un dibujo de hipnótica belleza

Paciencia es ponerse delante del papel en blanco y esperar a que dos millones de puntos construyan una figura, un dibujo; puntos que actúan sobre la superficie límpida como si fueran los átomos, que en su unidad indivisible edifican seres, caras, ojos y cuerpos.

Paciencia es la que tiene David Bayo, artista francés y maestro del punteo, al jugar a ser el constructor de estas formas con los picotazos de su rotring.

 

3 pieces already, and a ton of ideas 💡 to continue this series.

A post shared by David BAYO (@davidbayo_art) on

Cada dibujo es una obra de arte que engaña a la vista. Meticuloso cual ciempiés avanzando con sus patitas, puntea sin descanso hasta conseguir que esos millones de azotes generen el espejismo de una unidad cromática. Suele grabar en vídeo el proceso de creación y después, mediante la técnica de time-lapse, aparece el dibujo en la delicadeza del concienzudo detalle.

 

Lee el resto de la entrada »

Zehra Dogan está encarcelada por una pintura

Querida Zehra Dogan: Me cuesta pensar que en medio de esta oscuridad y retroceso vaya a aparecer la luz, que estemos en la madrugada como dicen, esperando el próximo amanecer, que será limpio, feliz y próspero. La madrugada es la parte más oscura de la noche pero siempre anuncia el día. Soy incapaz de imaginar, sin embargo, que las libertades civiles y los derechos humanos estén a punto de emerger de nuevo, porque está muy oscuro, Zehra, en casi todas partes, y puede que el Sol siga en huelga.

Llámame pesimista.

Desde el año 2001 nos sacude una resaca democrática global que está subvirtiendo los espacios: hace de las cárceles, por ejemplo, residencias de artistas, de los océanos, fosas comunes de desesperados. No es algo nuevo, pero sorprende. Hoy los ciudadanos no entran en ellas por robar una gallina como antaño, pero sí por cantar un rap –tenemos en España el caso de Valtonyc– o por pintar un cuadro, como te ha ocurrido a ti, Zehra Dogan, que has sido condenada a más de dos años de cárcel en Turquía – casi los mismos que el rapero en España- por esta pintura que consideran incriminatoria…

# Nusaybin

A post shared by zehra doğan (@jinhazehradogan) on

 

El último mural de Banksy exigía tu liberación en la lejana Nueva York, y así lo contaron en 20 minutos. Organizaciones como Pen America consideran tu encarcelamiento “inaceptable”.

 

De Turquía llevo un tiempo escuchando susurros de mazmorra. Denuncias a media voz. Ese país amigo de Europa que avanza hacia un modelo intrigante. Parece un embrión de posibles futuros, y no un feto mal formado por enfermedades del pasado: una democracia autoritaria -precioso oxímoron-, personalísima en la figura de su presidente electo, Tayyip Erdoğan, un gobierno de las purgas, donde los periodistas, jueces y profesores, terminan encarcelados. “Un alarmante indicador de la dirección que está tomando el país”, denuncian en la organización Human Rights Watch. Un buen amigo en un mundo donde las principales potencias- Rusia, China y EEUU- siguen el mismo patrón del líder fuerte que desprecia la carta de los derechos humanos.

Lee el resto de la entrada »

Carl Krull pinta como si escaneara un fondo marino desconocido

Dice que pinta como si fuera un sismógrafo o una impresora de inyección de tinta. Médium o máquina. Tal vez ambas cosas. Repetitivo. Lineal. Creativo. Sin aparentes fallos. Trazo tras trazo, línea sobre línea. Rayas endiabladas hasta que consigue construir un efecto tridimensional.

Carne topográfica que recupera las formas de la nada.

Busca romper las dos dimensiones sobre el papel. Una abundancia de líneas que presionan hasta generar la figura. Para él pintar es como escanear un fondo marino desconocido.

 

Se ha descrito a sí mismo como un sismógrafo humano. “Expresionismo sísmico lineal”, dice. Muestra el proceso de creación en varios vídeos: raya a raya parece guiado, un instrumento recibiendo compases telúricos. Lee el resto de la entrada »

Hoy solo regalo flores

Hoy me he despertado con aliento de néctar, trompa de lepidóptero, bombo de abejorro, y he decidido llenar este blog de flores. Nada más. Me sobreviene el espíritu del buen zángano, la casualidad de los insectos melíferos, el azar colectivo de la miel.

