BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

Cosas que no entran en la cabeza: el pollo a secas de ‘Ven a Cenar Conmigo’

Javier, muy prepararse y muy poco rematar.

Qué decepción. Napoleón preso en isla de Santa Elena y comiéndose los mocos en medio del océano Atlántico, a 1.800 km de la tierra firme más cercana, después de haber sido emperador de medio mundo, tenía mejor estado de ánimo que los comensales de anoche (y muchos espectadores) después de la cena de Javier, el último anfitrión de la semana.

Porque la cena del muchacho era clavada a la cena que te pondría una abuela. Una abuela vaga y que te odie. Si Javier hubiera estado en la prehistoria aún seríamos recolectores, que da menos trabajo que eso de cazar o cultivar ná.

Pero vayamos por partes, porque las cosas ordenadas son mejores.

Javier es un guaperas que se gana la vida como profesor de Educación Física y está preparando un IronMan, que no es hacerse una armadura chula que vuele y dispare cosas, sino nadar 3,9 km en mar abierto, hacer 180 km en bicicleta y correr una maratón de 42,2 km. Todo seguido y sin parar.

¿PERO POR QUÉ, POR EL AMOR DE DIOS?

Si yo me canso viendo tres episodios seguidos en Netflix y esta gente está 12 y 14 horas haciendo ejercicio. ¿Cómo vamos a hacer deporte los demás si se lo gastan todo estos egoístas?

Total, que Javier afirmó que “el deporte lo es todo, es una filosofía de vida“. Y Ahí estaba Sócrates, hecho un cebón, qué mierda de filósofo era, todo el día pensando cosas en lugar de correr como una gacela hiperactiva.

“Empecé siendo nadador, luego me metí a hacer judo, atletismo y bikram yoga“, aseguró el maromo, que dura en los deportes lo mismo que una ración de croquetas la mesa de Falete.

“Así me hice actor, pero siempre jugando con la profesión“, añadió este muchacho, que sale en el anuncio de un banco actualmente.

Javier cocinó dentro de una berenjena, porque su cocina tenía un color violeta machacón que si pasas más de diez minutos ahí te vuelves daltónico por desgaste de ojo.

– ¿Y cómo dice que quiere que le decoremos la cocina?

– Así como para ponerme morado.

– Hecho.

El actorjudocanadadoryogimasoquista se puso gorrito de chef, que es lo que cualquiera se pone en su casa a diario para cocinar. Eso fue lo más sofisticado y parecido a cocinar que hizo en toda la puñetera jornada.

En paralelo, Dilenia seguía con lo suyo: “Soñé que nos iba a abrir la puerta con un traje de cocinero“, confesó la muchacha, que probablemente se refería a que le abría la puerta con un llevaba un delantal. Y ya.

Así quería ser recibida Dilenia en casa de Javier:

male GIF

Menú:

Bueno, menú por llamarle de alguna forma.

Entrante: Pura Vida.

Era un puñetero puré de zanahoria. Patata, cebolla y zanahoria. Innovador. Atrevido. Vanguardista. Es un genio. Y los tontos de los hermanos Roca haciendo platos de cuatro ingredientes o más. Flipaos.

Por si fuera poco Javier cocinando es como un cani macarrilla con las puertas del carro abiertas y el maquineo a todo meter en el parking de la discoteca.

Y es que todo el mundo pensó que sabría cocinar, que haría platos elaborados… pero un buitre leonado comiéndose una oveja muerta se ha currado más su cena que Javier.

El muchacho usó un cuchillo para cortar las verduras tan pequeño que apuñalas con eso a un chihuahua y no lo matas. La Guardia Civil te pilla con eso y te echa la bronca por no llevar una cosa más grande.

Plato Principal: Cómete una experiencia. 

Se tenía que haber llamado: Cómete una poca mierda. Eran “muslos de contrapollo”, según dijo. Ojo, no contramuslos de pollo, no, “muslos de contrapollo”.

