BLOGS
Trasdós Trasdós

No nos disgusta la definición del término trasdós: la "superficie exterior convexa de un arco o bóveda". En este blog perseguimos estar en alerta y con el objetivo siempre dispuesto para capturar los reflejos, destellos, brillos y fulgores que el arte proyecta.

¿Tienen los zurdos superpoderes artísticos?

Debo puntualizar mi posición ideológica en este asunto, no me pidáis equidistancia. No soy un ambidiestro o zurdo moderado. Yo soy un zurdo extremo, opero siempre con la izquierda. Y creo que la nuestra es una raza de mutantes que nacimos con superpoderes. Estáis avisados.

Leonardo da Vinci fue un zurdo con superpoderes. Fuente: Wikimedia Commons

Leonardo da Vinci fue un zurdo con superpoderes. Fuente: Wikimedia Commons

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Somos zurdos… Nuestros enemigos nos reconocen por los signos del Maligno, que estaba sentado a la izquierda del Padre antes de escurrirse al infierno. Si te dejan la pluma estilográfica esta se rompe por una fricción malévola; si nos hacen escribir con rotulador, aparece la marca de Caín, esa tinta que mancha tu mano rectora como el tatuaje de un mendigo, y te llaman sucio, o algo peor, pero solo eres zurdo; si nos mandan usar las tijeras, sentiremos el dolor en el pulgar como una prueba de fe; sobrevivimos ocultos en las escuelas con complejo de mano torpe, porque resulta casi imposible escribir recto y con buena letra en el cuaderno. Odiamos las silla-pupitre y las peleas de codos en el comedor. Amamos los ordenadores pero maldecimos el mouse. Nos chifla la escritura árabe. Somos la única izquierda.

Yo soy un zurdo real… si me das una guitarra la toco al revés, como si fuera un cajón. Soy un veterano de la eterna lucha contra las espirales de los blocs de notas. Nunca podré abrir una lata de conservas, y moriría de hambre en un mundo posnuclear. A los diestros el diccionario de sinónimos os llama “avezados, entendidos, experimentados, expertos, hábiles, peritos, prácticos, versados”; en la acepción de zurdo solo encuentro un escueto “izquierdo, siniestro”. Para los doctos académicos somos algo así como heavies vestidos de negro. “Lateralidad cerebral” clasifica la ciencia nuestras diferencias. Nosotros, orgullosos, nos consideramos algo más: mutantes artísticos.

Charles Chaplin sonríe porque es zurdo. Fuente: Wikimedia Commons.

Charles Chaplin sonríe porque es zurdo. Fuente: Wikimedia Commons.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Zurdos del mundo: sois artistas, matemáticos, deportistas, arquitectos, políticos, jugadores de ajedrez. Lo dice la estadística. Está en los periódicos. Y si no es así, si escribes con la izquierda y no entras en este perfil, entonces es que eres un diestro moderado o acaso un falso zurdo.

Yo soy zurdo auténtico, sí, pero no os odio, diestros, ni siquiera cuando abrís la lata de conservas en unos segundos y con condescendencia. Pertenezco al 10% mutante de la humanidad. Puede que lleguemos al 13, nuestro número de la suerte. Fuimos reprimidos en la antigüedad: éramos hijos del diablo, atabais nuestra mano y camino a la hoguera. Los padres de la criminología apuntaron que parecíamos delincuentes, poco honestos y lunáticos. Después inventaron las tijeras…

Esta es una llamada a los siniestros que fueron reprimidos en el franquismo: ¡podéis volver a usar la izquierda y vestiros de negro si queréis! Esta es una carta al diestro primer ministro de Japón, donde nuestra mutación fue casi extinguida -¡a bastonazos de bambú!- hasta alcanzar solo el 2% de su población. Esta es una amenaza a la confederación internacional de polo y hockey: o cambiáis el reglamento, y permitís que los jugadores usen su izquierda, o tendréis problemas…

Nuestro dominio está en el hemisferio derecho del encéfalo (qué ironía). Llevo toda la vida oyendo que tenemos talento para el arte, excepto para la papiroflexia. Por eso mi padre, que es diestro, recto y diestro, me decía que estudiara derecho, claro, que es un oficio noble y práctico. Y yo le respondía como un perfecto zurdo, dispuesto a las curvas y las piruetas: Leonardo Da Vinci, Chaplin, Einstein, Miguel Ángel, Beethoven, Aristóteles, Twain, McCartney… Todos genios, todos zurdos. Ninguno abogado. ¡Artistas!

