BLOGS
Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

Archivo de la categoría ‘Artefactos’

Así es un violín por dentro, y parece un templo

Si su sonido puede ser descrito como una plegaria íntima, el interior de un violín parece un templo, edificado en una era en la que desconocíamos el oro y la gula de los arzobispos. Un árbol muerto convertido en un bosque de música.

Así es un violín X por dentro…

La luz se cuela a través de las marcas de sus oídos y se desliza en descenso oblicuo. Parece el románico sol acariciando la roseta, luz que es mancha, niebla y esperma, un baño de calma, un misterio inefable, despierto al espasmo lento, delicioso, expansivo.

Es, sin lugar a dudas, un espacio para el rezo; también un lugar desconocido. Nadie está, ni puede asomarse, en su interior mínimo. Solo estamos autorizados a escuchar el canto de sus feligreses cuando el gigante de carne, quizás para vencer su miedo o acompañar el vino, osa acariciar el campanario de sus cuerdas.

Lee el resto de la entrada »

Nuestras futuras casitas en Marte y otras arquitecturas (por ahora) imposibles

Podríamos llamarlo arte marciano o arquitectura espacial. Nada parecido a lo que imaginó Ray Bradbury en su brillante obra Crónicas marcianas, pero sí un primer paso.

En julio la Nasa presentó los cinco prototipos ganadores. Vencieron en un concurso que buscaba los mejores proyectos para levantar nuestras futuras casitas en Marte. Se presentaron 300 aspirantes.

Las viviendas de los colonos tenían que cumplir con dos características comunes: poder ser impresas en tecnología 3D, una vez llegados al Planeta Rojo -nada de mandar la casa volando en un cohete-, y que fueran hábitats viables para la vida humana.

Debían además medir 100 metros cuadrados y poder ser construidas con materiales marcianos.

La NASA escogió estos cinco proyectos, que compartirán el premio de 100,000 dólares, con el Equipo Zopherus a la cabeza.

Prototipo de Team Zopherus de Rogers, Arkansas. NASA.

Primer puesto: Prototipo de Equipo Zopherus de Rogers, Arkansas. NASA.

Lee el resto de la entrada »

Este diseñador convierte muebles en verdaderos rompecabezas

Craig Thibodeau diseña muebles que son puzles, complejas estructuras que van abriendo sus recovecos y secretos en función de una orden precisa de movimientos. Estos escritorios resultan perfectos para ocultar cualquier cosa de valor, pues quien desconozca los peldaños y llaves mágicas, o no tenga la suficiente paciencia para resolver el enigma, no podrá alcanzar nunca sus cajones profundos. Casi parecen una caja fuerte, donde la protección procede más del ingenio que de la dureza del metal.

En este vídeo muestra cómo funciona uno de sus inventos: el Wisteria Puzzle Cabinet.

Desde hace seis años incorpora estos mecanismos automáticos, los espacios secretos, resortes inauditos, llavecitas, posiciones, agujas del reloj que abren cajones, rompecabezas integrados en el mobiliario de madera cual piezas errantes e imprevisibles.

Lee el resto de la entrada »

Ahora puedes navegar por las islas fantasma

Islas fantasma… Como si el viejo marinero, aquejado por las cataratas del fin del mundo, gritara: ¡Tierra a la vista!. Señaladas, dibujadas, e incluso descritas, ocuparon lugares vacíos en los mapas. Los exploradores ansiaban tierra firme, y la buscaban a tientas, tras cada expedición. Múltiples rumores gobernaban unos viajes que eran aventura, hambre, sed, escorbuto y, muchas veces, delirio.

El marinero es ese tipo errante que sueña con rocas fijas, un gorrión que espera salir de su jaula al olisquear el perfume del coco. Si quieres ser como él, primero debes viajar en el tiempo.

Usa la imaginación y dirígete a la época de las tinieblas en las cartas marítimas. Mapas de la Grecia clásica, medievales e imperiales.

El mundo terminaba en un óbito, la tierra ignota, el fin de la tinta. Era tanta la ignorancia que al geógrafo no le temblaba la diestra al dibujar una sirena en el pergamino.

Años en los que empezaron los descubrimientos y la expansión colonial, buenos tiempos para la aparición de las islas fantasma.

Mapa de Vinlandia. Notorio por sus islas fantasmas.

Mapa de Vinlandia. Notorio por sus islas fantasma.

Durante centurias, en esta mirada inexacta y brumosa, ocuparon su lugar en el mundo. Fueron solo manchas que obsesionaron a los aventureros, de hermosos nombres, como Antillia (pequeña Atlántida al oeste de las Azores, supuestamente poblada por cristianos viejos que huyeron de la invasión musulmana, y que dio nombre al archipiélago caribeño), o Taprobana (cuyo origen se remonta a la fantasía griega de Megástenes, 290 a.C), o Los Jardines (mito de los conquistadores españoles que se adentraron por el Pacífico).