Salgo raudo de la colmena en busca del polen artístico…

Abeja de miel o melífera. Por Ivar Leidus. CC BY-SA 4.0. Wikimedia Commons.

Abeja de miel o melífera. Por Ivar Leidus. CC BY-SA 4.0. Wikimedia Commons.

En las pinturas de Mona Caron, artista afincada en San Francisco, terminan posadas mis múltiples patitas de himenóptero.

Es una artivista que apuesta por los murales en el espacio público. Narraciones para los vecinos, que también viven en colmenas y a veces apestan a gris.

Lee el resto de la entrada »

Confesiones de un ladrón de libretas

Hay muchas libretas, lo sé, múltiples mundos ahí fuera; desconozco su número exacto. Pero sé que en toda Moleskine puede esconderse un universo pintado. Paisajes fantásticos, escenarios, animales de poder…

En las manos correctas estos bienes dejarán de ser papel o insensible materia orgánica, convertidos en un portal hacia otros lugares. Porque la imaginación- os confieso- es la amante de las libretas, y el verdadero botín para este ladrón de cuadernos.

Libreta Moleskine. Por Pava. CC BY-SA 3.0. Wikimedia Commons.

Libreta Moleskine. Por Pava. CC BY-SA 3.0. Wikimedia Commons.

Si no fuera por la ley, el decoro, o acaso mi cobardía, asaltaría todas los agendas que viera, esperando recibir, con suerte, mi premio.

¿Qué secretos? ¿Qué universos? ¿Cuántos símbolos cobijará la tapa negra?

Acecharía el instrumento mágico, a la vera de su portador, que despistado lo habría dejado allí, puede que en la mesa de un bar, en un parque o estación de tren.

Lo apartaría de un empujón – ¡yo soy el loco de las libretas!-, creyéndome con derecho a penetrar en ese espacio fantástico: el útero que fecunda los sueños.

Podría caer así, embelesado, extasiado, saciado, a través de ese portal que es en realidad el acceso a los universos posibles.

Por suerte nunca me he topado con Francisco Del Carpio. El robo hubiera sido mayúsculo. La violencia, extrema. Sin duda es una de las personas correctas, un alquimista del papel, creador de portales mágicos…

Las Moleskine de Del Carpio son pasajes a otros mundos. En sus páginas nacen animales, lunas, plantas, bosques, mujeres, niños, pintores, creadores, esqueletos… Trofeos para el soñador. Es la vida, es el misterio, es el sueño de un ladrón de libretas. El botín, el premio de cruzar hacia ese territorio imaginativo. Ustedes toman drogas, yo robo libretas. Nadie es perfecto. Todos tenemos derecho a soñar.

Lee el resto de la entrada »

Shunga: el porno de los samuráis

Warning. Advertencia. Aviso. Exhortación. Consejo…

Si eres menor de edad continúa leyendo, porque si te digo que no lo hagas, entonces lo acabarás haciendo: forma parte de tu rebeldía biológica este trabalenguas natural.

 

 

Advierto de que a continuación encontraremos contenido sexual muy explícito. Sé que advertirlo en Internet puede parecer una entelequia, pura tautología, porque siempre está presente en este paraíso del exceso, oculto en toda página, amenazando en cada descarga, aguardándonos en la puerta trasera de la Wikipedia; oscuro, privado, perdido, perverso, como en las viejas librerías del Japón antiguo de las que hoy quiero hablaros, lugares donde se consumía mucho erotismo y se alquilaban las estampas picantes por unos días u horas.

También advierto a los puritanos de que este erotismo es histórico, gráfico, artístico, valioso: los cuadros están albergados en los principales museos del mundo en espera de una buena recogida de firmas que nos impele a su prohibición. El British Museum consideró que los menores de 16 años tenían que ir acompañados por un adulto.