Papá, entiéndelo, proseguía mi desviado cerebro… Los estudios indican que tenemos más posibilidades de desarrollar capacidades en el pensamiento divergente, y que disfrutamos de ventajas cognoscitivas como la creatividad, especialmente en matemáticas; que tenemos el cuerpo calloso, que une las células entre ambos hemisferios cerebrales, más grande. Procesamos mejor la información. Otros estudios aseguran lo contrario, una mayor propensión al déficit intelectual (pero los buenos zurdos no leemos tonterías). Algunos dicen que los diestros también pueden tener un cuerpo calloso hermoso (pero nadie ha mirado allí dentro, ¿verdad?).

En las estadísticas, estamos sobrerrepresentados en las artes (esto nos gusta mucho). Encontramos nuevas ideas o conclusiones de forma eficaz, según la Universidad de Atenas, o la de Illinois, o la de Liverpool, que no son Harvard, porque ese es un centro de referencia para los diestros. Se cree que nuestro hemisferio derecho está más activo –power, en inglés-, y esa parte está relacionada con la creatividad, el razonamiento espacial y el lenguaje. Otros dicen que como el mundo está diseñado para los diestros nos hemos espabilado más (son psicólogos). Hay estudios que aseguran que somos menos resistentes al enfado, al estrés o al miedo, más vacilantes. Pero todo zurdo sabe que esto es mentira. ¿O no? ¿O sí?

Como nos dijisteis que éramos inteligentes, unos artistas, así estamos, sin mover un ápice la revolución zurda, sin quemar las tiendas de plumas estilográficas, sin organizar la esperada hoguera de tijeras, sobreviviendo en trabajos precarios, ninguneados, esperando el día en que todos los diestros nos digan: ¡mira, ahí va un zurdo, ese es un genio! Ha sido un buen truco hacernos creer más listos de lo que en realidad somos en este mundo diseñado para diestros.

Marie Curie ganó dos premios Nobel y es zurda. Fuente: wikimedia commons.

Marie Curie ganó dos premios Nobel y es zurda. Fuente: wikimedia commons.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mozart, Jimi Hendrix, Marie Curie, Nicola Tesla, Barack Obama, Bill Gates… fueron o son zurdos. ¿Pero cuántos genios han sido morenos? ¿cuántos llevaron bigote? ¿cuántos fueron hombres? ¿mujeres? ¿blancos? ¿nudistas? ¿monórquidos? ¿encontraríamos un patrón que nada tenga que ver en realidad con la potencia cognoscitiva?

Preguntas de diestro, te diría un zurdo auténtico. Así que si un día te encuentras con un zurdo idiota, ya lo sabes: es un diestro haciéndose el interesante, porque todos sabemos que los zurdos tienen superpoderes. Yo, además, soy escorpio, y tampoco acepto equidistancias en esto.

 

5 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Asocial

    Soy zurdo

    25 octubre 2017 | 18:55

  2. Dice ser Asocial

    Los curas dicen que los zurdos son somos demonios.

    25 octubre 2017 | 19:02

  3. Dice ser Rod

    No

    25 octubre 2017 | 19:49

  4. Dice ser Gabi

    Yo la pregunta que me hago después de leer el tipo de artículos en los que se enumera la larga lista de artistas genios, o genios directamente por su capacidad intelectual, es, ¿si se hiciera una lista de genios diestros y se comparan las dos en proporción, no saldrían aproximadamente un 10% de zurdos y un 90 de diestros? Yo, aunque soy zurdo cerrado, me temo que sí.

    25 octubre 2017 | 23:17

  5. Dice ser juan jose cintas tebes

    Yo soy zurdo desde antes del nacimiento y es màs todo mi lado derecho està menos desarrollado , vivo la vida como si estuviera del otro lado del espejo , incluso las manecillas del reloj deben rotar al revès las hazas de los vasos siempre leo mi nombre pues està hecha para diestros , las puertas todas giran al revès los tornillos y una incontable cantidad de cosas , andar con jean con la bragueta desprolija porque debes bajarla con la zurda y el cubre cremallera està para derechos , los calzoncillos siempre al revès todo lo anatòmico es un desaguisado para mi y no hay genialidad nacimos en un mundo para derechos y desde el mismo parto el zurdo debe aprender a ser mas hàbil resolviendo pequeñas cosas para paliar su aislaciòn de los “derechos” es por eso , quizàs que los zurdos genèticos como yo deben activar mas sectores del cerebro para realizar la misma tarea eso es todo doble esfuerzo para lo mismo

    27 octubre 2017 | 03:45

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.