BLOGS
Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

Cuando el chocolate explota: tragedia cocinera en ‘Ven a cenar conmigo’

Dilenia, con la cocina llena de gotelé.

Si hay algún peligro en los tutoriales de Instagram y YouTube y esos sitios es ver cómo los demás hacen las cosas y creerte que tú las puedes hacer igual. Y no. Y luego hay accidentes que dejan tu cocina como si Peppa Pig hubiera estado saltando en un charco de barro encima de la vitrocerámica.

La cocina que quedó que era más fácil prenderle fuego que limpiarla fue la de Dilenia, de profesión, tiradora de trastos a Javier y en sus ratos libres auxiliar de enfermería.

“Yo me considero una persona introvertida, extrovertida, por las buenas buenas y por las malas, malas”, dijo de sí misma, que con esa frase en Hollywood se montan una secuela de El Código Da Vinci con Tom Hanks dos horas y media tratando de averiguar qué significa.

“Vivimos el Carpe Diem y mañana Dios dirá”, resumió la muchacha su filosofía de vida, porque “las penas ya llegan solas”. Qué hijas de puta las penas, fijo que tienen GPS, porque te encuentran siempre.

En el vídeo de presentación salía bailando enfrente de un descampado donde no había más que rastrojos. Ni música ni hostias, pero ahí estaba Dilenia dándolo todo con un sol capaz de matar a una chicharra. Rave extrema. Eso no era un after hour, era un after week por lo menos.

Menú:

Entrante: Barcaguate. “La receta está basada en el aguacate y la voy a presentar en un barquito”, explicó Dilenia. Ya, nos imaginamos que no pretendías mantener en secreto la fórmula de la coca-cola despistando con ese nombre.

Dilenia se puso un delantal con estampado de paellas, al más puro estilo caribeño. Colón del primer viaje se trajo tabaco, patatas y paella en un tupper.

El plato llevaba plátano macho. Pero macho que sólo le faltaba tener pelo en el pecho para ser más macho. Ese plátano era tan macho que no le dejaron salir en Pasión de Gavilanes porque le hacía sombra a los otros tres maromos.

Dilenia lo frió “finito, pero gordito”. Si Dilenia se empeña es capaz de hacer la cuadratura del círculo con el Paint.

Mi Javuchi sale de aquí enamorao”, se automotivaba la muchacha, pero me da a mi que Javier no sale de ahí enamorado ni con un bebedizo.

Total, que el plato era básicamente un guacamole que echó en la propia piel del aguacate. Y el plátano iba de acompañamiento.

Principal: Timbal dominicano. Era carne cocinada con verduras, especias y azúcar, todo ello sobre arroz blanco.

Como su Javier es como un niño de cinco años y las ternillas le dan asco y no sabe apartarlas, Dilenia le limpió los filetes que sólo le faltó masticarlos y regurgitárselos en la boca durante la cena. Una mamá de cernícalo se lo curra menos para dar de comer a sus polluelos.

Eso sí, el plato tenía buena pinta.

Postre: Frutas derretidas. Quería hacer unas barcas de chocolate (o cúpulas quizá) mojando globos en chocolate.

Lo que pasa es que debió comprarlos en un bazar de todo a cien (ay, cuando eran todo a cien) y encima los inflaba con una presión de rueda de tractor y claro, era mojarlos en el chocolate y explotaban.

Al segundo que explotó la cocina ya estaba como el baño de un restaurante de carretera de Albacete con ostras en el menú.

hippo GIF

Espero que no estéis comiendo mientras leéis ésto.

En cualquier caso, he de decir que he visto películas porno menos explícitas que Dilenia untando mantequilla en los globos y entre eso y los churretones de chocolate que le corrían por las domingas el programa de anoche fue la experiencia más erótica de mi vida.

Al postre le metió pera, mango, papaya, “queso mascarpón”, que es mucho mejor que el queso “menoscarpón” y le añadió leche condensada como para endulzar el océano atlántico.

El primero en llegar a la cena fue Javier, que yo creo que se había tomado ocho cafés antes de llegar porque estaba muy venido arriba. Estaba más on fire que un Teletubbie en el Día Internacional de los Abrazos.

Bienvenido a tu casita“, le dijo Dilenia con una voz de ir a enseñarle una habitación llena de correas de cuero, bozales y maderos a los que atarle.

Le ofreció un cóctel y le dijo: “Puedes tomarlo con o sin paja“. Un consejo amigas y amigos: siempre con paja. Es mucho mejor. Más higiénico, digo, y dura más.

“A ver si hoy vas a venir tú a por mí, que yo sigo curiosa, ¿eh?”, le advirtió Dilenia.

Diccionario Dilenia-Español

Curiosa.
Del lat. Calenturiae.

1. adj. Te cogía y te daba más cabalgue que al caballo del Cid Campeador. U. t. c. s.

2. adj. Quítate la ropa, es para un experimento científico.

Después llegó Raquel, que dijo que Javier llegaba “visible” y más moreno, pero lo dijo con pinta de pillarle y hacerle la cosa esa de la cópula hasta dejarle blanco.

Yo no sé qué le ven a este chaval, de verdad, ¿qué tiene él que no tenga yo, aparte de pelo, abdominales, un cuerpo apolíneo, sonrisa seductora y carisma?

La Monja Hammnon llegó con un velo y un vestido que creo que pretendía ser estampado de tigre. Lo que pasa es que parecía más un borrador de cuando estaban pensando la serie de Pokémon. Era como un Pikachu criado en Chernóbil.

