Reality Blog Show Reality Blog Show

"La realidad es simplemente una ilusión, aunque una muy persistente". Albert Einstein

Humillación en Operación Triunfo: los concursantes de OT 2018 le dan un repaso en calidad a los de OT 2017 en la gala 0

Varios triunfitos cruzando la pasarela.

 

 

Ha empezado Operación Triunfo 2018. He llorado muchísimo y… no, qué va. Ya han llorado bastante los aspirantes, luego los alumnos, los profesores, los del público… y Noemí Galera, que desde que empieza OT hasta que acaba no necesita hacer pis de todo el líquido que pierde por los lacrimales.

Lo primero que vimos en el GalOT fueron las últimas fases del casting. Son esos momentos en los que Noemí Galera se lo pasa pipa haciendo los “que no, pero que sí”, para que los concursantes elegidos se suman en la miseria pensando que no les han cogido y luego se hagan pis encima porque sí que entran.

Y antes de seguir… ¡seguidme en redes! Porfa, va, anda… Instagram: @GusHernandezGH | Twitter: @realityblogshow .

“Si alguno piensa que OT es una manera de aumentar los followers, de petarlo en Spotify que coja la maleta y se pire. OT es pasión por la música”, les dijo Noemí.

Imagina que coge uno y se va. ¡JODER, YO QUERÍA FOLLOWERS! ¡SI NO HAY FOLLOWERS LA FOCA NO ACTÚA!

Y sí, por lo general estos triunfitos lo han hecho mucho mejor que los del año pasado, peeeero, también es verdad que el sonido ha sido mejor y que habrá que ver cómo mejoran los de OT 2018, porque los del año pasado acabaron muy arriba… Más adelante retomamos el tema.

Para la última fase de casting se llevaron a 85 semi-semi-casi-uy-casi-si-no-finalistas a Terrasa, al casting final. Y allí hubo ración doble de “prometíais mucho, así que lo siento… (mierda, no me cogen, lloros, desesperación, ya me lo dijo mi madre, que la ayudara en la pescadería y me metiera lo de cantar por el besugo) porque mañana tenéis otro pase”, les dijo Noemí a cinco de ellos.

Hubo una prueba del casting en la que tenían que hacer una canción por grupos. Y las canciones salían por sorteo. Eso fue como sortear profesiones y que a un albañil le tocara operar un hígado y a un ingeniero hacer mortero para tabicar.

Amaia les dio esa noche un mini concierto en el patio. Joder, si lo sé me apunto a OT sólo por oírla allí. Por supuesto les cantó Miedo, para que todos lloraran. Y lloró hasta Amaia. En serio, que alguien revise ese sitio porque no es normal tanto lloro.

Los excluidos por lo general se lo tomaban bastante bien, cosa que me sorprendió, porque yo llego a estar entre los últimos y luego me echan y me da una depresión que me tiene que tratar el psicólogo hasta después de muerto. Me echo a llorar que me tengo que poner compresas para pérdidas de orina debajo de los ojos para poder vivir.

– Ah. ¿Que me echáis y me quedo a las puertas de la gala? No pasa nada, me acabo la copa y me voy.

sad will ferrell GIF

Todos los aspirantes veían cómo cantaban los demás en sus pruebas y lloraban mucho. Algunas veces por emoción, otras veces porque el que cantaba lo hacía tan bien que habrían preferido que por el oído les entrara metal candente antes que su voz.

¿Tenéis sufientes lloros? Pues hubo más. El nivel de salinidad del suelo de OT supera al fondo del Mar Muerto.

Para darles la noticia final les metieron en una especie de cilindro donde les ponían frases. ¿Y qué decían esas frases? Oh, sorpresa: cosas de mucho llorar. En serio. Eso se hace aposta o no se hace. Si de las paredes del cilindro sale gas pimienta en lugar de frases a lo Paulo Coelho salen de ahí con los ojos secos en comparación.

Los rechazados lloraban. Los elegidos lloraban. Noemí lloraba. Es que pasabas con el coche cerca y te entraba congoja en la carretera. En la Academia de OT las figuritas del Buda Feliz lloran. Si Voldemort no tuviera los lacrimales pasados a la plancha vuelta y vuelta también lloraría en OT.

Y por fin salió Roberto Leal. Creo que pensó que no le habían puesto micro porque estaba pegando unos gritos que me ha parecido oírle por la ventana.

Y luego salió Miriam, de OT2017, [qué raro se me hace decir OT 2017, así en pasado] que dijo: “Hace menos de un año nos dieron la oportunidad de vivir un sueño y a día de hoy aún no somos conscientes del regalo que nos han hecho. Llegamos con miedos, inseguridades, ganas y sobre todo ilusión. Juntos creamos ‘Camina’ y ahora estamos aquí para acompañaros en esta nueva etapa. Trabajad muy duro pero sobre todo sed la mejor versión de vosotros mismos”.

Más lloros. Joder, de verdad, si sé esto me voy a ver la gala a un tanatorio y por lo menos me camuflo. OT no te toca la patata, te la hace puré.

Total, que los extriunfitos cantaron Camina. Alfred cantaba y luego ponía cara como de mucha emoción, de tipo duro, como de estar cantando un tema hardcore-metalero-de-bafles-lleno-tengo-el-maletero. Alfred se ha dejado pelazo.

Terminaron la canción con levantamiento de micro de ese que deja el sobaco expuesto a cosquillas y que el día que se les escape van a reventar un foco. Y acabaron mirando todos a la cámara cenital. Cenital, no genital. Las cámaras cenitales se usan en OT y están arriba y las genitales se usan TO padentro y están abajo.

Roberto Leal dijo la hora. Yo pongo los relojes en hora con este hombre. Es más, en Inglaterra cotejan su uso horario con la hora que da Leal.

Habló Amaia: “Me gustaría muchísimo volver, pero sólo se vive una vez y si lo viviera otra perdería la gracia. Pero si lo viviera por primera vez, sí“.

Amaia sería capaz de despistar en un debate a Sócrates. A Amaia la interroga uno de la KGB y acaba inculpándose él por no tener que seguir preguntando a la muchacha.

Hubo un insulto: “Cabrones”, ha dicho alguno de los ex de OT17 (¿Ricky?) porque los nuevos se quedan con la academia y esa era su casa. Que no vuelvan los concursantes un día de una gala y estén Ricky y Roi dentro de la Academia con la cerradura cambiada.

You (Joe) y Manu, miembros veteranos del jurado, recibieron a Ana Torroja como si el nuevo miembro del jurado fuera el Dalai Lama. You ha estado en Hawai y Bombai de vacaciones, dijo, qué ingenio. Y no ha ido en un barco a Venus de milagro. La chaqueta de You no podía llevar más cosas encima entre galones, añadidos, dibujos y medallas. El proceso de creación de diseño y costura de esa chaqueta fue:

– Eh, niño, busca por aquí por la fábrica y los retales que encuentres me los traes.

“La televisión es muy cruda”, dijo Torroja. La radio es poco hecha e Internet al punto.

Hoy tenemos responsabilidad y drama, dos rozarán, pero no llegarán”, les dijo You, que se llama Joe, pero me gusta más You. Creo que no hay peor drama que ese: llegar a la gala y que no te cojan. Luego vete tú a cualquier lado, que te van a decir “qué, al final no te cogieron, ¿eh?”. Personas del mundo: esas preguntas joden. Callaos. Gracias.

Roberto Leal destacó que “el ganador se lleva 100.000 pavos en metálico“. Joder, le podían hacer un ingreso en cuenta. Que sales de OT como una señora jubilada del banco. Y 100.000 euros metidos en las tetas dan mucho el cante.

smash GIF

ACTUACIONES DESTACADAS:

Marilia: “Empecé cuando era muy pequeñita, fui cantando, cantando, cantando, hasta aquí”, joder. Lleva 18 años cantando. Debe tener las cuerdas vocales como los brazos de un estibador de puerto.

Marilia desde pequeña era muy llorona y el médico le dijo a su madre que de mayor iba a ser cantante. Sí, su madre la llevó al médico porque lloraba. Si llega a coger una gripe la lleva a ver al Papa.

Cantó un bolero, el de que me importas tú. Y tú. Y TÚ JODER, QUE ME IMPORTAS TÚ, ME CAGO EN TUS MUELAS. TÚ. TÚ, QUE NO HAY NADIE MÁS. TUUUUUUUUUUUUU AAAAARG.

No canta mal, pero la música estaba como descafeinada y la voz quedaba muy expuesta. Era un sonido como de karaoke casero.

La valoró Ana Torroja, que se había puesto un collar que contiene galaxias y un vestido amarillo/verde fosforito que sólo lo puedes mirar con una máscara de soldador. Le preguntó a Marilia si se ve en los boleros. Marilia no sabía por dónde le iba a caer la hostia y dijo que no, que ella cantaba de todo. Pero Ana Torroja no le dio caña. Entró a la Academia. Se agarró mucho a Famous. ¿Carpeta?

Damion: Su nombre “creo que es griego, pero no se de donde viene en sí, creo que mi madre se lo inventó un poco“, explicó. Yo creo que es una errata: sus padres querían ponerle Camión.

“Allá donde le veáis siempre llevará una guitarra encima”, dijo Leal. Qué raro debe ser ver a este chico salir del retrete. Es súper original en sus conceptos, porque dijo que “la vida es una montaña rusa”.

Cantó más o menos bien. Pero vamos, que no se me pusieron los pelos como escarpias. Más bien se me quedaron dormidos. Cantó una de Justin Bieber y ponía los mismos gestos de Bieber, así como de estar dándote retortijones en el bajo viente. Bieber sale al escenario siempre sin saber si hará caca o no.

You valoró a Damion. “Hoy te he visto conservador, impreciso, plano y escondido, de momento te voy a dejar en duda”, le dijo. Si le pone algún adjetivo más se acaba la gala y You sigue adjetivando.

Julia:  “Estaba viendo que iba a acabar siendo maestra y no quería, quería cantar“, dijo. Joder, como no consiga cantar se va a frustrar y a los niños les va a tener martirizados.

– Pepito, ¿tú quieres disfrutar las vacaciones?

– Sí, seño.

– Yo quería cantar y no pude, tres cates, por listo. MUHA HA HA HA HA

Cantó ‘Vuelves’. El 85% de la letra es la misma palabra: “vuelves”. Como en la tesis de Pedro Sánchez. No cantó mal.

Valora Manu a Julia. “Los matices son clave, a mi me has emocionado desde el principio, eso es la magia de la música y no tiene mucha explicación. Has jugado con los matices”, le dijo. Pa’ dentro. Jugado con los matices. ¿Quién quiere una PlayStation cuando puede jugar con matices?

Famous: Sus padres se fueron a Ámsterdam. De allí a Nigeria y de allí a Sevilla. Hala, la vida de Famous es un remake de Marco. Dice que le encanta hacer a la gente feliz y llenarles de alegría. Pues para eso no cantes chiquillo, suelta billetes de 500 y ya verás como les llenas de alegría. Cantó Faith. Cuando decía “aleluya” sólo le faltaba decir “HERMANOS!” y echarse un sermón evangelista.

Ana Torroja le dijo: “Se te ve que en el escenario estás agustito“, como si hubiera cantado Ortega Cano. Entró.

Rodrigo: Rodrigo llevaba un tupé que parecía una marquesina. Si se queda quiero le aparcan coches debajo. Cantó bien, pero muy blandito.Le valoró Manuel. Le dijo que había elegido “LA” canción y que no era para él esa noche y que canción e interpretación no estaban unidos y que le dejaban en duda. Sí dudando de si se iría a su casa.

María: Su madre es directora de cine y su padre inspector de Hacienda y compositor de la canción de La Puerta de Alcalá, que “no se dedica a la música, pero ese día le salió esa canción”, explicó. ¿Esa canción no la compuso Suburbano?

A María le gusta irse de cañas. Leal le advirtió: en la Academia sólo podrá tomar zumos de naranja y aguacates. Esta muchacha se fuga una noche y no la ven más. Dejó la carrera “con gran escándalo familiar, estando ya en cuarto, porque era joven y estúpida”. Lo dijo como si la hubieran pillado pasando hachís por la frontera.

Ana Torroja valoró a Maria. Le dice que “hay una línea fina entre los nervios controlados que te mantienen alerta y el exceso de confianza que hace que te relajes. Se ve que tienes más tablas, pero el exceso de confianza no te ha permitido matizar y expresar. Te ponemos en duda”. Drama.

Carlos Right: El muchacho llevaba tres ajos en el bolsillo durante los casting. Si oliendo así aún le cogieron es que se merece estar ahí. Entró de sustituto del que renunció tras haber sido elegido. Eso es tener suerte. O eso o el otro renunció porque Carlos le “invitó” a hacerlo. Así como invitarle a eso o a romperle las piernas.

You habló con Carlos: “No me has convencido mucho, te he visto desinflado, nervioso, se me ha hecho largo el minuto y medio”. You habría preferido meter los pies en un tanque con pirañas ese minuto y medio que oir a Carlos.

Otros detalles:

Alfonso es de Venezuela. Antes de OT curraba de público en programas “aplaudiendo ocho horas al día“. Tiene las palmas de las manos como los talones de un guerrero masai.

Dave. Creo que es el hijo del portero de La que se Avecina. Dice que se parece a Coco, el de Disney, a Cantinflas y al representante de Luis Miguel. Joder, su DNI le vale para entrar en cualquier sitio.

Le valoró You con un entusiasmo que no le comió los morros allí mismo porque era impropio: “Escucha lo que voy a decirte: eres diferente, promueves la cultura y en tiempos de trap cantas a lo Serrat…“. You es un poeta. Un poeta al que algún trapero va a dar un navajazo, pero poeta.

Miki es de Terrasa, donde se graba el programa. Se define como Pijipi, porque se pone algo caro o algo de mercadillo, o sea, es pijo y hippie.

gross vomit GIF

Hubo conexión con Noemí y los profesores en la Academia. Galera destacó  el mérito de los aspirantes que sin experiencia se plantan a cantar ahí. Llámalo mérito, llámalo temeridad. Noemí en un momento dado se miró en la pantalla y dijo “oye, yo me veo como bizca, parezco Letizia Sabater”, dijo Noemí. Haciendo amigas. Leti le va a dar un pepinazo y un tukutú con toda la salchipapa.

“Si alguien se ha ofendido por lo de Leti, perdón por existir, pero es que me veo bizca”, se ¿disculpó? Noemí más tarde.

“Me sorprende que son la 1.10 horas y hay gente, que no es un horario normal… ¿no podíamos empezar un poco más temprano, que una está mayor?”, reivindicaba anoche Noemí. AHÍ, AHÍ, ¡¡PRIME TIME TEMPRANERO!!

Noelia resultó de las mejores. Eso sí, su familia las pasa canutas cuando canta: “A mi padre se le sube la tensión, un día le explota algo“, reveló la muchacha. Pobre hombre, va a los conciertos hinchado a danacoles y orfidales.

Sabela: “Desde pequeña tenía claro que quería dedicarme a trabajar con personas“, alegó. No como otra gente, que tiene claro que quiere trabajar con extraterrestres o con entes paranormales.

Miki. Este tío no me ha hecho nada, pero me cayó mal. “Mis padres nunca me han dicho que no a comprarme un piano, una batería…”. Lo típico que ha tenido que luchar mucho.

Luis. También tiene pinta de pijín. Es muuuy pijo. Y dijo que no quería trunfar por su guapura. No, tranqui. Por eso no va a ser.  Roberto Leal destacó de él “el pelazo que tienes, vaya maravilla”. Roberto Leal tiene filias raras. Una noche Luis se despierta y tiene al lado a Leal acariciándole el pelo y mirándole con cara de loco. Al parecer todos los hermanos de Luis tocan un instrumento distinto. Esa casa debe ser un infierno.

