Entradas etiquetadas como ‘Banksy’

Zehra Dogan está encarcelada por una pintura

Querida Zehra Dogan: Me cuesta pensar que en medio de esta oscuridad y retroceso vaya a aparecer la luz, que estemos en la madrugada como dicen, esperando el próximo amanecer, que será limpio, feliz y próspero. La madrugada es la parte más oscura de la noche pero siempre anuncia el día. Soy incapaz de imaginar, sin embargo, que las libertades civiles y los derechos humanos estén a punto de emerger de nuevo, porque está muy oscuro, Zehra, en casi todas partes, y puede que el Sol siga en huelga.

Llámame pesimista.

Desde el año 2001 nos sacude una resaca democrática global que está subvirtiendo los espacios: hace de las cárceles, por ejemplo, residencias de artistas, de los océanos, fosas comunes de desesperados. No es algo nuevo, pero sorprende. Hoy los ciudadanos no entran en ellas por robar una gallina como antaño, pero sí por cantar un rap –tenemos en España el caso de Valtonyc– o por pintar un cuadro, como te ha ocurrido a ti, Zehra Dogan, que has sido condenada a más de dos años de cárcel en Turquía – casi los mismos que el rapero en España- por esta pintura que consideran incriminatoria…

# Nusaybin

A post shared by zehra doğan (@jinhazehradogan) on

 

El último mural de Banksy exigía tu liberación en la lejana Nueva York, y así lo contaron en 20 minutos. Organizaciones como Pen America consideran tu encarcelamiento “inaceptable”.

 

De Turquía llevo un tiempo escuchando susurros de mazmorra. Denuncias a media voz. Ese país amigo de Europa que avanza hacia un modelo intrigante. Parece un embrión de posibles futuros, y no un feto mal formado por enfermedades del pasado: una democracia autoritaria -precioso oxímoron-, personalísima en la figura de su presidente electo, Tayyip Erdoğan, un gobierno de las purgas, donde los periodistas, jueces y profesores, terminan encarcelados. “Un alarmante indicador de la dirección que está tomando el país”, denuncian en la organización Human Rights Watch. Un buen amigo en un mundo donde las principales potencias- Rusia, China y EEUU- siguen el mismo patrón del líder fuerte que desprecia la carta de los derechos humanos.

Lee el resto de la entrada »

Martín Vicente Lozano: el verdadero artista

Si hablamos de los artistas solemos poner de ejemplo, siempre- o casi siempre-, a personas encumbradas, gentes de las que hablan los medios, hombres y mujeres reconocidos; incluso, si no fijáramos bien, veríamos que algunos de ellos ni siquiera lo son (Banksy realizó aquel documental, Exit Through the Gift Shop, en el que explica cómo se puede crear a un artista de la nada: demuestra que solo es necesario que un Banksy diga que uno es artista para que aparezca todo un horizonte de sucesos).

Cuando yo pienso en los artistas, sin embargo, me vienen a la cabeza aquellas personas que enfrentan una difícil vocación, y que no aparecen en ningún medio o solo esporádicamente, cargados, como el resto de mortales, por sus necesidades y deudas vitales, con las puertas cerradas en un espacio muy competitivo donde no siempre rige el valor de la creación.

Composición 1. Autor: Martín Vicente Lozano. Serie: El arte ignorado II.

Composición 1. Autor: Martín Vicente Lozano. Serie: El arte ignorado II.

Un sueño o fuerza irracional que los empuja y que a veces puede parecerles una maldición. La lucha por conseguir ese espacio, por canalizar una vocación que los lanza en una carrera de obstáculos que pudo haber sido diseñada por un constructor de laberintos.

Por eso cuando recibí un mail de un artista llamado Martín Vicente Lozano– al cual no conocía- sentí como una llamada. Percibí su vocación.

Está exponiendo en el centro cultural “Nicolás Salmerón”, en Madrid, su nueva colección de pintura titulada El Arte Ignorado II. “Pretendo ofrecer una visión diferente del Arte, desde el punto de vista de los propios cuadros, intercambiando su rol con el de los espectadores que los contemplan”, explica. Me parece muy interesante. Es una persona que combina su vocación artística con su trabajo de maestro de educación primaria, un hombre que lucha por buscar su hueco y su público.

Lee el resto de la entrada »

¿Se llevan bien los artistas plásticos y las portadas de discos?

El primer disco con portada de la historia © Alex Steinweiss - Taschen

El primer disco con portada de la historia © Alex Steinweiss – Taschen

Las carpetas discográficas son uno de los grandes soportes para el arte del siglo XX. Más agradecidas, por aquello del tamaño, cuando se trata de vinilos y en trance de desaparición física dado el avance de la música comercializada en forma de archivo de ordenador, líquida y sin forma, siguen siendo una carnada visual dificil de evitar cuando se trata de diseños imaginativos, valientes, procaces, rebeldes o complementarios hasta la perfección con la música que envuelven.