Mientras llegaba el primer plato Javier y Charly se fueron a cotillear por la casa y oh, sorpresa, acabaron en el dormitorio. Qué tontos: el armarito del cuarto de baño da más información de cualquier persona que cualquier dormitorio.

Dilenia había dejado fotos suyas sexys convenientemente colocadas, y no dejó condones sobre la cama alineados formando el nombre de Javier porque no le dio tiempo. También había una cofia de enfermera sexy. Sutilísimo.

No abrieron el cajón de la ropa interior, que es lo primero que yo siempre hago cuando voy a las casas de los demás. Ups, ¿he dicho eso en voz alta?

“Yo me voy a desmayar, a ver si sabe hacer el boca a boca“, dijo Javier riéndose cuando averigüaron que Dilenia se dedica a la sanidad. Se desmaya Javier y Dilenia le hace un papo-boca que lo despierta que no se vuelve a dormir en seis meses.

Llegó el primer plato y a todos les encantó. La Monja Hammon, a la que todos llaman ya “monji”, dijo que “el punto del plátano era extraño para mí porque no es algo que haya probado mucho”. Qué picarona, que no ha probado mucho un plátano macho… claro, es monja.

La Monja se chivó de que habían ido a cotillear y ella les explicó que curra de auxiliar “en dos residencias” de ancianos. “Una señora me dijo que lo mejor que te puede pasar es que si llegas a mayor te cuide una persona como tú me cuidas a mí“, dijo emocionada. Ole por ella y por el curro que hace.

A Javier le dijo que a él “estaría encantado de cuidarle”. Fijo que le encantaría ayudar a Javier a ducharse, por ejemplo.

Charly aprovechó el parón para hipnotizar a Raquel, porque cualquier momento es bueno para una hipnosis. Este hombre va por el metro y se aburre y te deja el vagón que hipnotiza hasta a los extintores.

whose line is it anyway flirting GIF

“Te vas al infierno con éstos”, dijo la Monja, que considera que “esas prácticas no se deben hacer en la mesa“, como si estuvieran sacándose mocos y pegándolos en el mantel.

“Con lo del diapasón ya te está manipulando la mente”, dijo la muchacha. Cuando Fox Mulder conoció a la Monja Hammon quitó el póster del ovni del despacho y puso una foto de la Monja Hammon. No está casada con Dios, está casada con la conspiranoia.

“Cuando regrese Dios a la tierra, ¿hallará fe?“, se preguntó. No, pero ya estarás tú ahí para comerle la oreja y darle la tabarra chivándote.

Y así Raquel no pudo hipnotizarse porque la Monja Hammon no se callaba y no la dejaba relajarse. La única forma de relajarse cuando Monja habla de religión es metiéndose un taladro industrial en el oído con la esperanza de que te deje sordo y después llegue al cerebro y te mate.

“Vas a ser un diablo con rabo y cuernos”, le dijo la Monja a Charly y ahí Charly estuvo fino y le dijo “los cuernos… no sé”. JA JA JA JA

Así como el primero triunfó el segundo logró triunfar como el Titanic. Javier le dijo que la carne estaba un poco dura para su gusto y que ya llevaban tres días comiendo carne y que eso era “un poco duro”. Oh, sí, durísimo. Anda que estás picando en una mina, blandengue.

– Señor el espía enemigo que hemos detenido no quiere hablar, le hemos torturado hasta la saciedad, hierros candentes, potro, silla de pinchos, cercenamiento de miembros…

– ¿Habéis probado a darle de cenar carne tres noches seguidas?

– ¡Señor, por favor, eso sería una crueldad!

Y así.

El timbal estaba comestible pero no para concurso“, dijo Hammon. Y Así como Dileniae n el primer plato casi llora de felicidad por los piropos, en el segundo casi llora, a secas.

Llegó el postre.

¡¡ESTO ESTÁ DE VICIO!!“, gritó la Monja Hammnon que va a estar seis meses rezando avemarías para compensar tanto gozo.

Para el fin de fiesta Dilenia se los llevó haciendo la conga por medio pueblo de San Agustín hasta que llegaron a una acera cualquiera y allí se montaron la movida. Y así es como empezó el 15M, niños.

“¿Pero eso qué diosa es?”, dijo Hammon cuando vio una falda Hawaiana de plástico. No hay nada más herético que eso. Todo el mundo sabe que las misas negras se hacen con faldas hawaianas.

Se pusieron pelucas de euro la unidad y se dedicaron a hacer la conga otra vez con un botijo y un rastrillo de fondo, lo que es muy caribeño, porque todo el mundo sabe que en el caribe si no tiene botijo no eres nadie.

“El fin de fiesta ha sido muy pobre”, dijo Javier de la fiesta de Dilenia. Vaya por Dios. Este chaval no le conviene a Dilenia para nada.

Puntuaciones. Charly: 7. Raquel: 6. Monja: 5. Javier: 4. Javier y Monja son un poco ruines… para mí que están pensando en los 3.000 euros del premio...

2 comentarios

  1. De hecho, un baño puede mostrar a la persona real. Cuando hay una barrera psicológica, los científicos recomiendan mirar en el espejo del baño. Eso ayuda.

    31 agosto 2018 | 07:11

  2. Dice ser personal loan

    Some services offer the possibility of extending the loan even after the final repayment date specified in the contract.

    11 septiembre 2018 | 07:35

Los comentarios están cerrados.