Joan también tiró de pijerío. Dijo que su novia es “un encanto de chica”. A ver qué va a decir. “Mi novia es un asco, es que no la soporto”, no hombre no. Su estilo musical es el Cursi. Sí, existe. Lo ha creado él. Me transmite lo mismo que un router enchufado a una patata. No me diría nada ni llamando al telefonillo del portal.

África: Dijo que lleva fatal lo de estar sin móvil. Que no se lo puede “ni imaginar”. La veo intentando mandando whatsapp desde una tostada. “Mi madre se va a morir de la pena y no sabe de internet, así que no va a saber verme en el 24 horas”. POR FAVOR, QUE ALGUIEN LE PONGA YOUTUBE A ESA SEÑORA, QUE SE MUERE.

De los seis excluídos o puestos en duda, el jurado salvó a Damion, los profesores a Sabela. 

Quedaban Luis, Rodrigo y Carlos, que hicieron alegatos:

Carlos: “Quiero entrar para aprender y seguir evolucionando“, dice este cantante con complejo de Pokémon digievolucionado.

Luis: “Prometo que la mayoría de la gente se lo va a pasar súper bien“. La minoría sufrirá un infierno en la tierra.

Rodrigo: “Me gustaría para poder aprender oficios distintos“, alegó. Fontanería, por ejemplo.

Y entró… ¡Carlos!

La idea general es que los concursantes de OT 2018 lo han hecho en la gala 0 infinitamente mejor que los de OT 2017. Así lo dijeron Noemí, Roberto y Ricky, que usando en el Chat términos técnicos musicales dijo “nos habéis dado una follada a los del año pasado”. 

Y se acabó chavalas y chavales… el miércoles que viene, más.

El escalofriante relato del accidente que dejó en coma a Ismael Beiro, en ‘Ven a Cenar Conmigo’

Ismael, amargando cenas. (CUATRO)

Lo típico: la cena está siendo un éxito, la gente se divierte, el ambiente es agradable y distentido… y a ti eso te toca las pelotas como si te las estuviera sobando Rafa Nadal antes de un saque decisivo. Así que vas y cuentas cómo estuviste a punto de morir. Hala, a tomar por saco el ambiente.

Algo así hizo Ismael Beiro en su cena de Ven a Cenar Conmigo; Gourmet Edition. Bueno, eso y cebar al personal que eso parecía la sala de engorde de un matadero.

Tiene 43 años, es cómico y estuvo “en el primer reality de este país“, donde de dedicaba a lavarse los dientes mirando a una cámara. Por aquella proeza, no dejarse paluegos entre lo piños, recibió un premio de 20 millones de pesetas. Unos 120.000 euros de ahora. Isma, ahora dan 300.000 pavos. Te timaron.

“Sales y te encuentras que todo el mundo te conoce, el presidente del Gobierno, Casa Real…”, dijo Ismael. Sí y te llama el Papa para decirte que se ha dejado el dinero del cepillo de San Pedro en votarte con el móvil.

“Un 89,9% de audiencia hicimos, el pico más alto de la historia de la televisión privada de este país”. Ahora para hacer eso tienes que pasar por encima del cadáver de Netflix.

“Le caigo bien a los animales”, aseguró Ismael. “Yo me baño con delfines y vienen todos los delfines. Estoy hablando con una elefanta y viene otra elefanta”, relató.

Ismael, en su día a día:

snow white cooking GIF

Yo he visto cabras subirse a una escalera al ritmo de una trompeta, Ismael, no me impresionas.

“Mi perra está enamorada de mi y yo estoy enamorado de mi perra”, confesó. Bueno, ¿y quiénes somos nosotros para criticar la zoofilia?.

Su menú:

Entrante: Alegría de Cádiz. Era salmorejo acompañado de pastel de pollo y roquefort. Lo que pasa es que el concepto de pastel de Ismael tiene mucho que ver con filetear un cerebro con el mal de las vacas locas y ponértelo en el plato con una sonrisa.

“Ismael acuérdate de que no como carne, que como coma carne me muero“, le advirtió Mar. La carne es la kriptonita de las señoras pijas. Si le das chopped a una rica comienza a hablar como Ylenia un sábado en la Fabrik.

Ismael le puso todo lo posible sin lactosa, como deferencia hacia Nagore. Luego le puso gluten como para que Nagore tenga la tripa hinchada dos años y un día, pero oye, él le puso voluntad.

La masa de su pastel de pollo y roquefort tenía pinta de que se lo echas a los cerdos y cogen los cerdos y se ponen a dieta ese mismo día para no comérselo. En ese engrudo podría quedarse atrapado un diplodocus.

Para cuajarlo lo metió en el microondas con el plástico film por encima y se le quedó el film pegado. Eso era más cancerígeno que lamer el reactor de Chernóbil. Tú frotas los testículos contra la central de Fukushima y es más seguro que comerse eso.

Ismael lo hizo todo en la Thermomix. Todo. Ismael para tener hijos pone el semen y el óvulo en la Thermomix y programa la velocidad Preñada, temperatura Fecundoma.

Y la mitad del sueldo se lo gasta en sal, porque por cada gramo que echa en el plato tira un kilo por encima del hombro por superstición. El suelo de la casa de Ismael parece una puta salina. Se pueden curar jamones en ese suelo.

Principal: Delicia de Barbate. Eran unos tacos de atún para encebollar gordos que el atún del que salieron esos filetes tenía complejo de zampabollos. Ese atún era modelo de tallas grandes.

Cortando cebolla no es que Ismael llorara, es que se cogió una depresión. Y se puso unas gafas de sol para protegerse. Lo normal. Cuando hay ataques bacteriológicos o químicos te pones unas gafas de sol y ya. Las gafas de sol te protegen hasta de las cagaleras.

– Oh, Paco, mira, una erupción volcánica.

– Saca las gafas de sol, Puri.

Postre: Déjate de rollos, Agustín. Era Nocilla en una rebanada de pan bimbo que luego enrollaba para más tarde echarle mermelada y virutas de colores. También hizo uno de yogurt. Y los cortó y echó por encima colacao como para chocolatear el Océano Pacífico.

Era la típica receta que te pones a hacerlo con tu hijo y si le sale mal le llevas al médico a que le revisen el aparato locomotor. Era igual de sofisticado que cagar por el culo.

El primero en llegar  a la cena fue Miguel Temprano. Le había llevado un regalo, básicamente un cubo de madera que se desmontaba para hacer figuras. Después de ganar 12.000 euros a su costa podría haberse estirado más. Ivonne apareció con una botella de champán.

Ismael les había hecho de aperitivo unas piruletas de queso que casi matan a Ivonne Reyes. Si hubieran usado ese engrudo para el Coliseo Romano aún estaría entero. Eran tan densas que la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada las va a incluir en la tabla periódica de los elementos.

Mar también le llevó priva. Querían montarse un botellón.

Mar, después de 25 años sin comer carne, hizo una excepción con las piruletas, que llevaban jamón. Se arrepintió a los dos segundos. Con una experiencia como esa va a estar otros 25 años sin comer… a secas. Sin comer.

Nagore también llevó bebida. Eso parecía un bar un lunes por la mañana recibiendo a los proveedores.

Ismael había correspondido: les tenía como regalo unas gafas de sol súper estilosas. A Nagore le parecieron “unas gafas de mierda, de plástico”. A Nagore le regalas las gafas de John Lennon y se queja porque están manchadas.

Miguel e Ivonne se fueron a cotillear. Como es normal, Ismael tenía una revista con un reportaje sobre él encima de la cama. Y luego muchos libros sobre la Virgen María. Si yo fuera la Virgen María me ponía guardaespaldas, qué obsesión tiene Ismael. Eso no es devoción, es que el día menos pensado se cuela en el Portal de Belén en plan acosador de las estrellas.

El primer plato fue recibido como un “desastre”. A Nagore le gustó el salmorejo, pero el pastel le pareció como “pladur, más seco como el ojo de un tuerto” [¿Cuán seco está el ojo de un tuerto?]. Y eso que no sabía que el pastel llevaba PVC como para hacer una botella de coca-cola.

“Yo me iba todas las noches a la orilla de la playa a rezar“, confesó Ismael. Planazo en la playa. Unos ponen sombrillas y otros avemarías.

Ismael se puso a tocar la guitarra. No la tocaba, la mancillaba. Mozart dio gracias a Dios por estar muerto y no haber tenido que oír eso.

Por algún motivo salió a relucir el uso del microondas, como si fuera un invento nuevo. Es como si te pones a discutir la conveniencia de usar agua corriente en las casas.

Ismael les puso tanto atún a cada uno que podrían ingerir proteínas como para criar músculo sin hacer ejercicio. Esos trozos de atún podrían alimentar a una familia durante tres días.

“Me ha gustado mucho, pero me habría gustado más cebolla, más sal y que no estuviera frío“, le dijo Nagore. Vamos, que no te gustó una mierda.

Ivonne Reyes le dijo que no se había comido el atún porque ella come muuuuuuuuuuuuuuuuuuy lento. Ivonne una vez empezó un sándwich en 1989 y lo acabó en 2007.

Y llegó el momento de las anécdotas alegres: Ismael les contó lo del accidente, a los dos años de salir de GH. Un tipo se saltó un semáforo en rojo y por su culpa Ismael estuvo en coma 42 días, según dijo. Por eso no tiene olfato.

Les dejó a todos con unas ganas de fiesta como de que tu abuela te haya confesado que escupe siempre en tu plato de sopa.

Los comensales vieron el postre y habrían preferido comerse el dedo gordo del pie de su padre antes que eso.

“Entre el de Ivonne y el tuyo no sabría decirte cual es el más feo“, dijo Nagore, que sabe cómo herir, como lanzar dardos. Nagore sería capaz de cazar ballenas sólo criticándolas desde la borda del barco.

Ismael se los llevó al sótano, donde lejos de atarles para grabar una snuff movie, les tenía a tres señores vestidos de mamarrachos. Ah, no, que estaban vestidos de The Beatles. Pero sólo eran tres. Ringo Starr había sido despedido.

Se pusieron a bailar y Miguel Temprano se quedó para vestir santos, no bailaba con él ni el aire a su alrededor. Luego se puso a bailar con Ivonne como un padre desatado en una boda después de la barra libre.

Los Beatles de palo acabaron tocando encima de una melé con todos en el suelo. He visto orgías donde había cabras que eran menos locas.

Puntuaciones: Mar: 7. Temprano: 6. Nagore: 3. Ivonne: 6.

Resumen y análisis de la primera gala de ‘Gran Hermano VIP 6’: ¿Fue premeditado que Aramís Fuster enseñara el pubis?

Aramís Fuster, empezando a enseñar la cosa de dar cariño. Sí, lo enseñó todavía más.

Gran Hermano VIP 6 no es un programa que prometa, es un programa que jura. Aquí va a haber más salseo que Falete remojando unas albóndigas.

Y sí, ya, ya lo sé. Estáis flipando en colores por la pregunta del titular, por la situación y por la combinación de palabras que incluyen pubis y Aramís Fuster en la misma frase. La cabeza os explota tanto que lo mismo os llama Kim Jong-un para comprárosla y ponerla en un misil.

– ¡SEGUIDME, como si os debiera dinero!: Instagram: @GusHernandezGH | Twitter: @realityblogshow | Facebook: Gus Superviviente Hernández. 

Pero no voy a empezar a hablar del momento en el que Aramís Fuster nos presentó a su vagina –aquí, España, aquí, mi vagina– porque la gala de anoche de Gran Hermano VIP 6 dejó mucho más, porque fue UNA GRAN GALA. Muy a la altura del ansia viva que nos carcomía.

Ay, a mí no me carcomía, porque yo no lo veo, coged un libro, los que veis Gran Hermano no tenéis cerebro, soy un ser intelectualmente superior que pierde el tiempo opinando sobre lo que ven o dejan de ver los demás en lugar de descubrir la cura del cáncer. (ASÍ, TODOS LOS DÍAS DE MI VIDA).

– Paco, tu hijo es hater.

– ¡NOOOOOOOOOOOOOOO!

– Que es broma, sólo atraca a ancianas al salir del banco.

– Ah, menos mal, que susto.

En fin, vamos con el resumen en orden cronológico de la gala porque hay más tela que cortar que en el taller donde le hacen los trajes a Maradona.

Las puertas de GH VIP se abrieron de nuevo y apareció JJV tan contento que a su lado las castañuelas están tristes. Estaba más a gusto que un gato en una estufa.

Lo primero que hizo JJV es preguntarle a Kiko Matamoros, ex de Makoke. El hombre de la melena ausente dijo que quiere que la muchacha “se oxigene un poquito”. No sé si piensa que GH son los putos Alpes Suizos.

También estaba Carlos Lozano. Estar divorciado en Gran Hermano es como tener experiencia en una oposición: puntúa.

JJV la cagó y le ha atribuyó la paternidad de Mónica Hoyos a un señor que no era. Al caballero se le pusieron los huevecillos de corbata pensando en que iba a tener que pasar pensión de manutención y en cómo se lo iba a explicar a su señora.

¡Y vimos por fin la casa!! O mejor dicho, una parte engañosa de la casa. Era una zona enmoquetada, con colores rosas y unos guepardos de porcelana muy elegantes. Ese tipo de figuras protegen muy bien una casa. ¿Porque asustan a los ladrones por su aspecto fiero? No, porque si entra un caco le revientas una escultura de esas en el lomo y el siguiente robo lo tiene que hacer en silla de ruedas.

La primera en entrar fue Oriana. Vio el saloncito y dijo “qué cuqui… ¿ya está?”. Después comenzó a vagar por la casa que cuando la niña de la curva queda con su colegas les asusta contándoles la historia de Oriana en GH VIP.

O me habla alguien o no sé qué hacer“, dijo medio desesperada. Oriana es como Siri.

Oriana, búscame una gasolinera cercana.

Vídeo de presentación: se extrañaba la muchacha de su propia soltería porque ella “lo tiene todo y los tíos no se le resisten” pero mantenerlos es lo que más le cuesta. Es que los tíos buenorros son como las flores de pascua, te las venden súper bonitas y a los dos días se han pochado. Ahí estamos luego los cardos borriqueros, que aguantamos la sequía en toda nuestra plenitud.

JJV conectó con Oriana, que tiene un ego tan grande que si lo sube en el coche le tiene que poner cinturón de seguridad. Oriana preguntó si le estaban grabando. No, Oriana, no. Las cámaras son para hacer bonito.

El caso es que la invitaron a pasar a la casa y… ¡¡Estaba llena de mierda!! Pero no, mierda de “oh, tu coche tiene un poco de polvo y mosquitos”. No, mierda de que con lo que había en esa casa podrías abonar Marte como para cultivar tomates.

¡¡MONENTO FRESITA!!

Había un burro en el jardín y el pobre animal trató de devorar a Oriana, jugándose una intoxicación. Porque tú te comes a Oriana y se te queda el colon más maquillado que Lady Gaga en Halloween. Digieres a esa mujer y cuando vas a cagar salen los mojones diciendo “¡Avon llama!”.

El caso es que el burro la perseguía y ella se acojonaba como si la estuviera haciendo carantoñas un velociraptor. Y soltaba unos tacos que harían sonrojar a un camionero turco.

“Me pongo muy nerviosa, tengo ganas de llorar y encima allí está el avestruz“, reveló. Y sí: había un avestruz. ¿Y por qué no?

Oriana acabó salvando la vida encerrándose ella en un cercado y dejando al burro dominar el mundo fuera. Es como en El Planeta de los Simios, pero en versión pollino.

En la casa también hay gallinas y una vaca y cabras. Dijo JJV que todos los animales serán cuidados por veterinarios y que serán ordeñados todos los días Al burro le va a encantar que le ordeñen a diario.