Mapa de Taprobana. Wikimedia Commons.

Mapa de Taprobana de Ptolomeo. Wikimedia Commons.

Nunca existieron (ninguna prueba fue hallada). El navegante no pudo pisarlas.

El músico y programador Andrew Pekler, fascinado por ellas, ha logrado que podamos navegar por un mapa sónico. Aquí tienes el enlace: Phantom Islands.

Ha diseñado un globo terráqueo en el que es posible cruzar los mares hasta su supuesta situación geográfica.

Lee el resto de la entrada »

El ‘Palacio Ideal’ de un cartero ‘idiota’, monumento nacional en Francia

En 1879 el cartero idiota soñó un palacio. Estaba en ruta, y en su recorrido había tropezado con una piedra a la que llamó “Obstáculo”. Esta roca le pareció singular, escondía algo. Imitando a profetas y locos, decidió fundar un castillo con ella.

Dedicó toda su vida al estúpido proyecto (33 años, 10.000 días, 93.000 horas de trabajo, dejó inscrito en uno de los muros al terminarlo). Carecía de conocimientos dignos en arquitectura. Nada sabía de los masones y constructores de iglesias.

El cartero Cheval frente a su trabajo terminado, en una estampa de la época. Wikimedia Commons.

El cartero Cheval frente a su trabajo terminado, en una estampa de la época. Wikimedia Commons.

Historische Bilder vom Palais Idéal du Facteur Cheval in Hauterives, Frankreich. Erbauer des Palais idéal war der französische Postbote Ferdinand Cheval. Wikimedia Commons.

Historische Bilder vom Palais Idéal du Facteur Cheval in Hauterives, Frankreich. Erbauer des Palais idéal war der französische Postbote Ferdinand Cheval. Wikimedia Commons.

Sueño tonto de cartero. Un palacio ideal, se dijo. Sería arquitecto y albañil de una obra maestra. Torres que imitarían la arquitectura hindú, torcidas y abigarradas pirámides, plagadas de iconos bíblicos, árabes y egipcios, en las múltiples fachadas que lo delimitarían. Estatuas de humanos, plantas y animales grotescos. Un delirio que terminó entrando en el catálogo de monumentos artísticos de Francia casi por venganza vanguardista. Arte naif, pueril, acusaron. Cosa de marginales.

Lee el resto de la entrada »

El primer libro coloreado de peces se publicó en 1719 e incluía sirenas

Está considerado el primer libro a color que muestra ilustraciones de peces. Fue publicado en 1719 causando impacto al ser la primera vez en la que el gran público pudo observar los eléctricos colores y las caprichosas formas de los animales subacuáticos de lejanos océanos tropicales. Su título es Poissons, Ecrevisses et Crabes, y fue una creación de Louis Renard -publicista, editor y espía de la Corona Británica- basándose en los dibujos que había tomado Samuel Fallours en Indonesia. Fallours era un artista que trabajaba al servicio de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales en la Isla de Ambon. Contrató a pescadores locales para que le trajeran animales del mar con el objetivo de pintarlos. Solo se editaron 100 copias en su primera publicación.

Sus dos volúmenes contienen 460 grabados coloreados a mano, con un total de 415 peces, 41 crustáceos, dos insectos palo, un dugongo (mamífero próximo a la vaca marina de Steller, hoy extinta) y una sirena mitológica que juraban que existía. A pesar de que en las primeras partes del libro los animales se corresponden con algunas de las especies que pueden encontrarse en las Islas Molucas, en las páginas finales los dibujos tienden a la fantasía, probablemente para atraer un mayor número de lectores. El libro apenas contenía texto y sus anotaciones eran anécdotas alejadas del rigor científico. Debido a su colorido éxito fue reeditado 1754, a pesar de que los biólogos consideran que dichas tonalidades también fueron arbitrarias.

Poissons, Ecrevisses et Crabes. Ernst Mayer Library. 1719.

Poissons, Ecrevisses et Crabes. Ernst Mayer Library. 1719.

Poissons, Ecrevisses et Crabes. Ernst Mayer Library. 1719.

Poissons, Ecrevisses et Crabes. Ernst Mayer Library. 1719.

Poissons, Ecrevisses et Crabes. Ernst Mayer Library. 1719.

Poissons, Ecrevisses et Crabes. Ernst Mayer Library. 1719.

Lee el resto de la entrada »

Con un trocito de madera e hilo inventa mundos

Con solo unos trozos de madera e hilo, la artista húngara Ágnes Herczeg tiene la habilidad de crear pequeños espacios, bosques, rostros, cuerpos, amaneceres, sueños… Escenas flotantes que se dejan traspasar por el aire, miniaturas que parecen frescos. Ágnes aprovecha fragmentos de madera encontrados en la naturaleza para definir sus atípicos escenarios que coserá con la maña de una araña que teje una visión.