Las cubiertas de discos han tenido, en realidad, un muy pequeño recorrido: el primer disco de la historia envuelto tal como lo conocemos es el de la imagen de arriba. Fue editado en 1940 y, como una parábola, ha tenido más duración el diseño, que fue el primer paso para la jubilación de las groseras bolsas de estraza, que la música: una omitible selección de éxitos, Smash Song Hits, de Richard Rodgers y Lorenz Hart, interpretados por la Imperial Orchestra.

El diseñador fue un pionero, un muchacho de 23 años enamorado del cartelismo europeo de vanguardia, el modernismo y el art decó: Alex Steinweiss, el inventor de las portadas de discos.

Lee el resto de la entrada »

Gaza, la cárcel más grande del planeta, y la arquitectura del asedio

Control militar israelí en la ciudad vieja de Hebrón-Cisjordania (Foto: Aljazeera)

Control militar israelí en la ciudad vieja de Hebrón-Cisjordania (Foto: Aljazeera)

La construcción de la violencia brota también con la arquitectura material de la dominación. A veces es el diseño urbano el que define y, desde luego, sistematiza, la violencia y la coacción. Sobre esta premisa —mire usted el paisaje de la ciudad que habita y extraiga conclusiones: vallas, paredes, cámaras de vigilancia, señales luminosas, adminículos añadidos al pavimento para restringir la velocidad, líneas pintadas sobre el suelo, provocadores mensajes coactivos, otros que fomentan la delación y la vigilancia desconfiada contra el vecino…—, nace una revista, The Funambulist, dedicada a la política del espacio y el cuerpo.

El número uno ya está a la venta en papel (12 euros) y en versión digital (6 en un archivo descargable en formato PDF). Es bilíngüe inglés-francés y algunos de los contenidos son de acceso gratuito en el blog de la publicación —embrión, desde hace cinco años, de la idea que ahora se reconvierte— y en Archipelago, el podcast asociado.

Tras la valiente empresa de hacernos reflexionar —verbo digno de medalla al mérito cívico en este tiempo de necedad— está Léopold Lambert, un arquitecto-agitador que en 2012 escribió el ensayo Weaponized Architecture. The Impossibility of Innocence (Arquitectura en armas, la imposibilidad de la inocencia). Copio un resumen de la pretensión del libro:

Un examen de la instrumentalización de la arquitectura como arma política (…) El proyecto propuesto dramatiza, a través de su arquitectura, la desobediencia palestina a la legislación colonial impuesta en su territorio legal. De hecho, el Estado de Israel es el ejecutor de aparatos coloniales, territoriales y arquitectónicos, que actúan directamente sobre la vida cotidiana de los palestinos.

Lee el resto de la entrada »

Mobstr, paredes ‘insolentes’ para provocar al espectador

"Darling look, it's a Banksy" - Mobstr

— Querido, ¡mira!¡Es un Banksy!
No seas tonta, querida. Eso es sólo vandalismo”
Oh, cierto. Sí, claro.

El hipotético diálogo de una pareja cualquiera es una observación mordaz sobre la consideración de las obras del célebre artista urbano británico Banksy como arte ajeno a la gamberrada. Escrita en una pared blanca con letra impresa, la leyenda no hace concesiones a la belleza formal y se exhibe desnuda de colores y adornos en la vía pública. Su autor es Mobstr, otro artista callejero que sin embargo se vale casi siempre sólo de la palabra para provocar al espectador.

"Si contemplas esto y te tocas la barbilla parecerás inteligente y culto" - Mobstr

“Si contemplas esto y te tocas la barbilla parecerás inteligente y culto” – Mobstr

Con la capacidad de meter el dedo en la llaga, el insolente Mobstr pone todo el peso de sus intervenciones en el mensaje. “Venga, píntame de blanco otra vez”, declara desafiante la pared (que por cierto, pintaron de nuevo). “Incluso la más peor frase, puesta en una pared, puede llamar tu atención”, “te has dejado el horno encendido”, “si contemplas esto y te tocas la barbilla parecerás inteligente y culto”… Cada leyenda se ríe de quien ha experimentado el impulso de leer el mensaje, tal vez atraído por la formalidad de las letras, nada comunes en una frase pintada por la calle por cualquiera.

Nada se sabe de él salvo que reside en la ciudad inglesa de Newcastle. Su relación con las intervenciones en la vía pública es espinosa: en las palabras translucen resentimiento hacia las autoridades y su modo de reprimir las expresiones artísticas en la calle, también hay  críticas al bombardeo publicitario, a la delgada línea entre arte y fantochada, al ensimismamiento en el que caemos a menudo cuando caminamos automatizados por la rutina.

Dándole una vuelta a la tuerca, expone en salas cerradas y en su página web tiene una tienda en la que vende frases enmarcadas que a veces incluso atacan a un potencial comprador —“¿Eres rico? ¿Tienes mal gusto para el arte? Esto podría ser tuyo por sólo 20.000 libras”— o se refieren a sí mismo (“#obramediocre”, “#pretencioso”, “¿esto es todo?”).