En la casa hay mucha porquería. Tanta que si le pides mierda a Papá Noel la coge de ahí y encima:

– No hay agua corriente. Han de bombearla con una palanca.

– No hay camas para todos.

– Sólo pueden tener una mínima parte de su ropa.

– El retrete tampoco tiene agua y es de los que cuando cagas se te ven los pies por debajo de la puerta y tienes que tener los calzoncillos y/o bragas limpios, porque te los va a ver todo el que pase.

ENTRÓ TONY SPINA. Es el ex de Oriana. Dice que ha madurado. “Soy un peluche para abrazar”, alegó el maromo, que tiene unos músculos que ahí te recuestas y te jodes una oreja. Para abrazar somos los que tenemos barriga, que ejerce de almohada natural calefactada.

¿Que si sé planchar? No, pero está mi mamá“, dijo el muchacho. Yo soy la madre y le plancho el escroto con el vapor a tope.

“No sabes cómo muerde el burro, me ha mordido el brazo“, informó Oriana a Espina. Sí, la rubia de bote tenía el brazo desgarrado, con trozos de carne colgando. Era una carnicería horrible. Un ataque de tiburón con braquets deja menos destrozos.

“Esto es porque viene el Koala ese que dice opá voy a hacer un corral“, dedujo Oriana. Claro y si llega a estar el aire acondicionado un poco alto habría sido como confirmar la participación del Zar Nicolás II de Rusia.

Ambos recorrieron la casa y vieron que las camas estaban tan sucias que no dormiría ahí ni un mapache.

“Toni tiene un problema con las camas, yo tenía que subirme con los pies limpios y no podía comer en la cama“, nos reveló Oriana de su relación pasada con Spina. Oriana, muchacha, no, Toni no tenía un problema con las camas, tenía un problema porque tú querías subirte a la cama con los pies llenos de mierda y un plato de cocido.

– Toni tenía un problema con los quirófanos, me obligaba a lavarme las manos antes de operar y no me dejaba utilizar el cuchillo de cortar jamón después de usarlo para desatrancar el desagüe.

Y así.

Vídeo de presentación de Mónica Hoyos. “Soy una ONG para gente que no tiene ni oficio ni beneficio y vienen de fuera porque aquí les dan un poco de dinerito… en Perú les dan una licuadora por hablar mal de los demás”, dijo.

Hala, quedando bien con el Perú. La van a amar de Lima a Machupichu. Y haciendo caso al consejo que le ha dado su padre un momento antes sobre que fuera elegante, dijo “me los paso a todos por el chirigüili”.

¡¡¡Y MÓNICA HOYOS ENTRÓ EN LA CASA!!! “Llevo ocho mil horas en el coche, hemos hecho pis no te voy a decir dónde“, nos contó sin que nadie le preguntara. No abráis la guantera del coche donde esperó Mónica Hoyos.

Mónica llevaba un escote que parecía que le habían metido las tetas en prisión. “Estos sofás son ideales para mi salón, si luego no los usáis…”, le dijo al Súper acariciando unos muebles. Más le vale a Telecinco que la cacheen antes de salir de Guadalix, porque es capaz de llevarse hasta los tenedores, que son ideales para su cocina. Ya no la dejan entrar a ningún IKEA.

stealing evan peters GIF by The Orchard Films

A Mónica le hicieron creer que iba a entrar Miriam Saavedra, ex de Carlos Lozano, ex de Mónica Hoyos, ex de… joder. Esta gente rompe más que Hulk haciéndole el amor a un hámster.

Y lo que metieron fue una llama, de las que escupen. Y Mónica Hoyos preguntó: “Esto qué es, ¿su séquito?”. JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA JA

JJV se marcó un ‘no hay huevos’ y le picó: “¿A que no te atreves a llamarla Miriam?“. Pero no, la bautizó como Lima. Lo que Mónica no sabe es que Miriam entra a la casa el domingo. Se va a liar parda.

¡¡SANDRA BARNEDA ENTRÓ EN EL PLATÓ!! Propuso #LaMejorMes para comentar el lío Mónica-Miriam.

TURNO PARA ÁNGEL GARÓ, que se pasa el día diciendo que él “ha puesto muchos teatros de pie“. Creo que tiraba del pulsador de la alarma antiincendios y la gente se ponía de pie. Y corría. Para huir del fuego y para huir de él.

Mi objetivo es ganar dinero que apague mi dolor“, dijo en su vídeo. Sí, los anestesistas han dejado de poner anestesia. Ahora vas a que te operen el píloro y te dan 500 euros para que no te duela.

Ya en directo dijo “Hola, ¿me véis?”. No, Ángel, esto es un programa de radio. JJV le dio una ración de peloteo que eso parecía el entrenamiento del Atleti. No es que le dorara la píldora, es que se la chapó en oro.

“Me gustan todos los animales, pero con un avestruz no he dormido nunca“, aseguró Garó. Con ornitorrincos los que quieras, pero avestruces, no.

VAMOS CON MAKOKE, que tiene un nombre con más “k” que un aizkolari nacido en Bilbao. Nos contó que hace tiempo pasó un fin de semana Brad Pitt jugando al Teto. Pero “la cosa no cuajó”. Y de Brad Pitt pasó a salir con Kiko Matamoros. El producto nacional es mejor, dónde va a parar. Kiko viene ya pelado.

JJV se puso a interrogarla sobre su vida personal y su separación y ella contraatacó:

¿Tú has adelgazado de dolor o porque te lo has currado?“, le preguntó Makoke a JJV. Bueno, ya sabéis que si queréis adelgazar debéis dejar las ensaladas y esas mierdas: os pilláis un dedo con la puerta del coche y os quedáis como Mario Vaquerizo en una sauna.

Los temas de fuera de la casa, como la separación de Makoke, ME DAN PEREZOTE. A Makoke le daba pereza también: “Con lo contenta que yo venía y me preguntáis por estas cosas, es que me da bajón”, se quejó la muchacha.

Cuando Makoke entró a la parte chunga de la casa vimos que llevaba tacones de aguja. Pero de aguja que con eso se puede combatir a Sauron. Llevaba unos tacones altos. Pero altos que cuando tienen que hacer reformas en la cúpula de San Pedro del Vaticano le piden los zapatos a Makoke para llegar arriba del todo.

Y en el confe entró ARAMÍS FUSTER. La mujer. La bruja. El mito. Iba vestida de menstruación festiva.  “No soy viviente, soy bruja, no soy humana, no soy como ustedes, soy superdotada”, reveló. Vale, Aramís, a tu puta bola, tronca.

eddie murphy ok GIF by Hollywood Suite

“Tengo tres carreras, pero no están convalidadas en España”. Están convalidadas en Howards, no te jode.

“Estoy haciendo un máster en criminología“, dijo. Sí, en la Rey Juan Carlos.

“En los hombres he hecho hechizos de alargar el pene y he llegado a 4 centímetros”, dijo Aramís. No se llama hechizo, se llama erección, Aramís.

No he usado bragas en mi vida“, nos informó. Qué ahorro oiga. Aramís Fuster se debe poner las compresas con tirantes.

JJV le preguntó si, como dice, es cierto que ha sido amante de Barack Obama y ella respondió que se veían “en Chicago”.

Y ojo, que según ella se lo tiraba ya estando él con Michelle. Mañana en EE UU esto va a abrir todos los telediarios. “Toda buena amante tiene que tener como norma la discreción”, se excusó.

¿Quién te dice a ti que Obama no me está viendo?“, reflexionaba Aramís. Sí, está Barack Obama bajándose la App para tocarse viéndote en el 24 horas, Aramís. Tú a lo tuyo. Te va a acabar vigilando medio FBI.

“Aramís, alárgame el pene”, le pidió JJV de sopetón.

– Aramís, pásame la sal, tráeme agua, dime la hora, alargame el pene un poco.

Y fue al entrar a la casa cuando Aramís se abrió la falda y enseñó todo el mejillón barbudo. No fue un descuido ni un centímetro de más. Abrió el vestido así:

Announcing Season 10 GIF

Para enseñar más el rododendro sólo le faltó repartir postales de su papo por la casa. Lo hizo aposta fijo. Esta mujer quiere llamar tanto la atención que la DGT la ha homologado como triángulo de emergencia para las averías en carretera.

¡¡CHABELITA IS IN DA HOUSE!! Chabelita entra con una camiseta de Pantoja imitando el logo de Metálica. La quiero. Dice “ay, que guay”. Claro, no ha visto la parte mala.

“He entrado a Gran Hermano para que me veáis 24 horas“, dijo. Con 5 ó 6 horas había sido ya bastante, mujer.

La gente las cosas buenas no las compra“, aseguró Chabelita, que sólo compra yogures caducados y carne con moscas. Si no es malo, no es para Chabelita.

JA JA JA JA la muchacha estaba en medio de la grabación de su vídeo de presentación cuando su hijo se puso a gritar como un poseso. Y encima había pintado con rotuladores la pared. Chabelita sale de la casa de Guadalix y se encuentra la suya calcinada hasta los cimientos.

Seguramente mi madre querrá que gane“, aventuró JA JA JA “Seguramente”, ojo. Lo mismo. Quizá.

Chabelita confesó que usa a su prima Anabel como intermediaria para comunicarse con su madre. Anabel Pantoja es competencia directa de Vodafone.

¡¡ENTRÓ EN LA CASA TECHI!! Lo pongo con mayúsculas no sé por qué, porque ni puñetera idea de quién es. “Soy la ex de pepito, manolito y menganito”, explicó. Ah, mucho mejor.

Al parecer estuvo saliendo con Paquirrín. El 80% de las mujeres de entre 20 y 40 años de estilo choni han estado con Paquirrín. El otro 20% ha estado con Kiko Rivera.

Kiko vivía en casa conmigo y con mis padres, fue una época muy intensa”, reveló. Nos ha jodido. Fue una época intensa sobre todo para los padres. Te levantas una mañana y te encuentras a Paquirrín comiéndose tus cereales y te preguntas qué hiciste mal, fijo.

Las entradas se precipitaron. EN SEGUIDA VIMOS A AURAH RUIZ. Tuvo que repetir sus entradillas del vídeo de presentación ochocientas veces.

Esta mujer también ha salido con Paquirrín. Si sois mujer y no habéis estado con Paquirrín, estáis tirando vuestra vida.

Inmediatamente después entró Suso. “Llevo unos cuatro añitos trabajando como colaborador y soy imagen de una marca de ropa que está por todo el mundo”, dijo.

Resultado de imagen de contenedor de ropa

Sobre su éxito con las mujeres confesó que “alguna chica me ha dicho que no”.  Sí, las que estaban con Paquirrín.

Ambos entraron a la casa.

“Hostia, Oriana trabajando, esto sólo pasa en Gran Hermano“, dijo Suso. JAJAJAJAJA

Lo que pasa es que Suso es más vago y se mueve menos que los testículos de una estatua. ATENCIÓN, TRABAJAR. SUSO. Sí, claro, ¿y lo siguiente qué será? ¿Un político que haya estudiado de verdad? Así que el muchacho se escaqueó de las labores de limpieza que ya estaban haciendo sus compañeras.

Oriana estaba picada. Dijo que tenía ganas de llorar y que estaba agobiada. “No me mola estar trabajando aquí de gratis, pensaba que iba a una casa normal”, explicó. Sí, de gratis. Está ahí porque le pagan en bocadillos, no te jode.

Y ENTRÓ VERDELISS. Cuando los conejos quieren decirle a alguien que tiene muchos hijos le dicen “pareces una Verdeliss”.

Vídeo de Verdeliss: “Trabajo de influencer creando contenido familiar“. Sí, contenido sí que crea, porque va a por el séptimo hijo. Como sigan creando contenido van a tener que alquilar un edificio de seis plantas para meterlos a todos.

Una duda, ¿Verdeliss nomina como una o como dos?

“Tenemos la capacidad especialmente afectiva para mantenerlos a todos”, explicó Verdeliss sobre sus hijos. El dinero no hace falta, para criar a un niño con capacidad afectiva vale.

Sí, porque a los niños les das un sándwich de afecto y se lo comen mejor que la Nocilla. ¿Los libros del cole? Los pagas con afecto. Luego el de la papelería te muerde la médula espinal por no pagarle, pero con mucha capacidad afectiva.

“Tenemos que encontrar la casa que hay debajo, porque está cubierta de mierda“, le explicó Oriana a Verdeliss. Oriana no sabía si estaba limpiando o haciendo arqueología.

Vamos con ASRAF. Este chaval me va a dar mucha pereza. No es que tenga el pelo ensortijado, es que es un catálogo de muelles. Se cae de cabeza y rebota. Por las mañanas pasa mucho rato aseándose y preparándose. Tanto, que cuando acaba de ponerse guapo por la mañana ya se tiene que tomar la merienda. Asraf entró y le recibieron con una indiferencia que si entra una mota de polvo le hacen más caso.

Y vamos con DAREK. Le odio. Los hombres como él hacen que los demás seamos más feos.

Por algún motivo en su vídeo de presentación salió su novia, que dice que ella es muy divertida y en la playa le mete arena en el bañador a Darek. Uuuuuh, buaaaaaaaaaaaaah, que fiestón, que súper chupi divertida, tía. Osea, cómo te pasas, qué loca, santo Chanel, estás desatada.

“Me da miedo que alguna lagarta suelta, que hay muchas por el mundo, pueda intentar algo”, dijo la chavala, que es muy poco insegura.

Y al lado de Darek entró el Koala:

Así a priori, el Koala es mi ganador.

“He trabajado de jardinero, en la construcción, repartiendo con un furgón, en el campo…”, contó. Eso ya me gusta. Y que en su maleta metiera una calabaza de tres kilos me parece absolutamente maravilloso.

Nos enseñó en su vídeo a su mujer, que está loca porque se vaya y se lleve la guitarra. Esa señora se va a dejar el dinero en votar para que el Koala no vuelva a casa. Y después le va a apuntar a Supervivientes. Está tan hasta los ovarios de la música del Koala que le manda todo el rato a por tabaco a ver si con un poco de suerte de una de esas no vuelve.

Los concursantes estaban anoche pensando en dormir fuera de la casa, en el jardín. Estos se están viniendo arriba y no saben lo que es Guadalix de la Sierra, que no se llama “de la Sierra” porque haga mucho calor. Porque si así fuera sería “Guadalix del calorcito”. Y no le llamaron “Guadalix de aquí mueren congelados pingüinos en pleno agosto” de milagro.

Garó, que mientras los demás limpiaban estaba sentado, dijo que él tenía que dormir dentro y en una cama, por problemas de huesos. Sí, del hueso del trabajo, que lo tiene roto.

No les dieron sus maletas. Les dieron 60 segundos (que al final por lo menos fueron 3 minutos) para sacar de sus maletas lo que pudieran.

Oriana abrió la suya como si estuviera haciendo un butrón. Solo le faltaba la lanza térmica. Aurah no podía abrir la suya y dijo “no se vale”. JA JA JA regreso al colegio.

Los únicos que la tenían completa fueron Asraf y Tony Spina, que dijo que su ropa no la compartía y que no la tocaran porque se “vuelve loco”. Puf… de los primeros que quiero ver desfilar…

¡HA EMPEZADO DE NUEVO GH, AMIGAS Y AMIGOS, QUÉ EMOCIÓN!

Entre la arcada y el asquito: la maravillosa relación de Nagore y Miguel Temprano en ‘Ven a Cenar Conmigo’

Nagore Robles y el guiso de plastiquirri de Temprano.

Si cada noche echaran en la tele una hora de Nagore Robles diciéndole a la cara a Miguel Temprano lo que opina de él cada noche lo vería. Es que hasta iría al cine cuando sacaran la película: ‘Nagore Wars: al Temprano ellaataca’.

