Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘8’

El público lo dice: ‘Celda 211’ debería triunfar en los Goya

El día de los enamorados la Academia de cine español entrega “sus Oscar”, como he venido oyendo desde hace años (es curioso como hasta en eso se nos nota la hollywood-dependencia). Ayer se conocieron las candidaturas, unas candidaturas que no han sorprendido a nadie y que, leyendo vuestros comentarios ayer en 20minutos.es aprueban mayoritariamente las 16 nominaciones que ha logrado ‘Celda 211’.

La película de Daniel Monzón, que algunos de vosotros califica como “la mejor película española de los últimos 20 años“, debería convertirse, si se cumplen los pronósticos, en la gran ganadora de esa noche de San Valentín. Ojalá sea así, porque méritos tiene y ojalá la Academia sepa reconocerle a Luis Tosar el pedazo de interpretación que consigue en esa obra dura, intensa y emocionante.

Está bien la fecha escogida, tiene algo de simbólico, porque estos últimos meses, después de ver la gran acogida que el público le ha dado a ‘Celda 211’, ‘Ágora’, Spanish Movie, ‘Gordos’, ‘Pagafantas’, ‘Planet 51’… se ha hablado, por primera vez, de “reencuentro del cine español con los espectadores”, “romance”, “idilio” y demás metáforas exagerado-festivas para describir algo que debería ser la tónica general de nuestro cine: que lograra contactar con su público y que arrastrara a gente de todas las edades a la taquilla.

¿Qué os han parecido a vosotros las nominaciones a los Goya? ¿Cuántas de las películas nominadas habéis visto?

P.D. Aclaración: cuando publiqué este post, tenía en mi poder una lista errórea de los nominados. En mi lista no figuraban ni Gorka Otxoa ni Alberto Ammánn (a los que yo echaba de menos), pero sí estaban, sin embargo, Max Minghella y Oscar Isaac (lo que a mí me parecía un grave error). La lista completa y exacta con todos los nominados la podéis consultar aquí.

Juego de memoria cinematográfica 2

Hace unas semanas os ofrecía un juego de memoria cinematográfica y os pedía que adivinarias el título y el nombre del actor que aparecía emborronado. Hoy, que escribo mi penúltimo post antes de las vacaciones, me ha parecido una buena idea retomar ese juego para despedirme. Creo que las películas que he elegido son fáciles, así que no hay excusas para no jugar. Mañana, las respuestas.

Una obra maestra muy fácil de saber. Probablemente la película más famosa de la historia del cine. Ésta es una escena memorable, con Marlon Brando en primer término, pero ¿recuerdas qué actor aparece al fondo, observando el besamanos?

Una pareja mítica del cine, en una película divertida y ácida a partes iguales. ¿Sabes quién escucha atentamente a Walter Matthau?

Una versión moderna y musical de Romeo y Julieta. ¿Qué actor y bailarín sujeta el balón?

Alta comedia con James Stewart y Katherine Hepburn. El título es fácil, pero, ¿recuerdas a la actriz que aparece tapada?

¿Quién dijo que las mejores películas de aventuras están rodadas en blanco y negro? Una película original, entretenida y muy moderna, aunque recrea el siglo XIX. Si todavía no la has visto, ya estás perdiendo el tiempo.

En Hollywood no es oro todo lo que reluce, como mostró este magnífico filme que logró cinco Oscar en un año mágico del cine: el 53.

Un western lleno de tensión, a manos de un director que lo mismo brillaba haciendo una de vaqueros que rodando comedias sofisticadas. Imprescindible

Semana de los Oscar: lo que se pierden los que no llegaron a la final

Debe de ser bonito pasearse estos días por Los Angeles, una ciudad que vive por y el cine. Si habitualmente, me cuentan los que han estado por ahí, la ciudad es una amalgama de talento, ilusión por triunfar, ambición, gente guapa, sucesión de castings y dinero, estos días Los Angeles vive acelerada, preparándose para la gran fiesta, la traca final que es la ceremonia de entrega de premios.

Me cuenta una amiga que el año pasado viajó a Los Angeles con el equipo de una de las películas con más nominaciones a los Oscar, que la ciudad literalmente se “paraliza” el día de la entrega de premios. Una nube de publicistas, agentes de prensa, periodistas, productores, distribuidores y agentes toman la ciudad.

Las distribuidoras que tienen películas nominadas en alguna de las categorías se encargan de organizar y acomodar a sus invitados. Los recogen en las limusinas, les procuran las invitaciones, los hoteles… las entradas a las fiestas. “Hay, me cuenta mi amiga, muchísimos controles de seguridad hasta que llegas al Kodak Theatre, eso sí, la ciudad está completamente despejada, sin tráfico, para asegurarse de que llegas a la cita a la hora“.

Pero no a todos se les espera al mismo tiempo. Los últimos en llegar son las estrellas, los nominados en las categorías principales y a los que todas las cámaras quieren grabar, pero cuatro horas antes han comenzado a desfilar por la alfombra roja del Kodak Theatre el resto de invitados, aquellos de los que rara vez se capta una imagen. Aquí la extravagancia del vestuario está permitida, hay manga ancha.

Después de los nervios, de las alegrías y las decepciones del premio llegan las fiestas, y en especial la fiesta con mayúsculas, la de Vanity Fair, esa que va asociada al eslogan “no eres nadie si no has conseguido invitación para ella”. Aunque hay un truco, llegar con alguien que haya logrado una estatuilla. “Todo el mundo, absolutamente todo el mundo, te deja entrar si vas con un Oscar o con alguien que lo tenga. Te paran, te saludan, te felicitan“. Eso sí, las fiestas no son para desparramar, soltar adrenalina y hacer unas charlas con los amigos. “No hay nada fuera del negocio“, me comenta mi amiga. “Todo el mundo sabe quién es quién y se informan de lo que has hecho antes de hablar contigo. Todo tiene una atmósfera muy profesional”.

Así que entre copa y copa se habla de planes, disponibilidad de fechas, posibles castings. Los agentes vigilan de cerca a sus pupilos mientras los productores perfilan nuevos proyectos. ¿Qué negocios se cerrarán la noche del 24 de febrero? Los veremos en los cines en dos años, aproximadamente.