Un muslo de contrapollo es un muslo de un animal que lucha contra los pollos. Aquí tenemos un ejemplar en plena faena.

chicken fighting GIF

Para cocinarlo se puso a cantar la canción de Libre de Nino Bravo. Bueno, en su carrera actoral ya sabemos que no va a hacer musicales. Nino Bravo no se revolvió en su tumba, es que sufrió convulsiones. Ni una puta nota en su sitio. La melodía, cosida a navajazos. La letra, más inventada que un novio de Leticia Sabater.

Y el emplatado del plato principal eran los trozos de pollo chorreando y ya. La experiencia que te comes con ese plato es el aburrimiento. En serio, que eran dos trozos de pollo de mierda en medio del plato.

¡¡¡HAZ UNAS PUTAS PATATAS FRITAS, O ARROZ, JODER ALGO UN PUTO ALGO!!!

Diccionario Javier-Español, Español-Javier:

Guarnición 
Del Lat. nasti de plasti.

1. f. La puta nada, el vacío, la soledad.

2. f. El espacio sobrante que se queda en un plato donde pones un pollo porque no te sale de los testículos poner nada más.

Javier es de los que te sirve un vaso vacío por si no quieres tomar nada. Y si quieres tomar algo te lo sirve vacío igual.

Postre: Sabor de amor.

“Dedicado a mi novia, porque tiene mucho amor”, alegó. El postre llevaba ocho limones. El limón es ácido y agrio. Chica, te está queriendo decir algo.

Le añadió yogures naturales apuñalados y un bote entero de leche condensada. Postre patrocinado por Medicamentos Petes, medicamentos para tu diabetes.

Y luego la mezcla se echaba en un bol y se dejaba derramar por toda la nevera, que es lo que hizo Javier. Eso le da un retrogusto a derramado en boca que se agradece mucho.

El emplatado era una charca del líquido de derrame con fresas, estrellitas de caramelo muy de que las use un adulto y un corazón de chocolate blanco. Todos los elementos como luchando por no morir ahogados.

Llegó la cena.

La primera en llegar fue Dilenia, que claro, no sabía que Javier tiene novia. Y por si Javier no le gustaba lo suficiente, su chalete también le gustó. Pero es que si Javier llega a vivir en una choza compartida con un mapache rabioso en medio de una ciénaga a Dilenia le habría gustado igual.

Javier recibió a sus invitados con champán y un plato de piedras. Sí, había un plato de piedras en medio de la mesa, por si en medio del cóctel sientes la necesidad repentina de reventarte los dientes. Pero también había jamón caro.

La Monja Hammon llegó vestida de blanco y parecía el Doodle de Google homenaje a la niña de la curva. Sales a pasear así por un arcén cualquier noche y provocas infartos. La Monja Hammon cruza la esquina de un pasillo de hotel y están las gemelas de El Resplandor y las que se asustan son las niñas.

“Vamos a echar un ojete por ahí”, dijo Dilenia cuando se fueron a cotillear. Echar un ojete es poner tu culo desnudo en todas las superficies, de forma que a partir de ese momento todo esté decorado con lunares.

Y al dormitorio que se fueron, claro. Javier había dejado unas espadas encima de la cama, que es lo típico que dejas en la cama, a ver si llegas cansado después de ir de fiesta, te echas a dormir y acabas con un pulmón perforado.

Llegó el primer plato. La Monja Hammon iba ese día poseída por el diablo del sarcasmo y según vio el plato dijo: “Esto qué es, ¿puré como en el cole?”. Pues sí, porque estaba soso. No fuera a ser que supiera a algo.

A mí me gustan las cosas calientes“, dijo Javier sobre la temperatura del puré y ahí se agarró Dilenia, a un clavo ardiendo, claro.

¿TE GUSTAN LAS COSAS CALIENTES?

hints GIF

Raquel le dijo que una crema caliente para una cena de verano no la veía. “Le falta sal y sobre todo mucho más jamón“, le dijo, porque eso no era pura vida, era puro puré.

“Estuve en Hollywood trabajando”, se chuleó Javier, que tampoco es que dijera que trabajara de actor. Que lo mismo estuvo currando de camarero en un Foster Hollywood. Raquel dijo que eso a ella no le impresionaba. A Raquel le recita su currículum Katherine Hepburn mientras hace malabares con sus cuatro Oscar y no le impresiona.