Pero vayamos por orden, porque sí, este martes se celebró (bueno, no se celebró, que no era eso una boda y además es grabado, pero vamos, que lo vimos) la segunda cena de ‘Ven a Cenar Conmigo Gourmet Edition’.

¿OS HE DICHO QUE TENGO REDES? Instagram: @GusHernandezGH |

El anfitrión de anoche fue Miguel Temprano, de profesión paparazzi. Todos los paparazzi tienen complejos con el asunto de su pepinillo, creo. Miguel Temprano tiene una cámara con un objetivo que podría servir de supositorio al Gigante Verde. Freud tendría algo que decir al respecto.

“Soy cristiano y católico”. Y no se lo ha comido un león porque ya casi no quedan, pero él quería. Temprano pilla un rato libre y se crucifica. Es como su Netflix. Tiene las ya palmas con tantos agujeros que puede colar los espaguetis haciendo cuenco con las manos.

“La legión la conocí con 12 años y me quedé impresionado”, a ver, con 12 años ves a un montón de maromos desfilando como si apretaran el culo y con la camisa abierta con el pecho como el lomo de Chewbacca y te impresiona, claro.  Es que lo ves con 65 y te impresiona igual. Yo he visto marines de los EE UU recogiendo sus testículos del suelo al ver pasar a la Legión Española.

Bueno, ya paro, que me están entrando ganas de tomar la isla de Perejil.

El menú de Temprano:

Era un homenaje a su madre, que se llamaba Lupita y les encantaba la comida mexicana.

Principal: Ceviche de pescado y marisco. Anda que se comió la cabeza con el nombre. Uuuuuuuh imposible saber qué plato era. Si Miguel temprano llega a ocuparse de codificar y cifrar los mensajes secretos alemanes la Segunda Guerra Mundial habría durado diez minutos.

Miguel Temprano se pone gafas de ver para cocinar. Para leer se pone patines. Cuando sale a patinar lleva los dedos enfundados en condones de sabor plátano.

Según contó Temprano, una amiga suya le dijo que para el ceviche le quitara las pepitas al tomate. Tiempo para hacer un ceviche: cuatro días. Miguel, cariño, aquella amiga te odiaba mazo.

Para cuando acabas de quitar todas las pepitas el ceviche está que el pescado está como las pantorrillas de Tutankamón en agosto.

Principal: Tortitas de atún del estrecho. Como su hija ha nacido en Tarifa “le tienen un gran respeto al atún, que es la vaca del mar“.

1.- Si llega a nacer la niña en Murcia le tendrían un gran respeto al zarangollo.

2.- Temprano, ten cojones y ordeña un atún.

Mientras cocinaba se le cayó un trozo de atún y lo cogió del suelo y se lo comió. El suelo tenía las líneas de las baldosas más negras que el corazón de Voldemort. También se le cayó la cebolla. Miguel Temprano necesita una tabla de cortar con barreras. Los alimentos huyen de él.

Total, que el plato era un burrito hecho con atún. Para “cambiarle el rollo” lo puso en un plato verde. ¡¡HOSTIA!! ¡¡GENIO!!

spanish yes GIF by MasterChef España

Te has reventado la hernia con ese cambio de rollo, tronco.

Y para acabar de modernizarlo puso las pepitas del tomate de antes en la tortita. Normal. Yo me paso tres días quitando pepitas y las uso aunque sea para plántármelas en el mismísimo asterisco.

En el ceviche las pepitas molestan, en una tortita son caviar. Las semillas de tomate ni se crean ni se destruyen, simplemente las cambias de sitio y ahorras.

Postre: El último adiós. Era un margarita de fresa. Coincido con el sentir general. Voy a cenar a casa de un colega y me pone eso de postre y le quemo la casa con su familia dentro.

Vimos un vídeo de Mar Segura caminando por las calles de Madrid. Llevaba un vestido de un precioso color naranja que sólo le faltaba subir la bombona de butano al quinto. Naranjito tenía un poster de Mar Segura en su habitación.

A todo ésto Nagore estaba en un plan que si por ella fuera daría una charla sobre torturas medievales e invitaría a Miguel Temprano para que hiciera de ejemplo. “Miguel Temprano representa todo lo que me provoca acidez y gases en el estómago”, o sea, Miguel representa judías pintas con lentejas y salsa de garbanzos.

Y la primera en llegar fue Nagore, claro, para que estuvieran los dos cómodos y compartieran confidencias. Y no montaron una fiesta de pijamas y se hicieron un tatuaje de Friends Forever porque no les dio tiempo.

A Nagore le dio un poco de repelús la decoración de Miguel Temprano, que parecía un bar dedicado a la Legión. De hecho, hay acuartelamientos de la Legión que tienen menos cosas de la Legión que la casa de Miguel Temprano.

Caballeros legionarios, si os falta algo del cuartel, lo tiene Miguel Temprano en su casa. Creo que este hombre por las noches huele calzoncillos de color verde caqui.

De entrante les había puesto guacamole amasado con sus propias manos. Nagore se habría comido antes una mierda de zombi amasada por un leproso.

Ismael llegó con un extintor, para hacer una metáfora de apagar fuegos, pero Miguel Temprano cometió el error de dejar el extintor cerca de Nagore, que podría meter ese extintor por el gaznate a Miguel antes de que el muchacho se diera cuenta de lo que estaba pasando.

Cabreas a Nagore y estás cagando espuma anti-incendios un año.

Pero conozcamos un poco mejor a Nagore. Aquí tenemos a la pequeña Nagore a los cinco años, con un compañero del colegio que le cogió el boli sin pedir permiso.

choke GIF

Total, que todavía en el aperitivo Ismael sacó a relucir “la puñalada” que Miguel le dio tras Supervivientes: Miguel publicó un artículo (por el que le dieron 12.000 euros) sobre Ismael Beiro y en el que decía que…

ESPERA.

ESPERA.

NO ME JODAS.

¿12.000 PUTOS EUROS POR UN ARTÍCULO?

face GIF

Mi vida es una mierda.

En fin… Nagore e Ismael se fueron a cotillear. En el despacho de Temprano había más banderas de España que en una fábrica de banderas de España. “¿Qué es ésto, qué es ésto?”, decía Nagore con una mezcla entre miedo y asco.

Si entra en el despacho y se encuentra fotos de coprofagia y necrofilia le da menos cosa que ese despacho.

Pero no, lo que tenía Miguel eran muchas fotos de Alessandro Lecquio. Miguel Temprano se va a la cama pensando en Lecquio. Espero que no se lleve esas diapositivas al baño.

Y como todos sus comensales le tienen el mismo aprecio que a una hernia de colon, aprovecharon que estaba preparando el primer plato para coger una guindilla mexicana y le untarla en la boca de la botella cerveza. Pero untada que el vidrio casi llega al punto de fusión.

Y claro, Miguel bebió y se le quedó la boca que si besa a un dragón le hace quemaduras el pobre bicho.

hot GIF

El caso es que el ceviche gustó bastante, aunque resulta que ahí tenían todos una licenciarura en Ingeniería Cevíchica y le pusieron pegas.

Miguel Temprano estuvo seis años robando-pactando posados con Lecquio, incluida la encerrona a Mar Flores, a la que sacaron en la cama con el italiano estando ella emparejá.

“¿Una persona que hace ese tipo de cosas es buena persona?” le preguntó mar y Temprano le dijo que los que venden armas son peores. Nos ha jodido y los traficantes de armas te dirán que los que roban bebés para misas negras son peores. Y los de las misas negras te dirán que el que los que le dicen a Paquirrín que canta bien son peores.

Ya en el segundo Miguel le había puesto un burrito doble a Ismael Beiro y Nagore se cogió un puteo que lo de Dios inundando el mundo para erradicar a la raza humana estaba solo un poco molesto a su lado.

Se cabreó porque a las mujeres no les habían puesto doble y como sus compañeras comensales no dijeron nada exclamó: “¡Vaya par de tías chochonas!”. Para Nagore cualquiera que no se meta 11.500 calorías en una cena es una mierda pinchada en un palo. Nagore cenó una vez con Obelix y como sólo se comió dos jabalíes le preguntó si estaba a dieta.

Y se levantó y le quitó el plato a Ismael y se puso ella el burrito doble. Si estáis en un restaurante y entra Nagore comed todo lo que podáis y deprisa.

El caso es que Nagore tenía razón, porque Miguel es de los que creen que los machos aún salen a cazar mamuts mientras las hembras esperan en la cueva con los niños duchados y cenados y el periódico y las zapatillas preparadas.

gorilla wtf GIF

Sobre el burrito Mar dijo que le gustaba el picante, pero que el suyo picaba demasiado. “Me entró calor por el cuerpo, unos sudores… quería quitarme la ropa”, dijo Mar, que no es que le picara la boca, eso es que en lo más íntimo quería chilli.

Lo que pasó es que Mar se había puesto sin querer en el burrito un chile picante de esos que pican tanto que te los comes y después de cagarlo en lugar de una almorrana tienes un carboncillo.

En el burrito de Nagore se encontró un plástico. Pero un plástico que se podía hacer un invernadero con él. Para que luego digan que los mares no están contaminados. Ese atún tenía más plástico que una muñeca de Famosa.

Llegó el postre:

¿Por qué a mí se me queda cara del Fary y a los demás no?“, preguntó Nagore después de probarlo y poner unas caras de arcada que si en lugar de un margarita le ponen un meadita le pasa mejor.

“Es de los mejores margaritas que he probado nunca, pero de los peores postres que he probado jamás. No se puede considerar postre un vómito de perro. Eso era un batido de tequila con fresas”, dijo Nagore. Y eso que estaba usando eufemismos. Si lo llega a decir con dureza Miguel Temprano acaba llorando.

Nagore es de esas personas que insultan con tanta gracia que se está cagando en todos tus ancestros, de la ameba primigenia a tu abuela, y te tienes que reír. Nagore se pone a faltar y es la Bernini del agravio.

El fin de fiesta consistía en parecer un hatajo de cretinos con sombreros mexicanos puestos. Y en el juego había que coger unos papeles y poner un defecto y una virtud de cada uno de los otros. Si Miguel quería peligro ya podía haber propuesto encender cartuchos de dinamita y y tratar de apagarlos con las nalgas.

Los mensajes:

“Ismael, buen humor y bienqueda”

“Ivonne: generosa y pasota”

“Mar: elegancia y falsedad maquillada”.

“Miguel: la virtud por descubrir. Y machista”.

“Nagore: Inteligente y sincera”.

JAJAJAJAJAJAJA

¿QUIÉN PODRÍA HABER ESCRITO ESOS MENSAJES?

who knows idk GIF

Y todas las respuestas eran de… Nagore. Los demás no habían contestado. Qué panda de aburridos, por el amor de Dios.

Puntuaciones: Ismael: 5. Mar: 6. Ivonne: 6. Nagore: 2. Hala, un 2. Si a Nagore la llegan a invitar a cenar en la sala de desperdicios de un hospital de tuberculosos les pone un 3.

La mala leche de Antonia Dell’Atte y el ‘pijerismo’ de Lomana marcan el estreno de ‘MasterChef Celebrity’

Antonia Dell’Atte, la bondad hecha mujer. (FOTO: TVE)

Hola a todas y todos. Ha arrancado un nuevo MasterChef celebrity (¿los programas usan diesel o gasolina para arrancar?) y hay dos claras protagonistas: Antonia Dell’Atte y Carmen Lomana, las dos tienen una mala leche que si dejas una vaca muerta tres días al sol tendría menos mala leche.

La diferencia es que Antonia sabe cocinar y Carmen Lomana necesita ayuda hasta para tirar de la cadena, a juzgar por lo que vimos anoche. Pero vamos en orden, que la primera entrega de la tercra edición de MasterChef dejó mucho y muy bueno.

Lo primero que vimos fue un vídeo de Mario Vaquerizo en su casa. Tenía la nevera como un estudiante de Filosofía: vacía. Si come lo que sale de esa nevera es normal que esté hecho un figurín. Con lo que había ahí dentro no engordaría ni un chihuahua con el tiroides estropeado.

Para cocinar se puso una redecilla, pero ese pelazo necesitaba una malla de las de vallar fincas. El encuentro primigenio se hizo en un restaurante vacío y según llegaban tenían que ponerse a hacer algún plato. Mario se puso a hacer hamburguesas y cuando llegó Carmen Lomana le puso cara como de haberle encontrado  haciendo mierda con patatas.

Aquí todos somos muy amiguitos al principio, pero luego ya verás“… dijo Mario, que tiene el don de la clarividencia. Y es que me da que entre algunos concursantes se va a liar parda, pero parda tipo oso pardo con la rabia mordiendo y arañando.

Lomana se puso a hacer una ensalada, a lo puto loco curradísimo, que no le den la jubilación anticipada a Lomana por el desgaste. Lo malo es que no había cogido un pelador en su vida y eso era como ver a un calvo intentando hacerse una trenza.

Destacó Ona Carbonell, que no dudó en recordar que ha ganado “20 medallas mundiales, 2 olímpias y 40 y pico internacionales”. La madre que la parió, se mueve en el agua que ya quisiera yo moverme así andando por la calle. Se puso a hacer vichyssoise, que se dice visisuá, pero lo escriben raro porque eso da mejor sabor.

Luego llegó María Castro, que me ha caído mejor que un chocolate con churros a las cuatro de la mañana.

Eso parecía una película de zombis porque cada vez que llegaba alguien todos se podían a gritar. Joder, que cuando el de la motosierra llegaba en La Matanza de Texas la gente hacía menos aspavientos.

Paula Prendes dijo que su madre era una gran cocinera. Lo que decimos todos, claro, más que nada para poder seguir yendo los domingos a gorronear sin que nos pongan laxante en las lentejas.

Óscar Higares llegó fuerte, porque se puso a hacer un solomillo wellington, lo normal que improvisas si descubres que tienes que cocinar de repente. Hay que empezar a ir a casa de Higares sin avisar, joder, que sales de ahí con un faisán a baja temperatura con salsa de trufa blanca y cuerno de unicornio entre pecho y espalda.

Para ser platos improvisados todos tenían más ingredientes que un Mercadona un lunes por la mañana. Era de una espontaneidad que asustaba.

Boris Izaguirre llegó con un traje de flores que debe coger olor a fritanga. Ese traje absorbe más aceite que el papel de cocina. De hecho estoy pensando en comprar uno igual para escurrir las croquetas.

Jaime Nava, el capitán de la selección masculina de Rugbi, llegó y Boris le cogió de esclavo para hacer un Chupe peruano, que no es una posición del kamasutra, sino un plato de pescado. “Todo lo que sea chupe es bueno”, le respondió el maromo a Boris, jugando con fuego.

Boris se puso dos pieles de patata debajo de los ojos porque “la patata te chupa la bolsa del ojo”. La patata es peor que un murciélago con hambre de tres días. Y no, no probéis a poneros las mondas de patata en el toto porque sólo parecerá que tenéis eso como el cubo de los desperdicios.

Boris Izaguirre, cuidándose la piel:

jim carrey asparagus GIF

Dafne Fernández llegó embarazada, así que supongo que tendrá que comer por dos y cocinar por dos.

Iván Massagué salió corriendo en el vídeo de presentación. Pero no había corrido en su vida, iba reventado. Si alguna vez vuestra vida está en peligro y dependéis de que Iván se dé una carrerita corta, daos por jodidos. Su mentor fue Edu Soto, que le bautizó como Iván Massachef.

Luego llegó Antonia Dell’Atte, también vestida como para cocinar un pepinillo en vinagre y poco más. Creo que llegó ya cabreada porque no había una escalinata de mármol por la que bajar.