Entrevistado por la publicación online sobre arte urbano FatCap, el autor declara que en su relación con el graffiti y el arte callejero hay amor, pero considera “más justo” llamarlo “obsesión”. Le quita cualquier misticismo a su labor declarando que no se toma “demasiado en serio” lo que hace y que busca divertirse, descubrir el potencial de intervenciones tremendamente sencillas y aprovechar el potencial de “nuestro medio ambiente urbano”. “Pero no te equivoques: hay una enorme pasión tras ello. Creo firmemente en que no se debería creer en nada firmemente”.

Helena Celdrán

'Te has dejado el horno encendido' - Mobstr

‘Te has dejado el horno encendido’ – Mobstr

"Venga, píntame de blanco otra vez" - Mobstr

“Venga, píntame de blanco otra vez” – Mobstr

"#OBRAMEDIOCRE" - Mobstr

“#OBRAMEDIOCRE” – Mobstr

 

"Podrías tener mejor aspecto" - Mobstr

“Podrías tener mejor aspecto” – Mobstr

'Salvemos los árboles' - Mobstr

‘Salvemos los árboles’ – Mobstr

"No me arrestaron" - Mobstr

“No me arrestaron” – Mobstr

'Apatía' - Mobstr

‘Apatía’ – Mobstr

El ‘Banksy’ lituano se la juega con un mural de Lego

La polémica obra callejera con personajes de Lego - Ernest Zacharevic

La polémica obra callejera con personajes de Lego – Ernest Zacharevic

Tintín viajando en un carrito de la compra empujado por una niña, un hombre asomándose en un recuadro blanco pintado en una pared fea, el perfil de una paloma dibujado en los laterales de la cuchara de una excavadora… Entre el ingenio del trampantojo, la belleza de una gran ilustración en una pared exterior y la leve crítica social, Ernest Zacharevic es cada vez más famoso por el arte callejero que por sus dibujos y pinturas al óleo. Recientemente, incluso se le ha comparado con el todopoderoso Banksy.

El artista lituano de 27 años vivió y estudió arte en Londres y no hace mucho estableció su residencia permanente en Malasia. Allí, en la ciudad de Johor Bahru —la segunda más importante de Malasia tras Kuala Lumpur (la capital) y limítrofe con Singapur— ha protagonizado a mediados de noviembre una polémica por un mural crítico con la creciente inseguridad de la urbe.

Dos personajes de Lego protagonizan la escena, que Zacharevic creó aprovechando una descuidada esquina. En uno de los muros pintó a una chica con un bolso de Chanel, en el muro contiguo; a un ladrón esperando a atracarla, con un pasamontañas y un gran cuchillo.

La obra original de Zacharevic retocada por artistas locales

La obra original de Zacharevic retocada por artistas locales en un intento de salvarla

La elección de retratar a los protagonistas como muñecos del famoso juego de construcciones no es casual: Johor Bahru, además de por una tradicional alta tasa de delincuencia, es conocida por albergar desde 2012 el parque temático Legoland Malaysia.

“Mis pinturas son siempre una respuesta al cualquiera que sea el ambiente social al que estoy expuesto”, declara al respecto a la BBC. El artista asegura que la gente se siente “muy insegura” en la ciudad y que es habitual recomendar al prójimo que “esconda el bolso” y se cuide en extremo.

Las autoridades locales, indignadas por “la mala imagen” que transmite la obra y más preocupado por “las inversiones y el turismo” que por cualquier otra cuestión, no tardaron en cubrir la obra con pintura. Previamente hubo un cándido intento de unos artistas locales por salvarla añadiendo un policía (también de Lego) a punto de detener al delincuente antes de que atracara a la víctima. “¡Eso sí que es vandalismo”, escribió el autor divertido en su cuenta de Facebook. “Malasia nunca deja de divertirme. Y no es una crítica contra quien pintó al policía, estoy fascinado ante la situación al completo“.

Zacharevic corrió un gran riesgo con su acción artística. En Malasia, la vandalización de propiedad pública (en la que está incluida cualquier forma de muralismo y grafiti) puede costarle al autor una multa de hasta 1.500 euros, hasta tres años de carcel y un castigo físico que consiste en ser fuertemente golpeado en la espalda con una vara entre tres y ocho veces.

Helena Celdrán

'Brussels, 2012'- Ernest Zacharevic

‘Brussels, 2012’- Ernest Zacharevic

'Singapore, 2013' - Ernest Zacharevic

‘Singapore, 2013’ – Ernest Zacharevic

'Rome, 2013' - Ernest Zacharevic

‘Rome, 2013’ – Ernest Zacharevic

'Singapore,  2012' - Ernest Zacharevic

‘Singapore, 2012’ – Ernest Zacharevic

'Stavanger, 2013' - Ernest Zacharevic

‘Stavanger, 2013’ – Ernest Zacharevic