Trofeos, copas y medallas. La Copa de la Liga española: el invento de Núñez que sólo duró tres años

El trofeo, en las dependencias del Real Valladolid (realvalladolid.es).

Los buenos aficionados al fútbol conocen la Carabao Cup, el nombre comercial de la Copa de la Liga inglesa. Pero lo que algunos, quizá muchos, no recuerden es que en España también tuvimos una tercera competición, también llamada Copa de la Liga. Hoy vamos a conocerla un poco más de cerca.

El ideólogo de esta competición fue, en 1982, el entonces presidente del FC Barcelona, José Luis Núñez. El dirigente culé, que también fue el impulsor de la Supercopa, propuso la celebración de un tercer trofeo para aumentar los ingresos de los equipos de la Liga tanto en materia en taquilla como por televisión. Su temporada de estreno fue la 82/83.

Se jugaba en junio, cuando la temporada de Liga había acabado. Eran eliminatorias a doble partido (final incluida) y cada categoría (1ª, 2ª, 2ª B y 3ª División) tenía su propio torneo, si bien eso fue así en la primera edición. A partir de la segunda, competían 18 equipos de Primera, uno de Segunda, dos de Segunda B y uno de Tercera.

El primer año la ganó el FC Barcelona, que se enfrentó en la final al Real Madrid. En Madrid el resultado fue de 2-2 y en el Camp Nou ganó el Barcelona 2-1. Pero el primer año no fue tan exitoso como se pensaba, así que a partir del segundo año se añadió un nuevo aliciente: el ganador tendría plaza en la Copa de la UEFA del año siguiente.

En esa segunda edición, el ganador fue un sorprendente Real Valladolid, que se impuso al Atlético de Madrid en la final (0-0 en Madrid, 3-0 en Pucela, tras prórroga). Es, hasta el momento, el único título nacional del equipo castellano.

En la tercera edición hubo final madrileña, con victoria para el Real Madrid (3-2 en el Manzanares y 2-0 en Chamartín) y en la cuarta se impuso el Barcelona al Betis (1-0 en Sevilla y 2-0 en Barcelona).

Pero las fechas, muy cercanas al verano, el veto de TVE a que las autonómicas emitieran los partidos y la sobrecarga de partidos abocaron a este trofeo al fracaso. De hecho, en 1986 se disputó la última edición. Hubo un intento por prolongarlo un año más, con un triangular entre campeón de Liga, campeón de Copa y el ganador del grupo de los playoffs de la Liga (que jugaban los equipos del 7º al 12º de la Liga), pero tampoco cuajó.

El Barça, con dos títulos, lidera el palmarés histórico, mientras que el mexicano Hugo Sánchez es el máximo goleador del trofeo (14 goles). Como curiosidad, contaros que hubo tres Copas de la Liga de Segunda (la ganaron el At. Madrileño, el Castellón y el Oviedo), tres Copas de la Liga de Segunda B (una por cada uno de los dos grupos que había entonces, con victorias para Sporting B, Nástic, Sestao, Albacete -2- y Antequerano) y tres Copas de la Liga de Tercera (con victorias para Real Madrid aficionados, Tudelano y Conquense).

Os dejo con las imágenes de la segunda final:

Hasta mañana.

3 comentarios

  1. Dice ser Fonso

    Como curiosidad también está el hecho de que el único equipo invicto de la competición es el Sporting Atlético, que disputó sólo una edición (como campeón de 2ªB) y quedó eliminado en los penaltis tras empatar los dos partidos contra el Betis (0-0 en Gijón y 4-4 en Sevilla)

    08 noviembre 2018 | 12:37

  2. Dice ser Turinn

    “Su temporada de estreno fue la 82/82”. Bien.

    08 noviembre 2018 | 13:24

  3. Dice ser ruomalg

    Tenía ganas de conocer los detalles de esta competición que duró tan poco. No imaginaba que hubieran títulos para todas las categorías. Si organizar una copa de la liga ya suponía problemas de fechas teniendo el campeonato regular 34 jornadas, imagínate ahora. Tiene mucho mérito lo de los ingleses, aunque no me convence esto de cambiar fechas y aplazar o adelantar partidos en función de cómo se desarrollen las competiciones nacionales. Buen diseño el del trofeo.

    Gracias al triunfo en esta competición en 1986 el Barça evitó emular la temporada de las cinco finales perdidas del Madrid, sólo 3 años antes. Aunque, tras perder todo lo demás no había ya entre la afición ánimos para una celebración- A esto hay que sumarle que el Mundial ya había comenzado. Con estas circunstancias era difícil que la competición perdurara.

    09 noviembre 2018 | 00:06

Los comentarios están cerrados.