Cuando ya tuvieron la comida lista, que si eso lo cocinaron ellos yo soy Marta Sánchez en mis ratos libres, Eva González llegó para reincorporarse al trabajo después la baja maternal, carrito de bebé incluido. Lucía la típica sonrisa de reincorporarse al trabajo.

jim carrey GIF

Llegó la primera prueba de cocinado y al comenzar Boris Izaguirre no estaba, llegó tarde porque según dijo el avión de Miami se había retrasado. Santiago Segura pidió una sanción para él. Si Segura por él fuera le habrían azotado sobre su vitrocerámica. El director tiene la empatía fresca como la cara de Voldemort.

Antonia le pidió a Pepe que le ayudara de vez en cuando “con un soplo”. Pero se debía referir a un soplo en el corazón, porque empezó a hablar de Pepe en unos términos como de sentirse sucio. “Pepe es muy guapo y creo que no lo sabe”, dijo. “Pepe tiene algo de macho ibérico y creo que también de rabo de toro”, añadió Antonia, que haciendo metáforas es tan sutil como un verdugo curando el dolor de cabeza.

Nos pusieron un vídeo de Carmen Lomana en su casa, hablando con su empleada del hogar. Estaba la muchacha cocinando como una loca y llegó la Carmen a darle instrucciones de esas que te tocan el potorro más que un ginecólogo con Parkinson.

Para mí es como de mi familia“, dijo Lomana, pero luego la pobre empleada tenía que dirigire a Lomana como “señora” y le lleva la comida a la mesa para servirla. Lo normal que le haces a tu familia. Yo voy a casa de mi madre y no me llama señorito y la escupo a la cara.

Otra cosa que haces con tu familia es tratarlas como a la mierda. “Pero me tienes que traer el otro cubierto de servir“, le dijo a la empleada cuando lle llevó la comida, con una cara de mala leche que si esa pobre mujer es de su familia debe ser su suegra.

“Yo lo que quiero es que no me riñáis, pero sobre todo por mi hija“, rogó el primer día Paz Vega. Y Jordi, que cuando el hombre del saco no come su mamá le amenaza con que va a venir Jordi, miró a camára y se dirigió a la hija de Paz para decir “lo siento, te lo digo de antemano”. Esa niña está ahora en el psicólogo.

La primera prueba consistió en una caja misteriosa. Pero el presupuesto apretaba y sólo había una caja misteriosa para cada dos. Todas tenían 16 ingredientes y tenían que quedarse con 8 cada uno, negociando el reparto.

Boris y Antonia estuvieron a punto de apuñalarse por un ramillete de romero. Antonia ha llegado a perseguir a gitanas para que le vendieran romero. Qué obsesión con el romero, joder, que se pone menos nervioso Drácula mirando el cuello de una jirafa que esta mujer con el plantujo ese.

Los miembros del jurado hicieron una porra a ver quién se cortaba antes. Me encantan las necroporras. La cosa estaba entre Boris, Mario y Jaime. Pero Paula Prendes estaba usando un cuchillo con el que podrías matar un rinoceronte para pelar una patata, así que también estaba en la terna.

Y el ganador fue… ¡¡JAIME!! Se hizo un corte en el pulgar que ahora tiene dos dedos pulgares. De dio tal tajo que el invitado especial del programa de anoche fue el Doctor Cavadas.

“Un aplauso para Jaime que se ha lesionado y va a salir adelante“, pidió Mario Vaquerizo, como si se hubiera lesionado la médula espinal. Boris también se cortó, pero no estuvo al borde de la muerte, así que no cuenta.

Santiago Segura se puso a limpiar una lubina y las escamas saltaban que van a sacar escamas hasta del techo. A este hombre le das un par de besugos grandes y puede currar de cañón de confeti en una cabalgata.

A Antonia se le cayó una patata al suelo y ahí la dejó, esperando que se recogiera ella sola. Todo el mundo sabe que si dejas media patata en el suelo aparecen los duendecillos de las divas y se la comen.

“Estoy un poco excitada”, dijo Paula Prendes a Jordi Cruz cuando se acercó a ver qué hacía y sí, lo interpretaron por la parte cochinera. Con él iba Miguel Ángel Muñoz, en calidad de ganador de la primera edición y se fue para casa con el ego más dañado que los pulmones de Darth Vader. “Está bien que esté Miguel Ángel, pero ¿por qué no ha venido Saúl?”, preguntó Paula, en referencia al maromazo Saúl Craviotto, que ganó la segunda edición.

Qué platos más gays, por favor“, dijo Boris sobre la vajilla, porque no encontraba platos heteros. Cuando vayáis a IKEA preguntad por los platos de vuestra orientación sexual preferida.

Iván y Paz fueron los primeros en llevar sus platos a la cata.

Paz había hecho una “Fantasía bobina”, que era carne con cuscús. Y ella misma empezó a criticar su plato antes de que el jurado hablara, diciendo que era como un plato combinado. Si a Paz la pones de comercial en Amazon tienen que cerrar al segundo día.

Iván había hecho un Crijiente de remolacha con caldo de garbanzos. Había metido en el plato todo lo que tenía, no metió el grifo de la encimera de milagro. “Me gusta mucho el toque crujiente de la tierra en las colmenillas”, le dijo Jordi, porque eso tenía más arena que un macetero.

Boris había preparado un ‘Risotto Antonia’. El emplatado era como un vómito de cabra, pero explicó que es “emplatadofóbico, el emplatado es una mariconada y yo ya soy bastante maricón para estar cayendo en más mariconadas”. A Boris le gusta que le pongas las cosas en el plato como si se hubiera caído la comida al suelo y la hubiera estado pisando una piara de cerdos.

Antonia había hecho ‘Pollo Borrachero’, porque le había echado tanto alcohol que eso parecía el estómago de un hooligan inglés un sábado por la noche. No estaba malo, pero no cerró la puñetera boca durante la valoración del jurado, lo que le jodió horrores a Jordi Cruz, que prefiere que le infles el hígado a puñetazos a que le interrumpas cuando habla.

María Castro había hecho una Crema de Calabaza y lentejas creativa. Y dejó la cocina que parecía la sala de despiece de un matadero. Esa cocina estaba tan sucia y daba tanto asquito que si la pones al microscopio ves a las bacterias yéndose de allí con cara de asco.

Xuxo Jones había hecho unas cigalas con arroz. Xuxo también había dejado la cocina que ahí no entran ni las ratas de lo sucia que estaba. y su arroz se lo das a un perro famélico y prefiere comerse su propia pata gangrenada que ese plato.

Ona había hecho “Abanico de colores”. Joder, tenía una pinta que parecía un cuadro. Pero no les gustó aunque el atún estaba bueno. ¿No le dan demasiada caña a esta chica?

Jaime Nava había hecho una “cocina con cariño, desprende amor… se llama arroz cervecero”. Joder, qué día de usar la cerveza para todo. Eso parecía un homenaje a Mario Vaquerizo, que cuando hace calor suda Mahou.

Óscar había hecho “Campo”. Era pluma ibérica con puré de apionabo y verdinas. Les gustó mucho el plato. Pero claro, le dijeron que le juzgarán al nivel de ese primer día. O sea, como a los empollones de la clase, que sacan un día sacan ocho y les echan la bronca como si hubieran dejado el plato en blanco. Ventajas de ser de los que aprobaban por los pelos, que un día sacas un 8 y te hacen una fiesta.

Dafne hizo un arroz cromático con setas amarillas. “Joe, qué cara”, exclamó, porque los miembros del jurado pusieron cara como de estar bebiendo un cóctel de arsénico y cianuro con guindillas. Lo de cromático era porque quien se come eso se pone amarillo-morado de antes de vomitar. “Esto te saca a la primera”, dijo Jordi muy sutil.

Miguel Ángel Muñoz la defendió con uñas y dientes, porque son compañeros. Y se vivió un momento muy emotivo que a su lado Marco encontrando a su madre parecía un monólogo de humor.

Carmen Lomana es una envidiosa de manual. Es la típica que tiene excusas y que es capaz de retorcer la realidad como el que escurre una bayeta. Vio que el plato de Santiago estaba mejor que el suyo y le acusó de haberse quedado con todos los ingredientes, cuando el pescado lo rechazó ella misma porque había que limpiarlo.

Santiago Segura había hecho una Lubina al horno con jenjibre y al jurado le gustó. A Carmen Lomana le sentó como un tiro en el estómago porque ella había hecho una ‘Ensalada de quinoa desestructurada’ que consistía en un engrudo que no había probado ni ella.

Lo probó Boris y estuvo a punto de morir. Tuvieron que darle hasta agua. Los Borgia envenenaban a sus enemigos con la misma receta que hizo Carmen Lomana.

No puedo tolerar la desgana“, le dijo Jordi a la mujer pija, que a su lado la Preysler parece una señora de campo sacando patatas de un bancal. Y Lomana le dijo que estaba equivocado, pero las formas flojas de Lomana eran de risa. No tiene sangre en las venas, os lo juro.

“Soy una persona muy trabajadora y perserverante”, dijo. Sí, se lo curra mucho dándole instrucciones a la empleada del hogar. Persevera hasta que la pobre sirvienta hace lo que ella quiere.

Vaquerizo había hecho Carabineros a la plancha con minimalismo en su propia salsa. “Qué manera de cargarte los carabineros“, le dijeron. Y es que tenía unos carabineros de esos que vas a comprarlos y tienes que darle al pescadero a tu hijo primogénito y los cocinó como el que se hace unas pechugas de pollo a la plancha.

Paula Prendes hizo un ‘Qué verde era mi valle’. Porque el plato era como un valle y lo de dentro verde. Poniendo nombres a las cosas Paula es una genia. Ella a la tortilla española le llamaría ‘Cosa amarilla redonda’.

Los dos mejores platos fueron los de Boris y Óscar. Y el ganador de la prueba fue… ¡¡OSCAR!!

La prueba de exteriores era en la Plaza de España de Madrid. Había más mirones que en una actuación en directo en el Salón Erótico de Barcelona. Había tantos jubilados mirando que el la Seguridad Social aprovechó para repartir las pensiones allí mismo.

El jurado se presentó en un coche de época conducido por Samantha Vallejo-Nájera, que iba conduciendo que eso lo ven los de Fast and Furius y les da vértigo. Y dejó el coche aparcado en un sitio que TVE va a tener que vender Prado del Rey para pagar la multa.

Los comensales de la prueba eran los artistas del elenco de Billy Elliot (que por cierto, es musicalazo que si vais a Madrid tenéis que ver). El elenco eran 100 personas. La mitad de la población de España trabaja en Billy Elliot.

Quiché de jamón y queso, una merluza con crema, un solomillo de ternera y tarta de zanahoria era el menú.

“A mí me encanta amasar“, dijo Lomana. Sí, amasar fortunas, que esta mujer piensa que su empleada del hogar se llama Thermomix González. “Yo no he cortado una cebolla en mi vida”, explicó la mujer que lleva el pelo tan duro por la laca que la DGT se lo ha homologado para ir en moto.

María Castro curraba como una jabata y Carmen Lomana se dedicaba a poner peros. Y luego se puso a cortar las quiches que parecía que estaba a cámara lenta.  A Lomana le dijeron que la cortara en 11 porciones pero ella las cortó en 10 porque le dio la gana. ¿Cómo va a calcular 11 porciones sin una empleada del hogar cerca?

Esa mujer debería ir al médico, porque tiene menos fuerza que un bebé de dos días. No podía soportar el peso de una sartén el rato de servir. Carmen Lomana necesita un exoesqueleto para sobrevivir. Para ella un abrefácil es más complicado que abrir a bocaos las puertas de Constantinopla.

Me encanta Paula Prendes y su dulzura. “Eso… a tomar por culo la canela”, dijo en un momento dado. “Ante el estrés me salen brotes de mala leche”, explicó después. Cuando Hulk está rompiendo edificios lo único que teme es a Paula Prendes cabreada.

En el equipo de Boris él era el capitán, pero la que mandaba era Antonia. “Yo como capitán me he sentido divino, muy sexy”, dijo Boris, que como capitán podría igualarse en pericia al del Titanic. Boris acabó la prueba con el delantal impecable. Estaba como para hacer un anuncio de detergentes.

Cocinaban al aire libre y estaba cayendo una lluvia que de fondo se podía ver a Noé haciendo otra arca y los platos de merluza acabaron que la merluza se puso a nadar de nuevo. Y como se olvidaron de una bandeja de merluza en el horno del otro equipo les faltaban 25 raciones de merluza por servir en el último momento.

Así que los niños de Billy Eliot estaban famélicos que cuando acabaron de comer en MasterChef se tuvieron que ir al McDonald’s de al lado.

La tarta de zanahoria era un drama. Las zanahorias habrían querido ser devoradas por conejos antes que acabar en esa tarta. Eso no era tarta, era un insulto a la repostería.

Cuando llegó la valoración los miembros del jurado querían hacer su crítica con una escopeta recortada. Estaban felices.  ¡Samantha elogió mucho a Mario Vaquerizo, porque se hizo con el equipo y logró salvar un poco el cocinado organizando.

Hay una diferencia entre mandar y ser una mosca cojonera”, le dijo Santiago Segura a Antonia, que durante el cocinado se puso a dar órdenes que oyéndola se le habrían achicado los testículos a un sargento de la Legión. Antonia tolera las críticas igual que los supositorios con la forma y el tamaño de una piña.

“De eso nada”, dijo Carmen cuando le dijeron que había cocinado lento. “Es que tenéis una guasita conmigo”, se quejó. “He picado 5 cebollas”, destacó.

star trek do not want GIF

UOOOOO hostiaaaaaaaaaaaa ¡¡PAREN LAS MÁQUINAS!! ¡¡Medalla al mérito en el trabajo para Lomana!! ¡¡Premio Nobel del hernie verraco!!

En cualquier caso, el jurado eligió a Antonia como la mejor de la prueba. Al ser la mejor, podía salvar a un aspirante de la prueba de eliminación. Eligió a Paz Vega, que no podía estar más contenta.

“Porque es una mujer del sur, como yo, trabajadora y siempre me ha demostrado lealtad”, le dijo a Paz con tono de Braveheart dando un discurso y se puso a llorar hasta Pepe.

Prueba de eliminación.

Apareció un cocinero que hace unos bombones que da pena comérselos. Llevó bombones de 20 sabores distintos. Se puso a nombrarlos uno a uno y el programa acabó a las seis de la mañana.

El caso es que cada uno de los concursantes tenía que hacer tres sabores, que les tenía que asignar Antonia Dell’Atte. Y sí, podía darles los fáciles. María Castro incluso le dijo como hacerlo para que a todos les tocaran los sencillos pero Antonia pasó como de comer mierda.

Se puso a repartir y a Paula Prendes le dio tres bombones que si le da tres puñaladas habría sido más fácil cocinarlas. “Antonia ha venido a por mí, mucho el beso, el beso… me cago en la leche con el beso“, dijo Paula enfadada con razón.

Dafne estuvo a punto de parir allí mismo con tal de que le dieran los bombones más fáciles. Y casi lo hizo, porque se tropezó con Mario Vaquerizo que le dio una leche que casi sale el bebé que lo tienen que coger al vuelo desde la galería.

Paula Prendes se puso a colorear los moldes de su bombón de labios rojos y parecía una grafitera pintando a escondidas en la M-30 a las tres de la mañana. En la parte de extender el chocolate parecía que estaban enfoscando una pared.

Cata.

Óscar Higares. Sus bombones no tenían mala pinta y el señor chocolatero, con el que me querría casar, le elogió.

Mario Vaquerizo. Tenían un aspecto bastante bueno, brillaban mucho. Samantha se puso a cortar los bombones para verlos por dentro y Mario Vaquerizo y Boris se pusieron a llorar como si estuviera apuñalando a su abuela en una misa satánica.

Ona. Los bombones eran molones, pero Jordi le dio mucha caña diciendo que lo había hecho muy despacio. ¿Por qué de darán tanta caña a esta pobre mujer?

