Sin efectos especiales Sin efectos especiales

-No deberías llevar esa ropa. -¿Por qué? Sólo es una blusa y una falda. -Entonces no deberías llevar ese cuerpo. 'Fuego en el cuerpo', de Lawrence Kasdan

Entradas etiquetadas como ‘Torrente’

La Academia ignora a ‘Torrente’, la película que salva las cuentas del cine español

Es la película que salva la recaudación del cine español, la que maquilla las rídiculas cifras de espectadores que acuden a ver cine patrio, pero no convence a la Academia, ni a la mayoría de los críticos. ‘Torrente 4’ no se va a tener que ir a casa sin nada, porque ni la han invitado a participar en la ceremonia de los Goya (discúlpame que no repita esa hipérbole de que ‘son nuestros Oscar’, porque me da la risa).

Ya lo adelantaba a primera hora de la mañana Santiago Segura en su Twitter :

“Hoy anunciaran las nominaciones a los Goya. Atención a ‘Torrente 4‘, si las quinielas aciertan se llevaría 0 nominaciones”.

Ay, Segura, serás muchas cosas, pero no tienes ni un pelo de tonto (con perdón, va sin segundas).

No seré yo quien diga que es una flagrante injusticia. Torrente es lo que es, aunque hay que reconocerle que técnicamente es buena y sus actores también lo son (hasta Paquirrín, ese niño grande que tantos buenos momentos le está haciendo pasar a Vasile y compañía, era finalista para alzarse con una candidatura al mejor actor revelación. Hubiera sido la bomba, pero se dijooooooo, no nos hagamos ahora los escandinavos).

En cualquier caso es significativo dejar totalmente de lado a la película que ha logrado que la recaudación del cine español creciera, en solo un trimestre, un 134%. Se constata pues que ‘la excelencia artística’ que premia la Academia va por un lado, y los espectadores con sus díscolos y mundanos gustos van por otro (el caso de Torrente se repite con ‘Fuga de cerebros 2’). A veces ambos caminos se cruzan felizmente, como en la magnífica ‘No habrá paz para los malvados‘ o la controvertida ‘La piel que habito’, que han logrado 4,1 y 4,5 millones de euros de recaudación, respectivamente, y parten como caballos ganadores en los Goya. Pero aun teniendo unos datos económicos que no están mal para nuestros estándares, están muy alejados de los casi 20 millones de euros que convirtieron a ‘Torrente’ en noticia fuera de nuestras fronteras.

¿Es ‘Torrente’ una película para tíos?

Había visto las dos primeras entregas de ‘Torrente‘; pero me quedaba la tercera. Gracias a Antena 3 anoche subsané ‘mi carencia’ y he de reconocer que, a ratos, me reí. Y lo digo con cierto estupor, porque Torrente, como el propio Santiago Segura dice “es un anormal”, un impresentable, un casposo asqueroso que refleja el machismo más cutre y vomitivo de nuestra sociedad. Sin embargo, tiene su punto, (y mucho mérito) porque nos enfrenta a una caricatura que nos repele y nos atrae al mismo tiempo como si fuera un fenómeno de feria.

Muchos de los chicos que me rodean son fans declarados de Torrente. No pasará del fin de semana sin que vayan a ver ‘Torrente 4‘, incluso pagarán los diez eurazos que cuesta la entrada de 3D. La ocasión lo merece. Ellos ni de lejos se parecen a él; son educados y considerados, tienen éxito con las chicas y cuesta imaginárselos soltando las burradas que dice Torrente; pero, en cierta manera, lo admiran. Les encanta (según lo que me han dicho) que se atreva a decir lo que nadie dice, que sea tan irreverente, que se ría de todos, que en la película saque tantas tías buenas en pelotas y que pase del lenguaje y la pose ‘políticamente correctas’ que les encorseta a ellos. Además, dicen, los cameos añaden un extra de risas que evitan que la atención decaiga. “Un puto crack” es la expresión que he oído referente a él.

Con las chicas es otra historia. Ninguna de mis amigas ha ido nunca al cine a ver alguna de las entregas de Torrente. Como mucho alguna le ha echado un vistazo mientras la ponían en televisión o mientras su novio la ponía en el DVD. A las que lo han ‘medio visto’ no les gusta y les espanta que sus chicos lo defiendan. Aunque imagino que no todas las mujeres opinarán igual. Yo hablo de mi círculo de amigas, donde yo soy la única que defiende el personaje porque me hacen gracias sus barbaridades. Hasta la forma en que babea ante una pibón en tanga me conmueve por su patetismo y su sinceridad. Puro realismo.
Pero por todo esto creo que ‘Torrente’ es, sobre todo, una película pensada para gustar a los tíos, y es entre ellos donde triunfa mayoritariamente. No sé qué opináis vosotros/as y si os gusta y tenéis pensado ir a ver la ‘Torrente 4’.