Son un ejemplo de la sexualidad gráfica popular en los tiempos del periodo Edo (1603 a 1868), los grabados secretos o de alcoba que fueron precursores de tantas cosas, y que podemos titularlos hoy, siempre buscando el clickbait o ciberanzuelo que mide la calidad de nuestra audiencia, como:

¡El porno de los samuráis!

O si quieres saber que tiene en común Nacho Vidal con el arte de la katana clicka aquí.

(Espero haber conseguido muchas visitas. Soy un minero de clicks sin mucho éxito. Los periodistas se extinguieron hace 65 millones de años con aquel meteorito de Google. Comparte, por favor. Esta es la nueva fiebre del oro. Clicks. Clicks. Clicks. Clicks…)

 Shunga de Utagawa Kuniyoshi. Wikimedia Commons.

Shunga de Utagawa Kuniyoshi. Wikimedia Commons.

Su nombre es Shunga, y eran grabados o pinturas bizarras, pornográficas, o al menos, indecorosas, muy populares en la época, algunas de excelsa calidad artística.

Formaban parte del arte del ukiyo-e, pinturas producidas en masa que reflejaban estampas cotidianas, y que tuvieron mucha aceptación entre los abuelos de los actuales dibujantes de manga; fueron las precuelas del moderno y muchas veces delirante género pornográfico que llaman hentai.

Kitagawa Utamaro. Siglo XIX. Wikimedia Commons.

Kitagawa Utamaro. Siglo XIX. Wikimedia Commons.

Nunca terminaron de ser bien vistas por el Estado o shogunato nipón pero tampoco prohibidas del todo. No fue hasta 1907 cuando el Código Penal Japonés las vetó (es duro saber que nuestros antepasados eran más abiertos de mente). Solían ir unidas a chistes o frases ingeniosas, y en ocasiones contenían crítica social.

Lee el resto de la entrada »

¿Tienen los zurdos superpoderes artísticos?

Debo puntualizar mi posición ideológica en este asunto, no me pidáis equidistancia. No soy un ambidiestro o zurdo moderado. Yo soy un zurdo extremo, opero siempre con la izquierda. Y creo que la nuestra es una raza de mutantes que nacimos con superpoderes. Estáis avisados.

Leonardo da Vinci fue un zurdo con superpoderes. Fuente: Wikimedia Commons

Leonardo da Vinci fue un zurdo con superpoderes. Fuente: Wikimedia Commons

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Somos zurdos… Nuestros enemigos nos reconocen por los signos del Maligno, que estaba sentado a la izquierda del Padre antes de escurrirse al infierno. Si te dejan la pluma estilográfica esta se rompe por una fricción malévola; si nos hacen escribir con rotulador, aparece la marca de Caín, esa tinta que mancha tu mano rectora como el tatuaje de un mendigo, y te llaman sucio, o algo peor, pero solo eres zurdo; si nos mandan usar las tijeras, sentiremos el dolor en el pulgar como una prueba de fe; sobrevivimos ocultos en las escuelas con complejo de mano torpe, porque resulta casi imposible escribir recto y con buena letra en el cuaderno. Odiamos las silla-pupitre y las peleas de codos en el comedor. Amamos los ordenadores pero maldecimos el mouse. Nos chifla la escritura árabe. Somos la única izquierda.

Yo soy un zurdo real… si me das una guitarra la toco al revés, como si fuera un cajón. Soy un veterano de la eterna lucha contra las espirales de los blocs de notas. Nunca podré abrir una lata de conservas, y moriría de hambre en un mundo posnuclear. A los diestros el diccionario de sinónimos os llama “avezados, entendidos, experimentados, expertos, hábiles, peritos, prácticos, versados”; en la acepción de zurdo solo encuentro un escueto “izquierdo, siniestro”. Para los doctos académicos somos algo así como heavies vestidos de negro. “Lateralidad cerebral” clasifica la ciencia nuestras diferencias. Nosotros, orgullosos, nos consideramos algo más: mutantes artísticos.

Charles Chaplin sonríe porque es zurdo. Fuente: Wikimedia Commons.

Charles Chaplin sonríe porque es zurdo. Fuente: Wikimedia Commons.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lee el resto de la entrada »