Iván. Le dieron un 10 de actitud. Lo de los bombones ya tal.

Paula. “Me he sentido como vaca sin cencerro” aseguró y la cagó, porque hizo unos bombones bastante molones, pero los que imitaban unos labios tenían un color como de habérselos pintado dentro de un todo terreno cayendo por un barranco.

El caso es que algunos de los bombones se habían quedado vacíos, porque había rellenado sólo unos pocos y al servirlos, eligió los más bonitos y no los que tenían relleno. “Yo me quiero morir ahora mismo”, dijo, porque es muy poco melodramática.

A Dafne le pasó lo mismo, que unos estaban rellenos y otros no. Pero a ella no le dieron caña, porque ella sí estaba rellena y no fuera que con el disgusto la liaran.

El mejor de la prueba fue Iván Massagué. Las tres peores fueron Ona, Dafne y Paula. Y se fue… ¡Paula!

Me dio mucha, mucha muchísima pena. ¡REPESCA YA!

Cómo provocar arcadas a tus invitados o el postre de Ivonne Reyes en ‘Ven a cenar conmigo’

Los comensales de Ivonne, acojonados.

En la cocina hay que tener mucho cuidado con las metáforas visuales. Si quieres ser Dalí te dejas unos bigotes como para colgar las llaves y sales de un huevo gigante, pero no te pongas a crear con la cocina porque tu metáfora puede acabar siendo un horror como para espantar a la monja fantasma de la peli esa.

Os hablo de Ivonne Reyes, que anoche fue la primera anfitriona de la nueva temporada de Ven a Cenar Conmigo Gourmet Edition. Lo de Gourmet significa que a los concursantes hay que darles más dinero para que vayan. Las hijas de Felipe VI y el hijo de Ivonne son los únicos a los que les dices “los reyes son los padres” y no se cogen ningún disgusto.

La venezolana se mostró en su vídeo de presentación en una barra de Pole Dance. Lo que pasa es que bailaba en la barra con la gracia y la plasticidad de un caco borracho tratando de trepar por el canalón de una fachada.

Se subió en la barra agarrada con las piernas y boca abajo y un bombero entrando en un incendio desnudo y meando para apagarlo se juega menos la vida que Ivonne ahí subida. He visto gente ahorcada que estaba más a gusto que Ivonne encaramada ahí, como Batman frotándose una almorrana.

“En el amor voy bien, estoy súper tranquila y abierta al amor“, dijo Reyes. Traducción: no me como un colín, a ver si llega alguien aunque sea medio decente que es la hora de merendar y yo estoy sin mi bocata de fuet.

“Me han seguido paparazzis, a veces más y otras menos”, afirmó. Traducción: ahora no me sigue ni el guardia de seguridad del Media Markt si salgo con una tele debajo del brazo.

Vamos con sus invitados y contrincantes.

Miguel Temprano: periodista y reportero gráfico. O sea, paparazzi. ¿Si este hombre llegaba tarde a clase le decían “Temprano, llega tarde”? Joder, qué paradoja. Eso abre brechas en el espacio tiempo a la que te descuidas.

“He conocido gente muy interesante y gente horrosa“, afirmó el paparazzi que se piensa que es Mickey Mouse en Disneylandia para conocer sólo gente buena y maravillosa. Yo es que sólo conozco a Gandhi y a la Madre Teresa, no te jode.

“Soy cristiano y católico”, afirmó y se puso a relatar los sitios en los que había estado y eran todos de mal rollo. Pero no mal rollo playa de Benidorm un 15 de agosto, no, mal rollo de despertarse en medio de la noche y ver a Pablo Motos vestido de enfermera sexy y poniéndote cara de deseo.

Nagore Robles. Qué jodido debe ser ir al médico y que te diga “estás como un roble” y no saber como qué miembro de tu familia estás. “En el amor soy como en la vida, soy muy intensa, pero luego soy sentimental, emocional, visceral, de todo o nada”. ¿Visceral será tipo Dexter?

“Soy un tanto inestable, a lo mejor un día soy muy happy y al otro se me tuerce el morro y no soporto nada”, alegó. Mira, eso me gusta, emoción, suspense, lo mismo te llevas un beso que una hostia. En realidad es un amor, que yo la conozco. Sí, soy un famoso que se codea con famosos. Como Juan ‘El Golosina’ más o menos.

Mar Segura, empresaria. Más finolis que levantar el meñique al beber en una copa. Sí, lo tengo que decir: Es fina y Segura. A Mar le encanta pasear a orillas del ídem dándole patadas al agua como si le debiera dinero. La Barceloneta la hizo ella de una hostia con todo el empeine.

Mar organiza eventos, así como raves o botellones, no sé, y su casa hace que el Museo del Prado parezca poco decorado. No es que Mar tenga horror vacui, es que vas a su casa y no sabes de qué color son las paredes. Los muros tienen más alcayatas que ladrillos. Te acabas antes Arco que el pasillo de la casa de Mar.

“Llevo 25 años sin comer en casa, sin comer carne y sintiendo impotencia de la situación política”, dijo. Para Mar la unidad mínima de medida del tiempo son 25 años. Imaginaos lo que es eso para pedir citas para depilarse el rododendro.

red jacket hair flip GIF

Antes encuentras comida en medio del desierto del Gobi que en la cocina de Mar. La última vez que olió a comida en casa de Mar los dinosaurios aún podían tirarse pedos.

Ismael Beiro, es “cómico y productor musical“, o sea, que produce música. Yo también: toco El himno de la alegría con la mano metida en el sobaco y aleteando con el brazo.

“Hay que ser positivo y optimista, es la única forma de que te salgan bien las cosas“, aseguró. Bueno, también puedes hacerlas bien, pero no me hagáis mucho caso. Mejor ser positivos y optimistas.

– ¡Doctor perdemos al paciente! ¿Le damos lidocaina, descargas, le quitamos de encima al lobo que le está comiendo las entrañas, o algo? 

– ¡No, quietos, seamos positivos y optimistas!

– Doctor, el paciente ha muerto. 

– Ha pasado a mejor vida. Otro triunfo del optimismo. 

Siempre lleva en los bolsillos una piedra de cuarzo, un botón y una cruz. Debe ser un espectáculo verle pasar el control de un aeropuerto. Lleva el bolsillo tan lleno de mierda que no se posan ahí ni las gaviotas.

El menú

Entrante: El jardín de los reyes. Ahí no había jardín por ningún lado. Eran raviolis rellenos de queso de cabra y queso de untar. En mitad de revolver ambos quesos se sacó el brillo de labios de entre las tetas. Anda que no he visto yo veces a Arguiñano hacer lo mismo.

Batió los dos quesos hasta que ninguno de los dos sabía quién era. La clave del plato es que acabe vomitando del mareo hasta la cabra de la que salió la leche del queso. No los mezcló, los fusionó a nivel molecular. Ahora en la tabla periódica de los elementos han puesto el QSo entre el Berilio y el Magnesio.

Al rellenar los raviolis les ponía tanta cantidad que con un solo ravioli comía una familia de Murcia dos domingos seguidos. Y por si era poco poder matar a un león del empacho, a los raviolis les puso piña ahogada en mantequilla y unos tacos de foie más crudos que el futuro de Paquirrín como modelo.

Plato principal: Mar de seducción. Mar pensaba que se lo habían puesto por ella. Los planetas giran al rededor del Sol y el Sol gira al rededor de Mar. Joder, qué amor propio.

El plato eran trozos de merluza asada con azúcar y con salsa de verduras y langostinos. Tenía buena pinta, pero lo del “mar” de seducción debía ser por la cantidad de salsa. Ahora el plato de Ivonne sale en los Atlas. Colón pensaba que el camino más corto a las Indias era atravesando la merluza de Ivonne.

Postre: El punto dulce. Haciéndolo se le escapó un huevo rodando, que cogió con la cadera. Digo cadera por no decir potorro. Eso sí que es una metáfora bonita, leche.

Total, que era un crep con helado, fresa y chocolate desparramado.

– Ivonne, ¿usamos una manga pastelera para decorar con el chocolate?

– No, que me he comprado una cosa por Amazon…

michaelmarczewski dog poop don't look at me i can't go when you watch GIF

Sí, ese chocolate era como el rastro de un animal herido. Herido en el cacas. Si Hansel y Gretel hubieran dejado un rastro como ese habría sido la bruja la que habría acabado en el horno de ellos.

La cena.

Miguel Temprano llegó temprano y fue el primero y resulta que se conocían. Ivonne se emocionó como si hubiera entrado Papá Noel con un cupón del Euromillones premiado. Tan contentos estaban que se dieron un besito en los morritos sin querer. ¿Sin querer?

La siguiente fue Nagore. También se conocían. Creo que no hay nadie que no se conozca.

Pero resulta que a Nagore no le cae nada bien Miguel Temprano. Pero no es que le caiga mal, es que si Nagore llega a estar en la tabla del Titanic antes la quema que dejar que suba Temprano.

Como vengáis todos mujeres me vais a poner a trabajar“, dijo el paparazzi. Por menos de eso conozco barrios donde te dan tres mojás con la faca y te dejan como un expositor de tripas.

“Yo no sé si soy demasiado machirulo, o demasiado hetero o demasiado chapado a la antigua pero hay algo en mí que le irrita”, dijo de Nagore. Muchacho, ¿qué le va a irritar? ¿Que hables de una forma que a tu lado las pelis de Pajares y Esteso son alegatos feministas?.

Llegó Mar Segura y no la conocía ni Cristo. El día que vaya al cielo San Pedro va a tener que buscarla en la lista.

Ismael fue el último en llegar, tal como fue el último en salir de la casa de GH en la primera edición. También se conocían y Miguel Temprano “se la jugó”, algo que Temprano describió como “una experiencia traumática” en Supervivientes. Vamos, que Temprano le dio una puñalada a Ismael tan profunda que la punta del cuchillo se quemó con el núcleo terrestre.

Ivonne es de las que esperan a que un hombre le mueva la silla para sentarse. Es una mujer independiente.

Nagore era la única que se daba cuenta de los detalles, frases y sentencias como de castillo del siglo XII de Temprano, que sólo faltaba que alguien defendiera el derecho de pernada.

A Mar la mesa le pareció pobre. Pero claro, como ella es más recargada que la mula de Juan Valdez, todo lo que no sea Isabel II sirviéndole la cena le parece pobre.

Llegó el primer plato e Ismael preguntó que dónde estaba el jardín. Ivonne Reyes tiene una biblia donde dice que el vergel del Edén era un ravioli y Dios echó a Adán y Eva de un plato de macarrones.

Ivonne acertó de pleno con Nagore, que es: “intolerante al gluten, la lactosa y a Miguel Temprano“. JA JA JA Para hacer pleno con las cosas que pueden matar a Nagore a Ivonne sólo le faltó poner cianuro en la receta.

“¿Habéis tenido algo entre vosotros?”, preguntó Nagore a Temprano e Ivonne, que no dejaban de pelar la pava que sólo les faltaba probar los geles de placer. Nagore lo preguntó sin anestesia. Nagore te opera de apendicitis con una navaja oxidada y todavía le parece mal que chilles.

El ravioli no se lo acabó nadie, pero claro, es que eran tan gordos que eso lo dejas en una pradera con 200 buitres y acaban todos con sobrepeso y las arterias como una alcantarilla llena de toallitas húmedas.

Me esperaba que me dieras tu esencia tropical“, le dijo Temprano a Ivonne para valorar el plato. A lo mejor Temprano es como un dementor y te se lleva tu esencia. Pero tropical, que mediterránea le repite.

“De verdad qué mujeres, no les gusta nada la cocina. Al final los mejores cocineros son hombres. Es un comentario que dirán que soy machista. A la mujer no le gusta cocinar”, dijo Temprano. ¿Machista? No, hombre no, a tí te llaman las de Femen cuando tienen dudas. Miguel Temprano era el que le hacía los libros a Simone de Beauvoir.

“Nagore me cae bien pero es que no sé lo que le he hecho”, dijo Temprano, lo que es igual que si a Hannibal Lecter le llamara la atención que una de sus víctimas le pusiera mala cara.

Ivonne estuvo a punto de matar a Nagore por segunda vez, porque le dijo que el segundo plato no llevaba harina, pero llevaba. O no. O sí. Ni siquiera lo tenía claro. Pero a esas alturas Nagore tenía ya más hambre que un agujero negro, así que se lo comió igualmente. Creo que en ese momento le pones una brocheta de escorpiones y se los come con una sonrisa.

La merluza del segundo plato estaba tan fría que si la acabas de pescar en el Cantábrico aún tiene un par de grados más. Esa merluza se la das a un pingüino y la mete en el microondas antes de comérsela. En las discotecas pijas de Ibiza ya no te ponen hielo en la copa, te echan merluza de Ivonne Reyes.

Y le había puesto tanta salsa que con eso se podía rociar el Everest y mojar pan en todo el Himalaya. Mar no cocinó la merluza, le hizo un acuario para que fuera libre de nuevo.

Y llegaron los postres. Y si el postre de muestra parecía un círculo de caca los postres que sacó eran un muestrario de cómo puede ser un mojón. En las escuelas de medicina utilizan los platos de Ivonne para explicar las diferentes afecciones que puede tener la digestión humana.

“Yo le habría llamado Miró dulce”, dijo Beiro del plato. Pues yo le habría llamado “Miró se comió la ensaladilla equivocada y va al baño cada cinco minutos”.

El fin de fiesta era Juan Peña. NPI de quién era. Al parecer es un tipo que canta en saraos pijos. Por eso no le conocía yo. A mí si no actúa en el Metro o en McDonald’s me es completamente ajeno.

Y lo de Peña debe venir de que que ahí había más peña que en la cola del INEM. Además del cantante había músicos y hasta un barman haciendo cócteles. A Ivonne la tontería le ha salido por un ojo de la cara.

Puntuaciones.

Mar: 6. Nagore: 4. Temprano: 6. Beiro: 5. Um… creo que se merecía un poco más.

¿Quién es Aurah Ruiz de Gran Hermano VIP 6?

Aurah Ruiz (FOTO: telecinco.es)

Amigas y amigos:

Inicio con éste perfil en coña, por otra parte como todo lo que hago, una relación de análisis de los nuevos y flamantes concursantes de Gran Hermano VIP 6, que está a puntito de comenzar.

Y empiezo por la más famosa de todas, una persona que va a Hollywood y Scarlett Johansson le pide un selfie, una mujer cuyo nombre abre las puertas de cualquier reservado VIP en la mejor discoteca de Nueva York… ella es… Aurah Ruiz.

Ya, sí, era coña ¿Quién es Aurah Ruiz? 

Pues aquí está el tito Gus para informaros. ¿La cotización del Yen? ¿Los derroteros socioeconómicos en Oriente Medio? ¿Últimos avances en nanorobótica? Ni pajolera idea, pero de ésto sí que os puedo enseñar. 

Aurah es expretendienta de Ángel Vico en Mujeres y Hombres y Viceversa. Si me pides que identifique a Ángel Vico en una rueda de reconocimiento lo tendría que hacer al azar, porque no le pongo cara. Ni cara, ni pies, ni ninguna parte del cuerpo.

Total, que Aurah comenzó su carrera como pretendienta (hay más expretendientas y expretendientes de MYHYV que medusas en el mar) de un maromo. Se lo ligó, pero la cosa salió mal.

Como es una muchacha sin prejuicio ninguno empezó a salir con Paquirrín y eso antes de que se operara. Sólo por eso me cae bien. Cualquier persona capaz de ver las virtudes de otra persona más allá del físico y enamorarse de ellas desinteresadamente merece mi simpatía.

Animated GIF

Así que Aurah se ligó a Paquirrín, pero la cosa salió mal. Y empezó a salir con el futbolista Jesé Rodríguez. Si soy un ignorante en la mayoría de las cosas, en lo del fútbol estoy en blanco nuclear. Pero vamos, que es un señor que le da patadas a un balón.