Una ramita o un fruto se convierte en el marco del que crece un prodigio. En su cuenta de Instagram encontramos unas joyas de finura única, realizadas con materiales nobles y sencillos que, gracias a su delicada técnica, despliegan una sintética complejidad en la que suelen repetirse figuras femeninas en un estado de contemplación o trabajando.

Herczeg estudió en la Universidad Húngara de Bellas Artes y con el tiempo ha ido desarrollando sus propias técnicas de creación de tejidos y nudos. Domina el encaje de aguja, de almohada y el macramé. Es una especialista en el bordado artesanal húngaro. Todos los materiales que usa tienen un origen vegetal.

#textileart #textiledesign #needlelace #needleart #fibreart

A post shared by Ágnes Herczeg (@agnesherczeg_lace) on

Lee el resto de la entrada »

Cocinan una receta babilónica de hace 4.000 años

Podemos viajar al pasado usando la lengua, la cuchara y el tenedor, enrollando las papilas a modo de papiro, deslizándonos por la cúspide piramidal de un sabor hacia el estómago del faraón. En las universidades de Yale y Harvard saben que el gusto conecta los tiempos pasados y futuros, y han querido reproducir una antigua receta babilónica contenida en una tablilla milenaria. No ha sido un viaje sencillo. Algunos de los ingredientes prescritos en el lenguaje cuneiforme no existen hoy en día; la tabla está mal conservada y hay lagunas; la traducción del acadio original, lengua semita extinta, es complicada. No obstante, aseguran que el resultado es delicioso.

Los babilónicos sabían comer, aunque estos platos estuvieran reservados a la élite. Babilonia fue la potencia regional en la cuna de la civilización, a orillas del Tigris y el Éufrates, dominadora de las viejas ciudades de Akkad o Kiš, sede del vasto imperio de Hammurabi en el siglo XVIII A.C… Allí aprendimos a escribir, cocinar, beber, conquistar…

Tabla cuneiforme. Wikimedia Commons.

Tabla cuneiforme. Wikimedia Commons.

Lee el resto de la entrada »

Así sería el primer vistazo a un exoplaneta

De qué estarán hechos los exoplanetas, y cómo será el primer impacto en el astronauta explorador, cuando este perciba por la ventanilla de la nave espacial la atmósfera de una luna alejada a años luz, donde el metano, el helio y otros gases bañen los ríos, donde los océanos levanten olas de hidrocarburos contra un delta irisado que reflejará el incendio de las nubes de azufre

El corto Helios juega con estas premisas extraterrestres. Usa la plástica digital para diseñar paisajes cósmicos. Una simulación de líquidos y químicos orgánicos, fotografiados y grabados por el artista Nicolas Arnold en su sótano con el objetivo de inventar la ingravidez de otros climas celestes. Así describe su proyecto:

Helios se adentra en qué aspecto tendrán los territorios del espacio ultraterrestre inexplorados. Fue creado como un proyecto en mi sótano estudio, utilizando varios líquidos y productos químicos. Se escenifica como un estímulo audiovisual inspirado en la estética vintage de los viajes espaciales de la NASA.

Helios es un ejercicio doméstico de imaginación desarrollado por una persona que tuvo la suerte de crecer en un pueblo con escasa contaminación lumínica, bajo un cielo que le permitía soñar con viajes y fronteras astrales, formas y constelaciones, vuelos exteriores, nuevos territorios por descubrir…

 

Yaybahar, el nuevo instrumento que nació en Turquía

Cuando vi que Görken Sen, un músico turco, había creado un instrumento nuevo, pensé en contracciones, respiración y llanto: me dije que había nacido un nuevo lenguaje en el estrecho del Bósforo. Un habla, a más señas, extraterrestre.

Su madre sería asiática, su padre, europeo, el corazón, marciano. Un niño popurrí, que aúna el clasicismo del laúd medieval con los maullidos de la ciencia ficción.

Cada vez que oímos hablar de un instrumento nuevo es como si una lengua brotara en las orejas, un dialecto tribal que aspira a la universalidad del inglés. ¿No te parece?

La música es el argot común, el habla de locos y dichosos, tiende el mismo puente que la sonrisa, la nostalgia, el éxtasis, la extrañeza y la rabia. Un aparato que es a la vez percusión y cuerda, muelles, arcos y tambores. Un instrumento acústico que suena como un sintetizador, y que cuenta con membranas, bobinas, espirales y un cuerpo resonante. Una catapulta de sonidos.

Se llama Yaybahar, nombre digno para una tribu perdida de los Annunakis; apellido de princesa persa que salta sobre la arena caliente.

Y suena así

Lee el resto de la entrada »