Llegó el segundo plato y claro, eso era más pobre que una rata con hipoteca a 40 años.

Y aunque parecía que sirvió el pollo sin guarnición, no era verdad. Lo sirvió acompañado de sus santísimos cojones, porque hay que tenerlos más gordos que King Kong tras un año sin follar para servir el pollo solo en medio del plato.

Papi, a mi me gusta la comida caliente, pero está un poco frío, pero me ha venido el aroma y olía fenomenal”, dijo Dilenia, que ya no sabía qué eufemismo usar. Encima frío. ¿Por qué no les escupió a todos a la cara que por lo menos habría estado el lapo caliente?

Llegó el postre. Había repetido el mejunje blanco de limón así que había para todos. “El postre ha sido una especie de resurrección“, dijo Hammon, porque al parecer estaba bueno y a todos les gustó. O eso o que tenían hambre.

Es un postre dedicado a mi novia, romántico“, confesó en la mesa Javier y la cara de Dilenia fue como de haber anunciado que se le había caído arsénico en el postre.

Animated GIF

Poco después la Monja Hammon y Dilenia se enzarzaron en una discusión sobre lo higiénico y sanitario de meter un bol en medio de una salsa, como hizo Monja en su cena. Y Dilenia casi acaba llorando porque vio que Hammon estaba mal a causa de su crítica y se puso triste por haberla ofendido.

Y se fundieron en un abrazo sincero y natural. Dilenia es un sol. Monja también, porque tan meritorio es disculparse como aceptar una disculpa.

Aplauso lento y sentido para ellas.

El fin de fiesta que preparó Javier era una especie de escenario improvisado en el patio en el que el muchacho recitó La casada infiel, de Lorca, que es un poemazo, pero tiene poco de festivo.

Ya puestos podría haber recitado:

La pena os ataca
y os va a comer la mierda
por la pata.
Vuestros parientes muertos
y se os va a caer el pelo
esto es una fiesta
pero se os indigesta

Y encima ponía acento como andaluz descafeinado y acabó el poema con un “¡AHÍ QUEDA ESO!”, que es como todos los grandes poetas acaban todas sus obras.

Por una mirada, un mundo;
por una sonrisa, un cielo;
por un beso… ¡Yo no sé
qué te diera por un beso!
¡Ahí queda eso!
¡Moza, que ti ví a comer tol queso!

Puntuaciones. Charly: 6. Monja: 6. Dilenia. 5. Raquel: 5.

Así que ganaba Raquel, con 28 puntos, pero podían cambiar uno de sus votos al ser la última cena, como todos sabéis.

“Aquí traigo el premio calentito”, anunció Javier al aparecer con la bandeja de los 3.000 euros y Raquel le dio el mayor zasca de la historia: “De tu menú es lo que más me gusta, creo”.

bravo applause GIF

Resultados: En cuarto lugar, Monja. En tercer lugar, Dilenia y Javier. En segundo lugar, Charly.

¡¡Y GANÓ RAQUEL!!

Justa ganadora. Injusto el tercer puesto de Javi empatado con Dilenia, ella lo hizo mil veces mejor e infinitamente más currado.

Javier cambió su voto de 2 a la Monja y le dio un 4. Y Dilenia cambió el 7 que le dio a Charly por un 8.

3 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser leila

    Qué error cometí entrando aquí, una cosa es que tú humor sea pésimo pero es que es tremendamente desagradable. Qué horror.

    25 agosto 2018 | 10:13

  2. Dice ser John Doe

    #1 Desde luego que para gustos los colores, pero al menos yo me he deshuevado de risa bien bien bien. Así k olé por Gus!!!!! Sigue así, k es de 10 sobre 10.

    25 agosto 2018 | 20:08

  3. Dice ser Amoa

    Pues yo creo que el humor (y los gifs) son bastante buenos, de estos espectáculos mejor reirse…

    28 agosto 2018 | 17:17

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.