Y con él tuvo un hijo, pero la relación también terminó mal.

Y nada, ahora la muchacha entra a concursar. ¿Dará juego? ¿Habrá enamoramiento dentro de la casa?

Cosas que no entran en la cabeza: el pollo a secas de ‘Ven a Cenar Conmigo’

Javier, muy prepararse y muy poco rematar.

Qué decepción. Napoleón preso en isla de Santa Elena y comiéndose los mocos en medio del océano Atlántico, a 1.800 km de la tierra firme más cercana, después de haber sido emperador de medio mundo, tenía mejor estado de ánimo que los comensales de anoche (y muchos espectadores) después de la cena de Javier, el último anfitrión de la semana.

Porque la cena del muchacho era clavada a la cena que te pondría una abuela. Una abuela vaga y que te odie. Si Javier hubiera estado en la prehistoria aún seríamos recolectores, que da menos trabajo que eso de cazar o cultivar ná.

Pero vayamos por partes, porque las cosas ordenadas son mejores.

Javier es un guaperas que se gana la vida como profesor de Educación Física y está preparando un IronMan, que no es hacerse una armadura chula que vuele y dispare cosas, sino nadar 3,9 km en mar abierto, hacer 180 km en bicicleta y correr una maratón de 42,2 km. Todo seguido y sin parar.

¿PERO POR QUÉ, POR EL AMOR DE DIOS?

Si yo me canso viendo tres episodios seguidos en Netflix y esta gente está 12 y 14 horas haciendo ejercicio. ¿Cómo vamos a hacer deporte los demás si se lo gastan todo estos egoístas?

Total, que Javier afirmó que “el deporte lo es todo, es una filosofía de vida“. Y Ahí estaba Sócrates, hecho un cebón, qué mierda de filósofo era, todo el día pensando cosas en lugar de correr como una gacela hiperactiva.

“Empecé siendo nadador, luego me metí a hacer judo, atletismo y bikram yoga“, aseguró el maromo, que dura en los deportes lo mismo que una ración de croquetas la mesa de Falete.

“Así me hice actor, pero siempre jugando con la profesión“, añadió este muchacho, que sale en el anuncio de un banco actualmente.

Javier cocinó dentro de una berenjena, porque su cocina tenía un color violeta machacón que si pasas más de diez minutos ahí te vuelves daltónico por desgaste de ojo.

– ¿Y cómo dice que quiere que le decoremos la cocina?

– Así como para ponerme morado.

– Hecho.

El actorjudocanadadoryogimasoquista se puso gorrito de chef, que es lo que cualquiera se pone en su casa a diario para cocinar. Eso fue lo más sofisticado y parecido a cocinar que hizo en toda la puñetera jornada.

En paralelo, Dilenia seguía con lo suyo: “Soñé que nos iba a abrir la puerta con un traje de cocinero“, confesó la muchacha, que probablemente se refería a que le abría la puerta con un llevaba un delantal. Y ya.

Así quería ser recibida Dilenia en casa de Javier:

male GIF

Menú:

Bueno, menú por llamarle de alguna forma.

Entrante: Pura Vida.

Era un puñetero puré de zanahoria. Patata, cebolla y zanahoria. Innovador. Atrevido. Vanguardista. Es un genio. Y los tontos de los hermanos Roca haciendo platos de cuatro ingredientes o más. Flipaos.

Por si fuera poco Javier cocinando es como un cani macarrilla con las puertas del carro abiertas y el maquineo a todo meter en el parking de la discoteca.

Y es que todo el mundo pensó que sabría cocinar, que haría platos elaborados… pero un buitre leonado comiéndose una oveja muerta se ha currado más su cena que Javier.

El muchacho usó un cuchillo para cortar las verduras tan pequeño que apuñalas con eso a un chihuahua y no lo matas. La Guardia Civil te pilla con eso y te echa la bronca por no llevar una cosa más grande.

Plato Principal: Cómete una experiencia. 

Se tenía que haber llamado: Cómete una poca mierda. Eran “muslos de contrapollo”, según dijo. Ojo, no contramuslos de pollo, no, “muslos de contrapollo”.

Un muslo de contrapollo es un muslo de un animal que lucha contra los pollos. Aquí tenemos un ejemplar en plena faena.

chicken fighting GIF

Para cocinarlo se puso a cantar la canción de Libre de Nino Bravo. Bueno, en su carrera actoral ya sabemos que no va a hacer musicales. Nino Bravo no se revolvió en su tumba, es que sufrió convulsiones. Ni una puta nota en su sitio. La melodía, cosida a navajazos. La letra, más inventada que un novio de Leticia Sabater.

Y el emplatado del plato principal eran los trozos de pollo chorreando y ya. La experiencia que te comes con ese plato es el aburrimiento. En serio, que eran dos trozos de pollo de mierda en medio del plato.

¡¡¡HAZ UNAS PUTAS PATATAS FRITAS, O ARROZ, JODER ALGO UN PUTO ALGO!!!

Diccionario Javier-Español, Español-Javier:

Guarnición 
Del Lat. nasti de plasti.

1. f. La puta nada, el vacío, la soledad.

2. f. El espacio sobrante que se queda en un plato donde pones un pollo porque no te sale de los testículos poner nada más.

Javier es de los que te sirve un vaso vacío por si no quieres tomar nada. Y si quieres tomar algo te lo sirve vacío igual.

Postre: Sabor de amor.

“Dedicado a mi novia, porque tiene mucho amor”, alegó. El postre llevaba ocho limones. El limón es ácido y agrio. Chica, te está queriendo decir algo.

Le añadió yogures naturales apuñalados y un bote entero de leche condensada. Postre patrocinado por Medicamentos Petes, medicamentos para tu diabetes.

Y luego la mezcla se echaba en un bol y se dejaba derramar por toda la nevera, que es lo que hizo Javier. Eso le da un retrogusto a derramado en boca que se agradece mucho.

El emplatado era una charca del líquido de derrame con fresas, estrellitas de caramelo muy de que las use un adulto y un corazón de chocolate blanco. Todos los elementos como luchando por no morir ahogados.

Llegó la cena.

La primera en llegar fue Dilenia, que claro, no sabía que Javier tiene novia. Y por si Javier no le gustaba lo suficiente, su chalete también le gustó. Pero es que si Javier llega a vivir en una choza compartida con un mapache rabioso en medio de una ciénaga a Dilenia le habría gustado igual.

Javier recibió a sus invitados con champán y un plato de piedras. Sí, había un plato de piedras en medio de la mesa, por si en medio del cóctel sientes la necesidad repentina de reventarte los dientes. Pero también había jamón caro.

La Monja Hammon llegó vestida de blanco y parecía el Doodle de Google homenaje a la niña de la curva. Sales a pasear así por un arcén cualquier noche y provocas infartos. La Monja Hammon cruza la esquina de un pasillo de hotel y están las gemelas de El Resplandor y las que se asustan son las niñas.

“Vamos a echar un ojete por ahí”, dijo Dilenia cuando se fueron a cotillear. Echar un ojete es poner tu culo desnudo en todas las superficies, de forma que a partir de ese momento todo esté decorado con lunares.

Y al dormitorio que se fueron, claro. Javier había dejado unas espadas encima de la cama, que es lo típico que dejas en la cama, a ver si llegas cansado después de ir de fiesta, te echas a dormir y acabas con un pulmón perforado.

Llegó el primer plato. La Monja Hammon iba ese día poseída por el diablo del sarcasmo y según vio el plato dijo: “Esto qué es, ¿puré como en el cole?”. Pues sí, porque estaba soso. No fuera a ser que supiera a algo.

A mí me gustan las cosas calientes“, dijo Javier sobre la temperatura del puré y ahí se agarró Dilenia, a un clavo ardiendo, claro.

¿TE GUSTAN LAS COSAS CALIENTES?

hints GIF

Raquel le dijo que una crema caliente para una cena de verano no la veía. “Le falta sal y sobre todo mucho más jamón“, le dijo, porque eso no era pura vida, era puro puré.

“Estuve en Hollywood trabajando”, se chuleó Javier, que tampoco es que dijera que trabajara de actor. Que lo mismo estuvo currando de camarero en un Foster Hollywood. Raquel dijo que eso a ella no le impresionaba. A Raquel le recita su currículum Katherine Hepburn mientras hace malabares con sus cuatro Oscar y no le impresiona.

Llegó el segundo plato y claro, eso era más pobre que una rata con hipoteca a 40 años.

Y aunque parecía que sirvió el pollo sin guarnición, no era verdad. Lo sirvió acompañado de sus santísimos cojones, porque hay que tenerlos más gordos que King Kong tras un año sin follar para servir el pollo solo en medio del plato.

Papi, a mi me gusta la comida caliente, pero está un poco frío, pero me ha venido el aroma y olía fenomenal”, dijo Dilenia, que ya no sabía qué eufemismo usar. Encima frío. ¿Por qué no les escupió a todos a la cara que por lo menos habría estado el lapo caliente?

Llegó el postre. Había repetido el mejunje blanco de limón así que había para todos. “El postre ha sido una especie de resurrección“, dijo Hammon, porque al parecer estaba bueno y a todos les gustó. O eso o que tenían hambre.

Es un postre dedicado a mi novia, romántico“, confesó en la mesa Javier y la cara de Dilenia fue como de haber anunciado que se le había caído arsénico en el postre.

Animated GIF

Poco después la Monja Hammon y Dilenia se enzarzaron en una discusión sobre lo higiénico y sanitario de meter un bol en medio de una salsa, como hizo Monja en su cena. Y Dilenia casi acaba llorando porque vio que Hammon estaba mal a causa de su crítica y se puso triste por haberla ofendido.

Y se fundieron en un abrazo sincero y natural. Dilenia es un sol. Monja también, porque tan meritorio es disculparse como aceptar una disculpa.

Aplauso lento y sentido para ellas.

El fin de fiesta que preparó Javier era una especie de escenario improvisado en el patio en el que el muchacho recitó La casada infiel, de Lorca, que es un poemazo, pero tiene poco de festivo.

Ya puestos podría haber recitado:

La pena os ataca
y os va a comer la mierda
por la pata.
Vuestros parientes muertos
y se os va a caer el pelo
esto es una fiesta
pero se os indigesta

Y encima ponía acento como andaluz descafeinado y acabó el poema con un “¡AHÍ QUEDA ESO!”, que es como todos los grandes poetas acaban todas sus obras.

Por una mirada, un mundo;
por una sonrisa, un cielo;
por un beso… ¡Yo no sé
qué te diera por un beso!
¡Ahí queda eso!
¡Moza, que ti ví a comer tol queso!

Puntuaciones. Charly: 6. Monja: 6. Dilenia. 5. Raquel: 5.

Así que ganaba Raquel, con 28 puntos, pero podían cambiar uno de sus votos al ser la última cena, como todos sabéis.

“Aquí traigo el premio calentito”, anunció Javier al aparecer con la bandeja de los 3.000 euros y Raquel le dio el mayor zasca de la historia: “De tu menú es lo que más me gusta, creo”.

bravo applause GIF

Resultados: En cuarto lugar, Monja. En tercer lugar, Dilenia y Javier. En segundo lugar, Charly.

¡¡Y GANÓ RAQUEL!!

Justa ganadora. Injusto el tercer puesto de Javi empatado con Dilenia, ella lo hizo mil veces mejor e infinitamente más currado.

Javier cambió su voto de 2 a la Monja y le dio un 4. Y Dilenia cambió el 7 que le dio a Charly por un 8.

El peor momento de Karlos Arguiñano: le atribuyen una desastrosa receta en ‘Ven a cenar conmigo’

El plato que no se comería una cabra.

¿Sabéis cuando un valenciano va por ahí y ve que a un plato de arroz con chorizo y gambas le han llamado paella? Pues eso no es nada con lo que debió sentir anoche Karlos Arguiñano cuando en Ven a Cenar Conmigo (uno de los mejores programas de la tele hoy por hoy) dijeron que habían hecho una receta suya.

Porque eso no era una receta de Arguiñano, eso era el papel donde Arguiñano prueba los bolis a ver si pintan. Eso no era un plato, eso no era una receta, eso era un artículo del Código Penal.

Pero vamos a contar cronológicamente cómo fue la cena en la que la Monja Hammon fue la anfitriona. “Soy una monja protestante y también soy artista”, dijo la muchacha, que canta. Lo de protestante debe ser por lo que protestan los vecinos cuando ella hace arte en casa.

“Cuando voy a la calle busco sitios donde haya gente para predicarles y explicarles las cosas que va a hacer Dios en su vida”, explicó. Esta mujer puede trabajar en una embotelladora de Coca-Cola dando chapas a las botellas. Yo estoy en un parque y esta mujer se me aparece para predicarme el evangelio y me salen canas. Antes le pido a la niña de la curva que me lea un libro de Stephen King.

Frases de la anfitriona:

“La gente está todo el día pecando a más no poder en estos tiempos”. Sí, claro, ojalá.

“El sexo fuera del matrimonio es pecado”. Y dentro del matrimonio es un milagro.

“Las mentiras son un pecado”. No, son una forma de sobrevivir.

“La fornicación es un pecado gordo”. El tamaño no importa, Hammon.

“Codiciar las cosas de tu vecina es pecado también”. Quitad vuestros ojos envidiosos de los geranios de la terraza de al lado.

“Yo en la cocina soy una crack porque sabéis que las monjas hacemos mucho ayuno y abstinencia”. No sé qué decir a esto…

“El objetivo mío es que el reino de los cielos baje”. ¿Y no es más fácil que subas tú, mujer?

El menú:

Entrante: Delicias del convento.

“En los conventos no se come mal, vamos, se ponen las monjas… no veas cómo se ponen“, dijo Javier, que fue criado por monjas, al parecer. O eso o se documentó con obras rigurosamente científicas como Fray Perico y su borrico o Marcelino Pan y Vino.

Eran pimientos del piquillo rellenos de bacalao, pero perpetrados.

“Vamos a sacar un cuchillo de matar diablos“, dijo la Monja y sacó un machete con el que podrías matar a Godzilla. Y yo ya. La vi empuñando eso y ya me cagué que no voy a tener estreñimiento nunca jamás.

Monja Hammon usó dos tablas de cortar: una era un plato de madera de los de servir pulpo y el otro una tabla requemada, probablemente del arca de Noé.

Se puso a cantar “Aleluyah” mientras cocinaba y se le cortó la mahonesa a todo el mundo en seis kilómetros a la redonda. Esta mujer era la quinta jinete del Apocalipsis, pero se quedó atrás porque no tenía caballo.

Una muerte por una espina de pescado en una cena de una monja, qué ignominia”, dijo la muchacha mientras quitaba espinas al bacalao cocido. Yo creo que Ignominia era la palabra del día y forzó un poco la cosa para poder usarla.

Rellenó los pimientos con el bacalao, la cebolla y el pimiento en unos trozos tan grandes que podrían atragantar al Megalodón de la película.

“Vamos a ver cómo emplatamos estos piquillos y que queden bonitos“, dijo. Yo los habría servido debajo de hormigón armado.

Al final echó nata aguada con caldo de pescado en el fondo de un plato, dos espárragos formando una cruz, porque en el Gólgota se daban mucho los espárragos, y le puso los piquillos “a modo de lenguas de fuego que representaban la caída del espíritu santo el día de San Pentecostés”.

pedro what GIF

También le echó salpicón de marisco “a ambos lados de la cruz”. El salpicón representaba a San Juan y a María Magdalena. Y el gilipollas de Tiziano pintando cuadros de María, cuando podía poner salpicón de marisco en un lienzo y a correr.

Principal: Kebab Cristiano. “Variante del Kebab tradicional, solo que cristianizado”. Pero al estilo de las primeras colonizaciones: con sangre, fuego y sarampión. “Las especias que lleva mi carne del kebab son secretas“, dijo, mejor, la forma de hacer una bomba atómica y la receta de ese kebab no se deben saber. Una podría destruir a la humanidad y la bomba atómica es peligrosa.

La carne tenía aspecto de ser el plato combinado que sirven en el comedor de empleados del tercer círculo del infierno de Dante. Lo emplató con hummus, lechuga, setas y salsa de yogur. El plato debió llamarse: El señor de la mesa cuatro me ha dicho que le guardemos las sobras para el perro.

Postre: Maná del desierto. Que sea bicarbonato, por favor.

“Esta es una recetita misteriosa del convento“, dijo Hammon. ¿De qué convento, que vaya para allá la Guardia Civil?”.

No sé qué era el postre. Llevaba yogur y harina y… no sé, muchas cosas. Le metió la batidora y el pobre aparato hacía arcadas y se resistía a entrar en esa mezcla.

Y lo metió al horno. El horno no vomitó de milagro. Y lo que salió de ahí… cuando las arenas movedizas van andando le dicen a sus hijos que tengan cuidado con los postres de Hammon.

Si a Pompeya la llega a enterrar la masa del postre de la Monja Hammon aún no se habría descubierto la ciudad. Eso se lo encuentran enterrado al hacer un túnel para el metro y lo tienen que rodear.

Encima de la masa puso chocolate derretido (requemado y con más grumos que el vómito de una cabra) y un bloque de sorbete de café helado del que salía una pajita. El resultado final era como si un satélite espía hubiera caído encima de una mierda de vaca enferma.

La cena

El techo del salón de la Monja Hammon era una pintura al fresco. Al fresco de una tarde de invierno, porque eran como nubarrones que estás viendo la tele en el sofá con chubasquero por si acaso.

Os juro por dios que me voy a hacer camisetas con las caras de Raquel y de Dilenia cada vez que entraban en una estancia nueva de la casa de Hammon. Eran una mezcla entre sentir miedo y preguntarse, ¿estoy sufriendo un derrame cerebral?

Tendencia en las pasarelas…

Por todos lados había cuadros y esculturas que… ¿sabéis la obra de Saturno devorando a sus hijos? Pues eso era un puto póster de la SuperPop al lado de lo que tenía la monja en las paredes.

En casa de la Monja Hammon una vez hubo un poltergeist, pero duró poco porque al espíritu le daba miedo quedarse solo en esa casa.

Charly y Raquel se fueron a cotillear. Eso es tener más valor que un pavo entrando a ver qué hay en la fábrica de Campofrío.

En el dormitorio de Hammon, que daba tanto mal rollo que ahí va a follar Nacho Vidal y le da un gatillazo, había unos CD de la Monja y su título de psicóloga. Sí, en serio. Es psicóloga y ha grabado un disco.

Raquel flipaba muchísimo con lo del título de psicología. Si encuentra gente descuartizada en el armario hubiera flipado menos y le habría cuadrado más.

Llegó el primer plato y nadie se atrevía a ser el primero en probarlo. La mejor valoración fue la de Dilenia: “No, no me he quemado la lengua… pero quería quemármela”. JA JA JA

Y llegó el palo para el carismático cocinero: “La receta es de Arguiñano”, se defendió la Monja. Ahora está Arguiñano en la puerta de una comisaría esperando a que abran para ponerle una denuncia por injurias y calumnias.

“En un principio Dios me hablaba y un día me dijo ‘este es el momento de cruzar tu mar rojo, avanza, no mires atrás'”. Joder. La Monja Hammon no es que tenga revelaciones místicas, es que tiene el móvil lleno de mensajes de voz de whatsapp del altísimo.

Estaban todos los comensales de risas esperando el segundo plato y llegó. Y si por la puerta llega a entrar la muerte con la guadaña no se ponen más serios que viendo el kebab de la Monja Hammon.

Digamos que es la comida que te dan en el purgatorio. Porque te comes eso y te purgas. No te queda dentro ni aire. Ese plato te mata la flora bacteriana y hasta las tenias.

¿Yo me comería eso? Kebab.

JA JA JA JA JA

Perdón, tenía que decirlo.

Las valoraciones del plato de la Monja habrían hecho que la Abeja Maya entrara en depresión. La madre de Marco se fue de casa porque le dijeron lo mismo de un plato suyo.

Y el postre… Las larvas de alien son igualitas que el postre que les puso la mujer a sus invitados. Cuando lo probaron… bueno, digamos que se puede hacer un catálogo de ceños fruncidos, cejas levantadas y gestos de ¿Pero qué cojones…?.

Si llega a estar Judas en esa cena no entrega a la Monja Hammon a los romanos, la entrega a la Mafia China por lo menos.

La fiesta final era un concierto de la Monja Hammon. Dí que sí, mujer, que sufran hasta el final.

OS JURO QUE ME DESCOJONÉ VIENDO LA CARA DE RAQUEL según iba oyendo le letra de la canción de Hammon:

Satanás mintió

en el infierno no hay rock and roll

las mujeres son calvas

y sin (¿gramos?) (¿granos?)

y mucho menos drogas 

Y con todo, acabaron todos abrazándose y coreando el nombre de la Monja, que en el fondo tiene su punto.

“El señor me ha acompañado esta noche, porque he visto su mano en muchos detalles y cosas que yo no tenía controladas”, dijo Hammon al final. Joder, pues si la cena salió así y estaba Dios de pinche, si no llega a estar se monta la III Guerra Mundial.

Puntuaciones: Charly: 4. Dilenia: 4. Javier: 2. Raquel: 4.

Cuando el chocolate explota: tragedia cocinera en ‘Ven a cenar conmigo’

Dilenia, con la cocina llena de gotelé.

Si hay algún peligro en los tutoriales de Instagram y YouTube y esos sitios es ver cómo los demás hacen las cosas y creerte que tú las puedes hacer igual. Y no. Y luego hay accidentes que dejan tu cocina como si Peppa Pig hubiera estado saltando en un charco de barro encima de la vitrocerámica.

La cocina que quedó que era más fácil prenderle fuego que limpiarla fue la de Dilenia, de profesión, tiradora de trastos a Javier y en sus ratos libres auxiliar de enfermería.

“Yo me considero una persona introvertida, extrovertida, por las buenas buenas y por las malas, malas”, dijo de sí misma, que con esa frase en Hollywood se montan una secuela de El Código Da Vinci con Tom Hanks dos horas y media tratando de averiguar qué significa.

“Vivimos el Carpe Diem y mañana Dios dirá”, resumió la muchacha su filosofía de vida, porque “las penas ya llegan solas”. Qué hijas de puta las penas, fijo que tienen GPS, porque te encuentran siempre.

En el vídeo de presentación salía bailando enfrente de un descampado donde no había más que rastrojos. Ni música ni hostias, pero ahí estaba Dilenia dándolo todo con un sol capaz de matar a una chicharra. Rave extrema. Eso no era un after hour, era un after week por lo menos.

Menú:

Entrante: Barcaguate. “La receta está basada en el aguacate y la voy a presentar en un barquito”, explicó Dilenia. Ya, nos imaginamos que no pretendías mantener en secreto la fórmula de la coca-cola despistando con ese nombre.

Dilenia se puso un delantal con estampado de paellas, al más puro estilo caribeño. Colón del primer viaje se trajo tabaco, patatas y paella en un tupper.

El plato llevaba plátano macho. Pero macho que sólo le faltaba tener pelo en el pecho para ser más macho. Ese plátano era tan macho que no le dejaron salir en Pasión de Gavilanes porque le hacía sombra a los otros tres maromos.

Dilenia lo frió “finito, pero gordito”. Si Dilenia se empeña es capaz de hacer la cuadratura del círculo con el Paint.

Mi Javuchi sale de aquí enamorao”, se automotivaba la muchacha, pero me da a mi que Javier no sale de ahí enamorado ni con un bebedizo.

Total, que el plato era básicamente un guacamole que echó en la propia piel del aguacate. Y el plátano iba de acompañamiento.

Principal: Timbal dominicano. Era carne cocinada con verduras, especias y azúcar, todo ello sobre arroz blanco.

Como su Javier es como un niño de cinco años y las ternillas le dan asco y no sabe apartarlas, Dilenia le limpió los filetes que sólo le faltó masticarlos y regurgitárselos en la boca durante la cena. Una mamá de cernícalo se lo curra menos para dar de comer a sus polluelos.

Eso sí, el plato tenía buena pinta.

Postre: Frutas derretidas. Quería hacer unas barcas de chocolate (o cúpulas quizá) mojando globos en chocolate.

Lo que pasa es que debió comprarlos en un bazar de todo a cien (ay, cuando eran todo a cien) y encima los inflaba con una presión de rueda de tractor y claro, era mojarlos en el chocolate y explotaban.

Al segundo que explotó la cocina ya estaba como el baño de un restaurante de carretera de Albacete con ostras en el menú.

hippo GIF

Espero que no estéis comiendo mientras leéis ésto.

En cualquier caso, he de decir que he visto películas porno menos explícitas que Dilenia untando mantequilla en los globos y entre eso y los churretones de chocolate que le corrían por las domingas el programa de anoche fue la experiencia más erótica de mi vida.

Al postre le metió pera, mango, papaya, “queso mascarpón”, que es mucho mejor que el queso “menoscarpón” y le añadió leche condensada como para endulzar el océano atlántico.

El primero en llegar a la cena fue Javier, que yo creo que se había tomado ocho cafés antes de llegar porque estaba muy venido arriba. Estaba más on fire que un Teletubbie en el Día Internacional de los Abrazos.

Bienvenido a tu casita“, le dijo Dilenia con una voz de ir a enseñarle una habitación llena de correas de cuero, bozales y maderos a los que atarle.

Le ofreció un cóctel y le dijo: “Puedes tomarlo con o sin paja“. Un consejo amigas y amigos: siempre con paja. Es mucho mejor. Más higiénico, digo, y dura más.

“A ver si hoy vas a venir tú a por mí, que yo sigo curiosa, ¿eh?”, le advirtió Dilenia.

Diccionario Dilenia-Español

Curiosa.
Del lat. Calenturiae.

1. adj. Te cogía y te daba más cabalgue que al caballo del Cid Campeador. U. t. c. s.

2. adj. Quítate la ropa, es para un experimento científico.

Después llegó Raquel, que dijo que Javier llegaba “visible” y más moreno, pero lo dijo con pinta de pillarle y hacerle la cosa esa de la cópula hasta dejarle blanco.

Yo no sé qué le ven a este chaval, de verdad, ¿qué tiene él que no tenga yo, aparte de pelo, abdominales, un cuerpo apolíneo, sonrisa seductora y carisma?

La Monja Hammnon llegó con un velo y un vestido que creo que pretendía ser estampado de tigre. Lo que pasa es que parecía más un borrador de cuando estaban pensando la serie de Pokémon. Era como un Pikachu criado en Chernóbil.

Mientras llegaba el primer plato Javier y Charly se fueron a cotillear por la casa y oh, sorpresa, acabaron en el dormitorio. Qué tontos: el armarito del cuarto de baño da más información de cualquier persona que cualquier dormitorio.

Dilenia había dejado fotos suyas sexys convenientemente colocadas, y no dejó condones sobre la cama alineados formando el nombre de Javier porque no le dio tiempo. También había una cofia de enfermera sexy. Sutilísimo.

No abrieron el cajón de la ropa interior, que es lo primero que yo siempre hago cuando voy a las casas de los demás. Ups, ¿he dicho eso en voz alta?

“Yo me voy a desmayar, a ver si sabe hacer el boca a boca“, dijo Javier riéndose cuando averigüaron que Dilenia se dedica a la sanidad. Se desmaya Javier y Dilenia le hace un papo-boca que lo despierta que no se vuelve a dormir en seis meses.

Llegó el primer plato y a todos les encantó. La Monja Hammon, a la que todos llaman ya “monji”, dijo que “el punto del plátano era extraño para mí porque no es algo que haya probado mucho”. Qué picarona, que no ha probado mucho un plátano macho… claro, es monja.

La Monja se chivó de que habían ido a cotillear y ella les explicó que curra de auxiliar “en dos residencias” de ancianos. “Una señora me dijo que lo mejor que te puede pasar es que si llegas a mayor te cuide una persona como tú me cuidas a mí“, dijo emocionada. Ole por ella y por el curro que hace.

A Javier le dijo que a él “estaría encantado de cuidarle”. Fijo que le encantaría ayudar a Javier a ducharse, por ejemplo.

Charly aprovechó el parón para hipnotizar a Raquel, porque cualquier momento es bueno para una hipnosis. Este hombre va por el metro y se aburre y te deja el vagón que hipnotiza hasta a los extintores.

whose line is it anyway flirting GIF

“Te vas al infierno con éstos”, dijo la Monja, que considera que “esas prácticas no se deben hacer en la mesa“, como si estuvieran sacándose mocos y pegándolos en el mantel.

“Con lo del diapasón ya te está manipulando la mente”, dijo la muchacha. Cuando Fox Mulder conoció a la Monja Hammon quitó el póster del ovni del despacho y puso una foto de la Monja Hammon. No está casada con Dios, está casada con la conspiranoia.

“Cuando regrese Dios a la tierra, ¿hallará fe?“, se preguntó. No, pero ya estarás tú ahí para comerle la oreja y darle la tabarra chivándote.

Y así Raquel no pudo hipnotizarse porque la Monja Hammon no se callaba y no la dejaba relajarse. La única forma de relajarse cuando Monja habla de religión es metiéndose un taladro industrial en el oído con la esperanza de que te deje sordo y después llegue al cerebro y te mate.

“Vas a ser un diablo con rabo y cuernos”, le dijo la Monja a Charly y ahí Charly estuvo fino y le dijo “los cuernos… no sé”. JA JA JA JA

Así como el primero triunfó el segundo logró triunfar como el Titanic. Javier le dijo que la carne estaba un poco dura para su gusto y que ya llevaban tres días comiendo carne y que eso era “un poco duro”. Oh, sí, durísimo. Anda que estás picando en una mina, blandengue.

– Señor el espía enemigo que hemos detenido no quiere hablar, le hemos torturado hasta la saciedad, hierros candentes, potro, silla de pinchos, cercenamiento de miembros…

– ¿Habéis probado a darle de cenar carne tres noches seguidas?

– ¡Señor, por favor, eso sería una crueldad!

Y así.

El timbal estaba comestible pero no para concurso“, dijo Hammon. Y Así como Dileniae n el primer plato casi llora de felicidad por los piropos, en el segundo casi llora, a secas.

Llegó el postre.

¡¡ESTO ESTÁ DE VICIO!!“, gritó la Monja Hammnon que va a estar seis meses rezando avemarías para compensar tanto gozo.

Para el fin de fiesta Dilenia se los llevó haciendo la conga por medio pueblo de San Agustín hasta que llegaron a una acera cualquiera y allí se montaron la movida. Y así es como empezó el 15M, niños.

“¿Pero eso qué diosa es?”, dijo Hammon cuando vio una falda Hawaiana de plástico. No hay nada más herético que eso. Todo el mundo sabe que las misas negras se hacen con faldas hawaianas.

Se pusieron pelucas de euro la unidad y se dedicaron a hacer la conga otra vez con un botijo y un rastrillo de fondo, lo que es muy caribeño, porque todo el mundo sabe que en el caribe si no tiene botijo no eres nadie.

“El fin de fiesta ha sido muy pobre”, dijo Javier de la fiesta de Dilenia. Vaya por Dios. Este chaval no le conviene a Dilenia para nada.

Puntuaciones. Charly: 7. Raquel: 6. Monja: 5. Javier: 4. Javier y Monja son un poco ruines… para mí que están pensando en los 3.000 euros del premio...